(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Mercurio peruano de historia, literatura, y noticias públicas que da à luz la Sociedad academica de amantes de Lima. Y en su nombre D. Jacinto Calero y Moreira. -- Tomo I. Enero ... 1791 -- Tomo XII. [1794]"




• f 



■mmwfr'' 



n 



j 



MERCURIO PERUANO 

DE HISTORIA , LITERATURA T NOTICIAS FÚBUCA$, 

QUE DA Á luz 
XA SOCIEDAD ACADÉMICA DE 

de Lima 

TOMO XL 

QUE COMPREHENDE 

LOS MESES DE 

MAYO , JUNIO , JULIO Y AGOSTO 
de 1794. 




"vV 








CON SUPERIOR Pl&ltíSO 
Gn lina: tn la laipccau Real 4c los Nifies Exp^skofti. 





,jtipLiat3f^^^'. 



I IB l llll ti 




. fe.iüoi'¿ti^ aa 



Nt 



-■■K "U > -^ ■ Vi t.í 



.-^JiB ■>.! 






I iiiP 












wn:';'; 



C OiTienzamos aTegretrieme d -I^mo XI. M J^rci/r/d 
&w^rto, q^edandp■ íonduid^ I? IM"^?''^ áec^dg,^ ^1^ f^ 
toaO d€^fttinos jncidemes fetfdfósós^ue p^aiéión lij^ 

©s 'líí^eparabíes áe: ti^a^íi las:í>bra^: fenodicas, Cjraójs ál 

zeló y eficacia deí:^^or PresiHenie, qút en medió, ^ 

"sus tareas ordinaria$ ha sabido vencer los obstaciilos,, i^o 

^éi2^ <^^ jej^: P?^*^^ i^'^^P^r 

?cftii' los maorís ¿eseos de' coir placer ,:ar - Publico í poro 

•^_j1- _i 1 ^L»:k:«Jrx *v»tV, íir-i í»rí aV fompntn de tari iniíboí— 



! 



'oijencra i%u ríos /suplementos; agfadajpiésacfeiiiás déipí ^. 
"^ue ccntiení el' "Mtrcmrio ;' mas ' ¿ gué haremof, quan|Ío 
* :despu€s .de algüíias exhibicj^nes .yoluntafias que han óíre- 
'^yo:!©^ .§pcÍ95,.no afonza toda^^ia^ei.p^pducío de las fub- 
*''aipci<Qjíies ,para los gastos ordí na.r fes. 'delía '.Prensa,.^ Ke- 
"^pariídws f Es'mé^e§r<r á Jí verdád;nVüc|a coiistanciá y 
zelo deí bien' gtpeial pra pji'Sfguu dna C^a í^^ 
ca, todos los Jueves y romingcs," en ''medio 'dé^ tantas 
esckeses. Estas imriden tairbien el que la Sociedad de a 

V^$ lúa 



i 





xn.f^r 



luz ayunos particulares mapas del Reyno que desea co--' 
tnunicar.ía|^üilicg,j|qfii^n|!tecew ^nptt>ÍQ falta.? En "dos- 
Cientos áfilos rio se ña- pul^headViíri birérl^wa^a'^^^^ Rey- 
^^ ^^^ f^m^ ^yrf^ Mn .Qpt^mVi^<^o millares, todos defec- 
tuosos. * ¿Por Q^b ' ef • rtües^tra ' Mtenlí orr ' í {j€go¿ q3e haya 
^."^.?^,^4^^ ^ ^^2 ios que se nos presentaren de las varias 
ProvinclaVde este dilatado Imperfó^^^sí como se diá ú 
áSj?^, S^^P^C'f^^ Saqiam^to.,. Unidos , 4vS pues, xodosopr 
unr manó- eWstfa^'pbdfa cbnrkguBda^^'fMil^^^ 
pa geríeral exacto, que'Vá Vanb 'se^ busca en los geógra- 
fos antiguos , ni. modernos. . t^' 
■^ ; i,. í^nn^ otros, que tenemos ' préjiarados es ' silmí^ 
ínpnte preciable el que- íeváritó d Ilínlíí. Señor' Arzt^ 
^p> de Santa]4¡;e.I)6ñ«B^ItáSar'J^me-M^^ C:omí- 
ipañon siendo ;pDÍspd de Trtjx?í!p ;^ quáhdo: émpréftenidí^ 
,y concluyo íeli¿níeme agüella ísmdsa^ Vísifc<^rsii dilá^ 
lada Diócesi , que és un perfecto modelo de las que de- 
ben practicar los; Prelados como Obispos, cdmo Ciudá- 
^3anos, y éómó" ííómbrés. ' Eíabíéhdose esparddtr jpor'cl 
.c^^y"9 ^ X#na?',. copias d^^tsxs. precioso mapa , 'sé^ fe- hé- 
^Cho también M C?ertó ínodb publica ísf' 0edÍ¿atoriaí de la 
Iriiendéncia y Obispado de Truxilld conque ío ofreció á 
Jos pies del Trono. Esta bellar producción da 'á conocer 
.el carácter de iquel Pigmsimd Prelado, y/es tambfe^ 
„.f?"^9 ún' índice, ó 'cómpenrdió dé sii' Visita. íntei^irt piíef 
lengámos el, gusto coftfo esperamos de ver grabado . hx 
^ Ji^apa, publicamos la Dedicatoria con tanta mayor tomw 
placencia, quanto que por este medio renovamos la pre- 
ciosa memoria de un Personage ilustre que vivió entre 
nosotros por tatitos año^, siempre con aquel áy re 'de siá- 
,^ Vidad y dulzura que le hicieron tan amable á' todó'eW 
jte^ Pueblo , á quien edificaba su ' arreglada Conducta, yad-* 
tniraba su ssleaa erudición. Dice así : ' - 



Ñ'AME "meior que V. M. cornpreliende quanto ím-; 
torta tó-a el buen gobierno de los Pueb os enla <s4- 
&f y t mporal fun perfecto- y cabal corioc, miento 
^e sugeVfí^ y d^ ■■'" tóstorw -natural^, en qmert^ 
!qs gobierna. Esta consideración unida al ardiente amor 
ZM ínftan'a de la mayor prosperidad de los Es«dos ; 
%rV' M. en general, y da ;ias ptwm«as;de ieste Ob.s- 
elád de mi calgü ehH>aTt!:ulaf y y «^ •'i'iw deseo de , 
Infor-^ar radicalmente á V. M. en " cümplimieirto de m. ; 
Xgacion con documeiiios yerdaderos; y cert^ del 
Ktadó actual :d¿ la disciplina c.viL, cliíistiana y f^^/ 
^;^y costumbres de esta 'dicha Di&esi,y;HÍe.;te;«^^ 

«nos 4as opürtunos -y' ^'^^ZW^^f^iS^tS^ 
te qué' lo necesiten; me estimulo en la V«iia^ gene^ral» 
que en ella, hice los años pasados dé '782, ^83^ X4 y «í, ^ 
¿demarcar las situaciones de sus lugares y provlnaas,.•. 
l,pa por' una, segurf lás'fuí visitóndo; yaumrlas todas:- 
Jesmiés^ -en- esta Carta" geitói-ál, 'Élife'cbll' f^l'^'^^^J^ 
S?f tóvePencia ófteSo^*' los ^eafesWtó^^íéV 
formada con toda exactitud y P""tüaMad. .i '^;:',,'^ ■..;': 

•:" '•-■■-' Digo formada cott toda exactitud' y puntuali- 
dad "üSr que ella comprehende todas las ciiidadeSi_pU*los. 
^rinciValesl, aldeas , ¿sfariciasV obra|es;&-ropa , irigenio^ 
le moler fetales v y de azüc* , ba<hendas ,^e P^^ 
var , V de ganados del Obispado : fixa' la 'Verdadera loiw. 
Situd V latitud de cada uno de los lugares, -tóntando el. 
Iieridiano del Pico de Tenerife: demuestra el origen de 

to'dos,!os ríos que tienen su nacimiento en la üwcesi, y las. 

lagunas de donde tbiJiatí"su''-Cvirso y dirección', y el' 

lumbo de sus costas manílüfá?" " desdff el Kió^^e ^Sam» 
hasta Caboblanoo., que es d de Sur , Sueste, Nordeste , 
.;jvv^.í¿*. if'KíÁL. , ' ■ .'.< aun-- ■ ■ 



i 



J 



^ mtw.mj 



cunque el de h costa del Perú desde eí Cahoúe Hot^ 
ms hasta el Istmo áe^mnmQ, ^cQTxe^n general Sueste 
^onieste, y sus puehos y caletas Vén las Islas inme- 
diatas ; y íinalmente señala la dirección de ía cordiiiera 
de ?4oSf ,j^|a4^s ;. J[o§ -; .c^í^k^s que ^fcguf en . dicha mi ^YMñ 
sü%í y;] la^. ^j^F<:)^áiidas:có¿gnarít^-'eoh"este. Ogis-paáo!'; '' 
' r^ni^r r,^h %- mismos' principios y; causas,^ y con &^t 
i^isnias miras ^queesta cart^,, tengo <hechps algunos apun-:- 
tamientos para formar una hi^storía general de este Óbis- 
p9do-í ó unas meinoiiss á lo meaos que nuedan seivir " 
p^aiiel]a:>;;.pero ^^s^a; obra ¿ara .ordenaiía;,. j:oi^ yc^'desé^' 
y-iis tepgo delineada, pide salud inas- Fobústá^que la qu&" 
#:íaígun tiempo á está parte desfruto^ y menos ócupa-i^ 
dones y cuidados de los que es necesario traiga con¿- 
*feo un - Obispadoque Norte Sur se extiende tvskguar 
dfe; camino de^e , Tambez . Iiasta el . ,Kío de Sama , jf'' 
2J4: I^g^^ lícste-O^st^. desde el P|iebIo , de Curaba sá^' 
€|l~ E Proyíi?cía ^e jp^ Motilones de Jtamás, basta Cabo-' 
blanco en If de Piura, «con 241.740 Almas derramadas por 
t(jdos Jos ángulos y rincones de 1 2 provincias de Váíli^L' 
Sierras y Monmiias, cada una .de eílas' de tanta o maybf 
eí5í^RSÍon .(ir-ÍO; mfijos á jo :|^rgo^ conio qtjaíqijiera ¿fe te¿ 
i^bispados mas ^Uatadps ; dé esta península " EüyopeaV Étf ^ 
tonces espero hace^; patente con toda claridad á los reífei* 
'ójoS de V M. que eí Reyno d'eí Perú^ y aun acaso én otro's 
délas Américas y de fuera de eílas son pocas ías especieí; 
aprlsclf b]^,. d©; -vegetales , aniniales y minerales que nor' 
j^0úm^a -y freiniengá; esi^,, Obispado , nítichas de [ eílá| 
de¿;iina excelente calidad sin cultivo líi behefícjo pártíciíi^ 
lar ; y que así :por estQ como por ía sanidad y dulzurí 
<íe sus xlimas en general, y la natural docilidad^ despego^ 
buena Ifidple y lealtad de sus habitantes, es muy dig- 
ñ^ de attueionny ,de U real protección de V. M. Sil 
lierrteno.cukiv^bk, ^peciaímem^ de, íos Valfes^ es tab fer^ 
til;;, qtie ^segun tengo í)ido y leiáo deí trigo, antes déí 
ieínb&- ,4ei año de' ¿687, rendía am fanegas por Aih^' 



maao 5?ue!e reriáir ha5W'';^a¿ír''Bsmt- misma femlida-d se 
experimenta á proporción cóñ los denlas gratws , legüm^ 
bres% cafia dulce , ^tVutas, horralizas , uvas y aceyíüms. 
Igualmente 'ahündaí de ^ál»ód<>n ^^ MnoV Gáfcao^v y cascari** 
Ha- démuy- bu^iii naturaleza V' y He* tabacos tanto ^ ques 
silrte (Ae ellos á- todo el ^eru y -á Chíléf , ciiyás espe^n 
cíes juzgo qne se podrail propagar y mejorar inmensa- 
mente según ló que tengo observardo con las tres prime-- 
ras ; y es , que habiéndolas kecha ^sembrar en los^' valles 
y' fjrxmndas en dónde no' sé ^éón(^íáilf-se 'han logr^dc^ 
todas díí' tan : btóf^' ó ine)¿r clalidad ,'y-«íi' 'tanta mbun*^ 
dáncía como- en Ibs parages de donde se tomo la semi^ 
llr, y lo mismo espero que ha de súcede^r con ia cas^ 
cá rula q ue he hecho ^sé siembre ■■ m ' iodos ^ tempera-* 
inéntosv por 'Habef' -visto qué' se da tñ todóf clima : donde 
llueve. Hay- añil ipM' dé "éáftipéch^^i €li@í dbs -lespecies ^ 
.. time de grarta íáütiqüé no sea tafi íina «como la de Nüp 
tá Espaiía, café , cülen , almendras de todos gé* 
fieros muy sabrosas; abundáíicia de inciensos , go^ 
.. mas , resinas V bálsamos -y aromas } caneíá , baimíía, tmds 
moscada \ y tanta suerte' de. tóaderas, qué yo tengo en níl 
poder testa 4S especies dístiíitas ;, aíguflífs muy 'rólidaSi 
suaves y vistosas , y otras muy fragrantés y de las qua 
creo pudiesen sacarse aceytes eseíiciaíes aromáticos , que 
tuviesen su lugar eii ía Méikíiiá ; mfimdad de- raices 
yerbas, y orro^ simples vulneráííos y medicinales ij 
írtuciiosv de ellos iriuy: eficaces, dé .lósíjué tengo for-*- 
ffiaíla una eOÍeccioíi por esTampíás,' coft • niña razón de 
sus. virtudes. De animales otiles, ninguno sé que falt« 
sino la viiiíiia y d esmeril de ia tierra ; y de ^ estos 
téñgo etica rgado-tt^e -«nviéí^^^aTguno^ de-" la ! píx)vinda$ 
(fldride se crian ( p^ria ver si pueden j^itípagarse en estas) 
V de otros; y señaládameríte de muías, tacase carneros, 
pú'ercos y cabra's ^ podría fácilmente proveet á otros 
Obispado*^. Avfes hay dé iuúriíembie^ eápecie^ , algunas 
i de 



j 




de elíaá nmy mf as, qomo 4rQíg^n@ró y .él ^Tronipetct© ..« 
de que teíígo uno para presenrarlo á V. M.^ así íknia-- - 
dos por 4a samejar^za de su música con la del órgano y ía 
trompeta. Sus qosias y íios., especiaímente Jos de las 
momañas, jahuñdan^ de -muy delicaflíjs .^pecies de .piscados., 5 
CHiEe los cítales ei que llaman Guarnan es rmejor para mí, 
gusio .qae ios que lie comido de las .costas de Caacabí;!* .' 
y. rios de esta Peninsiilív Ea quanto i metales , hay^ ', 
is3uchos lavaderos de .oro , y .mineraíes del mismo metaí-». 
y de plata de diferente ibenefi^io, entre los que se .^com-t 
piehende el.de ^^uayalgalloc en .Caxamai:^^, ,,,que ,por lo qu.5, 
nace á k abundancia iy* fey de' sus ím.,etáíes , .es sin dud^a^ 
uno de los. mas ricos d§ .qiíe dan noticia las histojias^^ 
También los -hay de tumbaga, ó <:obi;,e muy caigado de 
ci;o, como así ;mis,mo ds Sierro., .plomo y estaño, y, 
nb fáitanumotikos df eí,eer> que -también haya de azogug^j 
|Jay minas de amatistas., Gristal de s!*o^a.v piedra ^ iman,.í¡ 
y del inga ; -vítriote i.yerdev y blanco; 'alumbre de plumt 
y de r<)ca; salitre tóuy fino, sal gemma pur% blaaca, color?i!*- 
da y azul; y ríiuchos xpMos fósiles qiae no es posible in-^ 
dividuar aquí., de las que tambíets íengo ¡formada un?^ 
colección; ;, y otra de las jeintigaedades que he podido rer*-. 
^ogcr dei tiernpQ .¿e. la gmúíiá^á para cojtasagrarló .1075 
¿o^.kW,:M^ ' ■ ' '■'"; 

::w[i , : Ef^tQ :cs ea suma este Obispado y los foi^do| 
j^ EÍquezas que en sí eficierrá. Lo que iinicamente nec^- 
Jílta £s - aum.^ntíir y iiaceríjm^ útil su población , y pa^, 
Ta conseguir Wreáivcir á sus .habítame á; sociedad^ dax 
crianza á la niñez de ambos sexos , impulso á la agri^f 
cultura y minería, movinaiento y acción á su comercio in- 
terior y eii'.terior , y que se fomentan así mísmp aquellos 
ramos de industria qu.e siendo útiles á sus prAvincias, no 
traigan perjuieio - á las demás del R^yno,^ ni i esa Penin^ 
jSula-: cuyos olojetos ,^e proci^irado promover con todas mÍ5 
fuerzas en m| Yisita, y antes y d^jspues de elía , como 
J^rel^dOí como VasaÚo ,dd. meÍP|:^S9^^aiw,d^,kí .to 



■mm-.:^ 



y como miembro ' ck la' sodedad-, y- íiermaníí de los-" cíe-^ 
mas hombres, con suceso taíi feliz, que Mei^as «iel ree^ 




dé Fdésiásticos, y ademas d"él aireglo -del' Clero eri qüa¿i- 

tp 4 ttag^^v ^^íl^^''^-'^^'^^ ^^ ^*^'*"^^ >^ ^ Ritosj y su adi- 
íiípcidn: ái;,seíySc^o .dé las í^i^si^i^ isg^hah'^dtlfnea'cfó. ^dés 
'í^as geherató: de^ediícacmíi: %naf defníííostifmjs, y- beta 
áí ludias^ 'oblígarídose' cada' casado, á corit^iburr c6ir des 
reales annüales, y orfápaiíkulár paira Niñas dé tocias 
<^sia$ dé la, Frpvipd^ de Huántico, y tjrés Seminarios de 
<^ránó^-Edésiá$ttG6s"segliif|aMa fñilimntisetchstá éjí- 
^edid^"porerPá|)á' ÜéTfientó'^-^li -piá kis; Eeyfids db 
Aragón: 41 ntevos Curatos? 14- Poblacioríéá^ éi- qjfe ¿e 
iecoge»rá-. vivir socialmeme cerca de. 208 Almai disper- 
sas por lor Montes: ; de^ laá que estóó yá acabadas 5: sá 
Iktííxmáiáo y dotadoí 42 Escuelas de. primeras Letras: 
cojisírüido desdé ,los>dmiíeiitO% 27 Iiglesiasv^ sp pmgua^Aos- 
to del i Ré^í bB-arJo; hse M^ éte to, 4 Jiuéras' 0(^üi^ muy 
•tVíííles, y demarcado 3 mas, y "/.^amiíaós' nuét'ós de unl>S 
legares á otros, y se han iB^kúidó algwm>'s Dote?» , y 
• stienes de Malas y^ Bueyes entre^ Iridios íy sus hijas ', y 
cbligaftdose aquellos á poner todos síi casa á son de cam- 
pana, según 4 ^' Mv ÍA%^p p^ separado : confiado ea 
que Y.' MV iW de iViipar^'r 5^^^ protección á to- 

das aquellas propuestas que puedan conducir para fa ma- 
yor gloria de Dios y de V. M. {I¡ Nuestro Señor gtiirde 
Ja C. R. P. de V. M. muchos años. Truxilio del Peni 
1®. de Octubi^de 1786. ^ Baltasar Jaj/me ^ Obispo de 
TníxiÜQ, 



?! 



^ 



! 




%. 



,.^..Jr 



la, Fr?gat;i de la íleal Compañía de, Filipinas nombrad* 
JIJuestr a Seiiora de las Kieve^, su Maestre . Pon Sebastiaii 
¿e Éthavairía, qué MUq <íe Cádiz en 18 de Dície?tiBr^ 
;4e 17^3,, y llegó al Callao, en 9, de Abrií del presente 
y valor poj B.«gÍ5£ro de ja Carga de Particulares. A sabe^. 

Pp Giatenta .de h^¡^^ Hacieijda ? 2^ caxónés de A¿o¿uéi?^ 

y i8g tercios de 3^1 9s.- Ife cuenta ile particulares •2.1' á^ 

tercios de rop^ 1 1 11 dichjos de papel ; ¿57 caxOnes sir^ 

.pillados; 9 diclxos forrados ; 604 dichos toscos ; 4¿6 

- fwarqpetiilas <le ;f era ; 3^, frasquerak^] ^ 3^2 caxones de cla- 

vazpfl í a ciiuriás 44 caiaela ; jé barriles dé café ; p^- 

. cuetes ;.'Ú' s^cos dt pímíénlg. ; , i¿7 barras, dé fíeiro ^ y 

I Principales por ] Aument» d^I ] Priñcíp)?Iea con ÍíI 

"^^ [" j Registro cti Ps. j ao p®^;en Fs ' j 20 p^- en :Pes<Íf, 

Oéner;1^¿, T^-oí^i* 'f |-p4^ííáí>4 í^.^t 775.a;!i6í 3fi(;:^ 
:id.E;xtrate }'5^i-^^¿ 7il íoo.^4ítíí| vgok4£5^i. oí 



■ñtí» 



' JotaIe& ' I i.i47-H2;7 i 2^^9-44^^; i«37^%i:;|i 

hol>5 tov 



nM. 348- i" ' ^°'' ^ 

MtÉGÍJÉIO PERUANO 

BEB DÍA 4v BB MAYÓ DE 17$^ 



íi^' 






1^: Auiívo' éi prisiones 

déf fémpté üé París, 

, iin ír'áiicré^IrkHiz^,,. • ^/ , 

;forsoa8^ í^é de íírK^' . ' u- 

:ai 5oif dé^ cáliénas ,, ' '' 

ie' la mentaba a^. 
I Patria desgraciadiZ^ 

' Verigue ÍMbs la sanare; 

de su Jiigüsta Es^stt^i 
i¿_ el ülird^é malsM 
d Id Ée di Familia ^ 
Mantayi/ el Delfim' 

mistoso ascehdér^ vi V; ^ \ que no bnfíáé^ dr tí; t 

lonando xtfnónibir'^'^''; íj fruto que no Mé^sé^ 

deí Globó^^aícci^fíi^ ^' i tu suelo fMtícít: - 

■ ■'■- ' . ■ ■ <T ; :.■ ■• - ;.j;/í,^'VJ 



wn^w^^ 



:a 




10» 

1 Qué horribíe mulanza 
inarchita tu pensil , 
tus timbres destruye , 
y te denigra asi 1 

Patria desgraciada^ iP'c, 
Por cuna de $abií» 
yo te conocí , 
de Letras asiento , 
y de Artes ía matriz í 
mas ya eres escarnio , 
escoria la mas vil , 
oprobrio de gentes^, 
¡ Ó loca Francia ! di 
¿quien ciega te guia 
á tanto frenesí ? 

Patria desgraciada^ d^c. 
Tus campos de esaialte 
llenaba el Abril. 

2 Quan dulces fiagancias 
vimos difundir i 

5 Que arroyos de plata 
bañar la matriz* 
faciendo sus sones 
muy dulc© el yivir ? 
Mas golfos de sangre 
cercan á París; 
resuenan tan solo 
ecos del morir. 

Patria desgraciada^ ^c. 
Rápido tu vuelo, 
lograste subir 
tu sublime altiira 
de t\Wt J>erdí; 
que á'los Cíelos mismos 
tocases concebí ; 
la mas alia cinia 



yo' casi te rí herir, 
ícaro inteniaste 
tú hasta el soF subir, 
ya corno, éi lamentas 
iastimero tu fin. 

Patria desgraciada^^e*,^ 
A4odeío en vi i tu Jes 
fuiste gran Parí s^ 
pauta del respeto 
del Orbe jardín^ 
La aura te halagaba 
con soplo muy teliz. 
La Naturaleza 
su trono puso en tí. 
p* Üonde están tu glorias? 
Ya te oigo decir , 
el libertinagé 
responda lo que fui. 

Patria desgraciada^ ^c% 
La Religión santa 
llegaron á esculpir 
en el Rey no todo 
Mártires mil á mil. 
De la Iglesia antorchas 
fueron Sales, Luis , 
y Clotilde -entre otras 
que numera sin fin. 
Más ya Francia d^Ji^^ 
I quien no lo advierte así-? ., , 
de Christo los Dogmas 
tan solo por seguir 
de los, Heresiarcas 
el mas loco sentir/''^" '"' '"^'^ 

Patria desgraciada^, ^e» 
Decid Ciudadarros, 
Comprauicios decid 



ta! abominación 
como zsi ccní^emls? 
I No cuenta la Francia 
may justos hombres? Sí 
contja la fiereza 
190 pueden competir. 
¿os fieles Vasallos 
esta Convención vil, 
toiisume , degüella , 
¡ó ligrimas I salid. 

Patria desgraciada^ ife, 
ín los Templos Santos 
¿d Dios de San Luis, 
desterrado el culto , 
dispoiie substituir 
Cómicas infames 
Ay I Dios i como sufrís 
se pise y ultrage 
h gioriü vuestra asi I 
Coijfundase insulto 
tan execrable y vil. 
Desciendan los rayos. 
Heiid , Cielos , heiid. 

Patria desgraciada^ ifc. 
Del Gian Cario Magn© 
el txono mas feliz, 
( no halla voz el labio ) 
al Sftiio d¿ San Luis 
regó con real Sangre 
la tropa baladí 
Cetro, y Diadema 
osó en trozos partir, 
pisando en los Suelos 
ía Au^ust3 flor de Lis. 
ios buenos^ Franceses 
qse rehusan el rendir 



11. 

incknso al delito; 

se ven qual yo, áy de mií 

Patria desgraciada^ V(^ 
La razón luimana 
hu3^G de este confín. 
Sus voces no se oyen, 
las de las Furias, sí. 
No hay Leyes , ni Derechos. 
Entre muy dura lid. 
se devoran todos 
por la guerra civil. 
La Esposa aquí muere> 
Hijo y Padre allí, 
¿ Libertad tirana 
donde está tu bien ? Di. 

Patria desgraciada^ iP^€» 
Parca corta proiito 
aqueste hilo f?uíil 
de que pende vida 
mas dura que el morir. 
Consuela piadosa 
3 quien pesa el vivir 
al ver de su Patria 
el mas funesto fin. 
Feneció la Galia, 
la Francia yace aquL 
Mi Ibnto termine 
un solo con decir. ^ 
¡ Patria desgraciada ! 
¡ Ay^ ay Francia de ti \ 
Vengue Dios Id sangre 
del Gran Monarca Luis 
de sti Augusta Esposa: 
■y el ultrage malsin 
á la Rea! Familia , 
ia Infanta j/ el Deljin 
JO"- 



j 




15^. 









ÍJ E he^o ^tep^tfd^ R|^ la:Carta' de ^. % d^ f^ 
de Jí|^í;a fe F'<?'^"^^^ §5¿ líli^f"- í^^ ei^^giie: da- cuenta 
dp Haberse ^<^:^1cjqi;3Í()^ .pj'a B ¡«tf^sslon dé la^ Floras Amer" 
ricanas diez'' ' i^':^i¿te ';mif n^scieiitos dnaüema- y tres 
pesos un re^r' y;"meJia'^ goe ha> dingicb'V.' E. porlÍ 
Fragat|; 4,iíi-or^^ 4 rresüagte;; (|e- Cáiizj' ' áepmpañando et 
conocimieriíb 4§l Maestie de p^te bii^^je. S. 'M, queda 
sumamente satj'^f^cho de k gep|FOSidftd' coa que, los Cuer- 
pos y si|gí;tQs,qu| cpnst^a de Ipi- íista que Y. E. mckiye, 
■ ^^^Wí'í^^^>^- ^W^ 9fe^ taís interesante^ y taa de 
su Real agradó^ ,y y' níe ^m^^^ dar muy expresivas grar 
cias á V. E. qu^'<^Q|i sii exeti^plo ha excitado á los de.^ 
Jiias,^ y á to^^s; loj que hctii concurrido aí. inisma dtf 
sigmo^ Y- q|4 isj;^ Éeatnombje las dé' a los "contribu- 
yentes. Pero''" cQmo' entre tÚqi s^ hzn disilngaido. not^Me- 
Jiierite Ia/j,^a,í Uiii^ejsidad^'de San Marcos de esa ' <^?i fí- 
lala tai Cadíic^ y iVy unta miento, y elS^í Tribungl^ délf 
Consulado, 'fi|^ resuelto S,!^. se 1<^ escriba. separadaiB^?!- 
te Jas debidas^ Raptas, pac^ m^yor stgfií^qaciQn de su s^m 
berana graijtpd ,^ (^g^mp^ lo ¿ec^ufo can est¿ fecha , y \o 
aviso á V"; El p^^-g su inrí^íig^^cia y satisfacción d^íos 
interesados; asegurándQÍes. qu^a'nredidaqu^ vayan salien-*, 
do á l^hys^XQWips d^hsFigxas^ se lés remitirán íos 
respecii,yos.'¿x^n|DÍar^s, 5^ que á su tiemp» se haréh, saber 
al PúbIic;Q sus ncjbífs ; coqtri^uciqnes. 

Í^P^. 5W4^- 4 "^^ í • -'""^^os añqsv San líorenzo^ 
10 d€L OcmV¿ de, 1793. tÍE¿lDu^ue/di ¿a,.Al(:udia,iA 
Señor l^e^.d45^jg" 

it^4 










ó -ó 4 o t> ó P ¿ 2 ¿ S •■ 
5 '5 o o -■M o -o "S^ G o © 



fr> «^ 



^ '^ O ^ & 



o I 
o 



•. ^ r^ ro ^ cf . vn ói d o o "*; 

\¿^ tr¡ ^ C^ -DO *• ■ v^i *.000 t^ '■■O «^ 
Í2 OS .'-3 f<' o-; M-i' CY^ vo í-OOO '-< Tt" 

<|r<ív csi <K> c?) fisi es) <^ (s> (^(^'j^ 

^^^--4- o í>- <^i ffo co-fT>. vo rr* -"^ í^ 

)^ ti- cr W o- f¿ - ¿> -^ ®o vr/o 

r^ «4- C^' H- « ffi •>♦ C^ • Ci Ci CO 



tí. d' d' d 5 t^ 9 o P 2 S 2 

¿T a a ^ P' ** E> Q © o o o- 

^,^ d do o V5 -^ có- v5-d d 
vi, .i fí, fó'^ « »-o vrí d d^ d 

C^V± o ^rC ro cf$ cxo r>í vo -^ O^ r-- 

4 .lí tff "^ .-*« (^ »ií^ cí|.. cí' á « 



o 

o 



X rt' O csf Oí cvj a o O' 0^ 
o. o' o Qo co o o ^ocp 



©■ . 
53 g,^ 



ó ó 



i' «^á: «^ 









OS J^ Cj ~ 



cr ;±3 



.. s- «^ 

o *-• *-" 



<i5 

s 



tí O- 



O) 






<Xi 



O 
•SO' 

c^ 

00 
Í-J- 



00 



O 
1 Ci- 
pa 

»~s 
4) 

O 

-a' 
o 



"X! 



t>^ 





«4- 
mXTRACrO DE LA CARO A QUE BAXO BE 

Registro conduce la Fragata de libre Comercio nonjkra^ 
éa Nuestra Señora del Carmen y San Vicente Ferrer 
( alias ) la Galgñ , su Maestre Don Francisco Xcrvier 
de AristimmQ^ ^n su 'viage desde el riierto del Callao 
jpara el de Cádiz ^ con €s:ala en el de GuayaquiU 

De cuenta de Particulares: 158) pesos en piata doble 
para caxa de Soldadas; 2. 114 quintales 19 libras átCo^ 
ere en 1.126 barras ; 5 S2 cargas 8 libras de Cacao; 49^ 
arrobas 9 libras de Cascarilla en 65 ca>cones. ^ Coma- 
duría de la Pxeat Aduana de Lima 3 de Febrero de 1794. ÍZj 
Joseph Ignacio Leqüanda, 

EXTRACTO DE LA CARGA QVE BAXO DE 

Registro conduce la Fragata de libre Coinercio ncm-^ 
hrada el Rey Carlos ( alias ) la Sirena , su Maestre 
Don Sergio Quintana en su viage desde el Puerto del 
Callao para el de Santander^ con escala- en el de Guayaquil, 

De cuenta da Particulares: 5^ pesos en plata doble pa- 
ra caxa de toldadas ; 1.023 quintales 31 libras de Cobre 
en 55g barras; 1.127 arrobas de Caícarilla en 223 ca*- 
xones ; 4.480 libras de tinta Añil en i8 tercios; 3 arro- 
bas de Cacao ; 3 ^. pieles de ChinchiHa ; 43 libras de Bál- 
samo ; 8 libras de lana de Vicuña ; 2 fresadas de Alpaca ; 
^ lienzos de Santos. Ji; Contaduría de la Real Aduana de 
Jima 22 de f ebreio de i"]^^- m LQseph Igmcio Lequanda, 



üffll 



15- 



GBSERViCIONES METEOROLÓGICAS DEL MES 

de Abril de 1794. 



Días. 

1. 

3- 

5^ 

. 7- 

8. 

9- 
10. 

J3- 
21. 

22. 

23. 
24. 
26. 
27. 



Térmém. de Reaurtíi^. 
Grad. Décim. 



19 1 
197 

199 

18, 

18, 

18, 
iS, 
18, 
18, 

19? 

i8v 

18, 

.18, 



7- 

5- 

3- 
o. 

7- 

5- 

3- 
o* 

3- 

5' 
o. 

5' 
3- 
o. 



De Farenelth 
€rr, Déc. 



75, 

7^, 

75 1 

75 5 

74 V 

73 7 

73 T 

72, 

73 t 

•73 1 

.75 V 

'73 V 

•73 í 
.72^ 



3- 
o, 
6. 
o. 

4- 
2. 

o. 

5- 

o» 

2*. 

6. 

2. 

o. 

5- 



en 



KÜTÁ. 

HÍ Mercurio Wxm. 34^ ( áz éai/0 lugar sé suhrógd eí 
presente ) se suurln-do por contener uncí Carla antigua 
sobre BatKos cíe Rescate, que aunque quando se j armo t/ 
aproho podia imprimirse^ no puede darse á ¡a Trensa en 
el día, mr haberse mxvjeñado en el exctmen y re-- 
eonocí miento (¡ue se ha hecho de úqneíhs ^ -ser el con-^ 
textá de dicha Cana enieranente falso , y apuesto <é^ 
lú que sobre fi particular acaba Je deterníimrse por el 
Superior Gohierm áa ^stos Reynos, , . 



á 



"jAjm^^M^imNQmcA w^a el um de. mj^y^ 



>«- 


Decühac-íQn" 


Aspectos de la ' 


jTkuip. vtítíá. al 






del SoL 
D. G. M. S. 


Luna. 


«lediod. vetd. 

3 






H. M. 


1 
H. M. S. 


. 




1. 

5- 


'Í-. 


i7- 


ii.N- 


i "' 


^^.^ 




I. 




i ^- 


iS-' 


Sí- 


08. 


■ '"'•. 


■^í5.; 


43i' 


1 1 




v 

^ $' 


iS' 


Si. 


44. 


- 1 íJ i , ; 


5'^íí 


3^. 


1 1 




■ 4- 


í,(?. 


-ío... 


03; ' 


■ ' ■■ 'i ^■^'l 


■ -$4. ^ 


30* 


? 'S 




!■ S- 


■i^.^ 


27.^ 


07. ^ 


- ■ i ^íí-; 


,.^c! 


2?. 


:!■ a 




^^ -6. ■ 


vá¿ 


;-43-; 


53. i 


, ^^€.* ^. ^P"Tm. i l,f . ■ 


56. 


2 o. 






^; 7-^ 


'7.' 


00. 


2 >-• í 


■ ?| í 1 . ^ 


s^. 


íf. 


,¡ 




.' s- 


'7- 


Kí. 


39- 1 




^ S6\^ 


t;i. 


,( 

t 




s^- 


'7- 


.12-- 


SS' ¡ 


' l'^- 


^e: 


op. 


, 




io. 


17: 


:48.- 


'3- J 


'"' 1 '"*• 


561 


Oí. 


i 




r I . 


i8í 


'03>; 


34. : 


■ 1 ti. ■ 


.55. 


03. ^ 


1 




1-'^' 


¡Si. ; 


' 18. 


- 3?* ' 5 


,: - ? i u 


f6. 


03. 


i- 




';;*-3' ■ 


1.8, 


' 33-' 


^2^.. ' 


' "'i is. 


S^S.j 


oo^ • 


«, 




XT-Í- 


í8i 


;'47-^ 


47. { 


@P^. f.|3^ÍP'C»* "■.;■ 


;5á.\ 


00. 


;'■ ~ 




u$. 


J 9< 


Ql. 


53' ' 


'■'■" ■ '■ ' i tí-] 


0.: 


00. ■ 


'■>. 




^Kí. 


19- 


f5- 


4J.~ r 


5»& 


«^»... 


^ 




"j7. 


19. 


29. 


09.. 


i 11. 


0. 


03. 






/8. 


19. 


42. 


r^. • 


i '^-^ 


:5«5. 


"4. 






19. 


'?• 


07.- 


,oá. ^ 


.;■ -. . „ _ i 


r r . 


í6. 


o,?» 






20. 


20. 


4J- f 




ir. 


í5. 


09. 






21. 


20. 


rp- 


4r. L 


: 


,í '• 


55. í 


ij. ^ 






/Api;: 




.-28.-. r 


;.í^g.p. ^,^M2^.^' 


j>i-...; 


0. 


^ 'í^- xí 


- 




ps^ 


íq. 


.44.:. 


?3- 


'. - ' ' • - \ 


I í . 


i6. 


■ 3'¿. ''r 






(:2 4. 


.20. 


5 3.; 


S8. 


■ 


II. 


?«• . 


27t. 


i 




¿®5- 


2 1. 


.04. . 


41' 


'■'• [ 


i'ir.: 


56.^' 


^33^- ■? 


i 




";Í2 6í 


21. 


I y. 


03; 


■' í 


it. 


-96X 


3^; 

4Í. 


% 




*27-- 


.>.!. • 


2..5.V.. 


"03; 


i 'i' 


II. i 


S6. 


i 






ar, 

,,2.1,,.. 


34. 

43t- 


4?. 
5f. 


'QCotl/. /f . :3'8,N0C'' '; 


1 1 . 
II. 


S6, 
.0. 


52. 

Í9^ 






5».; 


.^2Í- 


.5.2 ■ 


47- 


' . 


">!.- 


■?7.^ 




22. 


Óf. 


'17; 


■"'. : '.:'^ ¡ 


íi. 


5fr w6.-'-v 1 



■i 



TNi"'- 349- , , r , ^°\ '■^' e 

-'■ '-'"MEKCÜRIO^ERUANO- '-';'^ 



■fTrTPT^T^ 's 7 o t . ('■ -"i! * 



'•ii.^ 



áS 



¿ESCRIPCION COROGRÍFICA MI P^niDO DJ 



g, Pot(;o , y ^^us vPoannas, ppr 






Hñt 



^imxíú ?m sinfiíb^^ 



^-^ llalla sitúalo ^«rte íüá)lo con respecta, ^1 de ,Vm^ 
■Jotras de una C¿xai]|ei-a^ilamMa 4e., Andacííba, v^,sa,-pd^ 
^sta coidilleíatlenfi por r.ombre {Jioprnen eí Idicma.Que.-. 
'jchm el de Andacaguai^ ctiyo significado traducido rigUir 
losan^eiíte 110 -es otro que el (3e >^/iÍíí m/riz: .^no e^ 
'extraño esre ROírfbre, ni má aplicado, -pues siendo up 
fieira ^llena de prodigios de , Namraleza,^ .dej^p , ser adnu^ 
i^^da por iodo cui3ü"SO,^ue llegijei pisarla t. hallase ¡.^ 
«lia un numero considerable cié lagunas .,, cuyas yertienr- 
jtes no son destinadas i otracosa que á .ser conducidas 
Jas mas de ellas -á ila RiÍ3eiia^,de.í^o|osi, en Ip^ c]i^^ x^ 
jdp eí d,B^ prestan .el curso , Jiefésario si beneUcro dia- 
^tm de los=metaks que;^,¡«(>du(^'4^,cei^rQ, 4^^ 
•coírienie muidpiica los intereses del Sobei^ano. Son mi^ 
Hiras las yprtienies caudalosas que entran en dichas la- 
-gunas de continuo,, i>or cuya ^^i^sa s^^ g^n^er,y^ji si^s 
-^guas sin la menor corrupción^ .-,,n ríf^Hr,-?! ^.^^rr^ff.-n;;' -^ 
9?. sup Es< abundantísima la cordillera i^ toda especie 
''incales ioomp^ son. Plata, Orq^gronc^.^ríí^y^ 

ul - - . ■ 



f> 



I 

á 




^'Tf- 




«»aque de €$te y <JeT segundo no hay cosa cónsíderi- 

encuefitra -éfi porción, aunque no d:é ís íií^yúY ictbM^é 
}iQT hallarse ligada, con bástame tero v perd apenas hpf 
Mim «a iá -«jiie n# se p^<ydu2ca igiraliwéJite ¿^ue-d Azit^ 
^^^ .Pl P""^*P^^ dicha cordillerí» al ííoiíiestede ÍV,to- 
«1 , y sigwe extendiéndose del Norte para d ^tar liaste 
temiiasr por una parte á los 61 grados del Sar al 
l:<;fe , en corta dísranciá de í a doctrina : de este 05!iemá 
se etTipi^3 á elevar el cerro q^e da el nombre á la 
Cordillera mineTal que coa toda; atención miraron los 
tiniguos, quienes los trabajaron con é mayor enipdii 
demostrándose awn eií eí dia la rííjueza que encontra>ioni 
inediante las innumerables minas y desmontes qvíe en él 
^ dw^an^ y que á fuerza de Jai profundidad llegaroa 
i empobrecer por la porción de agua que en ellas li 
ifcopíor formarón un peqaeño anexo fes mineros ^ 
fíchós, que se llamó Ayaquife, cuyo noitrf?re se le dif 
|m duda ó ^rque el parage ey Tígido- por hallarse é4 
|1 centro^ la cordillera, 6 por que el terreno ett do»* 
m^ se fabrico es abundante de salkré. Lo cierto es qi^ 
ifier Idioma ima de las dos aplicaciones puede ImcQíé 
€el término, cuya rigurosa pronunciación no es ía ^ 
Byaquila , y si ía de Jayaquila. ■^^ 

Freúte de este anexó de quien soío ha queda* 
en este tiempo un corto rancho, por que habiéfi^ 
Jiüse impedido la saca de la riqueza del cerró arriljSi 
^fcho lo despbbíaríWT sus habitantes^ se mira otro b^ 
topinadodel que según verdadei-a tradición se extra3íb 
toda la que cHó motivo á que se formase el Conda(*) 
és Carma «n te l^nés del sigl® anterior f, y cay@« 
^ascendientes trabajaron bastante en €1, Mciendé e®ndil- 
tír á un anzole la Doctrina ét Pwro ^e que se 
iliáblará en sia líi^iv todo él metal 4e#:5rí> áe íSímaíSS, 
cuf'é %ocas guarnecían ten candados i indicio positivo 
ínteres que encerrariau. 



ww 



',»;'«>*». '?%?'' 



H/i el cííá yü nú exsfstte wtt feos^ej^® ^ aigíé 

©püíencja; peí o si .s¿ advimre ^ue ios.' ivatvi^ales qyi^ 

pueblan los anexos de que trataré abaxo^«^tir«s|)t)BKÍi¿t^ 

t«ís a esta Doctriné^ exmen porcioncitas ée. ^íata |^ÉS 

fundición, y á su modO; ale Jds dfesmomcs y despeiidí'^ 

"dos del diclio Cerro , oon ciíy© auxi!i0 sub viene» m 

j!a;te á beneficiar el emero del tiiteo de que se le$ h«fe 

mt&^ii y á sus fie€esidádes príhieras. 

, El suelo dfi Pujia m taén akiodante , ñj bifn 

escaso, aitnque mas hkn podía Mamarse ct»íi el primer 

liombí^ perqué en el cono trccha^ de sufUriídícdianv f 

lo mas de éi de terrenos infructíferos, 'm««tiene un fíi^ 

'iRCio considerable de Tributarios con 5us fa«íilías : <ícii 

tsdo no tó demasiado pingüe, y solo desadvierte un ré*i' 

fa!a«^ lucro .cfksig; pr«dH€€Íones quenü^ sen ©tras qa^ 
s de papas , habas cebada, ocas y muy pfóco tfigé: 
t^dos wMosí de k Fuña, y creados en los sitios, esp|* 
tialínence el^^^tiíno, menos expuestos a ía intemperie y. 
'$t. y«l<>* ^^e lús arruíiia, y úcxb al Labrador vifiealá- 
éo en la iltiseij^; bíei^ que aunque sean abundames sííés 
^seeliasí-nuflca sufragan nris que para vivir. 
'a, ii» Población se extiende de Norte Sur atgün<i^ 

|*ra Jos mas' para el Oestev por cuya razón se bsce casi 
ji^mpre desagradable su temperamento á tos liabitantes; 
ífuienejr ia*«> es el día que dexen de expeiimeístar ní^* 
j^qaeño desabiimiento con el viento de aquellia especié, 
^r que enfurecido sopla como de travesía» las calle? 
80 ob>tr<nte el poco gusto de sus vecinos, se advieite 
^ ellas ía> disposidotí de Norte Sat , ísteOéste, y jí^i 
l^so^^e li^ce bien incomodo por ser áreílízj^o; las ca?5á| 
^Km bastarfite ImniilJes, y en su fábrica solo güardaai' 
mden ií k->s k&vm de la calle, y en lo íijtdiior muchat' 
de*iójden , v terrenos siff levantar. 

Tiene sus ai^xos , de 1^ q«aíés los^ tijes cprreii 
4f.li: Má^ de la'-eofd*11efa'-'^ert.:'€0TK^--"dfe^í^ 'é^- 



I 







tá& vertiemes dé te íTMftamMes- de a:qiifíía<;^.'y dé cuyas." 
aguas 115311 para ef rfeg;a de, sí\s tierras , , y para br^bes': 
irgate fiei úlvinio aneko se halla. QtrQ-.en ¡medio de ui« 

, j^ainjiai y íi,i Sur; ,de;: PtíBa^. quB' tíeiis-; |)0r tíoiBbre Béie¡:^,, 
por halíaFse ;Co>ideeorad3- 'su. %lesÍ3¿ Goii^ ú título de-- 
Sauíuaiia de ^nst Iw^ig^tn^. de,, este. n&Ribreií mi^ma',- y^ 
-- Giiyavfaipa^. eji.^pr.odigií>s- iíeae^lá- .m^^m.- :eii:e2^sion. j qijer 
lá de la qué se venera-, ea* Cof^acabsii?^ l^ií£h|oinn1edi*rp- 
./ á* ía ' íaniosa- í^agri'íia de^r, ChoGüitO: ea; este;; jseyno. Resalta* 
t-anuy bkn.,<eí. cuIíq divmcí'. $ínj.d¡clí0:»-..Saa:Su^oa.:--£oa,K>' ^em 
*lá iglesia- Capkal,. cuy»' Bhi&€a.- SQ':^m^^.- basssme e^i-- 
...acre4U^;?r;;SU,-zfelo ,eii. e-sta? |íaire'.r: se.:; bailara, mía y-^ otra-^ 
^|]ieífóciar?ie3i|f ,alhajad35r-<j,.,fi©? eo^íi^iiaodi^; ^se; .^rquitsciu^^' 
^a vías,, é^ los r E,uebk>s mzs-- ^im-<,., j.: : dir igydí^ ■ póí Ar^- 
«tífíces lleiio§, d£.^^ii.jip.piQ%..lc^i_,pas. .|xíi>£^^^ íiecesa^- 
«jíos. aií •caso.vr--- • -.--yi ».?-r'*i-'' '^^ ■ ' " 

, , , ^ .. ,■ Én' eí- anex-o" d?cfa bcs!> fel^síi'.orra- agtia"- qjjts^ 
<^á : , dé, , yaíios 7-;?nanamial¿S:>_ ÉL^.c^rm^ disy rie.ia.. d^ . , él . s^ - 
^cncii^íirra?. ana .lágu-nsr- qjiai se-v s%ps;> otin ■ . pímcJipio eps 
-;^u ÍQYmaáon qpe íai er.'apd®a5 , qw¿- ; haceii- •eti ^st*-. pavt«. 
las vertientes de. ía- cor dillera''; maíaviííossverdwiderameaT?' 
.te por ia>disranGÍaí que:- moéik^. jí enya abundancia causa? 
.adnibadon: al^ mas iwstrm^áí, yrmiidi0^ m si se aikiíií^- 
-á; qye á- pesar 4^,; eila^x^^.fíf^" se; eacueníia m .. la meiKjf 
{y^i:t^;jen;vtod^ i la e^easipíií ó&::h l^mpa en qi^e^ se,.;iha|l9í^ 

^..íjí-i-l :r ^ Además- áéV cmto^mmQ;dé.-¡AgrkvMm3, -m^ 
jque se o;cupan^ lo^Sv Naturales . como qtievla dici-K) anterior-- 
^jneíjte ,);,-< tien©rií,'Jiá'OcupafioDX ^, ei~' ,ser.vkiO", de M Rea^ 
Mitg- .d^l' Cerrp.í, ,|-íco.,de, 'Pótos-i,-.á-v q■.tíe/^;S(I)n•.>.■vd£5i^ií3ad©s 
|pra fí; f^m^ito ^ d^/ s^rs vMiaas y/ y. en,1cu ya tapia .eíiti-aii» 
á: .pmporcioíij de.1 desc^asq que . baii -teiiido ^vy; septirtiau-ci 
. dosáv. entre:' ellos*. ' .?»-,■:-" 'vf;- :...>■'■■. . nr . :'» 

í^s de\nas'.^}^^yQS í^ Jos aaeró,&.:qii€rsiguert ¿.ria f^lda 






m^ 



forma ^V í^5o ,que pc^sa por. delante dcía I)oct,-irLi, cuyo 




*.la lamsiiap, y; soíb prevendré qae la mayor pívrref deV.A| ^ 
..coiie con cOrta porción d§^ s^gua^y" aun casi sreco- ^.-ry 

7Íace. K-í^^' p^rt^ a^' Javaqpilf.^, y' 11^3^9 ^ vi^sciiiir.^ alvC^- 
' ri<:>so-:d^:'las' !p2itíciitóíidacles^ q^üe-_2fiediai>té iiii cQrtaífe^- 
r,^ci.>-,he.V|5,c>didoA lá,-.YÍs%t. ,,.., .' , .¡¡q 



continuar a% 



^' 






^ ion motcóó- dé; íá' qn^' dí'Í^ .GoFernador ,de Antioqui^ 

lacerta '' 'de' j%9, '%aherh- ^isiMdh' d' Qhí^jp.ó' da Bó¿^,¿¡Lft 



■ i M' 



¿Oi .&}j|> Í}'^''rn\l 3r; 



vcienios n(jventa.{f dÉ)s yetnmó :ínr?ío^rEey> de . Santa -Pe 
--3^JSíim3aFS)vdeI Éx-pedknte* fo'rmafdoí'sobne-prja queja' q!.ie 
le dií'%í6 e! Goberíiadoín/de -la P'rovhKÍa' de Andoqiúa , 
.p?)r nov liábeilé. visitado el- Obispo .dé i>Popayan quin- 
ao "pa^Q-í pDi' -atqoisiía i Ciuíiad*.ví*^t)HcJt3iTáfe ia .correspondieni- 
,Ié- déohii'scíon^^u- el'/asKatOi;. Poít* idkii-E ?0arta': ytTe.5tiniG~ 
lúo ' resulta \ que e^rindo i ''parh. mkMv eíi.-;ÍaA Ciuda J ' de 
íA-íitioquia Don: ¡A:ffg;ál>VeÍárdes, Oblípo _d¿ J^opnyar/^ 
•nombró I>0f3 ? FTancisco Bi raya y Gobernador de, la Fréi. 
\inth , Uíi V3cmo"'j>riacipili de- aq-óétía-í Cíodad -que e-.i 
4;fii :)'rrQSfabTe ' -fúésé^ á-'-cunrpiíinafenlarle ' á? diSísmcri de u-f^ 
léguí*3 iQ/cjaa; ^aspíisg.- .v^iáUc4-i'/QiK|-' i^oco ■dcspae'í • de 




5^. 



•^btir' negado eí' Preí^db á I^ CíudaJ entencítd ef (^ 
;^nBdmsQ hsnaba quejoí^G de i^ue no lmí>kse saM¿ 
;^i;sí)iíain^me á reabírle iil vísicade íii medíaía mente á sí| 
^arnbo,: (¿.ue- por rxiedio de uti Regidor deí Cabilde^i 
%on quíso se explicó el Reveieixáo Obispo sobre ests 
punto^ procuró samfaceríe, msinuáiKloIes que coma 
.^ice^Potrojio Rea! no podía usar de stméantQ atea-< 
-^on ante? de recibiría del mismo Pxelaio ; y que ¿ti 
í^ta parte se arreglaba al cefemoníal observado en F^ 
gayan í peio que sin embargo de e<to no le vi^íim M 
Reverendo Qbispo , ni le. contestó al recado de ateiicioii 
^e ie paso antes de qtie cíitrase m ia Ciudad: Que 
<^^^^ nmivü ocurrió el Gobernador á mí Viriey 
<feSai2ta Fe, y pmencando tina copia simple de la prs¿ 
íp^qjie parece, se observa e?i F^opayan sobfe dklio p^t^ 
gcular^, expuso dííátadi^mente el incontestable derecho qjte 
tíene a ^ ser visitado primero/ jx>r el Reverendo. Obi^io 
:^ calidad dt vriceri'atrofíQ Real-, como se practica coi 
^tr0$^<5obernádüresV r i?idia se íomii«=e providencia pa/a 
^es^raviaríe M desafVe que había sufrido , y que ps^ 
^terminar mi Vircey lo conveaieiite sobre la qu¿ia del 
gobernador, pasó, ^rEjí^edíenie M Fiscal, y aunque 
por este Mímstro se insinuó que los Vice- Patronos Eía- 
^er^! ada^eeíkíre»^ á la primera, visita de los Reverendj)s^ 
mm^Q$^ y <?Mfe e«o$í deben ser recompensados á cure» 
^Ipació; de tíenipG »ik^ mismo d^i no obstante conclujío 
«^0^ el, dictámejrj; de qnQ se me comulmsO' U dud* ea 
^ei^atsciai xJeie ^que previene la Lev^ cinqifent* y un% 
:i«:y to terceir(k, lito íeitcerp; ele las Maaicipaíes, que ^ 
W>. ordena esi Jas materias graves y dudosas, como e-^tíi, 
mm Ip qiie ís^ #ünfmmó «I Virrey. Y habiéndose vista 
gi mí; Consejo de fos Mascón lo e'^F^esto t^f^f mi* 
Mmak^:^ y mmxMdi)m^ «obre etá©^^ he venido en é^ 
0m^x qm eí l^veiíend^. ObifipO) ét Popayaiti después 
m^ &jé cuir jpjiteenradja ¿ fífeii)bf,ef. dd €otenaJor de ¿ 



\mmm4& 



Ciu-' 



^' - 

mente; y á este después de recibir la visita dd Pvevatéft* 
fl« Obispo k conesponde. inmediatamente exécutar co^ 
aquel Prelado lá misaw atención , po-r ser asi muy cÓá 
íorme al carácter y circiinstanGi as que respectívamstirS . 
concurren eii las personas del Gobernador y Révereri<l^ 
Obispo ^^omo cabezas deí Pueblo y del Clero. En cüí* 
ya cons€C|víenda Ordeuo y mando k niis Viweyíes , Y"^^"^ 
íicientes , Audieacias y Gobernadores de mis ÍDominfo^ 
de las indias é Islas filipinas, y ruego }^ieíiCar|o Ü 
\t^s M uy ^^^t r endos A rzobis pos y . Rever end^sr vObisf^; 
ée éUos^ que enterados de la referida mi Real tésolúcí^^ 
0n la guarden, cumplan y exécuten en los ciasos qiif 
^'Urran de igual naturaleza , pQf ser así mi v#üíltad.' 
Fecha en 5aii lorenzo el Real á velntp y seis de ÓC^' 
tubre de mil setecientos noventa y tres. "^ YO EL REY t!5 
l0r mandado d«l Rey Nuescra Señpe ^ SÜri/estre Cor^ 
M^r ^ trésRúhrica^ 



EXTRACTO DE LA CARGA QUÉ BAXÚ 
partido de' Registro Conduce la Fnj^gütA de la R^M 
^rmad^: nombrada Sania Getrudls^ su Maestre l^oM 
éíndres de Olavey^n su ^z'age desde el Puerto dd CalM 
para el de Cádiz* H 

De Cuenta de S. A4: 2.82^ ps. 5 rs^. pwr asignác1óiie< 't^fííf^ 
tegros de varios Individuos residentes én éstos Dó'mifíic^l 
«.584 ps. 6 I rs. por multas y varios depósitos ^í. ^1.8*8 |>E 
4rs. por SE&ldcs que .íe pagan en España por cuenta ás'ést^ 
Erario; p^go p:>. 1 | rí. por cuenta pertehecíenreá Coíiilsok 
respectivos a la tí^tament.it ía dé\ 5^iior Conáé' de- Let^ftáT 
5.387 ps. i rl. pOr Monte Pió ^Militar ; 6000 ps. por di- 
cho de Sres. Ministros de Tusticir! y Real Hacienda de 
España; 7^261 ps. 5 ^ rs, por Real Orden de Carlos líl ; " 
.45B ps. de la Real Reíita de Correos i Un caxon- 
tito por Principal con 103 partidas de Plata y j di 

-'■■, - Oro,-- 



j 




••2# -■ . . . 

ant) ■ de 1793. -■^''' ■' . o.>;k e»b ^^uq^ah ;;,^ , r v : ■stf*^ 




63^^ césíáía.ng^./5;;i:omííie5; en- G^rov-Í^féni^ Más ^Éíiia^'ca-i'í 
xjia'^ con .tírí'''aáere^o 'de 'Diamnrítes. "l^'Contadaría Ffin-> 
cipal;.díi^45 ;Keaí Aduana de Liriui 2 ^e Marzode^y^^. p^ f 

su ]Ma0re''l)oÚ^' J}¡m.,^;P^rtíjCéi^^^fi ^íí pi^^^ 4¿Áckir cí 

Pe'cuenái" 'de fe^ ^ár^fficléridi; •;#oi|^c>íi«8^^f' i-ata^í 

dos , de producciQHes ;tia.tiifal0S ^y .o^tos'- M^%ó§f^ XJidií:Qé-- 




\^h\2'-, ■^'jG lilarcos. ^2 :| ''G«2^' ;Clé yp í 3 ta ' Mirada*; T^^tk 
quíntales "3 J^ííferás'' ^4e ;P:>bi^'\é¿'\i4ao- rbarras; MoÍ#5Íí 
Xárgas 74 libras de .Cacao; :2'392 .-^^ícbas de Cascarillt 
en-, 303„xa:XOiies; 1.00 ;Cue4:os írlpek); 3,^575 libras de lana 
¿¿./ yjcuña eii,\ 29 ziarroneS:; .331 aíxqbas 5 .Hbms'de Ají. 
iaÜ¿¿,,¿n 5oVterdos; 2 .cai'Qnas' -e^xp ■ 1-2 ' ■;arrobv'ís -de 
CnpcQfa!te^';'.t'',caxita con vana.sc^riQsidades.de Huaca d^ 
|náiQ/, Gentiles ¡I^ Contaduría 3 '4€ MA^ ^ ^19^- S 

; . : ':>■« 



- ib loq . aq ooad ; t mí I i] 

ilH ?ohp^ -fc— íb--0 ^nr^ ' 



il^ 






iO 



NAift- 350* 

MERCURIO PERUANO 

■ DEL día ti- PE MAYO DE i794- 



CONTINÚA LA DESCRIPCIÓN COROGRÁFICÁ. 

Fn la cumbre de la Cojdniera , y al rumbo de 
•l^rnoroesr^ d? b Doctrina , én corta distancia^ , se 
ti a una laguna de la que parten agua r^r igua dad 
V en los letminos mas amistosos dos Pueblos, que son 
• ?.te y d í"n.ediato. Hay dos Alcaldes p« a la dism- 
bucion de ella, los que cuidan su ^<>«¿f ^^f " P^¡ f/¿ 
quias, teniendo número fiKO de días en la semana cada 
2na pra desfrutar de este beneficio , el que ^^-.o^^^^j- 
se en aíeüno de los vecmos , ocurren a su Alcawe 
-fiuien le! administra la justicia mas distributiva, conser- 
V "i dolos en la nanquilidad posible Las diversas Isletas 
de Tosca que hay en dicha Laguna forman un pequeño 
Aichipiéíago, y hacen la mas deliciosa perspectiva; y el 
jiombre d? Taíacocha que dan los naturales \^r^^^^'^- 
dica según !a significación del termino en el idioma, qu^ 
es abundante V profunda, como con efecto loes, porque 
>n su medio podia flotar un Buque que calase mas de 

tres brazas de agua. . •, t .«^«^t»*. 

Últimamente, y por conclusión de lo corresrondie^. 
te ál' descricclon de la Doctrina, diré: hay en la dicha 
Cordillera Guas tres lagunas nombradas Barbero , Cocha, 
Xacsini.y PülliLicí)cha. La primera demora de !a descnp- 
ea en elanteiicr ráuafo al Sur, y h composición del ter^ 



nombre Je Bstberos; y li invasión que ftscert- á todos 
^ tS'ínlevv ^'?" P°í Í3jn»edLiande l/la|í^' 
aqiKl terreno aun ios mas animosos.' ía segunda demo 
rarf e R^""' ^', ™*^2 *^ «^'^ aIg«r,.S^g«dos S 
Idioma no es cr,-'o, 'qóe eí de 'sumamente fi'ib- en «ni, 
|.do que qu.ndo ¡legan á tecer oso, 'm gua pafa el 
riege de sus tierras, al tocarla los hace llorar de eL 

V cftñ ef ÍS i •^"'"^/'^'"' f"8« * ^'í'i^se^ saca agtó; 
.^y.fpn efecto asi. sucede,- páes de ella se btovéeft íoí 

«s^, correspondientes ái Domina ffif^ ^ 
¿ur para: fecundar sus. cáápók. ^ 

;^ STE %*!a ^ejajfe llSaío. af Vui«6o' «líor, cfft. 

fM' de^.^^ ^--1?^ *' anterior, en eípra. 

opio ,de uij y^ft q^ue es ef primero por esta oart» dé^- 

.||b^ap,tal^e Wíosf (deqká der&ra al Su aig^Sfe 

^jadcs para el Este ) y en e! Üedío de una -llanya qS 

^nia^una espacie, de, nn£6nac!!. : et t¿mperarírénc¿ esf 

.ffá?-"'],"'.«^'0 q^e mas bien se inclina á 'lo prMertí! 
^Igunos arbustos que Se halían 'repartidos en' las rtoiit'*. 
•^!!1?^íf.lí'?..;"'5^'ÍFI<3^es, hacen, la Vfstk mas aKrkdaBfe- 
.«omripuyendo a la áKgria de, síi suelo varías po!,!rcion- 
f^^^h'^í^'f. flue^tleriera. ios Naturales ií m lado v •oá> 
jde,^na .^uebr^da ^ .jue pash^ p6r deíáiíte de 'la. Doirriíw, 
«X.ÍS'OW^^.Í! rumbo, de ííorhüróésfe: de Vafiás hder¿ 
'^''''ÍÍ.9''? "fnen 'extraen ■Íac6sfe»a te iiftiz; y HÜEe 

^I?n.f"t """"'• '^"^'^^'^^"'P"^^ ^f ^« fa tierra 
cianea, de poco migajon, ningún beneficio y abundantí- 
sima 



7^ 



fStfna ¿e salitre, les priva |i r#g^t «tro Iruio, ^.^^^^ qi^:?m?? 
f«ce de subsi^da para fomentar y hacer producijr ctff 
|ilant^ que no sean las dichas. 

Toda la Jurisdicción es monuíosa y ispara; uq 
desfrutándose en ella otro temperamenro que la distancia 
á que alcanza la Quebrada descripta en el párrafo antei^. 
,iior, que termina en un sitio nombrado Saropalca, cuya 
^significación en el idioma, es la de Ctuzero, 6 concurr 
4!encÍ3 de linderos divididos por la unión de dos rios : 
€s pobladísima de árboles, que no son particulares ^ 
ni tampoco exigen descripción. ;. r ? 

Al rumbo del Oeste de la Doctrina hay dqs 
rjrordllleras que tienen su principio á la conclusión de una 
..|>ampa confinante con la Provincia de Potosí,. y eontir- 
,.|iiian corriendo del Nornoroeste y al Sqr Sueste hasta ter^- 
jliiinar en im Jlio nombrado Saropalca, que pasa ó se 
Jntorpora en el Crucero ya dicho antes. Una de Us c^i- 
"¿illeras se llama de Andacaracará, y la otra Motequepí. 
Xa primera que es la denias al Oeste quiere decir en q— 
..^or de ti^diiccion, terreno desnudo y relumbrante. Lo prlr 
.jnero es así, por que no se encuentra en ella ni el men^t 
.érbusto, y lo segundo; por que siendo de bastante considé- 
^íacion la multiplicidad dé vetas de ero que se ven en |a 
,.§upeifide de la lieira. sucede que dandoles.el Sol á cor|3 
distancia, se advierten lucir. La segunda Cordillera, ó por 
inejor jcI segundo nombre de Motequepi, que es el que 
.dan los Naturales al resto de esta Sierra hasta su con- 
elución, no significa otra cosa, que la de carga motg; 
fcaplicacicn bien hecha atendiendo á las circunstancias, qt^e 
son las de que con motivo de conducirse á dicho par^:» 
rge los Naturales á extraer porcioriiitas de plata y oro ^ 
tilevsn c(.ns%o para, que ios sostenga. en el trabajo un po- 
co de maiz cocido solo coíí agua, con cuyo corto al|- 
piento concluyen sus. penosos .afanes, legrando aunque co« 
|3oca utilidad -el premio de. ellos. Tanto en una comojea 
ífti» t<?i4iiíeri soa .aijgníkitestjps. veías de f lata y jQ^gf^ 




íijifi 



Qcomp^mnñohs éí piorno^ cobre y HTüfre^ pero- no se)» 
trabajadáfs can atención, por que ni tienen los Naturales 
ciedlos para ello, ni aun quando los tuviesen les aeom- 
|)aaa la menor sindéresis para dirigir Kts operaciones con 
conocimiento, conduciéndose por principios de verdátie- 
"ja química^, 

I Á h Má^ de h Cordillera de Moteqt3epí,> pasa 

el Rió nombrado de Carma, que baxa desde este anexo 
correspondiente á la Boctrins de Forco de que se había- 
la en su lugaf , y viniendo' atravesando la jurisdic- 
ción de Caiza, termina en la quebrada que pasa por 
delante de ella á corts^ dístanda del Pueblo :í en dicha 
lio brota un venero de azufre, aurique mas- pane es» de 
cal, y eon h particularidad de que en su medio hay un 
árbol frondoso y bastante antiguo, á qnien llaman Melle, 
y de quien bay tradición trae su^ origen desde los Incas; 
' quieríes asegirran lo pondi kn poT hacer manifesíacion de 
su grandeza con una tan extraña producción, quando al 
•pie hierve el agua en alto de mas de un palmo: sigue 
'fe veta dicha hasta cruzar ía quebrada de esta Boctrint, 
en la qiie á corta distancia de ella vuelve á brotar con 
•mayor fuerza, exhalando un humo densísimo con grande 
fetor á a*zufre, y continua corriendo hasta los confines 
de esta jurisdicciGn con la Provincia de Chichas en donde 

• ya liega á perderse. 

; En el dicha líío de Carma se encuentran dife- 

•jenteS' veneros de oro y lavaderos , que son producidos 

de las vertientes qfue entran en él y baxan de la Cor- 
í dilleta de Andacaracar á , á ios que suelen ir los naturales 

á buscar varias briznitas de dicho metal, que solo consi- 
, guen mientras las aguas periódicas no se observan por 

• estos terrenos, pties las avenidas les priva b claridad que 
■ es el medio de q ue se valen para extraer aquellas. 

Reconoce esta Doctrina algunos anexos , 
de los quales tres de ellos siguen ala falda de la Cor- 
lüUera de Aadacaba por la parte del Sudoeste de 

la 



ssssm 



?I 



^9- 

b T)»c,tr!nt, anterior,, y continúa aquella "»"'f^f*f"- 
do^u iqueza en los niismos metales.de ptoyoro, broa- 
ce fkrro y plomo. El último anexo de esta parte fe- 
re' un" Laguna de cuy.« aguas usan para el negó de 
sus .ierras, ^^ ^^^ Sur pocos grados mas para el 

Oeste del Pueblo, y ^^ ^.^''<^^^" '\,^%,X^,^ J^Í 
introil'icirse en el de Caiza, se halla situado otro anexo 
¿ fe ftída d/L cordilleras, de Andacaraca«, y Moteque- 
pi en cuyo sitio se divisan bastantes vetas de oro, pia- 
fa bronce a7ufie, y alg"" millo 6 ammbre , con por- 
cbn de o¿X <i "parrosa; antimonio, que acompañan 
¿os cuerpo? raaalicos que abundan en dicha, cordille- 
ras que son por lo respectivo i tos de la segunda es- 
•pecieTlos de Pacos de todas ctees, y Negrillos ; pero to- 

4os de fundkion, ' «.c. n^^ 

Uno de ios mtxos correspondientes a esta doc- 
trina, se llalla situado ya en )urisdiecion de la Provincia 
de Chichas: pero tanto en este como en los demás es- aten- 
dida la Feligresía con el mayor esmero de su párroco 
^jnediante á que distan casi igml mente dd Fueblo. 1.a 
exten<:ion de este es del Nornoroeíte al Sjirsaeste : sus 
'casas y calles no exigen descripción, y solo sí destruía 
de un bello y famoso Teinplo en el qual apenas se ve 
cesar la obra en todo el ano, aplicándose a hermosearla 
, continuamente é zeloso Ministro á cuyo cargo esta.^ 

La aplicación de los Naturales al trabajo es 
bien débil, ya sea poí q.ue el terreno no les ofrece las 
,inas remotas esperanzas de coger el premio del trabajo 
que impendan en ías tierras, y ya por que siendo la ma- 
vor, ó las dos tercias partes de ellas infructíferas, se se- 
pultan y abisman en la ociosidad, á que contribuye muy 
bien la calidez del temperamento' qu2 mas que nada ios 
bace perezosos: ello es que á lo menos si se exercitasea 
-en cortar leña de que abunda elpiso, no solamente entera- 
- fian la qüoia del tributo q[ue les ^íá asignada , peí© 
^ ademas 



A 



k'' 



J 



^mas ñomenm f yMñm tm é m^m éesnhém 
Aunqm útmeno que coge la jurisdicción es de bastaat* 
memioH, coa toda no logran del beáiefício de la lenaw 
smom en Ja , corta ^porción de Valle que tiejien, en i 
que cogen también las cosechas aunque escasas, .de maíz; 
liaats y papas , con alguna cebada que hs pmáucm las 
mdas de las cordilleras, y de que echan mano para stt 
^íls>sisíencia comiéndola tostada. 

" . '". 4 "^"y ^°^^^ distancia de la Doctnna, ^ ama* 
«o izquierda de su quebrada, hay una jknada aodeada 
4e arboles, que guardando la íigur^ Ci redar parecen pues- 
tos a mario : «se^s suio llamaa los mmxdm Maiica Caí- 
zi;q«e quiere decir C^zza aíitígm úojiá^ tstmiQ m Ic^ 
Tpnmeros tienipos la iParroquIa , f mfm Yestlg^os aua 
í^xisten, capaces de bastante duracioo sus paredes": frente 
del .Sagrario de dicha ít^roquia, hay tradición que xm^ 
m ios Gobernadores de índ;os ;t,eíil? mn míxia oculta, de 
m quQ extraía porciones ip ^rp pr fhmh «me c^rria e^ 
jquellos tifsipos, y la qup ^o .fe? «J4o posible descubrir 
i&: pesar del empeñp de j^ailo^ «ir|#?^5 qjue io han Inten-- 
^ádorio cierto es que pajpce ^^rós;i:mii qiie el attísctivo 
vide est^ riqueza fuese e! pn|co mmWf) que atiaxese las 
igentes á la Poblaciorj graa^^ ^pf «f ;adviem arruinaxia; 
m qi^e se -agregaíi varias m|^|s 4f ,<;asa-s gfc;ntili^as en to?* 
^Mos*los montes deí y alie, , , 

En conclusión de % d^$€iif?¡0n M PueMo, dí- 
ífé: tiene la p^i^Gúlarid^d é|^ .se; .^ paiso pj:ec¡so para la 
í internación de todos ios ^én€í:p^ q|4p imioduce en él 
"Perú el Comercio ét BuéiTpsr> Ayf^es , jcomo así mií;mo 
^' la conducción de Situados ^p$ Irman é este, ye) líi cadas 
sus ventas; jctiyo .tráfico cc^o .el ^^ la carrera de ppái^ 
M íeyno, tace sumamente divertida su situación. ' 
DOCTRINA m TOmp ALCA. 

, Jj EX^ d^eripta la lurísdicdoíi df -^^za, que conduy© 
lea el sitio . ri^mtíí «do -éaicfalcáí y ' sigtíi^iido - la cof re(fe* 



fcn^ente '« esta BoctHM ixp©nárl r jqiie eí rio de esm 

.i^ombre rfgiie sú curso de Noroeste al; Su€ste : por me- 

?.'áJo de él se transita para Gonducirs^ ííasta este Pueblo : 

-'todo el espacio contenido entre él y Saropalca , es de- 

licJbj?o mediante la hermosura veni-al que presenta la l^o- 

fcládon vegeiafek que adorna los cerrros; á que se agre- 

;^a el mimero. no^ corto de chafi^r^^vq^e- Jos- j^-^turaks 

tienen ^n las; rinconadas, ocupadas sus tierras con las ,siem- 

hias dé r»aiz qm én m tiempo conttibuye rá hermosea t 

el terreno. 

-^n^^s de entrar m ía Doctrina se pasa el Río 
7}m tmsm&mmmB qm t^r\ tu^a .sígnricacioii ^ ; el 
'■idioma es la de ^io'. Caudaloso; como en efecto lo ¿, 
por que ñ(y hay estación del año en que dexe de ma- 
míestarsu fuerza, prineípalmiente en tiempo de las ^gu#s 
peiiodicas, en el que apenas" suele prestar paso á los q^e 
transitan aun después^ de tres ó qnairo días , y algunas 
v^cQs de ochov seguhv fe-abandanfe que haya isidoqja 
Ikivm en sm <:^abeceras, qu€ .son fes veriieíites de una ik¿1- 
-trtud de cordilleras las mas áspeías: la aplicación hecha -ée 
m voz Türopalca ipuQáe tmer otra que no dexa -de «fr 
verosímil, y es la de que el enpufe que hace ana que- 
brada que baxa del Sudoeste al Nordeste poí un lado 
idei Pueblo, sostiene ^oda 4a vioíencia «del rio, ino p^- 
niítrendo haga el menor destr^^o en ia Bd^iacion, é¿mm- 
"tíola ^s^m lesión en sus avenidas^ 

, -Ei origen de dicho Rio se «halla eía otra juris- 
dicción' de que se hablará-despues ; in^shayemio .por aho- 
í?l?a en su descripción, que la extensión ^que guarda por la 
hiparte del Oes Norueste es eominua-íido desde este pumo 
■al Sursudoeste algunos .grados .mas para;^! Geste, y á su 
^'opuesto-hastá concluir la Provincia r .previniéndose qiie 
■antes de su desemboque, ^mfedia legua, cesa^ el mando dei Sub- 
delegado por Io.quehac-e.á/jiJ:risdicGÍon: dé terreno.- ', 
M Pueblo se extiende del Sudoeste quarta ú 

Oestje, 




Oeste, at Mordesw quatta al Est«! iio necesita de lame* 
Hor descripción, por que sus casató scm las mas humildes; 
sus techos son de derva pura sia teja; el piso de las 
calles moíesíoso; y su Iglesia por ser todo el terreno mo- 

■ vible medíame 4 agua subterránea que pasa por debaxo 
áe elía, casi es incapaz que subsistiese a el zeloso 
Párroco m h nosfmi^s^ á expensas de sm a)mljsiiadas 

Se c^ntimmrJk 



M3CTRACTO DE LA CARGA QUE BAZO D^ 

■ Registro conduce la Fragata de iá Real Compañía de 
Filipinas nombrada la Fríneisa^ su Maestre D, Fran- 
cisco Xavier de Ederra^ en su nid^e desde el Puerto 
iiel Callao ^f^ra el de CáMz^ 

^De'cuentJí ^'dé ^^ M. : i. caxoncíto f^or duplicado coa 
ao3 partidas dé plata y 3 de oro, amonedadas Qn ostn 
Real Casa de Mofieda año de i793 > 1. Canon de bron^ 
ce ínútií, dei caübíe de iíios^ con peso de S quintales 
^^ libras. 

rdem de Part5eu!ar^? 70,437 pcsí35 6 f reales en plata 
dobfe ; 354 marcos 3 onzas en plata labiada ; 275 quiii- 
laíes 34 libras de Aígodon en 163 fardos; 3.1S6 quin- 
tales 99 libras de Cobre en 1^45 barras ; 9 7i^9 caigas 
7 libr^ de Cacao; 2431 arrobas uo 4 libras de Casca' 
tilla en 354 caxones ; 800 Caeros al pelo; i csxon áQ 
rosarios y cruces de Azabache ; 2 dichos de Chocolate can 
12 arrot?as ; 2 botijas de miel; 1 pan de Azúcar; una do- 
cena pañuelos de Vicuña, y 4 pares de guantes de Í3 
mismo. G Contaduría de la Real Aduana 3 de MarzQ 



:;: ■ MERCURIO IfpAWft^:,^^.. 

■íoiitinfflentfi por la, desmiMon;,,^,!*^ .«pe^im^nwn ion 



n 



aFlkacioa á oéa cosa' que i lo p.«c,sd, sW íiqW,^^^^^ 
-«iu2e.«i, en- ún redazo de xtigala »fz ■fe,f^,-S' Fl£" 



;n>i 



tiesto «üe í^ mas exige la vhtit dílígenda para ver iun'íó 
mas Km^vjááa :"^ i¡t esta miseda viven. hGnibres ' y mu- 
geres, bien quí por otra jpaítr'Ia rígítió áéf tempera- 
ciento ei^ calor, jes piíiiga á andar veítiios. mn¡ íibi emente^ 
la ^miypr parte rfe! terreno q«e ' es¿ í>ien grarfíe por la 

fue hace á jurisdicción^ es inculto y despoblado, no ha* 
rendóla menor~pofdon que adi-nita co^^srcha aígun ?; poT-«^«e 
sie?fKlo todo íax^ría,,y cascajo sin tierra, la agua jamas se 
detiene, y de cbnsiguíéíite no^ srpuiídé semBrar : todbs 
son matorrales , arbustos, y despeñaderos incapaces de 

^^;^_,j L^s particüíaridádés dé la .Ddctrín^ consisten ea 

■ que CA la quefjrada que pasa por líiedio de los ctos 

^arjexós,, extraen los naturales porcioncitas de círo de un 

^ ,^V|nero qué hay de iéste'iñétálj; hallando tjna que oíra 

^. ^j^,,I|epiias sueltas, de ^éj,^^^^ ■'v/'^^'^f'''^'^''^^^*^^ s^íks., 

!-"',^"' *y.J^'^*lá,Qúebradr''^eer^x|iáe'p^^ poí^-'défóme'^ 

Pueblo 'á corta di'stáriciá'dé él-, hay im sitio nonibráío 

fundición, de donde antiguamente sacaban bastante- plátt 

p^r i^edio dé este beneficio; cüydshorriitbs existen ; y 

,5^|e ^n ceífo que igíiáláiénte se hallía ' ce!'cán(> extrafeti 

tamoj^n de dicho metal; ' aunqu^ eoh bastante aéorripañífdo 

(^ oro : su ley aseguran era en aqfueííos tiempos Consideíá- 

ble, y, aunque en el dia no se ve tnl opulencia , <on t<^o 

Jos naturales extraen de un quintal de metal, hást^q^- 

, tro onzas por ; fündÍtiorí..^o 'Ihay tradidort di2P'^x|üe'á¿ii 

. ^ «fij la ianííguedad ftiese veta formal ía íque hubiese, y^si 

miGs.,jboIs6nes causados por ' éi Diluvio V pOr- CH5»aíafei)ii 

' né ha habido nadie <qué ' se fíxé en el tífabs^'o 'á : |^^ 

ílc ser dicha ley la ^m^^^ dé quinta placa hay en ^^d 

¡^Cf'':' ■^I'^M-}^ pai% ^éPSfir^driaF^^oGffiria^^e *ei¿^ 



^n 



£3 

in-: 



- , 11; JaJ¡|rjsdiccion iiasta vnd Posta l^iiehiy^ en sla^^Qq^. 

^I^brítda líorijbrada' de ^iiirbo^ por lo qué haíiíé ^ máádo 
:?Íe Ja; ^PróviJíciá ; y de /áKí hüsta su conclüsiofit; cúVí^ 
J^^|e á ^lic^írCfiicliasv^ ' 



Fot 



BB«P 




r ?of el Fiiíebío sigue» s« 'CUfsOí m Cor*^Gianm 
¿1 ficmpo de a^uas , coaduciendó^sus ctees jxir^u^^^^ 
paso por el Rio ^nfc^ Íes imposibilita Jíaí:eEJÍQ< 4n€di3iítj|^ 
sus fVcqüeii^s. avenidas. . , ^ i..; ;i -vs; 

, ; ; , ^n ccncb5io;1^ , de lo , coi^resí^oñdiáite , a vCscp 
Doctrina nada queda que decir, sino eg que en unf 
Quásrada que corre del Oesñorne^te al Essucste sd 
eíicu^ntr^n por un íado y otro de ella Infinidaa de rae- 
iros ^e Caparrosa que siguen jrmlriplicándose: al pa^ 
que se sube para ^l No^oe5te acia la ;¡unsdiGq|onYde;li 
<$íguíeme Doctrina. Dicha Quebrada multiplica , su buá^ 
medíame el coticuiso .de varias vertientes/ que «ndem|)0 
de ías. aguas periódicas se suele px^nei intransitábk: tiene 
mucha Población, , y Chacms: donde se- coge"4gufi-;maiz 
y habas , siendo : Igualmenre muy abundíante U: popcign 
«le arboles de los cerros que íla rodean,; íii>^ed^ "4®^^ 
íCQsa que añadir i la suscripción de fista Poetrina. á '" 

^ DOCTRINA i>;Éi JM^ .. 

¡^STE Pueblo ^ halla situado ie^K¿ deí anfencfe^f^ 
.4ina llanada, pei^o «n media -de dos cerros.. Por la parte -44 
'Oestede él pasa un Rio del mismo sombre; tiene su -or%«íi 
en ia cordillera que llaman de los Frayles, y se formji 

de ia erupción de quatro snanantiales que - jamas ces^ 
,de manifestar su caudal «a todo d aiío; viene exteri^ 
dFeadose. áá íteoeste z\ • Sueste ^ teca llegar i -esta 

Doctrina, vimeiidose á unir con otro que pasa á la i>ar|Se 
;del Esce de día, del que 5e. habí ara después. 

La extensión del Pueblo es del Sudoeste a! 

Norde<íte ^ su temperamento no ^s f^^^^ P^^ caluroso, 

inclinándose mejor i lo primero : su ^ piso todo es de 
: una tierra calorada como arenizca é incómoda, y su 

Iglesia esta íiegularmente alhajada. 

Reconoce > Doctrina» al§u;ios. anexos en d^ 

taiioas 



r 




feligreses .^ síenáo' et mas ' distame . el' que > se ' haü» 

. «asi al iin 'hde .ía ¡uásdiccioíi d4 la- amerior' Doctrina 

en I^ Quebrada- desciipta, Ta que #enfe su^' oiiígen eíi; 

%l^\áitiHá--á^- Ias;->e()rdil?^ras por están parte ^| acrecen- 

%ahdo%e ^F cGíiciit'so , de 'vari-as- quebraUitas q<0e se Ib 

introducen^ El camino desdé dkho- anexó Jiasta la 

'Doctrina, es fragosísimo y apero r no se laalia sin© 

%s taF' qüaf árbüst^^^ pastos, de 'fos 'que' se 

%ea- pót>íádas -Ms ^€Oj€iiíer¥s r á ■ corta' distancia^ de ella 

tó^'^J:aígufiK>á-^. pa«íso#"dté^ OPfet^í^-'y- Cobre-f ^^^ <^ 

Igüaítténk^iaS' vetas de Capafr^^ siempre por fe pai^s 

'ide!' Norte r^ fas q-üatrb fegoas poco mas y 'y al 

^inismo ritmbos: se ferma mia^ Quebrada qué corre, ddl 

^"Oés .S'üeísie V y termina^' en éi^ rio- nombrade^ Panágua 

%(ué^tjerre SU; &rrgeh én^ Ik córcHlléra de Ite Frayles @a 

fe jutt^iceíoii d& Vínm&iMm' ,^ y vienen á* inttodtickae 

en eí' de esta Doctrina á corta distancia de ella. 

Al rumbo'de^ Noroeste, cincos grados Norte, se 
empieza á fi^rmar la cordillera que sigue al Es Sueste 
.J^^stiá %' jSckrtrmaarHefídr y 'entre estay hIedTa ótraf^q^iie 
^^'texa' de Pórcó, y entre las dos- corre el Rió* que lia- 
^inán' de Corea r af mcorporarse este cí^íí él To? opaíca 
■l)rota tihojo de agua caliente producido de la vera 'azi&- 
'%osa qiíe paite la lurlsdiccion^^ de Caiza, y en e§fe sitio 
'^ya/ entéranrenTe' víeñe rnüdada pises solo es de cal , con 
^fe- par tíeialai idad de s uspeUdér ' su- berbor hasta - 'el rak® 
"ie'varr' y' mediai / /" ' ■" ' ' '■:"■' ' ' •(} 

Queda ya hablado de ío- pe Pténeciente á me 
^iOy y éebe seguirse fa discreción y nom.bre de los 
'díémás que entran éii éí que pasa á. la paite del Oeste 
*^e II Dbetriíiff, que son empezando por la 'parte del 
■lídroeíte los siguientes: fauro , Fierro Ingenio, Corea 
y CheqGechua: todos corren del Noroeste al Sueste po- 
icos grados nras'-para él Suf, no hallándose en ellos mas 
pafíitUiaíidad que la de un vejieio de oro que hay al 




r^ 



ai?- 

^kn' sicarios Nat^raWs:.algana pofcion aaiiqiie cOrp 
fíU^nJo ■ las avenidas: n(>: se lo :estorbaa. Emr^este Ku. 

' V eV de Coíca hay raiiil^jen ,uq', Mineral de Oro í p^ro 

. ^.. .sieAdo/ 4e:,XQn^deí ad^rt^í^. se^.ha, í)|íésto el^ tóayos 
empeño en> ' kispeccipnaríov: ;; . ; h -^^ ^ ^,, V- -; ,, ., r.^: >'v ^^ 
' Á ia- pai ts 'del Sirdoesfe de : ía 'Pocntiia .en cortil 

4istan<ri«^ hay mA revencazoíi M^ agaa cqtieat^, pero azu^ 
fíosa, y sin dtida .a!gun ramo de la veta..d^ ,^aiza ya 
déscripta,:qae haciendo su- dlvisIon^eJí J^ios, l^ps,:Vier- 

-^e entendiéndose poí: e-síos t*ir>eiios, y segun^xE c;^"^ corta 
m muda de especie, como se ve=éiT > empero» que m- 
ee en. el Rio de Coiear, -de quieit segoH' qí^eda-dicho; se 
©bserva ser por encima cíe, una. piedra' de eal. 
V MiarEo. varias palotes déla juiisdiQcibn.de está Dod- 
trina 'se advienen aííí;unos Mineraies^.4e, cobre,; pero .n<y 
.siendo : sus v©£^r:4$':|^' níeK<pr, es;pevanza^ i^ quien 

se dedique á emprendt^F su trabajo. ' ^ 

-.No se da eí origen de los nost yt descnptoíf, 

por que lo tienen en Lt Jurisdiacioí^ d& . la; Poctrina de 

.fiye'$e Jísbkrá.en su lugaí..'^ _; ;. _,„^ :..,,-..- - i 

■ :\-.^- A pesar de ser.bien-gíande; ;lá. jupsdiccion^d|í 

estas Becfrisa cGmd' que roda M .d^nrSepranias Vnv- 

cuitas é inacéecibles' , y en- ías^ ;qiie . n<y, ha pisado 

. planta;, humana;,, de aqui es- que- : no .ofrecen fl. mor 

zRor auxilio., dé sembradíos,- por lo cpe^ b^. Naturales m 

'tienen otras' cosechas que lá del maíz,- habas , papas, y 

alguna -cebada; CFiéndoíie' el pOTero - en ;,^yi:^a^:- réspede de 

.pircas ¿ albarrada^, eir jas' que íog»; que .depofixanda 

'alguna tferFa produzca^ psi o jamas, crete hssta el alto d^i 

¿una vara .peí; Iíi ^posa s^bsiat^ria^de ^aquellos ;', y á pf ®- 

.r-porcicn. sucedeKÍo .ídíh)^ ^,fa||. ífci|fí5i ^nm^x:^ .quien^a- 

■ la ^razcn' dicha y el yelo, noclas dfexa formarse; Por lo 
que hace i Sjrlicadon . é ,. iiiüu5|;;ía^ para su ^adelantamien-. 
to, no nigucK otra idea que láde otras Dociinas, sin ex- 

atenderse á mas ctie-á lo necesaiio,..y algunas veces ni 



aun -á'^éstó-éi[<|£-|)írá|i?íy sí^Ib|-^IéíK^ ■ 3e ^éí :!:' tóí 
ralles eíi dondé'á costa de' un personal trabajo íógraní 
H^i;^^í frutó de él emprieado en máiz, .algún trigo y 
cebida, con que se sostienen en el sSo, ssiéndoles mut 
ftidfférente el que sus posesiones ó heredadlas ,acrezcaír^ 
dcoezc^, pues su policía ruríd que es "caá jiingunaí 
no. le^ franquea el menor fomento; motivo j30f -quQ se- 
ha absoíutamente imposible quereríos ligar hnnúm que 
en ¡ungun modo conocerían por su anepticud y ^cio-* 
sidadr circunstrineias en que se Mía .^odo ín^ 
!^: ' " ' '. >"■ ^" f ■anexo ^ qué; Uanim Comnckíi' qms. íes el mu 
^^^^ <^f:'^^-'^octym^ :^ se -eaeae titila yaflas ^etas de 
alumbre ó miilo ,^ liadendo ios ^^do^es 4s -verdecen ;^as 
K^P^S.y enotras paíixo ,: el íias #s sin la íxienor í^iír- 
¿ÉV e imperfecto pero el otro 4^^n@ como m ^^ristal. y 
tfe excesiva' -actividad. ■ - '■■': 

'^\ Siicesiyartjdnte' qüe:empiega f a Juí^séicdón íle ^ta Boc- 
trina viniendo de la am.erlGr., ee^í-páe^an cambien á dismí- 
lí'iiirseías alturas y mirmÍM^ ím'mÁnáQs^ varias llanadas cu- 
fo pfeo no es mro ^mt mti^zm , que no dexa de' cati^ 
SsLX alguna admiración «iedlai^e .i ser ttodo el lerreii'O,' co- 
róo queda dicfeo, de tierirá icoiocada; íio |)udiéndose sacar 
etra ;i!aeiorí quéia de ^er préiMdo |x^ ^1 Diluvio. ^ 
^ ^ En todos los ícerlros 4e U parte del Sisdoeste 
feay irifiííítos panizos de .cafl y yeso, con h particutaii- 
dad de ser . tan blanda la piimera, que apenas necesita de 
beneficio., ' :: 

Últimamente concluye la furásdiccion de !a £)o¿ 
trina por esta parte sin la menor poblsclon ni serratiía^^ 
y forf^ando unas no pequeñas llanadas, q ue alguníis son 
áé lar^o de ,una legua, ó legua sy media, con é-g&naÁ 
lagañas ^ue ^olp ^oman ^agua eh íieqipo de |as periódicas. 

BOCTKINA DE TOMÍABÉ. 

A situación de este Pueblo respecto del ^ntecior^er 

al 



BSBSiVP 



a! píe déla Cor^Híera que, ílaman de'Frayles, en üifagrak 
. jtlanura , y su extensión la d¿ Norte Su r^,. , -í,' 

íl. Según verdadera tracliciun, áícha CpTcIillera to- 

-Jff^ ^íi ^sta parte el nombre , de Fiayles, por qu^ liabiefi- 
. dóse ext-raviado úqI camiiío do^Keligíosos, fueron á daé á 
unz altura' que no hallándose ¡amas sin nieve , jos hizo 
perecer ai rigor dcr frió. De los torbellinos de yieiito 
que se forman en dicha aitura^ que está en el centro dQ 
la Cordillera , por. la parte del Noroeste de la Dc^rtri^ia, 
y que descienden á ella cóii fí'éqiienciá, sé le dio el nom-^ 
ore de Tomahnugui, corrompido en el dia con el de To- 
linnbe, y que quiere decir üíacan ó TorbeHinO como 
queda expresado. 
'¡ ' ' O 2 V ^^ femperanieiito de J^.Pí^bl^cicmres 4 ni|sj-í* 
tV|p4P'-»P?rcs, hadándose como 

¿ dhier^ tQsdq es desabrimieríio, , y qual produce un vie'rtto 
:fUt£l, que «s,^ que báxa dé ella, _ ' t 

Entre Itís anexos que se encüeiítrañ en la I){^- 
írina, el primero y mas cercai^o se nombfa de San Bal- 
^ iasaE¿;el .<^qm] fué forna^dp cqp ^l ^motiyQ , de. Jiaber ^ jie- 
cho asientp en est(?, sitio yarjos mi%ros;.que viiiiéron á 
él con el fin de trabajax algunas minas aue en, la anti- 
güedad fueron de consideraole riqueza ; pero til el día 
no existen la nienores seiíales de elía , ni táñipóco dire'c- 
, cion en el trabajo, que solo sigweA yf ríos indios cjue 
pueblan dicho anexo, 'extr^iyendo cof tas porciones de pia- 
la, y asi mismo unos mineros que remiden en la poctrí- 
fia, quienes han limpiado y arias labores a expensas de 'no 
. pocoS; gastos , 6 perdiendo la mayor parte de sus inté- 
' leses en ellas. 
? A corta distancia del parage ya ,descripto, se 

fcallan quatro cerrillos cuyos vesp'gios indican h^t sido 
. en la antigüedad muy trabajados^ ^ y dé tuyos desmontes, 
igualmente sacan los Indios porcíonies de plata, no con- 
lihuandose labor alguna por hallarse wdas eguadás^ ¿^ 



d 



\.r 



H.n Cerro íiofnbraJ.o^Gúancar3ni,'<^ue^^n: .el Idlomn" qaie- 
Vía <^ecir parage luxioso .por yelo qm ss rompe; y en 
r're^iidaí .asíi^McetlcV píies ^í e<írrépiro 'qiie hace- -al -¿jile- 
\ Iprarse 'et " qt\e ' IVay en' .3ris lagunas qúe'-tieílé'i'-sá'-'-'iíal- 
* do, fornTü;.iin lu ido como el de una . caxa.. i^oíré •diéha 
Kil^era para el Es Sues-te, erícomráiidose en ■ ella - ^-a-ríos 
liigep^ps arruinados, . sucediendo !o niisi-no' d^^ la Uá^t^i- 
■ m' piara ^'d, :áue¿s^^^^^ ié- Íia|lá-CH:i'ovlo''níi!>$im-' ,''■*- 



continuaren 






4c¿ C^Iao p^'a el de Cedí ¿:^ ' '''/'■'.}-: ^ 




, . .:f , 

^•Casa ^g MG«|^da ei ,áit?'4e 1793; 1 Caiíco tle jbrdñce 
*íxiútil á^J jpaliWe de ; 16, con peso «te 5 c|uinfjtles; .• \^ . 

^^04 cssteílanos enebro l^i^ó;^4.5i3 quintales' 34 M^ias 

''file, cobré e;i ;i.¿6S ferras; ;i05 l:dem; 94 ídP de "idStiño 
"en 175' jd';' 13.^07 'c^^ 'dé*-€3C3CyV f,20^- ai%(^rfs''lJ2 
, |- Hb?.a^:;4e Cascan í lia .ep 8^9 (^unes ; •1/7^^0 túe^reíat 




X id. \ d¿ ' pe&es'" y-*-p6líiecf1io5"; de' 'Cnva^-^ y 
rComáduí^ de ía-^Rtaf^^diíftíha^ ti^í-' ■ í-íwaí 3 



de q\oxi 

in^adera ^ 

^Msifm de 17^4. ^ jQse^h Ignacio de Le^uanda^ 



m 



Kisa. 33a, 



Bol. U- 



MERCURIO PEÍlÜANa 



^:Ct¡./: 



DEL MA i^^M'MM^'lM iim- 



^ 



XA 



m 



fíAXIAJ>A Ó FRANCIA 









,.- í - -, .■"," 



■h 



Ik 



Jj Ay'eíí teliS W Sitio f^|íuap¡dlce^?) 
flue lo^ Oriegcís ll^matiati el v4*z;£r^>^-' ' 
porque es lia iíegío lago , qm aun las 'aves 
no pueden transitar. Í3el hondo s£^la^ 2 
«iemf re está respirando densas Jinhes ' o'* 
¿Q vapores mefiticos. Un cerco is ?*i« 
de íhaccecible^ ñÉcós^,éon^ ítpémá "íOfi 
nace «1 punzante abrop .; tiene opreso-^»- 
aqj^ ¿órriaptó jesían^üe"V«ol3pado ^t *i^^w 
de pardos juncos , y ^quéxoso dencC'-'.í 
Baxo» una corva peña está una gruta " 
sembrada de cambrones ., cuyo^ centro' > 'ib 
es el ' obscuro asilo de las sombras T 

quando el Sol las ahuyenta. Mil estrechos 
■éaniínos' se' ' desprenden de 5U boca.'^íJí _^». 
que girartdb coií 'fiíeltas y rodeos -' 

Í;or ias negras -entrañas de la tierra ' 
legan á terminar en el Infieríio. 
Por t^tla (ségüxíímríá yÓQ ^fepente^^ p:is 
de 'sus protodas 'Cáfcefes^ salieron- :■ ^h 
quantas-'Fúnas' habftáñ las sombrías 'í 
mansiones del Cocy to , con deseo ^ O 
de ver lá claridad , y -en -aquet ;átia> ¿ j 



L 



J 



f'ozar, de SUS' nefarios 'pssat'^^^ 
léiida á hs serpentíferas iernaanas " 
el lago se conmueve , íos horrendos 

r¿ .-..peñascos: jÍBüb?3«;.^ eh Vesubio?, fi> t.^,-^ 
vomita entonces con tremendos fnienos ' 
torrentes de bema.,,. y nitro ardiente : 
vuelan á gran, distancia por el viento" 

■. -ílas:, humosas, oeoízas i^mp^ñmi^^^ljj^, , i, 
los claros rayos del purpureo P&'bo. ' 
3En estc; átio pues.; las CfMelcs Furias , 
después que demostraron su conteato , 
(o^BíosI y qué contento es e! que puedea 
f desfrutar f por fentarfl aquelíos^ p^c|ic» 
i-oidos del- fuForl) sobre Jas. jjeña^ í;:;^; 

: , .se. sentaroia. Sus tétiícos- as|>ectos * . ^ '¿ 
se enardecen : las víVQKis se erizaa^ *? 
se ensortijan, sa ^reáan al cabello , 
sus afiladas lenguas se revuelven 
por los ayres : 'enroscaase íos cuellos it 
silvadores : respiran por las íaijc¿r, '^:;^'JÍ 
una nube de humo en cada ^ aliento ; ' ' i 
cuyQS hediondos hélitos corrompen 
el céfiro sutil : braman á un tiempo 
desencajando los hundidos ojos, 
y arrugando las frentes al esfuerzo , " 
dé los tristes elambres\ salpicados 
de ferviente alquitrán , y azufre ardíeaJo, 

En tanto que del ocio desfrutaban 
las Eamenides, sale con estruendo 
de la cueva .fatal la insana Erynnis 2 
atravesando el -lago salta e» medio 
ét ía horrible asamblea, y despechada .'¿ 
fcabla 3 todas así con roncos ecos : ?: 
'^xxk Q& t^xo^ Compañeras, cómo tprpíi" 
os entregáis al ocio? Para esto " 



tóíííis ^airdonado las moradis 



ub 



m 




L* 



4V 

^eí lísiito y cíel.terrpp;? Qué e^.'ie! desjjeciiü } '' 
Qué íiél fiero rencor ? Que '^e lá audaciaY 
con que hacéis palpitar á! -Ünivaisoi^ , 
O Furias , sacudid ese letargo , ''^'^^'^^^^^.'i -■ '^' 
por que en e.r triste estado eiíque^^ii^S^^ , 

es preciso al¡.<;tar ; en nuestro auxilio ' ""'' 
todos 1ós Mcine^', y malia:nós Qmwsl'^ 3) oa. 
Ay ! qiian rápidamente se p"? op'agá'; V j 7 ; 
fluestía ruina! O Furias, presto ,prestÍ' '' 
corramos á Jas armas; impiJáníos , ,-^ 

del tticrtííero cáncer 'losy progre^oi:; ^^^/-^-^^ji: , 
Al pñnclpib se'ctfrá.faGilijietó ' "^''^^^ 
su periíkÍQsa. peste V pero 'liíe^p ,!' wi..,íí^'*^í 
-que por todas las \^enas se deiratóa f^''']^5^ jj 
no lo ataja ni :¿í^arte,^ tíi íú rmecttél^^^ '^^ 
Xuego que píoharíció ía cruel Er^nnii'*^'^ ^ 
^on ixen'ético ^esio estos ácentdá^ „ ^ Jl'"^^^! 
ta^blando' de furor la crin se artalicl'^,^^''''' *"•'* 
cruxe los . negros dientes ,, y esgrimlenJa *'* 
las .cortadoras uñas , cubre ayrada 
de roxos surcos ^ al semblante y pecho*. V" 
Entonces Tisiipíjóne se levanta, : . r ' '"? 
Iierída del terror , y': entré ,|iines0¿^^'''.' ''^' ^^ 
y éspantbsQS ■ gemidos , articula ' ' '' "'' "^'^ ^¡*. 
semejarites palabras : -2 Qué suceso ';^^^'^ 
exdt^ tu ^ temor ^ sangrienta Érynnís ? ^^^ 
Ba pues , iiabía , Amígai'j qué proyecté" í 
«e fragua contra d Orco r éór ventura , í 
^ abfendoríá ía tierra el fingimiento.? • H '^ 
Hí terrible homicidio ? El torpe engaño í^ ' 
la insaciable, codicia ? Ó se, |iaa abierto ' 
ias f)uertas de la paz? Ay! que .este solo 
infortunio , este sqlo contratienipo. ,, 

conviniera en cés'confbros y., ruiriias, . ., ,.., 
€l palacio infernní I Yo me, estremestÍGÍ 
Acaba pues ,. hermana; di si acaso v' 



ü 






se «t^gaora m^ temorv' p !., c^uiera ei «egrtfj^íO 
Estygió que se engape f Quan amable : '^T .^ 
jios sería este error I Quan .hafegüeño ! 
^,, . jEntóí^es arrancando del aídi^nie ^^., 

*^córaz6n un süspirQ en hunia ..^envuelto *^' .* 
no te engañas^., .h^rmaii^ , jixo JEryrmis^J^.J^^ 
Ja Paz , nuestra enemiga , descendiendo 
en s^ triunfame carro por los ayres 
pisa ya ÍqíS iimbraíes de su tenrípibi. ^ ,^;^„j^^ 
Todo, todo; -á su ^nfluxo se.ha nmdád%r^¿^ 
El Britano^ poder' ^, que eri otro úempQ ,^ ^1 
abrumo cmt mrm^s numerosas ! ! ^ 

la espalda ,de los mares , ya íia depuest^^^j^I, 
su natural orgullo'. España , Espaík ^ ; ' '.J. 
esa nack>n robus,ta , cuyo esfuerzo' 
airanea^al mismo Marte de tas maags 
ios vengativos rayos ^ ÍK)y te;dehdo i > 
six teoyca laureola se reclina 
sobi?e 1» multitud de sm trofeos. 
Los campos , ay de mi ! que fúétorh lírtíSS' . 
depósitos de podre , y monumentos 
de furibundos, Héroes, hoy se cubren ^j 
de sim^píes' Xabradores , que cogiendo 
con sus manos sudosas fas espigas 
fizan las ops adorando al Cielo. 
El gpzo^ y la abimdaiida han penetrado 
los mas pcfees hogares : ni un lamento ^ _, 
ni una queja se escucha: todos, tí>dos,| 
se llaman venturosos , y corriendo 
coronados de olivas y laureles 
al templo de la Paz , queman incienso?, 
cantan himnos , y ofrecen de sus frutos 
• las feraces primicias al Eterno. 
Esta es paes , nuestra suene, horrible? Fur&: 
este es mi gran dolor. Mísera í tiemblo 
^ imaginai lo áokll Si aniniosas 



Em 





V Kaii ->r. 



nuestras artes y fraudes nó'exefcémos . 
en tan previsto mal, ay de nosotras! y^ j^:, 
Ay quéesífe-^o amenaza S nuestro imperio !y>. 
Estas voqes despiertan los^ furores -*. 

de las. terribles Furias , quaí los frescos 
ceñrillos excitan leata llama- 
Grita la fiera turba coa horrendos 
alaridos: resuenan las cavernas: 
}a tierra se conmueve: el hamo denso 
puebla el ayre , y el Lago, y el Vesubio 
comentaron á arder. Crece el estruendo 
como quaiido en las grandes t^pestades 
quebrantando sus cárceíes ios vientos 
combaten con furor *. resuena entonces 
con formidable son el hondo reyno ■ 

de Neptuno, responden las riberas i . 

hora braman las olas en el centro 
. debías marinas grutas, hora chocaa 
en los tuertes escollos, escupiendo . 

amarguísima espuma , y rociand© 
las altas^ nubes con cristal desecho. ^ ^i 

Luego que la algazara de ías Furias 
se sosegó un instante , saltó en medio 
del congreso feroz la cruel Megera; 
brillafe^a en' sus pupilas el incendio 
del corazón : rodaban sobre el vientfe 
' á qualquier ''ademan los secos pechos, 
y por la inmunda piel aparecía 
la varia trabazón del esqueleto. 
Así que la frenética Asamblea 
respetando su voz, prestó silencio: 
no éskis dudando, diso , compañeras , 
de un éxito feliz. Comj los Genios 
,del pavoroso Estygio , y las 'fatales 
Parcas nos den socorro , nie prometo 
4^ue' la sangrienta empi£sa q^ue medito 




di- 



ok 




4^ 



&"slpe nuestros malf? y rezelos. 

listas -roces mfunden nuevos btíos, 
c» ias ücrss Eamenides: sys negros 
corazones palpitan can ■.d amia ' 
de saber de Megera el p^samknto;' 
fiias la Funa 'clavando en sus: hermanas . 
J^ torra visfa , prosiguió álckxido: 
Jüesde Gu^ d gran Vqlter. . .( i );¡ :Ah quien 
^acer el justo dogio dd Proteo " ' ^ 
ae |a impiedad^ ,dd Sumo Patriare^ 
oe-la dísouícion y ^ ssQÍleoío! 
;[^ro son .miiy pr^dost?^ J^s lístsntec 
Josotra^ trisies ^Imas ^ ^egi-)c <JepÍGs; ■ 
xlei Tarraro , :b5^aá i ^u íHCísda^ ' • 
y hñceñQ po^r íEj^mh te .obsequios. 
^esáe que d ^rap i^mr^ xomo decía ^ 
cinpapadb ,ep mú^s, -ípixtieas , ^y pxempíos 
^omo la píijji^s ,ec2 Branca , tjae animaros 
^s esperanzas •4^ ^4ia .feliz .sucedo. '" ' '^^ 
*.sís dmr má^n^ íCuya ^nconstanda 
€s .qmza ^1 atilhutp ,:nas ¿incéro., 
«e snyAnú C&r km ^ •je-voíando '"' 
■como k leve píunia ehjtré'ios vientos ^ 
por las antes j deudas, disciirria 
que solo' i sus xax^s y ,desveios " 
Jograba levantar naturaleza " ■ "' 

^1 velo celestial ds .^uí; misterios. 
m natural or|íuí!o suspir^a ' ' 
Viéndose reducida á los estrechos 
limites de la humana inteligencia, 
e intentando elevar mas alto d yudo., 
corno nocturno Buho que á 4os >olp5$ 
<iel Tildo leñador , snk del centro : 
cí.d tenebroso nld^ , dajido vueltas ' 



jPíáifi^ 



■."t, 



■fi-'i 



f>H 



sm 



t < } • En Fanceí «e esaibe Voluite 




47- 

sin tino por las auras , así ciego 
chocaba c'on mil falsas opiniones 
haíta hundirse en la. ciiná da sus yerros. 
Halló ea Vqlter ( 2 Jupi Padre f un Caudillo 
conforjne á SU5 ideas , y siguiendo 
5US atrevidas- huellas peíietraron 
Iqs mas remotos ánppilos del reyno. 
Desde, emóiices ¡ aiiie triunfos , <]ü€ \actOnáS 
¿10 debe la impiedad á sus desvelos!" 
La Religión vacila á íbs irópulsós " 
de h incredulidad: qualquíer exceso- 
debaxo de las prensas luego encuentra . 
^jj^j^;... ttn favorable asilo : el deseníleno ;.' 

"contamina las aulas y academias: 'I 

ios vicios cómo pálidos espectros " 

v sútn de los,, profundos . subterráneos 
ÚQ dó los oprimió tan largo tiempo 
3a. terrible virtud, y se coronan 
fníre ^1 común aplauso de los pueblos, 
ímicía perece , en fín ; sus convulsiones 
Sun mortales; np puede haber remedió ^ 
que reanime un cadáver/ ¥ó, fo ^ Furias 
lo aseguro, i Y quien duda que este ifuego 
que tiempo , LTipuuMad, y error fomentan 
Bo se convierta á "un Sópfó' en Mongibsl^ 
que terrores aborte i? Bien lo temen 
las Potencias vecinas advirtiendo 
la multitud de chispas que 'acarrea 
€l soplo del error hasta sus senos. 
Si esto es así , decidme , á que aguardamos I 
I Por qué no arrebatamos con denuedo 
el pendón infernal , y dando auxilio 
á nuestro bando impío , no envolvemos . 
a esa altiva nación en sus ruinas t 



{n) yoUstntA 





mm 



£ Cómo JEiíj ápnih^moB par los ^üqíos 
el tempio 4e ía Fe , í^|í§ ^ Jia íantos aao^ 
edLíííCQ .el: Ilustre Clo.doveo ? 
Ea pues , que teméis? Yo ^.o^r delante.. 
Caiga Francia, y arrastre su ¿espeáo 
al resto de h Europa , conipaileraSi 
Volemos á París y coloquemos 
l^ inipiedad eri sus aras , y €i}ire el fítiOj 
*'la ;€í;>nrusion , los llai^tos , ios lameít^tof ^ 
las heridas^, ía sangre , las rapiñas^ ': 
l^middios , escándalos, incendios, 
guerra , profanación y quar^p ofrei:eii 
senaejames escenas^ desfruteiiaos 
de iin placer mas amable que el ?que<>s'|3rlaíla, 
las opacas orillas del .Averno. -;' ; ;"^'^*-¿* 
Esto MxQ Megera' poseída " ^-"«^s'^'' ^^ol 
de lin júbilo iafernai : todo el .congr^p 
aplauda con ^prrisoHos clasieres 
U iáeieznabíe ein presa : dan tremendos 
saltos por los peñascos ; cantan himno^ 
"at cayeiíüoso Abismo^ y á sué ecos ' ^ 
hierve el Lago , claudican ios colládpi^^: 
^ jse asustan los Manes del Infierno, ^f 

•■' ■■'-"■■. ■' ■■■:cés asic-íi2i ^uti 

^ iití OH :5Up loñ, J 

''"•"■'■-'■-" £í,{^te3q b 



ÜJÍil^tf ti 




MERCURIO PERUANO 

DEL día 22 DE MAYO DE 1794. 



CONCLUYE EL POEMA DE LA GALIADA, 



E5roES de este placer , cortan en tropa 

con negras alas los sutiles viemos , 
y á Fiancia se diíigen. Van delante 
Megera., Erynnis y la horrible Athleto. 
Por «donde pasan queman, y destruyen 
€on for mi rabie estrépito los Pueblos 
y heredades, así como en Diciembre 
la opaca tempestad rasgando él stno 
de las nubes inunda las campiñas : 
cmxen los polos, y entre roncos triieaos 
culebiéan los rayos estallando 
ya £n la excelsa Ciudad, ya en eí Otero : 
el huracán á un tiempo con bramidos 
cimbra la dura Encina , y al violenta 
impulso se desgajan los arbustos , 
y vuelan hojas , ramas y renuevos. 

Era la media noche qtaando el orbe 
envuelto en pardas sombras es bosquejo 
del tenebroso caos. Tai qual astro 
trepidante brillaba: el blando sueño 
volando por los pueblos y las selvas 
derramaba su plácido beleño 
en los cansados ojos : los ctaidados 
rodeaban inmóviles los lechos 
aguardando á la Aurora que ahuyentase 
Q tj 



de 



r 





de Tos TiumaTím pechos el sosiego. d 

Tan Si^lo Miravó ( 3 ) junto al bufete 

en su agitada menie revolviendo 

tumultos y desórdenes velaba; 

abrasado del rápido veneno 

tjüe gustó incautamente en los escritos 

¿el malvado Volter buscaba ciego 

el- antidoto en medio del destrozo , 

y en fos comunes males el remedio. 

Fatigado algún tamo su discurso 
dormitaba en la silla sosteniendo 
la íientQ delirante con la diestra , 
quando empieza á temblar el pavimenta , 
y á- cruxir lús paredes y los quicios 
al violento vayven. Ahuyenta el miedo 
el pesado letargo que opririiia 
sus soñolientos párpados , y en media 
de la estancia descubre á la iracunda 
Megera. Queda al punto sin aliento, 
yelanseíe los feüesOs , se estremece , 
y el espanto le eriza los cabellos. 
Xa furia entonces con terribles voces 
210 te asustes , le dice : yo aquí vengo ' 
á protéxer tus máximas : respira. 
El abismo promete á tus desvelos 
un gran premio, su infíuxo y tu camela. 
Volter por mi te intima que en obsequio 
de sus egregios Manes establezcas 
y esparsas su doctrina. Bkn advierto 
que el aspecto del plan es~ formidable ; 
pero nó hay que temer, pues en inmensa 
clamoroso tropel toda la plebe 
tus htiellás seguirá. Su atrevimiento 
ya sabe conspirar contra la vida 



de 



( 3 ) Kn. Ftances aa esciibs Miraveau. 



5i' 



ie los llcycs. ^u'ip'ra con deseo 

fíe í^aaidir el yugo de la ley , 

y abrir del corazón los honJos senos 

para dar libertad á las pasiones 

qifie braman despechidas qual soberbio 

toro en.;Gerrado ciico. Y asi paite, 

• concita sus furores sin lezelo ^ 
que vo t^ asistiré : mas por si acaso 
entre"' la confusión Se aumenta el nesgo 
esta escamosa Sierpe sabrá darte ^ . 
en -los lances valor, arte y consejo. 

Así dixo, y al punto se desprende , 
una Vívora parda del cabello: . 
á Miravó la entrega y despaiece. 
íl Francés b recibe , y al momento 
el monstruo ponzoñoso se intioduce , 
con hoi riso nos sil vos en su peclío- 
Levántase agitado : su fogosa 
fantasía conabe los mas negros 
íicrrores y delitos: iracundo 
discurre por la estancia hiiiendo el sueíO 

■; con los malvados pies : no de cita sucrlf 
deliranre Ministro de lieo 
í^be ai nevado Ródope vibiando 
el serpentino Tirso : azota el viento 
SU' espascida melena: desparrama 
feroces ojeadas ; y torciendo 
lus espumosos labios de mil modos 
pronuncia el F>van con terrible acento. 

Ya por las altas cumbres de los montes 
Sba la clara luz desvaneciendo 
las espesas tinieblas , y ya el dolo 
y la ambición volaban per los pueblos 
despertando á los mi'^ems moitales, 

. quando llegó á Paiis la cruel Athieto 
(Jelaate de ía hünibie coniitiva 



52. 



de trucníentas Furias : suben luego 
a fas eigüidas Torres ,. de dó süelran 
á la inf ansta Discordia ; y ai momento 
el implacable Monstruo- como un jayo 
vuela por todas partes espaixiesdo 
un humor sanguinaria que destila 
de Jas terribles fatrces. El veneno 
peneti-a las entrañas de h plebe 
que ciega ád foror dexa íos lechos ^ 
y en corros se retioe. Después liega 
el falso Mirav'6 , quiem puesto en medio 
del concurso feroz, con voz vehemente 
comienza este fatal r3zona?míento ; 

(4) Hasta qiiaíido. Franceses, la cadena 
de tan duro , y tan fargo cautiverio 
arrastraréis cobardes ? ^uarKÍo, quando 
sacudiréis el yugo que os ha impuesto 
}a injusta tiranía? Será dable 
que el clamor incesante de un imnenso 
numero de Filósofos no arroje 
la indigna timidez de vuestros pechos S 
Orno podéis mirar sin tiiste llanto 
gemir la libertad , y los derechos 
déla patria debaxo de la planta 
dú despotismo impío ! Si el exerapío 
de las demás naciones os contiene, 
si la voz indeleble de los tiempos 
clamando que hubo sieaipre Soberanos 
que opiimiesen los vicios baxo el peso 
de las sagradas leyes, os obliga 
á llevar estampado el torpe- seilo 
de h desgracia , y á vivir tranquilos 
en el seno fatal del vilipendio ; 
i por qué no abils los ástos , y observáis 



( 4) Dúcuíso ir6íjictí. 



■■ 



53' 

á la invencible Roma construyendo 

" Golünas a sus triunfos? ¿A Cajía;^ 
demarcando los mares con su imperio? 
¿A la fhíTiosa Atenas siempre grande 
ya^ en la arena marcial ya en el Liceo? 
¿ A la rígida Esparta eternizando 
con su nombre sus leyes ? ¿ y á otros pueblos 
que amaron b víjtud baxo el auspicio 
de aquella libertad que pretendemos? 
Mi escuclieis á esos sabios que critican 
la corta duración, y los defectos 
de estas mismas iiepublicas. Si todas 
dieron las manos á dorados hierros: 
si continuas é internas disensiones 
rasgaron sus entrañas : si gimieron 
su temprano trastorno , y su ruina 
casi en la rapidez de sus trofeos ; 
fué por no conocer los intereses 
de la patria, y kj ciencia áú gobierna. 
A Francia solamente se reserva 
el especioso hallazgo, el gran secreto 
de existir como iguales Espartanos 
en el seno del oro : el arduo empeño 
de trastornar el Globo, demostrando 
Jo que cinqüenta siglos no advitieron, 
Ó dulce libertad ! Pueblos dichosos 
donde la voz del rudo, del Ateo,, 
del ebrio , del infame , del vicioso 
es parte de la ley \ Donde el ty.ztiQ 
cometido en tumulto se indemniza I 
JEn vosotros se goiu sin rezeíos 
del nativo albedrio ! . . . W-a^ ó tristes 
Monarquías ! O míseros Imperios ! ' 
Qué escena me ofrecéis ? El Noble ! el Grande! 
Por qué tal distinción , tal privilegio ! 
En nacer y morir, fuertes Franceses^^ 

DO 



r r 



54* 



no son tc-do? Iguales ?-Pae.? cf-ué faero, 
ó qué exce icfon es esta ? £1 Patríotisin® 
debe igualsr los nobles y plebeyos. 
O abusos ! ó costumbres corionipíJa*»! * - 
no puedo meditarlas sin que eí peciio 
lastimado palpite? Eeyés ? Papas ? 
l^íóceres ?. ¡ quien podrá tascar el frenQ 
-de tanta sujeción'^ ¡ Qué los Franceses 
^carecen por ventura d? talentos' 'i 

para seguir la senda de lo justo, 
dictar su Religión, y sus derechos I 
Ko permitamos, no íleles Amigos^ 
cu^ se coofünda Francia entie los ReynoS^ 
opresos de ía báíbar» ignorancia. 
Eá-^pues-, ¿ qaé aguardamos? No el aspecto 
de tan gigante empresa os intimide. 
j Quien podrá resisdr nuestio denuedo 
s\ unimos nuestros brazos I Ni la Europa. 
I3i el mundo son bastantes á poner-nos 
el yugo sacudido.... Si, no hay duda, 
solo basta líeguémcs á creerlo, 
A ías Armas, y viva siempre en Francia 
la libertad: rompamos, anuínémos 
ijuanto 5^ nos opongsr al arma, amigos ^ 
seguid mis pasos, imitad mi exemplo. 
I)íxo;-y la plebe entonces despachada 
discurre por ías calles previniendo 
eí incendio y las armas. Luego tiniios 
jssaltsn ío$ palacios con tremendos 
glaridos : resuenaii cojí el llanto 
de las matronas los forados techos } 
Y b rápida üarKia se apodera 
de ías sagradas cúpulas : al suelo 
se despiernan los lám patas ; y el oro, 
la plata y el latón forman diversos 

mi-o'^os i^ihm^ndo jpox las lusa?.. 



H¡a« 



1 




i5- 
Hieféti con triste son et B1anc!o viento 
las lí émulas campanas, Ya.íos nobles 
se ponen en defensa : chocan ñeros I 

ambos bandos , y al golpe Jeja espack 
comienzan á exhalarse los alientos, 
la íiucLi-lenta guerra desde el ayre 
Vibra la aguda lanza : el íerso peio, 
c! yelmo y el escudo centellean, 
así como en el piélago sereno 
del Sol heridas las tembjaníes olas : 
parecen dos ardientes mongibelos 
sus íaiibundos ojos ; y espumando 
negra cólera anima los sangrientos 
•corazones c-on voz desentonada.- 
Vuelan las Finias resoiraiido íuej>;0 
por eí duro combate. Llega entonces 
lina caterva- de infernales genios 
comboyando á Li muerte. Este atro% monstrua 
que per mas que devora human@s cuerpos 
aun carece ( qué horror í ) de un débil cút^ 
•con que poder cubiir sus secos huesos, 
se. lanza como im rayó fulminado 
,^n medio de la lid. Crece ei cstruend*», . 
€l furor y el destrejo. Aquí se rinde 
iip combatiente herido al mismo tiempo 
qut le opiimie una íiiielk fugitiva, 
y acaba de espirar: allí el acero 
postra 'con mutuos golpes dos rivales 5 
y asidos ruedan por el pardo suelo. 
AiLirdeii las coníjíiua>. explosiones 
de h lüldosa pólvora; al violento • 
impulso de las balas titubean 
los ñítos-^edií-idos : caen Igí; techos . 
con desusado .esíicp] [O, y debáxo 
de los rujJs escombres"" y frag'ment«5 ' " ' 
gimen niñcs y ancianos opii nudos. 






6^' 






íiumo y poIvQ mezclándose en el vientp 

arrebatan el día: cada instante 

erupta n de vas Furias el Infierno. 

los helados cadáveres ya impiden 

el paso al combatiente. Tristes ecos , 

suspiros moribimios , ansias, lloros, . 

blasfemias, amenazas y .despechos 

son las sombras del qu?dro í crueles JParcas,' 

vosotras retocad este bosquejo. 

Ya el r.Limor espantoso del combata 
ocupaba las bóvedas 'del J&m^Q ^ 
de Ja sagrada Paz. Al ponto á$m 
el-camarin la Diosa : ele^a el vuelo \ 
y desde el gran pináctilo descubre 
el formidable choque: ¡xn llanto tiexn^ 
humedece sus párpados .: d ^miQ 
apaga el " colorido de su bello 
semblante: en él vse ^mmpn h f^nestíl 
rmágei.i del dolor ., y re^ofcl.e.^do 
sus tremebundas manas^ iates ^oces 
sollozando articula : Santos Ciebs , 
¡Qué espectáculo trísi^e ym m'is ojos! 
i Miierte, sangre y fiiror SQfi los inciensos 
que me ofrecéis Fra.f?g^es| guando, ^uand® 
llegaréis á mis aras ,eoa .mpdesLO 
y^ puro corazón ! O Dios í niostradles 

restos desatinados el' sendero 
de h iusticia ; observen vuestras leyes^ 
y no corran dementes al despeiio. 

Aíí decía llorando., y de improviso 
interrumpe, su voz un lastimero 
delicado suspiro : yuelve el rostro, 
y ve á la Religión cortar el vienta 
con sus brillantes ala^. Ondeaba 
m el .ayre sin orden eí cabello i 

el- 



i 



'51* 



el ropnge talar aparecía 

rásgalo' por mil partes- : c» el pecís<> 

se peidian las lágrimas: íós labios • 

cárdenos^» abntJdos y emrez^^nos 

articulaban lánguidos suípires ;. 

mas nada en su sembtoteseaía groseroy 

nada vu1.a;ar ; sublime. efa:sií- p;eíi»;- 

njagestad respiraban- sos- alect&Sí;.- 

Ambas Diosas se abcssaB-sIn- q=cie er llanto 
de per miso á ía . vo:^ I>é : gilí / á irn . memento ¡y • 
arrancando del pecfcí? tristes aves 

la Religión^- pronuncia estos acentos : 
huye, adorable paz', Jiuye. 1¿ vista ^ 
de este malvado alfma v sal del seno 

del horrible deliso y. y^ no veamos» - .\i 

libremente triunfa;^ al sacrüegio. 

Ya IK) queda, esperanza. La: Justiciáis * 

paiipita moribunda entre/ fui^stos 

montones de cadáveres: la Regia ^ 

Autoridad privada ^ ya del cetro , 

profanada ía púrpura, abollada 

la sagrada diadema, baxoelpeso 

de una infamt cadena se lamenta. 

Yacen los santuarios por eí suelo , 

las aras destrozadas,, y el impío 

hollando sus ruinas con imperio 

brinda en los sacros vasos el insulto 

á sus sequaces ; claman á los Cielos 

mil leales Ministros, y una tropa 

de instrusos y frenéticos vistiendo 

las consagradas túnicas se arrogan 

un ilusorio y falso privilegio. 

Todo en fin se trastorna: aun la Tiara 

del Sabio sucesor del Justo Pedro 

rueda en la inmunda tierra . . . ¡ Infieles PuebloSj 

hijos del entusiasmo, triste presa 

de 



de vuestra Ilbsrtadvtefiíetl er recto 
castigo del ayrado Omnipotente! 
Desds el tiOHO . sembrado de luceros - 
verterá sotóe todas vuestras culpas 
ib copa dd^rlgor. El Universo 
OS"- mirará -af'-s^Iayo, y con sorpresa 
hmmá' la cadef^? á vuestros' cuefíos* 
^ Dm-' de oprobrié^^ sí , días- dé horípres 
3?r;r,: labíarÉi vuestros;- sñ'ós^. }l\ 'Ím£m ■ 
rü;>. Jes negtaá la lluvia ávuestror campos 
y dando^ía aridez fiígeos bostezos 
brotarán" @n lugar de rí^ia espiga 
el abrojo mordaz , y eF cardo ^síco. 

Así dixo, y la Paz eri- sus mexíllas 
dos ósculos imprime: uiígñapo bello 
de nubes las rodea , y qrfigera 
exJíaíacion se eícOñien en eí^ Cicla 



.'SS. 



/ 



NOTA. ^ 

El mérito de este pequeño Poema es tan so- 
hre f alíente ^ ^iie haríamos una especie de agracio al 
Público en ^defraudar le .el gusto ^ue debe tener con su 
lectura , según el sistema ^ue seguimos de publicar en 
cada Tomo algunos rasgos escogidos sQkre. las actua- 
les circumfmi:.ías. de, da Franña. 



(O ..'-•7.. 



Hl 



>'4 vK¿u jü:;i<:iuujai í¿l w^^, 



Nünt. 35^. 



Po!. 55^- 



MERCURIO PERUANO 

DEL día 25. DE MAYO DE 1794. 



CONTINÚA I A DESCRIPCIÓN COROGRÁFíCA. ^ 

3L A Cordillera 4«e en esta parte corre del Norte pa- 
ra el Sur algunos grados mas para el Este Gesta,, 
tiene su «nension no corta para el Norte: es riquísima 
en metales de plata á que üaman Negrilío% los quena 
se trabajan mediante á que jMHándose en el centro de 
aquella, no permite la rigidez del temperamento queha-, 
y,a nadie que se dedique á esto,, así como por qtie ne- 
cesita esta empresa de unos auxilios nada comunes. ^ 
Desde el anexo ya descripto, hasta el nombra» 
do San Pedro de Opoco que se halla situado af Oeste 
de la Cordillera cerca del Fvío que Ha man del Marques, . 
se encuemrxsn infinidad de vetas igualmente de Negrillos, 
pero sin trabajaise por la razón ya dicha anteiioímemev 
Casi al llegar á este anexó se advierte en medio de una 
Pampa brxxar otra vez la v^ta de sgua callente de que ., 
se ha hablado en las anteiiores Doctrinas, pero con la 
paríicuiaridad de que cii distar^ia de una vara , poco 
mas , hace dos srupcioiies , la una de aquella especie , y , 
la otra frigídisima ; pero una y otra petrifican con sus 
derrames toda la circunferencia en qjue se esparcen, le- 
vantando en algunas tiempos del año , especialmente en , 
Icvlerno, hasta cetca de una vara,. 

Lv^^^,,j Frente <de dicho anexó al pie de un cerra 
nombrado GuancaÜapi, se forma un arroyo^ que es el 
principal de los que corren por esta Pampa , y tiene su 
origen en una gran laguna: inmediato á este sido, hay . 



i 



otro cerro á que Ihmm Tncaapaclieta , que quiere cí--^iV 
descanso del Inca;, comd en efecto así suce^^iía en los 
primeros tiempos, en los que quarrdo los Reyes: de esta 
parte Iiaci^i^is viages , los recibiaii sus. vasaÚos e^i^este 
sitio, en doíide íes otreekn crecidos dones de o?a S^la- 
' ta y^ piedras preciosas ; habiendo ejftrakio lo puni'ero de 
utia riquísima Mina sobre la quaí sicrue 5u ciwso eí Rix> 
expresado, cuyo inconveniente poderoso, hace que no pue. 
d^ trabajarse; pero se conoce en el áh con el nombre 
de la Mma^ del Inca.. ^, 

: ' Eí Rio que llarmao del Marques que es era ^ di- 
que termnia la furisdrccion por esta p;íF te , tiene su= orí^ 
gen al pie de la Cardillera^ aí rumbo dd Este cer- 
ca de una yertieme á que llaman los Naturales krías; 
daao este nombre por que las piedras de su fondo con^ 
los rayos del sol relucen como tales.- 

-•^ ' Sigúese el anexo que llaman de Chacala, el quaF^' 
confína con la Pampa de Sal y Provincia de Paria 
por la parte deí Oeste de la ryocrrina , eF quaf no tie- 
ne mas particularidad que la de hallarse á las orillas de 
aquella, que tiene poj- esta paite hasta doce lepua«; , y 
Jas: que solo pueden transitar de noche por que los ré- 
teos del sóí en la Sal les impide absolutamente veri- ' 
fiearfo de dia,- en eí quaí fes estorba la vista. No pue- 
de hacerse descripción formal^ de esta Pampa , por que 
su origen lo tiene bien lejos de esta Doctrina ; pero sí 
diré es prodigiosísima y abundante, meJiante a que eií 
el- corte que hacen los Indios en ella /que es bastan- 
te, no se advierte el' menor hueco, por que inmediata- 
nreiite^ lo llena eí agua que pasa subterránea volvién- 
dose á cuajar» • • . 

Por el anexo ínmediátavar dé- arnba ^ííé'^^^ 
nembra Tolapámpa, pasa el camino" de todas las tropas 
dé muías ' que coíidücen" á lo interior del Reyno rodos' 
■^'>lüs Gomerciantes de Salta, Tucuman y Córdoba : acor- 
ta' v distancia át él se halla un antiguo Minera! á oue 



llaman 



q4íe 




llcirríín Cozúna , aiyos metales fOt'ah en cobrizos, y éíi 
el ííánsko del Pueblo al Mineral se encuentra un In- 
'genío corriente ; pero da muy corta utilidad á los qué 
trabajan en él por que las Minas esián las mas, impo- 
sibilitadas por la mucha agua acopiada en ellas. 

El anexó que se sigue al anterior se nom- 
bra Guanchaca, mineral antiquísimo y opulento en sus 
primeros tiempos, iguaírhénie que otro que dista muy 
corto trecho del anteiior llamado Pulacayo, que en él 
Idioma quiere decir Pie de Perdiz, por ser esta la figu-- 
Ta que guarda ; uno y otro, no tienen otros metales 
íique los Se Pacos y Negrillos,' pero sin trabajarse: pot 
"esta parre termina la jurisdicción de la Doctrina en lá 
íínisma Pampa de Sal de que he tratado 

Sigúese otro anexó nombrado Ubina de resul- 
tas de un cerro que aunque mineral moderno ha dadi^ 
gastante riqueza; el poco cuerpo de él ha hecho qué 
^U'í labores se hallen en agua, sin haber arbitxio para tra- 
*b3Jarse las mas de ellas : y lo mismo sucede en otro . 
t^m ms^ bkñ que el anteríoir dio noiiibre^í anexó ; 
futs aunque tiene excelentes criaderos , y se han encon- 
líado en él muchos rodados de riquísimos metales, nó 
«e ha seguido labor formal por que la incomparable du- 
<reza de sus caxas , h sillería y carámbano que hay so- 
Ijie sus vetas , ha impedido todo progreso feliz , y cu-» 
^a dificultad es imposible vencer, á no ser de^no pe- 
queños fondos el que quiera investigar la riqueza del 
urinal al De las vertientes de este último cerro sale 
tina Ribera que se llama Harum,a que significa Agua 
íi^marga, en la que se hallan fabricados varios Iríge- 
•fiios, igualmente que en otra nombrada Chiñoyo ; y 
juDiandcse las dos- van á desembocar á la Provin- 
íja de Chichas, incorporándose otro Bio que baxa de 
la p^rte del Oeste, y pasa por delante de un ^Mi- 
neral nombrado Cari; I n genios todos que no tuvieron 
jOtiO destino ^ue el de^ desfrutar la liqueza que j)roducid 





^2. 

el cerro de Orcapáta y Ublna : concTuvéndose por e^t» 
parte los minerales con dos que se encuentran nombra- 
dos el uno San Juan de Chajsa, que sirynirm para<>e 
de Yelo , y el otro Lomillo por guardar esta figurar 

En distancia de diez leguas de la Doctrina 
al rumbo de Sursueste hay otro mineral antiquísimo que 
tiene por nombre Muertos , en el que ro se ha traba- 
jado hasta ahora que algunos aplicados han urgado sus 
vetas^ las que como en los principios dan poca utilidad; pero 
sus metales son de Negrillosy Pacos; unos y otros de quema. 

El penúltimo ó antepenúírimo anexó correspon- 
diente a esta Doctrina se llarna Llalhgua : por delante 
de él pasa un Rio nombrado como el Pueblo , y su 
origen lo tiene en la Cordillera de los Frayles , de un 
cerro llamado Chajsilla, que quiere decir Helado, y unién- 
dose con otro que baxa del parage nombrado Harúma, 
entran los dos en el de esta Doctrina, que tiene su 
nacimiento cerca de ella i la parte de oes sudoeste : 
siguen su curso para el rumbo del es sueste, algunos gra- 
dos mas para el Este, h_asta desembocar con las demás ver- 
tientes en la Doctrina anterior adonde ya llevan el nom- 
bre de Panágua. 

El penúltimo anexó nombrado Tarána es el 
que desfruta del mejor temple entre todos , y está si- 
tuado al Esnordeste algi;inos grados mas para el Norte. 
, AI pie de un cerro llamado de lo; Frayles, 
tiene su origen el Rio que nombran de Cagua, que es 
el mas caudaloso de todos los que comprehende la ¡u- 
risdiccíon : á corto trecho de su nacimiento se halla una 
poblacioncita del mismo nombre que él; y siguiendo su 
curso, va á pasar por delante del último anexó nom* 
brado Viloyo; que quiere decir Cara cohrada; signlñca,- 
don propia al aspecto de los cerros que lo rodean, que 
todos son colorados,, y concluye en la anterior Doarina. 

Dos ojos de agua caliente se encuentran á dis- 
laiieía de ocho quadras de ia Docuina, que son -de cal, 




y no suspenden su "hervor ma<; que quatró'' dedo;, y 
frente de ellos hay un Ingenio corriante , donde siguen 
el beneficio de metales dos Mineros. 

los Naturales no tienen otro comercio que la 
canduccroi>' de salde la Pampa dicha, á los Valles, á que 
acompañan una yerba que se cria en todos los Riú<c de 
■ la Cordillera lliimada Ilucha ,. cuyos efectos los can;;eaa 
por maíz, trigo y coca, que; son las especies de que 
escasean; pues no cogen otros frutos que unas pocas de 
papas , cebada y quinoa: son regularmente acomodados, 
consisiíenda sus intereses en carrieros de la tierra , alpa- 
cas, y alguíKJs guanacos domesticados : siendo muy raro 
el que no tiene al' menos cinqüenta cabezas : la lana de 
estos animales es uno de los. renglones que ocupan^ los 
jamos de su comercio , la qué conducen á Potosí en 
rama, y varias manufacturas de pañuelos, chuses, y otros 
destinos á que la dedican : no quedando nías que añadir 
é la descripción de esta Doctrina. , 

Se continuará. 



ím 



SENTIMIENTOS DE LÁ CHRISTIANISÍMA REYNA 

de Francia en su prisión del Temple después de la 

Muerte de su Augusto Esposo Luis XFL 



Oda 1.* 

Sombra! Triste sorabía ! 
de Luis ! ó qué amargura I 
jComo nova volando 




Ter conatus ibi eolio daré hrachia circwm 
Ter frustra comprehensa manus effugit i mago ^ 
^ar levibus 'ventis^ 'volucrique simillima smin9* 

Virg. Mn, Lib. 2. Vers. 792. 



esta alma tras !a tuya^? 
I Tú muerto y yo jrespirúS 
Dó Parca está 
I Has embotado el dardo 
al marchitar la Púrpura S 
...Es- 



m 



esposó : : dulce Esposo : 
ínLie,vaíK.e mis angü<;íias; 
picie al piadoso Cielo 
que CGfíiígo me una. 
Ko respondes ? aiis quejas 
c»:sJe .el. Eterno escuchas? 
Pues que mi amargo Iknzo 

^jh Sacra Esfeía suba. 

^O Gieios-., . mas eí labio 
las yoces no ardciila y 
el corazón se oprime, 
Ja fauces se flie anudan^, 
el cuerpo todo tiembla, 

Ja vista se perturba. 
O Dios ! Esta es la muerte 

?«íue viene al qué la busca. 

jBlía es : : Esposo mió 

taras tí v^oy ¡ Qué venturai 



ds tu Esposa qtTenJa! 
'í^o vknts ? Mas reposí 
eíi golfos de delicia í 
íio toqties en " h Francia^ 
huye la Tiraiiia : 
huyQ de un fiero suelo 
que todo Jo marchita: 
en que lo mas sagrado 
ulíinjcido se mira, 
don Je es la virtud sacra 
de todos perseguida ; 
donde la Reíigíoa 
se ve triste y sombrí.i» 
Todos , sí ¡ <Von injustos: 
siji ti ya no hay justicia^ 



Oda 2.* 

,áA. Tíranos í voívedme 
al Dueño de mi vida, 
ó acabe la que tiene 
en esta , que aun respira. 
Vea dulce tierno Esposo 
rais congojas alivia : 
tí angustiado pecho 
ensancha con tu vista. 
tos mi Qué dé la .gloría 
el pavimento pisas 
no te muevpD Igs ayes 
ife Ja qu^ por tí espira. 
Desciende de Ja Estera 
en qye triunfanie habidas , 
f&xuga d mm íhmQ , 



Vuelve á estrechír el pecho 
mi Rey! mí Soberado-! 
Herido con mis quejis: 
sin duda el Cieío Sant^ 
te vuelve á dar la viJa, 
por que seas mi amparo. 
El corazón me quiere 
romper el pacho á saltos. 
Qué dicha ! Yo té miro : 
Quéplacer j- Ya te habJo: 
Luis I Esposo ! Señor i 
en dulce paz vivamos. 
Ocúltate en mi pecho , 
y él sirva de sagrado 
que impida al Regicida 
herirte Esposo amado :' 
M^s ya re me reiiías I 
Me abaadonas acaso :^ ' , 

No 



ÜV 





- «»f-í 



No : qu'ecíate' conmigo ^ 
en dulce paz vivatnos. 
Donde re ocultas ? dime , 
que no siento tu amparo?, 
Aguarda : : nran ay triste! 
Ya he vuelto de mi encaño: 
ó Dios í como pudiera 
morir en mi letirgo. 
Pues moras en mi pecho 
bien mío idolatrado , 
escucha ios delirios 
de mi dolor amargo í 
Pide , pide af Eiema 
se acabe mi quebranto, 
para que siempre juntos 
en duke paz^ vivamos. 

.:•.■■■ €)da4.* : .^ 

Qué ruido de cadenas,. 
qué lamentos, qué ayes^. 
y qué quejas escucha • 
de fe vecina cárcel ! ■ ^' 
Mu tío dicen r ; Qué pena I 
saciilegjo el mas grande ! 
Felice tú . mil t^ecíTs' ■; 
que acaban tus pesares , 
y triste yo que ignoro 
quando hayan, de acabarse : 
i De que siive una vida. 
llena de ansias y males' 
privada de las prendas 
9ue apetecible la hacen ?• 
O tú, que ya no existes ! 
O tú , yerto cadáver ! 
Pues fuiste fiel testigo 



de mis peñas mórt^Tes , 

que me acaben de mi golpe 

la vida mí-^erable 

suplica fervoroso 

al Dios de las edades, 

para que I- iris, f Antófll» 



.í\ 



;íít 



consigan igLíalars^.„ 



Oda 



,.UÍll 



m 



5-* ^ 






Favor Ságfcfdos Cíéíbl , 
fiero dolor I Yo muera' -^'''/'-^-*' 
Qué cuerpo ensangrentado 
es el que aquí estoy viendo I •' 
Cómo'Ie des<:onozco ? p! 

Augusto Luís ? ' Qué es eSto |' 7 
Quien áj6 la Corona ? '^^l 
Qirien despedazó el Cetro,?'"'^ 
Quien el sagrado Manto ' ' % 
ha fofor y ¡descompuesto f-*^¿^ 
Quien ( Infeliz Antonia) ','^ 
''^sangreiiio'^ W 'Giíéílo-'?'''' '■'-'-^ 
^ienT Triste ! ) ha'separádQi|^ 
la cabeza der cuerpo ? ' -^ 

Ultrajada' un Monarca 
por tfn 'furioso ' Pueblo I 
Tú muerto ?- Yo; deíirox '•^v 
Sin vida ? Qué tormento t 
Mas como estos Tiranos 
me dexan sano, el pecho j 
en el que tu resides 
Esposo dulce y tierno ? 
Tú muerto ? Mo es posible, 
q Lian do yo vida tengo, 
Esposo aguarda afable 
-éanie el á JJi&s postrero. 

To^ 






\ I 




Toma ía pobre viJá , 
que para. tí reservo. 
A Dios Esposp mío 
abrázame , pues muero. 
Acaben^ con . mi vida 
mis últinxos tpíiTi&ntos. 



Oda 6.' 



O 



Con que ( Ay triste ) ma^aJía, 
jnaiiana es =-n3Í supiiclp i" 
Derramará mi sangre 
nn infame Ministro i 
Qué cáliz ;t3í5 amargo 
^e ofrece un jBüebdo imploi 
K© , no - temo lí miierse ,, 
deí mo^í) rr^e í^rrprisa. . 
^as yo veiierp .^ÍQjt^^j^ 
y el 4ecr§íO Pmm^ 
que ^ n-^i lorp^ipiiS^ 0)13^ 
el í|í| apetfiddo.: '..í '■:,. '-,;, 
Con sumisloijij^ridP' / 
^ ^rjfts qu^ x;r«el ^uchlMo, 
Venga., yenga la mup;i-ie , 
que yp I|i desafio., , 

ííp , uQ puigde aterrítriij!^ 
toa :golpc yi.jpx^^í^-'V 

*;0>nSffi10;} --'■ 



Pues mire ensaagretadíj 
i' mi Esposo querido : 
nm^/ suave me es ía muerte 
.despuesde taí martirio. 
i Mailana,^ ,que ? Mañaaai' 
•=5?eí:e ai Esposo mió? 
.Que gozo in^ex^icable 
Siente el pecho é decirlo. 
í*ero....>,.Aqúi ^el ^^r faíci^ 
Qué angqstia ;! Qué coaficto! 
Mis prendas^ como quedan I 
fCOJno qugdap mis Hijos 1 
^0 muQto úitm'miios I 
fio -se me 'da esté .alivio i ~. 
perp 0;i a Dhs postreí<> 
|5rejjdas .d^ 4iii-caíiáp i 

tl"^cibid íJe üiaa Madre ' 

.■que parte ya ;aí ^jUpIicÍQ» 
fu t)endicÍQ4a -el Cieío 
,^s eche i^ompasiyo 
; que yp y mi caro Esposa, 
jjpr vosotros pedimos. - 

O Dios! íí© i,i\eabandoGe^ : 
.áti £§« grav:e conflicto i 
ReligioH Eo ijie faltes 



,.,í>ÍJi?OQ '■' 



■ .■ vií 'í.", ' {.'') ^. 




Kúnj. 355^ 



Fol. ()7. 



MERCURIO PERUANO 

BEL día ¿9. be MAY0 de 1-754. 



^ 



CCÍKtmÚA LA DESCRIPCIÓN GOROGRAFICA, 

DOCTRINA BE CORÓMA, 

^ É ^ pwb de éste Pueblo es ár^nizco é iricbmodo:^ 
y su extensión es la 4q Norte quarta al Nomestey al Sur 
•^uartá ai Sueste, guardando algún orden en sus calles y 
¿asas qiie se haKah construidas regularmenteí sü^Iglesta está 
t)a5taiiEemente aseada ^ <5on una Portada regular. 
' - Como que la ^ente de que se compone la mi*- 
Ifef é5 perteneci^ite á esta Provincia, y ^a otiá' mitad i 
la de Paría que confina con ella, de aquí es que solo 
tiene un aiiexó en ía de Porco^ el qual se nombra San 
IMiguel de. Calacaia: conserva alguna distanda de laCor¿- 
fii'Mera res mineral antiguo , y sus metales que son los 
4le negrillos y p^os^ tienen una ley regular : los na^ 
'torales los trabajan; pero como no tienen el meíKjr fof- 
' mentó , sucede <]ue hi tanpoc<i puede ser considerable ía 
"saca de ellos , á ¡ que se agrega el qne el cerro de donde 
los extraer! está algo distante de dicho anexó, que aií» 
guarda d nqinbre de 'A^emo, por que desde la antigüe'* 
'dad I® ■fuéi'^'--''''^''-^:/^^^^^'^-^'-^ kh^-./.l <.u :¿,.. ■>': f^- ^ 
No ^endó mi' tléa 'ótrk 'éjué* seguir !a: Etescripcion 
de la Provincia, parece no es de dicho resorte el ioves-» 
tigar lo perteneciente á otra, por cuya razón no se en- 
contrará ia total de esta Doctrina: bien que no tiene 
" 'líárticui^ridad álgofta tóas , fuera- de esta , que la de ir á 

-=■ •• ^- ■-■■■ ■ -' '•*•!=■ ^¡1^:^ Oí^ifm b lu*. . . 



c&nvénirse eri iina gran t.águna el Kíq déí Marques^ qtse 

«n anexó que tiene en la Pravlncia de í aria 'nombrado 
^^Í3gas.>^ ,^ \i :r .-:-\ ¿4.?; ;:í V;'.l., ,\;. -r" V::t:-f •■■■■■ 

De la parte del Leste det Rio del Marques bay 
Jüíipaxage nombrado Calientes; sin duda par q;tie en coí;,^ 
distancia de él brota un venero que levanta su h^rvííí 
Jíástff * ttif páíitioi y áé infei^ ser de Gab, pdi 'petufic*» 
todas sus vertientes la inmediación por donde correí). 

Diversa^ son las vertientes que coadyuvan á aumen- 
tar el cauda! del Rio del Marques : dos de ellas tienen 
,Sü": principio cerca del anexó yiaí descrigto,- siendo te uaa 
íáe lá que se aprovechan para el beneécio de vinetalesíj 
ios que no tienen otros acompañados que cobie y píom<^ 
, El temperamento que desfruta la Población t$ 
iígo menos rígido que él de lá antetior, mecliante á que 
-áe híflla en mucba mas distancia de la Gordilfera: es azo- 
ada igualmente de los vientos v mí^difícáñdosé^lgun toí^ 
lo por no hallarse inmediata aí nacimiento de éMos. * 
. - tas ct)sech&s que extraen íhs naturales de su« 

tierras^ son muy cortas : consisten en una corta porcioo 
4t papas y quinoa ^ y alguna cebada qué consiguen CQ^ 
l^er eti los sitios menos expuestos al yelo: goza 1^ 
^risdiccion de unas dilatadas pampas, 6 caí^piñas ; peí» 
^omb abunda demasiado de salitre ^nó jpüeáe {omentarie 
la agricultura en la mayor labíariza ^ ppr^ qíí^ ^ todo ln 
%ue se siembra- se quema. | 

El giro que tienen 'esel jn-jsmq qué á cft^te 
siguen ios de la anteriol- Doctrina, conduciendo ?al á lüs 
í^Mlés 'i-'^íiQ ^saciñ de fe Pampa ya désciipta, la que acbn»- 
^áñtda tle varios marceas; de Plata, tangían con uno^^ 
•^ Otro efecto el tíigo , mai« ^ axí y coca , mámenin!»*- 
fetos q^oe /fes son^'d^ 

SE ^x ^1- /I' • i^^ v:coitMadi)lad-, M^yor ^§^^^^iínt^^se^,^^ 
iiStfeyíÉ.teíJer ca¿ii indiviiu© qj^anJo ma^' qua renta cabezas 
de gaaádo, poi d misiob esüio que los de Xomabe, de 

cu- 




TI 



■tíijm %m$' fiacen, y Wnkn jas- -mímn -mi^hmírn i, 
vistiéndose «de/ielíag ' íambíf% : -.-t.^-^uim^'^i í.í^iK(--<I:.--íc'.{3t 
^.•;:' • £5 paso pí<écíso il Püefiío de toáás iis. tMpH 

de J^tílas qtie se exp^nd^n en lo imerior del ^eynov y 
que conducen losicomerciames de Salta, Tucuman, y Góis» 
ápya ; concluyéndose todas las particularidades de la Doc^* 
trjíia con añadir qps en co;ta distancia del cerro de q^i 
extraen los metates en el asiento de Galacata , se entuen?^ 
tra una mina dé Alumbre, ó Millo, la qual solo en sü 
cemro lo conserva con actiyjídad , y al xxyntrsrío én Jl 
5upeificie4;¿i •eoií^-."^' . . "^ 

t:A .'■ ■ ::.:/. .■ ■ .. . ;'-- , / V -í - ■■ - ■ ■* 

A antigüedad de este Pueblo es mucha mas^que^h £& 
Potosí^ y se cree no fuese formado con otro objeto ^ét 
ti de haberse encontrado riquísimos metates en un cerria 
inmediato, á él , y del mismo nombre, del que hablaré 
después : tuvo en sus príndf>io$ el honor jdel ; labóccéi 
de Moned3,ícuya casa fué creada antes q^ieíladePetm^ 
y í^ que subsistió hasta que la riqueza idel cerro dichét 
se fué ínposiblíitando medíátite el ^gua -que eti sus M^ 
ñas sé acó pió : isolo ; t%istefi v^tígtos de h í dicha ciKái 
.2H«i-:«n':^:eL-dia,;'": /r.\.,...^ ^ ■' ■: .■:-'.:. :if 

Se extiende la Póbíacíoh del 'Noroeste^al 5uésté^ 
es cortísima , y .el número de ms habitantes rjeducidcrs-f; 
su, temperamento á pesar de distar :!io poco de !a C<?f^ 
díllera de Fray les, es bastantame desagradable: los vieíttas 
tón periódicos atinq?ue no' muy ríncb modos |ibr que sé 
ve rodeada ?de^íhftt!Ídad de cerros , siendo |3reciso ip2^ 
fjntrar en ;<sl pueblo verificarlp por énttó^dps Pied,^ qi^ 
t^uran como urig Puerta. ' 

:|;vv ; ; Eli dístancia de ' séís. fegtlas lal rtiitibo d^l Svt^ 
Sudoeste hay una Lagüí*a dé sal én "rnedio -de ^na Pírn^ 
pa., parque lorriaturales llama h de C'liaq uíH a ,j|íor la qíl§ 
sigue -iu- Qiitso iiiio dV-to' '^RiQS'jqiie haa^á 



.f.--v 




«g^i .«tfc^fci&JÍUL - 



,¿ ^^ J íf teiteno cornpreTiendláo entre esta y ía ar^ 
teríor Doctrina es aridísimo : todo se retee é rhbntes tfc 
a;réna : er camino es mcomodísimo por esta razón : se 
«traviesa la Cordillera de f rayles, la que continúa- hacien^ 
^o visible ío abundante efe sus vertientes tanto en muí- 
litad de nacimientos de que se forman todos ios lios 
%ue sigi^n su cursa ppr la parte del Este de elte acia 
}as Doarinas. de esiQ lado, como e» varias lagiinas dpni 
de hacen mansión las aguas que producen hs nieves que 
se .derriten en esta parte, cnyos deiramenes contribuyen 
a aumentar el caud^ de los rios expresados Eí continua 
iomerciode "tropas de imifas"^ y de efectos que con- 
.ducen de la costa occidental del mm del Sur,, tiene muy 
freqüenrado este pasb, díri^íériki'ose íars* primeras á pro^ 
^eer todo el Perú^. y ios segundos al surtimiento de Po-Í- 
l^íyY demai Catátales inniedi atas á esta. > 

A corta distancia de la Pampa' de Cbaquníaf,^ 
jsiací?, 6 tieiíe su origen d Rio que Mamíír^ de Fferrof Iri-^ 
genio que exten^ieodóse dd Sudoeste algano5gradí>s pa¿* 
-ja el Sur;^ sigue su curso-, y pa?a co-n , ianíedfacion á,' 
^ esta Doctrina^ agregándosele varia? vertientes praiucidas 
.de , im niimeró considerabíe de nacimientos que lo mul- 
tiplican : en dicho Rio se halía uníngenio* corriente: e¡? 
pobladisimp el terreno de aftkistos' que lo iKcen biea . 
agcadable, y últimamente viene á juntarse con el qué 
llaman de Corea , de que ya se ha hablado en la Doc-í 
trina de Yura. V «» 

Tres son los minerales principales que c^ntrU 
buyeron á la formación de esta Doctrina : tienen por' 
nombres ApovPorco , ó grande Torco; Guaina-Porcó ,.* 
p Porco chico; y el tercero la Colorada. En todos tres; 
«e encuentran hasta cinco mil, bocas de Minas, y treinta^ 
y cinco secaboiíes Reales ; las primeras se hallan agua- 
das^ las mas, y sin! efecto los segundos para. desaguarse' 
por ellos , medijnte á ser menos profundos que las la- 
©ores. El primer cerro dista d$ la Doctrina quátro quar 



tNs , ' se llama h Colorada ; Fórcí>* chico un 'qumo de 
leg.Qa , y Fofco grande^ una : todos demoran af És Su*» , 
este algunos grados mas al. Este: tuvieron en "la anti-^ 
güedad de toda ciase de metales, y su beneficio n(> ha" 
sido otro que el de quema, ó fundÍGÍon ; pero en <3SE0fs. 
tiempos apenas han quedado de los. de la ciase de Pacos, 
y. Negrillos , y estos solo en desmontes que sé trabad- ' 
jjh'-con niuy. poca dey, de modo que; a^peiiás costean los I 
gastos que en su beneficia y saca se invierten. 
' ' ■ „ ; No son sino dos los Ingenios, que^ se 
corrientes, el u«o es ef de i'íerro ín^ger^ió ,' =y ' el otrb 
está en el anexó efe Carma; á pocas leguas^ % la T>o¿^ 
trina , la que no reconoce otro , y reside eñ- una Há"- 
cienda del Conde de este títulof cuyo* .ascen<íien£es com!o 
se dixo en ía r>l^crt rna de Pun# , excragero^n toda la ri-» 
queza de su Juiisdiccion, y beneficiafon los raéraks ¿a, 
esta^ Hacienda. , V 

? ''• Al Ñor iTordeste tó Fueblo ^ Bíofa tiis venk'^ 
yó dé 4§oa: e^ílfeme qué levanta su hervor Iiascá media 
vara*: es bien= delgadíí; pero no se usa pira* beber pójt 
c[ue ts de cal : por la parte del^ Nordeste se encuéntfa 
entre infinitos manantiaks una que llaman de Agua de 
ciákílla , muy áúg3t.\é: y saludable ; tan abundante, qas , 
e^ el principal que forma éí Rio de Corea quepast ccr-# 
ca del anexó arriba dicho , y cDniinua su curso hasta 
introducirse en el de Torapaíca^. 

*V Eíirefos socabones que' queda di cl^^^ se díe-í , 

jtjífí én Jfof Minerales descriptos ;,; H^ i 

qti^-!5e^si^r(^ con' ánfmo^'le coííá'r' los 'tres /cerros , 
se empezó en, el .que ¡J.-íman la, Coloradíi: infinitss vetas. 
torraron, y habiendo peaetrado "los dos pritíieros' casi al 
coñ<;kiir -el tercero,,, tuvíe: pn , W del proyecto la desgra- 
cík§3C suerte ^¿l^^^e' se'1es''a¡Sí^^ o 'derruaiba^e y y 'los ' 
€©nfund,iese,^ <ibn tín ; núm ero consí ierábíe de genta qus 
JHbi^ etftraMcí''|l6r,;é5pecial c^onvlte'á ver la gran riqa-isa 
que incluían, y consistía m los Métales de Barra, RozW' 




"^tí ' %y^^^. ? J^^^^^ '^^ :'^3®" ée,imták-fm ^:¡^. tf ayo fk^^^ ■ 
'^:'0^ -^l^-^st^ en iá; mcniQHa de !d| rjaitiraíes Üasta; 

*y|^^' ^^^ P^f especial castigó del Viitrsimó .por M' 
amfcfcío^.. :■;■■-,,■• ■ ::' ' '■".... .:''i 

•' . ; .'^^"0'' trapiches se encuentran por la paite det: 
Nordeste ai rüinadíís , ^y sqfe am torrienté en el- AgL^li 
qtíe; líaman c|f castilla de que he hablado- • ' > "^^ 

, , . . El cpn-iercio de ios Nacur ríes que merece nm'- 
atéfícmn ei.el qti^ Hacen á los Talles conduciendo mar- ' 
eos de Plata con que cangean las- especie?. .:q e. les 
escarean fn la Puna que ya se han expresado en otras 
IfoGtrinas ; lo^ qut? extraen de yarios desmontes antiguos,, 
y^tié un #royue1o que "atrs viesa: filPuetrlo ,: en eí qa^J' 
hleén unos Pozos de corta profundidad , y en los qiie* 
'acopian todo el Metal qye con el curso del {jgUa, y 
áTíiiep.a de revofyerlo dexa depositado en el fondo 'fo 
mlj^'líeWndoi^ li mrrk^ lo Mútil ; de modo quo.el. 
Indio qu^yse d^ica -á ^sta ^sp^cie de trabajo , extrae it 
día Ib menos quatro onzas, . ' ^ ■ 

A la parte ííél Síjcst^ (M Pueblo >e adVíefteil • 
lirios panizos de or^o , pero no S8 trabajan por ser déniíi- 
*sw4o' pobres. ,■ - ; ,. , -.;;', ■ • ' 

Tierras de labdr no se eacuentraü mas quf T¿. 
^ne diferentes Hacendados tienen^ d^ las que suelen arrea*, 
^r algunas áI6s J^aíiírales , en las que cogen algüiii* 
<^ría cosecha de cebad» v papas y * ocas. , - 

No qiíeda o^a cosa que decir de partícufár eií 
%sta Doctrina , cuyos ^edificios son bíeía humildes, siendíi 
d; me joír de éll^s la= Iglesííi que se lialk perfectamem 
idorn^dií, ''■■■.: '■■ •■" -^ ^ , .. '..■.■■^ " ;''"^-. '■ '^'■^^'^■ 

mCTRíNA.m CÍI^i ' 

\*^'0ridl^ida la Descripción :dé los íugbíoi Í}U9 tíéj««? 
la Provincia á la parte derOeste de ía^apítar^ "i^ -ÍUj 
gbe If dé esta Póctiina qiig se halla . sitaba »í í^©íte 
icaíjüellá , ^ én fa falda de-ia 'Cordiíiéfa, ' ífe "Andaai'*' 



4tia^, é Attte^ií éste IlieSlo ti^áé^^ni extéíisioii ^ám 
Swisüdoeste.á el |íorAO rdeste : es basi^^ ,^raiKÍe perO/i^í 
íus edificios, ni sus calles exigeis gue se hable de eíJp? 5 
lifene una Iglesia regularmente álornadá, y Sü di^S^ 
|k Ik Cantal ^.coma ée^ Fwasi, «^ sasii^guil. . ( chtU )\ 

.''"'• Si mntinuar^. 'S ,., 



¿ríwo C<7«j^> de Guerra; tn mi <^ con la Jmita del 
M'onU'-Fio Militar y ^úe tos tnvdQs sin hi}9s que en-- 
trasen á servir y faiUciesen ain -vohera casarse, tf-- 
ftiendo graduación 6 empleo qm les dé úpao^ a dlch§ 
'J^onte deben ser coh^idéxadú^ cernea Mt^nm^t y ^gQzan 
ittl tespéctivas madres la corre sporidienU pensión en 
dicho Monte , no hallándose incluld&sen oiroaí'tiempf 
de obtener el indicado grado ó entpleo ,y jque. así s^ 
éjb^¿^fvé jror punta generar, sin ew^¿trg& dé ^ W^'^^ 
nido m él aftkülo io de la Reetí Mhrmicm m f^ 
de Septiembre de 1770 para la incorporación de los in-i 
diviáms del ministerio político d€ Marina en el Montf^ 
V en ei 10 , número u"" del formulario de ks documen^ 
tos que se han de presentar para 0Hener penslún ii% 
tí expre Saldo Monte las madres de los oficiales dif un- 
tos , según la Real declaración de 17 de Junio de 1773., 
tomunicada a los Reí/n&s ¿^ Indias , y no obstante 
guakjf quiera otras Reales fesaluci&nes que hai/a en ei 
asunto/ Lo aiilso a V. M» di Real orden para su inte^ 
agencia y cumollmienté en la parte que U toca. Dios 
guarda á V. E. múcho'S mos, Áan Zorenco 15 de Mo^ 
^yi^re Í€ 179^ S Mangi. Q Sgííojr , Virrey dsl 



^e Registro fiom^ísde Ist Fr^ata mmbrada la San^ 
éésima Trínídad y JSfuestrd jSemra del Rosario^ 
( alias ) d Nepium , ,su Mamn Don Miguel de 
lrip^e% en su vlag^ desdp d Fumo d4 CM^ 
jornia el de CMU'' 

DE CUENT4 DB PARTICUL4RES. ' 

'■:.? €|.ooo peps ca plata doble para.caxa de soIdadlSK' 
J.600 qüintaics 20 libran ¡de Cobre en 852 barras. ■': 
- ' • . .5447 ídfm. 54 libras d^ É>taño en 929 barretonesr* 
5384 cargas ^8 libras de Cacao. 
^.211 arribas 8 libra§4e Cascaríllaenyi^ caxoncj* 
i2oérrx>bas 4c Alg-odoit jCti 15 zurrones. 
S2 a rrobas i o libras de Jbana de A ¡paca ea 4 terd 
a Caxondíos 4p Loza d« Guadalaxara. 

» Cmttadarít general de la Real Ádjuana di8 ¿íma f 
% ^z9 d^ *7p4^ » Jpse^k J^n0CfQ J^ei^mnda, 



■%'rS 





\ 




■ .;. -.- ,;<C''t 




:.ls^:>it\v*^o» 







Nnm. 35^. 



Fol. 7^.. 



M&ReURK) PERUANO f 

DEL I>IA í .'^ DE JUNIO DE 1704. J 



/!?. 



CONTINÚA LA DESCRIPCIOM COROGRÁFICA. 



, ¿S ábiin'datité por esta -par-te la cordillera de los 

ine?aíes y semimetnles de que se Iiabló en lo qoe cor- 
responde á Puna. No se sigue labor forinál de minas, y 
aunqiie ^egun varias tradícioriC^ hau,' á distancia de tret 
leguas para el ^udoe.síe de la Doctrina ., una que fué pode- 
rosa , y que quedó/en opulencia, no ha slJo posible' 
encontrarla por diligencias infinitas crae üiaíi practicado al- 
gunos curiosos que se ban co aducido ai refeiido sitio con 
den oteros los mas exactos, á su parecer. 

En distancia de íegui y media para ei rumboí 
del Oes Sudoeste, bay un ojo cíe agua caliente, y auni 
que no de mucha actividad es stí hervor pues apénaí' 
levanta medio palmo^ con todo la llaman en el Pueblo 
agua^ dé milagro ; y con e^to así lo es, pues habiendoí 
servido en tiempos antiguos este parage de baño, con^' 
curiian á él de todas panes áternarlf) varias gentes agrá-- 
vadas ác enfermedades ; pero -en ei día haHendo entrado 
'como en calidad de repartimiento i los Indios, ya ño 
Tracen caso de él. ,, . i 

^Varias son las vertientes que corren en r re es- 
ta Dcctijna y ía de Puna , conrándóss hasta cinqüenta y 
dos: todas tienen su origen en la Cordiíler?, de infinitos 
manantiales, y del derrame de quatro lagunas que correii 
con corta distaiícia unas de otras dsntio de . su jurisdic- 
do» por la paite del Oeste. 

^ f *7.: y Se ' 



^ i^inhkj'/ 



f: ^ • líi'ti 



U 



Se díxo en la Doaiína efe Puna que de la ta¿i 
guna nombrada Talacocha , partían agua con estos Na- 

jiurales, como sucede siendo los tres segundos días de \z 
semana en los que hacen uso de ella ; esto es , Jueves 
Viernes y Sábado , medio con que fertilizan sus cam— 

.,|^s, que los mas están baxo de unas tapias que di— 
^den las pertenencias de cada Vecino. 

Por Ja parte del Ges Noroeste que es por don*».^ 
de pasa el camino Real de Potosí , casi al concluirse la' 
¡urisdiccion de la Doctrina, hay una Hacienda que lla- 
man el baño, quyas aguas que son también calientes sir- 
ven en el dia , ó hacen uso de ellas varios enfermos que 

xyfitni^'Ci 3 él dísde Potosí, y otros Pasageros. ^;. 

Reconoce la Doctrina un anexó nombrado Pas? 
casa, que ^sú. situado casi á la mediación del tiánsito 
hasta Puna : todo el terreno es pedregoso , no se ocu- 
pan los Naturales en otro comercio, ni son mas sus cose--, 
chas que la de cebada , la que cogen con mucha abun- 
dancia , repitiendo en todo el año sus viages á la Ca- 
pital de Potosí , donde consiguen vendería á un pre- 
cio bastante lucrativo, y que les ayuda en la mayor 
parte á verificar el entero del Tributo que tienen de 
asignación. Algunos se dirigen á los Valles , llevando 
^lo dinero con el que compran el maiz, y algún trigp^ 
para su subsistencia anual. . 

La principal Quebrada que se encuentra en la 
jurisdicción es la que llaman del Baño , que tiene su 
principal origen en la Provincia de Potosí , y siguiendo 
SU curso del Oesnoroeste á el Estesueste , viene á in- 
troducirse en la que baxa de la Capital de Puna , jun-r 
Itas ya todas las venientes de que he hablado antes , 
*^ue Ví's.z^n en la cordillera de Andacaba , y otras que 

'descienden, de la parte del Norte. 

Las frutos que cogen ademas de la cebada que 
es la; mas abundante, son papas y ocas, que son de 

-la misma especie, de las quales venden cenas porciones, 

guai- 



^7> 
gwardando lo nececano para el preciso alimento. 

Nada queda que añadir á la descripción d« 
esta Doctrina , sino es que su temperamento es crudo 
y ventoso, y siendo nniy freqüenies las turbonadas 
íuertes en tiempo de las aguas periódica^. En esta es- 
tación caen infinitos rayos, sin dnda por quela íibun'^ 
dancia de Imán que en esta parte tiene la Cordilleia 
hace con mas fuerza la atracción de ellos. 

DOCTRINA DE HABÍ. 

^ STE Pueblo por lo que hace á erección de Curato, 
es moderno , pues aj cnas tiene siete años de tal* Fs Ha- 
cienda perteciente al Marques de Santa María. En el 
año de %$ no tenia asignación de gente; pero siendo di- 
ficultosa la cobranza del Feal Tributo en la Capital Úq 
Puna, se dividió casi por mitad, y se aumentó la juri^ 
¿iccion señalándo«íele algunos Anexos. 

3u situación es en medio de una Parnpa al vSues- 
te quarta al Sur de Puna : es azotada de los vientos la 
'población, por hallarse en descampado y su exiensicn €s 
Sel Nornordeste al Sur sudoeste. 

A h parte en que confina con la Provincia de 
Chichas, se hallan unes Cerros que llaman de'í^uque, de 
.cuyas vertientes que son abundantes corren varios arror- 
yufclos que multiplican el que pasa por la Doctrina mis- 
ma 3^ que tiene su origen cerca de ella de un nacimien- 
to que fecundiza aquellas campiñas. 

los Naturales no tienen tierras los mas de ellos, 
¿excepción de alguna parte de originarios que de resultas 
jde la división hecha, gozan de este beneficio. En quanto 
.á su comejcio nada tienen de psiticulai ; pues se redu*- 
ce á que vendiendo los frutos cuq les produce la Puna, 
con el dinero se dirigen á los Valles, y traen los rea— 
-piones que les escasean. 



7$. 

Gsn^dos tienen 'muy pocos, y de ¿líos la. m^ 
yor parte .son' de ovejas y cabras. No se encuentra uíi 
arbusto en la jtinsdiccion; de modo que- para cocinar el 
preciso alimento, se valen déla bosta. 

Conio que el Curato es moderno, de consiguien- 
te su Población es corta, y e«:ta sin cosa pátticular que 
^mc^ ezca -descri pcion. La Iglesia^ está rcgii 1 ar m ente - alhajada , 
y el servicio, de los feligreses bien atendido .mediante á 
la corta distajicia de Sus anexos. 

^^ Varias Ha&iendas que se encuentran en la juris- 
dicción, propias de Españoles , quitan en no poca parte tc- 
,do auxilio para multiplicar la comodidad de los Natura- 
les, quienes viven á expensas de ser unos feudatorios de 
aquellos. 

Se encuentran algunos Minerales en la Doctri- 
na, pero de poca consideración, y sin trabajarse, con lo 
^ue concluye la Descripción* 

DOCTRINA DE TURU CHIPA, 

Jpjj STE Pueblo se baila situado á hs inmediaciones del 
tío mayor que hay en la Provincia nombrado Pilco- ma* 
yo, en el fin de una Quebrada del mismo nombre qiíé 
el Pueblo: se extiende del Nornoroeste al Sursueste : es 
bieii corta su Poblaciop*, y su Iglesia enteramente pobre. 
Su temperamento como que es lo mas Valle de 
k Provincia, de consiguiente es riguroso en calor; razón 
por que sus habitantes todos se miran constituidos en 
'diferentes enfermedades producidas de la variedad de fru- 
tas que comen sin sazón. Las aguas todas son poco sa- 
«'ludgbles, de modo que rara es la estación del año ea 
■que no se vean pensionados de la terciana, que los con- 
#ducé hasta el sepulcro. 

-¡.i. >i £1 eotíiercio ó modo de pasar su vida tos Na- 
airales, no es; otro que el de ligarse precisamente al jor— 
j!2!^^íie les pagan los HaQendadas que hay en la Doc- 



7^. 

*ir!na, no habiendo nt Hua ceha porción de tierra que 

^no s«a de particulares. 

los frutos de dichas Haciendas nó son otros que 
la uva, de que extraen porción de vino , ^ que expenden 
taiKO en Potosí^ como en Chuquisaca: sueieti ser pingues 
sus cosecha?, especialmente qüando^ los años no son de 
yelos: se cria de toda especie de frutas Europeas , y solo 

■-chirimoyas, en una Hacienda propia del Marques de San- 
ta Mana de Habi, á que ílaman Oroncotá^ que está si- 
tuada á las orillas de Pilco-mayo , á la parte del Nor- 

ite de la Doctrina. , ' 

'. Todo el terreno es^ pohladísimo de árboles i 

abundantísimo de agua, cuyas vertientes todas descien ieíi 
al rio ya dicho, pasando la Jurisdicción por lo queha^ 

•ce ¿Doctrina de la otra parte de él, pero por lo res- 
pectivo á Provincia la divide el mismo rio. ; >| 
Varios anexos reconoce en la Quebrada qué 
baxa hnsia la Doctrina, y todos se hallan estabj^eidds 
en Haciendas de particulares. 

Á' la parte del Sueste tiene otro ^nexó , cerca 
del qiial se advierten algunas Vetas de plata , que íjaij 
procurado querer descubrirlas , pero no han continuado 
-su trabajo por el poco lucro que e^speran. , ■- 

Gomo que su inmediación ¡á otras 'PtOYÍncVas 
franquea á los Naturales el que puedan dirigirse á ellas, 
Jo verifican empleándose en ellas en su trabajo personal, 
y retornándose algunas especies para su manutención an- 
nual : pues aunque el V^llé les da' lugar á coger bas- 
tante maiz y trigo, como que no tienen tierras asignadas 
Bo pueden sembrar dichas especies ; y el que logra esta 
beneficio es por razón de arrendamiento que hace i los 
Hacendados ya dichos. '' -.' ■ i- ;" 

Es asperísimo todo el terreno; rio h^bíerteiQ m^ 

-población que en las Quebradas , por ¡que en los demás 
sirios no se puede esperar la menor producción. ,> 

J£l kio de Pilco-juayo por csia parte 'fecun«b 



^ 

t'-^ 



¿^ 




.íDáag hs orillas, m ítc que regu!ar.méme suélefi^ coger 
el Maíz , y Habas que se da en toda ía juiis jkcion: no 
fea de ser abuíidanrs m Pescado , que sacan conunua« 
mccite ios l^acarales i pero no hay mas que JDcr ados v 
^gi^« ' * 

;: Xa Hacietida de Oroecota de que queda había- 

Úo anterioriiiente es de b.W-ante extensión, aliándose to- 
,da por una paite resguardada por un cerro que llaman 
J^ú Pucará que ía tiene amurallada^ y por otra con cer- 
co ;, d^ modo que toda -se manda por una puerta : tie- 
ne muchas clases de volátiles, especlaimente de Lorqs 
^aíides , y es abundante de JVutas^ y sus cosechas 
4rfe Trigo , Maíz , Cebada y Sílabas , son no pequsr- 
ms. 

- ^ Eí poco fuero que tienen los habitantes de la 
Doarina hace el que su sítiíacion sea ia mas pobre, sia 
^^ue íes quede aibitrio 4, ia prosperidad |)Qr -quejioúfr- 
«£31 á 4jue aplicarse*; 



•,--,)■ 



DQQTRmA DE POCOPOCO. 

J^L Noroeste q«arta a! Norte de la anterior Doctrina 
se halla situada Qsta^ mas inmediata i Pilco^-mayo, y al 
concluir una Quebrada que tiene el mismo nombre qae 
|a plobacion: se extiende esta Norte Sur, y no tiene na- 
da de parttolarv jpms sus icasas q Iglesia son bi§n 
liuaiíídes^ 

. , _■ : Igualmente que en Turuchipa, el temperamento 
:^s calidísimo : no hay insecto que no se encueacre : los 
¡Satúrales yiven constituidos .en la miseria, casi desmi- 
ficsi las aguas bastante encharcadas, por cuya razón pa- 
decen aquellos con freqüencia las tercianas , las mas ve- 
ces complicadas con : Tabardillo ; por que como no ce- 
san de transphar , con qualquiera viento que corra, 
se ven cxpue<tus ü f^gíistl^ad^, quQ es el principio tk 
tíitha enfermedad». . , . . - . 

'" "^^ ■ ■ ■ Por"' 



^ • P'oría parte de! Ñorté st extiéndela Jurisdic- 

ción por lo que hace á Doctrina al otro lado de Pil- 
co-mayo , dividiendo este la Provincia; no éncontrán» 
dose Playa mas dilatada en todo él que la que forma 
«n este sitio, por el qual pocas veces dexa de permitir 
paso en tiempo de las avenidas que producen las agu^ 
periódicas en hs Punas. , 

, . £1 terreno es pobladísimo de Arboles, pero ná 

de otra especie que espinillos , algarrobos silvestres, 
ehurques , sotos y alisos , hallándose otros que Ha-» 
man cotos , aunque propiamente son los últimos pok. 
que bebiendo el agua que ha bañado dichos árboles pro- 
duce una especie de tumores en el pescuezo que lo^ 
nombran así, y cuya enfermedad solo se precave en los: 
principios mudando de temperamento; pero subsistiendo en 
los dichos parages se van poniendo tan monstruosos qLi$ 
á infialtos los agobia su peso, sin poder mover á ningii- 
Jia parte la cabeza. 

Infinitas son las vertientes que se encuentran 
en la jurisdicción, especialmente por la parte del Oíste, que 
es por donde baxan todas las de una cordillera que lla- 
man de Malaca, de que se hablará en llegando á su la-^ 

A la parte del Sursudoeste hay diferentes ret^ 
de plata en distancia de seis leguas de la Doctrina y al 
pie de una Sierra que llaman de Tambillos, donde con^ 
cluye por esta pane la jurisdicción. 

Todas las Riberas del Rio de Pilco-mayo, para 
el Oes Norueste , son muy poblaias de varias chacras 
donde siembran el maiz y aígun trigo: pero todas las 
mas son de particulares , y expuestas á las- avenidas que 
las destruye. 

Los Naturales no tienen otro comercio que la 
conducción de maderas á Potosí y Chuquisa q a : en et 
primero sirven para el consumo de los Ingenios, y en 
ía »Ui;na para las cas ^i • 



i 





Igiialmente oue en k anterior DoctrííM se en- 
cuentran en pa mucnas Haciendas de cspsñoks-oue son 
ios que se llevan , el fruto de las tierras por queiog la^. 
mos no tieíi€íi asignaqqji de Qlhs. 

Se .tontinmfA 

ÉxmjcTo m Ld i:áMGé gjE jBAm 

de lUgistro conduxo ¡a Fragata 4^ Libre Comerá. 
éo nombrada San Felipe^ l^^iÁ^) fo fy^ñ m 
Sil Repmo .desé // fymo'jel £alkfi parp. eléí. 
Cádiz el. 31 de Marm Jcl :presente^- 

DE CUmTA DE ^. M. 
8.500 -libras de C^caí illa ^.deota dp loo ea S<- 

ídem p^ JPJ^XCULARES 

24«oco íi,esos en pkja doMe -para caxa. ds -soldada^ 

39 marc"ó.< f on7.a de píat a labiada 
4^027 vquimales- 80 libras de cobre en 2 152 %arra$.' 

7'io dichos 24 libras de escaño ea 1.240 id^m. 
4-399 carga-síji libras de cacao. 
So,^€o arrobas 4 ¿ libras de cascar-iíía en -i^^ií/S i:a- 
ícoiies. 
' ,_ 55S an obas de ídgodon m 81 fardos. 
41 arj-obas ds azúcar en 8 caxones. 
¿. arribas de e)¿tiacto de cascarjíia eti í esiccMi. 
1 caxojicito de piedras niingr^des. 
13 pje;^a5^con 11 1 varas de tiras de aUmibxm 
én 2 iardosi r 

I , 47 varas de ida de pjeHoii ei» 1 fardo/ - *♦> 



Jíúm. 357. Fol. 83. 

MERCURIO PERUANO 

DEL DIAoiS» ,J>E JUNIO DE 1794, 

- 'ir"'. ':>i'; ■■"■ '■; 
^■1 ' V ; ., ",. ■f .Oj i ,.^ ; ^i^V i 'm i-. i^m I I , ii '.r i r i V ■ m i m 

■■ \^ 

CONTINÚA LA DESCRIPCIÓN J^U. PARTID0 

de Porco. 

* %2 ONCIUYESE la Descripción de esta Doctrina di- 
ciendo confína por la, parte, del Norte con la Piovinci$ 
ijc Yanparís ^e-,ü Litendeiic^j4s Chuqi^ 

; DOCTRINA -p^^^^ 

^ L rumbo del Oeste quarta al Sudoeste, pocos grados 
jpara el Oeste,; se halla síjuada e^a, respecto de la an- 
_ierior: su octension es de! Oeit Sudoeste ., y su planta 
CH la faída de un Cerro bien áspero, por cuya; raiíon 
y SML altura es bien incómodo su temperamento en ven- 
toso, aunque medio entre caluroso, y frió, .-. 
^, Alcanza su iurisdiccion la raaypr parte por el 
^Este de la cumbre de la CordUleíade, Maraca^ á,c 
'falda por el Oeste desciende el 1 lo de este, nombre, cuyo 
origen trae de donde se dirá en sa lugar, y viene á de- 
sembocar al rumbo del Nornordeste en el del Pilco- mayo. 
Reconoce ia Doctrina varios anexos ; entre ú\qs¿ 
%mo nombrddo Quevincjia á la .p^rte del Noroeste,, qye 
sirve á dos Igíesias , esta , y W de Baríoío , dividiendo 
la: jurisdicción , una quebr;ada que baxa por dicho 'anexo. 
El Pueblo tuvo su primera situación en las 
orííías^ del mismo rio de. Mataca , pero habiendo sido 
desc ruido por h$ avenidas, lo mudaron adonde se hajla 
¡tu ,ei ál^. , .. ...:..:" 



ÍK' 



\ I 





, 'En miay corta dÍMoncia, y a la parte d^-l NnnL 

pobSada de-teerias pof «n lado Vat)d,^riÍ¡° que Z 
gen po.caon de_ maiz, y „>uchas fiutas como son du/sz- 
nos, p^a^ ,y Manzanas. ' Por medio d<á' dicha queb 4 
pasa _d camino Real q.e viene de Ja fromeTa 3e o„s 
-ftovrncas, y ^e condtrcen por ét «luchos Af fieros Se 

a!f 'i- i.-^'™- ■'?^ Wa#iaí f asai^ habi^itacioii ,de. iW- 

'■íU6S'-e»''Poiosí.-*- **-■> .' S' ■ t Joisl ,;■■,.; J.- ■>:°_T.tt^J 

«„(n«,» ^í V ° '^^ Mátátí'^rie' sigue su curso del Sur- 

sudoete aj Ax,nordeste, se JiaUa en., todo eí tián«ro- á 

3[ne-_alcSñza pé^ esta' jurisdítrion, muy roblado de hk- 

íonhera, .«-coge 3!gü,rVina,-yen-Ial démas , «aiz-y rri 

i^lnX 'T-É^' *^'í'-#f"?f ásp,ej:os.„fli.e regula/meine 
es en la misA^- quebrada,- ó ''márgenes' ciel rioj, pues Ío 

í^as Jas ifimedíadorreSí'^*^ ns^id'^Gn^j riri ^.b í,í;?Tí '": n^ 



^úe Ja l^octrina ^anténdfv <X)hdúyteo-fí jurisdícdoii^^ye 
^^urato, y Profmcia eií fef mÉdi6 de Pilco-h^ayo qu^ es 
'«íuiea- lá ^ aív^^de üoF ^ta ■tiñrtp. rf^nfíWo«:-i.v^A,,' ll JJ í/ljí 



, risdircioii, lieva la preterencia Uíit) qüc desciende de la 
Cordillera ya diclia de Maraca, y se introduce tn d no 

-•«nvel^parage qiife liaüíaiiia togosiur3,H.^^el óiié r.^yci^ 
faxmpte beben los que iperan hailaiss a cona 'di ^ianc¿ 

^ No 



,^^ ,..Na . tienen otro Goffie^cTo, te; Jn^ró^, qat é 
mismo que queda dicíio en la Doarina anterior;- y suh 
ccupadones no son otras que en las Haciendas donde 
trabajan de mingas, ó, jornaleros en los tiempos ^ de. la^ 

^,. ,:,-. rXas avenidas, íípl üip son frequentesí,.. -5^ destjruí^ 
ren, con . exiremo las Haciendas; por ía m mká tuerza q ue 
usen áe resultas del sin númejo de vertientes que se le 
introducen, consumiendo casi todo el año los dueños de 
aquellas en precavieirse' con reparos, de piedra y ramazón 
con que, poder C(>«S€;guií^ij(>i l§Sí;ipjfodMZ€a_el menQfae^^ 

No se padecen tantas enfermedades como rCn la 
anterior Doarína, por que ni las aguas ni el tenípera- 
.fiiento es tan varia, pero no escasean los , insectos de 
.,todas clases , ., que , ineomodan' mas que nada ; por , ia in- 
-Vnediacion al lio 4e Pilco-mayo donde í,^ v^xperimen- 
ta mas calor ; no; quedando otra cosa que: decir en or- 
den á la descrípcioij,, pues aunque se encuentra una 
que rtra veta de plata y venero de oro ^ no son de 
consideradon. ul ha íjabidp quleft trabaje.; ; a ■■ 

§ Iguisndo río arriba de Mataca^ se halla situado á la parte 

dej Oeste de dicjio rio este Pueblo, que se exíiende de! Sur- J 

'f sudoeste al .. JMo vnprdeste. Es -muy reducido ;ien Poblacioii , 
sus casas bien humildes, y su Iglesia con una . regular 

.decencia. Lo mas..^ncho ; de la Quebrada-está en esta par- 
te, por cuya razón hace la vista deliciosa. Su tempera- 

. mentó es mas cálido que el de Ja Doarina anterior por 
que se halla en el mismo plan del rio ^ los vientos es- 
pecialmente en los meses^de JuUQ^y Agosto son Iré- 

,qüen tes y enfaclosos, no sucediendo as* en, ^el í^^o <fel 
año, pues no.se feacen; tan penbsosf^r 



•- lüi 



rl-J» 







se bal an a la parte del Sursuesís, alni-ios í>raSc mJc 
para él Sur , nombrados Molles , v fiar^nS • .f -^ 
^ero que está situado al pie de un Cern.^; t^"^ 

;^es. d^ plata^ que suelen sacar de .flos algun^pS 
de dicho ^etah el segando .se baila respeao dd cZ 

Oesr" V íi ''"''''''' '^^^'"^^ grados^ n,as>ra 3 
Oeste y no «ene ma^ particularidad que la ^ una 
Quebrada de^rka agua , mucha arboleda có.^o"c 
en otfa que baxa de Mofe, y la que iunra cí>n I 
^amerior desembocan en ía de Turucltí^ ^ ^ 

'í;, f.U. ^TV'^^^i"^? ??''^' P°^ ^^a parre: y á 
la falda del Este de la Cordillera en un sirio 4 1¿ 
«aman Tamblic^ hay tradición de hallarse ocul^ u2 
^'íí^!^1^ ^ ^nr^iedad trab^rdr^ unos Europeos 
Inri.- T 1? "'^"í^u 'f '^^^^on sin haber dada 
%)ticia de ella, ni ha habido quien ía descubra; perb 
se asegura era de riquísimos metales. > 

^ ,. Toda la Cordillera dicha por la parré del Oeste^. 
es him anda, a excepción de unos que otros pedazo^ 
de tierras que pertenecen^ las Hacendadas de ía Que- 
ferada , en los que cogen las cosechas de cebada , v at 
guií mgó. , ■> > «* 

^•^^ . 1 ?^V ™''.^/^^^™'^"^^^ ^e "cas aguas, que 
.todo; descienden al Río , y multipü^an su curso , no 

'lialíandose ei3 todo el ano seco. ^ '* ¿^ - 

*-^- A ima parte y otra de la Québráda^e encuentrají 

-torames Caserías de Españoles, y entre ellas alminas 
jmuy destruidas; pero indicando fueron de consideíacimí 
-m ios primeros tiempos, en que de resultas de venirle 
-^íinos sugetosde Potosí á desfiutaí^ der temperamento las 
^«Oíistfü^eron^,- tmT(5 por lograr dt comididadv conio 

por preservar sanos^^^ sus hfps qu^ en ningún inoao 

i^-mnsegmm alh por la rigidez del tem^peramemo , y 

con 



con efecto üin Tiaj^ta el díía sígáen esta práctica viníeni^' 
éi)se s pasar largas temporadas. 

Entre las varias Haciendas que pueblan Un 
lado y otro de la Quebrada hay tres que todo el fruto 
inayor que dan es el del vino , ademas de las frutas 
diversas que producen algunn poco de maíz y habas: 
todas estas Haciendas regularmente tienen Molinos , en 
donde no solo muelen el trigo que cogen , sino es el 
iJe todo el que ocurre. r 

El terreno de toda la jurisdicción es áspero y áef 
'ningún migajon, y todo de bíanquizares , <;ln U me- 
nor substancia, por cuya razón solo en aquellos sitios 
mas á propósito consiguen extraer las cosechas de cebada 
y trigo, y aígnnas papas aunque, pocas. ' f' 

lo que queda dicho en orden á fas utilida- 
des que . tienen . los Naturales en !a anterior Doctrina 
puede decírsQ de estos; púm no logran^ otras m^ 
que las que íes resultan del jornal que les tribuían los 
Hacendados , y alguna corta porción de carbón que que- 
jnan, y lo conducen á Potosí ^^ á á erras parages donde 
JO venden , y se socorren. 

Tiene ía par tícuíaríd^ fa Doctrina de Miarse 
colocada en su Iglesia una Milagrosa Imagen que Hama« 
ef Señor de Escota, cuya función es ía mas grande y 
solemne de todo el año. • ■' 

, . , ^o ^''í^2 íiaáa de particular qire añadir á h 
descrrpcion smo es que á corta distancia dd Pueblo se 
encuentran unzs pkdia^ que brillan como espejo i es- 
pecie de raleo, pero no lo es: algunos veneros 'de ord 
suden dcccubrirse á un hdo y á otro del Rio, per» 
el no trabajarse indica no habrán encontrado en éllo$ 
xjqueza considerable , que nierc^ca. atención, 

DOCTRINA DE MCÜLPAYA, ■ i 



ONTINUANDO el Valle para la parte deí Oe^ s^ 
doeste se halla situada esta Pocuina aliado del Sur d« 

Ja 



\ 



^r^ 



la Quebrada en. el medio de una llanada aanqxie -qpria^í, 
es bien hü?niide su Población , y su Iglesia aunqu¿ 
chica., bien aseada: su temperamento , no es tan ardien- 
te como ei de ia anterior; pero siempre cálido. 
j.,,_ Conrinúan siempre las Haciendas de Pardcu'a-^ 

Xes\ en todo eí, rio, y sus .cosechas son las mismas que^ 
fos que cogen en la Doctrina ftiuerior. 

Por la parte del Sudoeste de^^emboca una Que- 
brada en el rio, que divide la jurisdicción de Puna in- 
troduciéndose, tamo de la parte del N. como de la del 
.Sur infinitas vertientes , Jas que van aumentando las cqr- 
rientes de aquel. ^ 

* Son ricas las aguas que hay en toda la Doc^ 

trina , pero con particularidad las de un parage que lla^ 
man Zapatará, las quales son producidas, de dos nacimien- 
jos que brotan en lj3 Cordillera de ia parte del Norte 
.^el rio, y dista de la Doctrina hasta quatro y media 
legras, " \ 

Ai Sueste del Pueblo, en distancia de tres le- 
guas, hay una farnosa Hack ida que llaman de Turisqui-r 
íia, en cuyo sitio vienen á juntarse lá Quebrada prin-^ 
,cip3Í,^ue baxa de Otavi;, y otras que ,desembocan des- 
opiles , en eí rio principal. 

Xodas las tierras son ásperas, aunque no tanto 
tomo las de la anterior Doctrina. Los Natuiales tienen 
ios- mismos arbitrios que en aquella- , no^ consiguen mas 
jutiÍ!43de% y se mantienen todo el año i ^xpensas del 
jl^abajó ,que tributan á ios Hacendados. . „f, mr.^v:>n: 
No se encuentran Minerales .algUñOS de plata,, 
ni oro, pero sí varias vetas de caparrosa mezclada con al-» 
■¿una porción de alumbre ó millo , que es quantp hay 
qiii decir en ordena su Descripción que coneíuyo. . 
DOCTRINA VE BARTOLO^ 

^"L. rumlx) del Noroeste .quarta al N^tte de la anteriof 
Doctrina, tiene su sit-uacion esta en el medio de una lla- 
nada. 




Rsdn, V á la fáld^ áe un Cerro que corre deí Nornor'- 
cíeste al ^ursuJoeste, No es corta la Poblciciou lespecca 
tó «íiíí ■vecmiario: sus casas son üiejorcs que las de aquella., 
\y ia iglesia muy pobre pero aseada. 'I 

El temperamento no es tari rígido como el á© 
Ghaauí con quien coníina , pero siempre es algo Frío, 
y desngiadable por los freqüentes vientos que descien- 
den de los inmediatos Cerros de que se halla rodeada. 
- . ".: -i llene un Anexó á la parte del sursueste en 
/:ona::cH5tsnda que reside en una casería, propia del 
:<jünde de Casa Real de Montada de Potosí; y al No? fe 
de ene hay un corto Pueblo de indios que Uamari 
Queblixiía, cuya Iglesia según queda dicho en la Doc- 
• liiiia'deL. Otuyo sirve por mitad á las dos Doctrinas. 

' ' ■:; No se encuentra en toda la jurisdicción otr* 

particularidad que la de varios ojos de agua, entre las 

q uaies la mas especial es eí qoie se halla en- un parage qué 

iiaman el Chorrillo, á distancia de media legua del Súi^ 

sucbtf dQ la Doctrina. , , .;í • ■ :- 

Diferentes Haciendas de pariicuíarss^ mrp ^^k 

:-ójiícas que gozan de tierras de labor, donde cogeíí í^ 

;ci sechas ■ de ■■ Cebada , Papas , y m.uy poco Trigo. ■■ ■ ' '* 

A distancia de dos leguas á la parte del Norte 

á las inmediaciones de ana Hacienda que . llaman Qol^ 

-biguibi , brotan dos .nacimieiuos ' de rica ' agua que nf) 

tiene: otro, uso que el jdeufertilizar ^ tai^ta da i-eíerí^lÉ 

Hacienda como. otras tiei. ras de una banda vy;> étTa-ncl^ 

is Quebrada que forman los derrames sobranles;- la qLiái 

-desemboca en el Rio de Maraca; y munida ..con ?'líi ;aij^ 

viene de. la Capital de Chaqui, .y otras qxie -s&^ ■pplm 

'Con las dickas, füjfmaa! en .mi rtüdb..ej ai'íg¿ii{ídé-^?v-r5|i 



i^ji 



üiíltiíü^ 



" i'- 



Se c&ntínuará. 



i 



J 



i- ■'-■'( 




¡■' '' 


ff^ 


H' ' 


%■■ ^ ^'i ;l: 


1 



fo. 



AVISO AL PÚBLICO. 



ti M el M^rmHo núm. 22;$ Tomo 7* aaündimos a( 

PuDlico ^í nuevo periódico mñmUdQi. Correo Mercantil 
de España é Indias que comenzó á imprimirse en Ma- 
drii desde Octubier de 1792 , yconünúa felizmente has- 
ta Isoy coia !a mayor aceptacioa. Esta obra eiccelenEe 
tiejie tina cierta semejanza^ ó ideiiddad con nuomo Aíer* 
'Curio. Hiih publica estados, descripciones, tanto de pro- 
vincias, como de antiguos y nuevos estabíedmientos , 
razones de emiadas y salida.? de ios buques de todos 
Jos Puertos , piisdos corrientes de los efectos en las prin- 
xipaies plazas de comercio, curso de los cambios y 
íseguros, cgu xxtras mil tioticias titiles y curiosas de toÍ^ 
Ja Monarqijía que en vano se ¡rin á büscaf por la raa-^ 
-yor paríe en ios libros impresos hasta el día, tanto 
ajocionales, «orno extrange ros. Todo buen Español espe- 
xialmejtue en la clase de los comercíaní^ debe tener ^^ 
la Obra por que en ella encontrará junos datos fixos so- 
bre qiie podrá formar sjís especulaciones y cálculos iner- 
tantiles del Comercio que tenga entre manos ; y le dará 
nuevas ideas y eonoeimientos para otros muchos giro« 
^ue oportunamente quiera emprehender. Han llegado i 
*sta Capital algunos exemplares de dicha obra que se 
renden en la übreiía de la Calle dd Arzobispo. Noso- 
tros la anunciamos de nuevo con tanto mayor gusto^ 
<}uanto que estamos seguros que sus Autores Don Die¿ 
go Gallará, y Don Eugenio Larruga confirmarán coa 
•filia en estos paises el concepto que justamente se haa 
jadquiridü por otras doctas producciones que corren co« 
general aplauso, particularni£níe las Aíemorias Polítieas 
i^ayo suplemento y complemento viene hacer d Correa 
MiiXí^ntilf } 



Nóm. 35 5; 



Fül. il. 



MERCURIÍ^ PERUANO 

DEL día 8. DE JUNIO DE 1794. 



CONTINÍJA lA DESCRIPCIÓN DEL PARTIDO 

de Porco, 

jf, ■ ■ '- 

^^ N Jas Sierras de !a parte del Nornoroeste fren- 
te áe la Doctrina se advierten varios desmontes 
antiguos que Indican haberse trabajado metales de Plata; 
pero en ei clia no hay quien se dedique á continuar este 
^igiro^ sin duda por que no concede la menor Utilidad. 

Termina esta jurisdicción por Ja parte del í^, 
tn un sitio que confina con la Provincia de Potosí. 

El Pud:>io es últimamente paso preciso para 
Potosí, tanto desde Chuqiiizaca^ como á todos los qye 
se dirigen de los Valles á la Puna por cuyíi razón 
legul amiente ninguna provisión necesaria ú la vida es- 
casea , y d continuo comercio de |;entes , hace algo 
agradable sii situación : no .se encuentra ni un arbusto: 
['es ai idísimo el terreno, y los Naturales no tienen mas 
^ásiio en tierras de labci, que los cortos pedazos que 
^tikndzn á los Hacendados. 

DOCTRINA DE POTOBAMBA, 

JLj a situscípn de esta Doctrina es á la fafda de un 
cerro. Cerca de fas crniaS de Pilco- mayo, se halla muy 
poblado de árboles por todas partes; pero nada parti- 
culares. Del mismo cerro arriba dicho baxa el agua de 
tin nacimiento que esía que usan para beber, sumamente 
delgada, y sana. / 

|.Den¿ora del afiteríoif Puebla ál rumbo del 
Ü ^7 Nbc- 



\ 



^ 




Nordeste qmm ai Norte r su pohUcíon es cc^r^,,rsé^' 
exticmde^ E^e Oestes: siit calicó ^ y casas guarda^/ un 
regulaf ordénvperc>'Ife úliiíiws son btóíkímiM^^ vr la 
iglesm mas bieri, alhajada c^qe la de ÍWanrerior Bbccrina. 

yisdiccion el mim de ellos noa^ífeado leeoya- qiie es el 
-je lar j^arte- d^l Sur kmeífeo> á Bamlo, esta Póblá:3b 
^©Indios, que,soíi,^,.lQs úiilcos quedesñataa.jáerras,A^ 
•íHia ií>s^ que' eir la mayoí parré: ^©sriéierí. 'á ' €km- 
son regularmente acomodados, > extraen^ unas: no consl 
cosecha^ de; cefeada:., y papas, qpe expenden: en Potosí, 
-y los hace vivir con aíptín: desaííogo; - 

A já paire derEsre de esce aiiexó ,- eu- muy 
-€0rM:di<,t3íiciavlaííy tres lagunas db bastante extensión 
en Jas que Se recogen: todas las vetjentes dé' las inme- 
diatas ^-amas ,. y cujas agnas^ %undaii' lás. tierras, de. 
de un^ li|cendacío que tiene sus posesiones en esta parte. 
" : '^^; Q^^hr^da que pasa- por deíante de lá 

^Qctrma y a su. pie,, tiene su origen^ al Sursue^te de 
elía ,- y concluye ea el Rio de Pilco-mayo junta con 
©tras> vertientes q:ue de todos lados^ se le introducen. 

-„. ^}' ^^^^^ ^^^ Pueblo á ^muy corra distancia, hay 
OH Mineral- o rebenrazones de vetas de oro ; pero tod¿ 
con niuy corm porción de dicho metal. Casi al fin íe 
i^ junsdicaon :. por esm parre pasa eí camino Reaii de 
Fmosi a- Oiuquizacav que desciende al Rio de Plicó-ma vq- 
el qtje divide; láProvindaeii su m^io,. y continúa por 
el (í)esnoToeste con bastantes caserías por. mux v otr# 
Kibera^^., y, multitud; de árboles crecidos. ¿ ■ 

.. _,.. . ^^ temperamento,, como- que k Mk"á. fe- 
iiimediaciones de Piico^mayo, y con respecto á la ' iiiisr 
ma altura que la anterior Doctrina qué casi es ipiíaí ' 
se obsaw ser bastante: cálida, y .lo. prueban; mi#bi¿a 1 
las cosechas :que extrahen' los Naturales que ;io soír otras ■ 



^^ 



■i 




^,.-^1 Sur qtiam al sutsm M . TiiMt>'' ^ IwlJi:. 
;sfec!o'éí .anexó que llamatí Guaniapka, y ai Sur^q^iiáV^ 
la al .sudoeste d nombrado T<^o ya , .concluyéndose; 
líOS anexos qiie rmoü<x^Q la Doctiina , cm atros do^. 
. qiie s^ hglkir situ^ados d pw>.# Sudoeste qiiarta al siir^ 
y ;d. /(^ro.at Sursuesie. : :, rv »:"'":.■''. * ' ^-?- "''^ 
|,:7' ->.í^3 exiension íiel Pnefeío es del Este qiiarta ai 
Sr^^li, '"afCest^ qu^uíi al f^oroeste , y su perspectiva, 
. re^ularmenie sgradable cou infinita arboleda^ que no 
^sieíido particular no exige descripción. . -r; : .^ : ' i 
., , Igual mekeKq lié alas anctn-ioresDact^^ 

.2* esta los Indios' de .las, Punas i condK£Ír lá ella et , 
iriaiz^tíígo, y las es pedes de que escafeaii que es eí 
único conierdo que üenen los JVaiura1e<:, á quienes' n<3 
les , queda otro arbitrio para su subsistencia que d ex-^ 
pendió dé dichos, grapo& ^ ,^ > '^ • 

Úkimamenté , .y par ío correspondieáte á 1^*. 
desQripdon de este PueMo, r^o^chúre con que á la parte 
del í^ornordesíe se ad^i^rten á ías orillas del Mo de-. 
Palco-mayo en su |urisdíccion^ unos yestigios que spío i 
h^n quedado del puente famoso que prestaba pésoitodo^t 
Jos caminantes de h partf de Poíosí para Chüqukaca., , 
y . (^e esta á aqiiet m ios tíe-mpos sn qu^: la fuerza de 
aYenidas lo estorba que no son otros que los de jos^' 
m^SQS^nqm se observan las aguas periódicas por estosiEerí§i|0^ . 

DocmrjsfA Dg TACQMJmj. ■ ;: 

^^L rumbo d'el Desnoroesce .respecto dal anjEeri^f de^ i 
i-nma este Pijeblo, que se lidia: simado em el pf$n doí 
una Quebiat-U qu^ bixa d^l Si^rsueste : SU' extensión es 
dej Sux .quarta .^i s^iAíSte»,, al Norte q?aaíta. al noroeste : 
sus calles son solo . dos principales qye casi divideti . 
por njiíad la, ppfelacion: no- ts CQifta esta f y su: piso 
es #renizm.,| . i-GConiodo^ i 

, Su. temperamento eS: ealiente^ roas' iC|ue eí deía>;; 



lí 



1% 



<J 




A^ M- ' ^¿itikMtkif 




édio de PUco-m?tyd, pero safio y sín aávertrrs^ otra 
enfermedad que k del Coto, producida del uso-de las' 
aguas que pasan bañando á los árboles de Aliso ds quie- 
áes ya he iiabfado en otras Doctrinas. 

Becoñoce siete anexos, todos bien serondos por ' 
ser su inmediación casi igual á la Parroquia. La Iglesia 
«sta per rectamente alhajada, siendo particuíar €«i esto á.l^ 
«e los demás Pueblos de la Provincia. 

Varias Quebradas que se advierten en su jurisdicción. 
todas son producidas de multitud de nscimien tos de ricas 
aguas, las quales sacesiyameme que van aprónma adose a! 
desemboque en el Kio^ mudan por lo que hace á ser 
saludables su uso , y ya produce al que los bebe con 
frequencia lá enfermedad de que be hablado en el an- 
terior párrafo, que por lo regular son á. los que por 
.necesidad de estar al frente de sm posesiones se ven 
precisados á viVr á las orillas de aquei. 

La jurisdicción por ío que hace á I>3ctrina pa- ' 
sa del rio allá, continuando por esta parte también, la de 
Ja Provincia acia la p^te del Norte, por cuyo sitio con- 
fina con la Provincia de Yamparaes perteneciente á la 
,^ laiendencia de Chuquizaca. 

. Todo el terreno es abtmdante de arboleda « áe 

Jas espedes que quedan descriptas en los Valles, y muy 
a^ero en sus caminos, que todos se hacen intransitables 
en tiempo de las aguas periódicas. 

Por la parte del Sudoeste quarta al sur, á las 
inmediaciones de un ai^xó que llaman Coló, confínala 
Provincia con ía, de Potosí^ contiauando así liasta otro ' 
anexó que está de la otra parte del rio al Noroeste 
qUarta Oeste del Pueblo, en cuyo limite empieza á 1íq<* 
dar con la Provincia de Chayanta. 

Las cosechas que extraen los Naturales de sos 
tierras, son las mismas que en la anterior Doctrina; pe- 
lo se particulariza en la de trigo que es tan excesiva que 
las kuiaas que miielea^ii varias paradas de molinos qa^ 




1 



tieiien á hs oúWas de h Quebrada que pasa por la Doc- 
trina, y á ias de Pilco-mayo, les producen al tiempo de 
su venta considerable porción de dinero; asegurándose en- 
trar al ano por razón de dicbo producto cerca de 408 
pesos reculado por un quinquenio; bien que la m?iyot 
parte de este lucro se lo llevan: los Hacendados que tie— > 
nen po<;esiones denrro de la jurisdicción que son bas- j 
tantes, y eh mas mmero que la anterior Doctrina. 

No obstante de dexar anteriormente dicho 'que 
el temperamento que se advierte en la Doarina es bas- 
tante cálido, es necesario añadir que es un poca A^aiJoiíi 
por lo que hace á vienta, los quales sneíen ser periódi-^j 
eos especialmente en los meses desde Mayo hasíta Agos— j 
tó en ios quáles soplan regularmente, y de las doce dél;>. 
«lía en adelante. 

Á fai parte deí Sueste se reconoces t arias -fe- % 
tas de azufre^ y ea toda lo correspondiente á la juris--' j 
•^cdon muchos panizos de: plata, y riíngunas minas, siri^í^ 
duda por que no es dicha met^f de" la mayor ley , ^ 
tanto que no produce utilidad I2 menoí ai que se d«*- 
dica á su trabaja. 

Queda ya dicho qu& toda ef golpe del diner» 
qué entra en la Doctrina es por razón de la venta dei:*. 
las harinas, y de consiguiente se conoce que en este expeír-» 
<}io consiste el n^yar Comercia d^ los. Naturales, con- 
duciendo dicho erecto á Potosí todo el año y algunas 
.que se llev^an lo? Indios de la Puna, quienes igualmen- 
te vienen ers su tiempo á cangear las especies que pro- 
duce aquella. Conducen también maderas á aquella Ca- 
pital para ía habilitación de los Ingenios de su ribera^^ 
cuyo giro les produce ts^ríbíen regalar utilidad. 

Concluyese la Descripción de esta Doctína dí-» 
dendo, que el Rio de Pilco- mayo hasta eí punto en qua 
eoncluye la jurisdicción de ella por ía paite del Oeste, 
corre d^de la Doctrina de Turuchipa al rumba del Osstf 
quarw al Noioeste, forniaaiose ángulos ea su curso. " 




;L Noroeste qiinrí 3 Oeste, alpiié-f; grados f3?ira mméOmf 
de la Dücrina amefior, se halla situada e<ta ^i di^te de 
uüi 9uebravia^ que viene corriendo ,cÍ€Í Nor;oeste al Sues- 
te, su pobhcioíj ,es bien .cori-;j, y\sus chiles y aisassin' 
Cixíeni;' Wí slmÚQ tampoco miiy particular 4^ Iglesia, qu^ 
se- W,l3 réguiarme-we a'l|iajfd4. 

' ^ ■ -Eí ^ leiflperámento és mmo^ cálido qiieel de la ante* 
rfef Doctrina, no obsándo á esta difeiencja ía inmedi^-r 
don qü€ tieiif á, P|Ico-.maj^,, mediante a qye ya se tóla • 
fin.'-íní!s alttira la Pobiácion; bien que ílerftpre s% r^dvierte 
.urr^rigüíar teml^ie, y en todo ;sin éOfnparáelon alMe Po-- 
íosíy■-s|I3 i#;nbar^o de jq^e Imy muy .pocos /niñatos ci^- 
dí^encia en latiíti^, , -, 

"* ' _ í-af cosechas son Jjgs miomas que las de la^^an-; 
tefitíí-r ©ocírim, -aunqae mas crecida ía dys papas quejas 
fcaf * d@ treitóí y :^ps- es|5ecies díferames, y con abua-- 

'í}^G%--'---t V/-Í . ■ ' ■ ' - f:-.;n;':rn xic^^-.'-t- 

Reconoce Ir Doctriii? tres anexos, mnfínandí^^' 
fm-tlá^U parte .del ?í. E. y Nornorfee í^pn la Pí,<>^ " 
vincia de Chayanxa, y ^qt el del Sudoeste' coii' la dé"" 

_ Pari^., y "i 4 >^ JE, con h 4e rojCQsji, fQflciiiyeíjdo por 



g0 €onclmr4 m ^ M^rc^ 




m\óm 






, í-í < 




íl 24 de este ífíe5, entre 10 y 11 librad dé' la- mi - 
ííaW3]-liub©tín=t^mblor de liérra alguna cosa fuerte; stidü^-2cib# 
íiié de uno 3^ medix) rtíint]|5; preéecÜo un gran ruido subl^ 
terraneo qm se' empezó á oír de [db^ ál treá- ^mm^ 
ímes: _ _ \ /^ A '■ \ • ' ,' 

Desde el- dir 18 han' empefeado^ ías- pitó- f 
cerrazón? por:,las mañanas : los diast 25^ y' ^v hán'sid^ 
5^nados^absoíutam^% y h#n'sido4oS'iíTia§^ík#)s dr estr mesi 



íVííasWísw»*! « 1 wi u, i| - *« 





7ÁBLÁ A5TP.CNDMrCA WRA EL MES J>E Jü- 

nio de 1794. 



Decíinadoa del 
Soi, 



Aspectos (le la 



T ieói. mtd, ai 
mediod.verdacf. 




.-•**., 



Kám. S59- ?ol g^. , 

MERCURIO PERUANO 

DEL DÍA 12. DE JUNXO DE 1794. 




eOl^CLüTl XA DESCRIPCIÓN DEL PARTIDO 

de Poica. 



]2s AT5UNDANTE el terreno (2e veneros de oro «s- 

pecialniente por una y otra parte de la (pueblada que 
taxa por delamedei Pueblo, pero no hay c]uíen se de^ 
Hique á la saca de dicho «letal que sueiéii encentrar eÉ 
barias partes de ella en tiempo en que se conserban cla- 
ras -sus agyas, en dicha Quebrada, y al E. S. de la Doc^ 
ti ma se encuenira una agua callente que hace érupcioit 
en esta paite por en medio d,e ima piedra tosca arro- 
yando tres caños que se suspenden nías de vara y me-^ 
riia, y según análisis del agua se reconoce ser ia^ veti 
que yiene c-onaendo del Sudoeste al Nordeste de Capar- 
rosa , azufje , cal y alumbre, á la parte del Nordeste 
junto á uno délos anexos de, la Doctrina fcuelt^e á 
liacer -otra erupcioíi én ei alto de un palmo sieiido lÉ 
tnas paitícular lacjue anteriormente que dicha á que se 
le siguen ccii coita iuimedíacion otras dos que brotan 
en la misma Quebrada, y en medio del agua que corre 

Í;or ella. La figura que tiene la piedra por donde saíe 
apiimera, es cónica formado una pr-éspecdba la ma«s 
(deli:¡osa. 

Al N. Nordeste de la Doctrina áígtmos giba- 
dos mas para el Norte se haíia un cerro que llaman 
lOiS Naturales Malmisa , Mineral antiguo y en donde 

1 17 ea 





^'^.í?" t-ííSfií^íí S Aífesttkíflkaj* 




%ÓÓ. 



í^o^%^'"'''''^ ''^^^^'^"^ Pob!ac?on con él m^ 
tu o de extraer la riqueza a^ ene' r«'«» f ei mor 

de Paco. ; y N^mllosen el hI ^^^^^ 9"^, ^on los 

Ton Lisa RosicC V Ro ' P^'o en aquellos fue- 

«npín ^!^#k • ' y Sarra, no existkado m un bos- 

nados, como »ualmente ve«:río-í7^c 4. k j^^P^f"-^ arrm* 
ta la PoW;íríñn ^,,r 1 ^^ "^^ íi3 bcr sido fiO COf^ 

ll Pl.n ^ I ^"S^""^ el iBotivo dicho se formó etr 

jnmeros Mineros tuyieron al Cara de la kcrrin, I 
Su.en en un día festivo de resuítas del habetlo" etór! 
tado a qm cóncurrie;en al Santo Sacrificio de k M¿¡ 

fcl 'LT'''^'°- '^ °y"^°' y esp«ad61o',£ 
fuera de las horas señaladas para decirla, y á poco 
^espues fue muerto por los "ya dichos Mineros qufc- 
nes tomaron la venganza de' haberlos esperídolv^ 
fuyo ^cnlegio desde este instante se perdiS la oÍL^ 
lencia del Mmeral, quedando sus betas varias fco'má 
llevo dicho: as; aseguran los mas, antiguos de la D^ 

Sn'^TÍf' i"-" '?u,"°""* ™^° ^-«éatica , no t^ 
/Jiendo nada de imposible por otra parte el suceso. ^ 
: j , *«. «ní^uentran en la misma Quebrada aue oasi 
por delante del Pueblo algunas betas de Azogue ,p^ro¿tty 
a los prmcpiosJe su descubrimiento, y aun^sin hSer dadj 
parte de ellas los descubridores, quienes en el dia estS 
iaoendosus cálculos para ver si su saca les podrá «,stea| 
Uesde el punto en que termina la Provincia y 
flue confina con la de Pomabamba, hasta el en que con- 
cluye por la parte del O. N , confinando con la de 
.l-aria, viene extendiéndose el gran rio de Pilco^mayo, 
queenel Idioma su nombre, propio es el de P/Vco-mara 
que quieii decir traducido rigoiosamente rio de Páxa- 



IOS 



loj?^ y con efecto asi e^ , por que cn^l se cncyentrar 
vaiiedad de volátiles , coino son loros de todas clases., 
€Oiorras , pabas de monte , garzas, gallinetas , zigtieñas 
y otros diferentes , Jiasta el anexó de la parte del N. O. 
és esta Doctiina se extiende como queda dicho, vinien- 
do i formarse -en la Provincia de Paria, y según las mas 
posklbas noticias que he adquirido tiene su origen en 
?^uatro Caudalosos manantiales que hay en la Cordallera 
iie Frayles por esta parte que no he ipvestigado. El con- 
curso ide todas las quebradas de que se compone estií 
l)octri na contribuye á aumentar su ^corriente, y al mis- 
mo tiempo el desemboque de todák las aguas que ba- 
san de la parte del S. después <le serbk á el curso del 
Í>enefido diario de los metales del cerro rico de 
Potosí-, poi- cuya causa anm^ue el nacimiento del 
xio de la Plata según todos los viager<)S se ^a «n la La- 
.gima de Xaiayes, me parece ínas verósimil a su ape* 
lacion el que se le diese en la Eibera de Potosí , me- 
diante i qtK con efecto sirbiendo al beneficio de dichos 
íinetaks sucede que lleva mucha paite de ellos en sus 
aguas, i que se agrega la infinidad de betas que en sü 
;«x tensión "ya cortando, 

-f>D>:C'q ÚlrinTamente y por lo correspondiente á !a des- 
crepdon de ésta Doctriisa diré que en toda su jurisdic- 
ciotí por lo que hace áesta Provincia no hay mas pár- 
■tícularidades que la de infinitos nacimientos de ricas 
«a^ias^ y tres lagunas nombradas Guartocochas , Gho- 
-quecoca , y Surichata, que todas están por la parte det 
Oeste ^ y son perennes en todo el año. 

El Comercio mayor de los naturales es en ía 
Jrenta de las papas , que como llevo dicho, se cogen éri 
cantidad: tienen en la Provincia de Chayanta tierrífe 
adjudicadas desde los primeros tiempos, las que cultibaní 
regularmente en los meses de Mayo, Junio y Julio\ 
hasta i^gostOj, viniéndose después de concluir sus cose- 
íCha^ que son las de maizí| cebada y tiigo,; con regu^ 
- • lar 





102. 

Soffl* ^' Doctrfcaen 1. q„e como „,c,,« „,« 

..r sus 1eL«L^%r6ü"^ 4dt " ■"""" '"'^ ^ 
DOCTRINA DE SIPOROl \ 

he dexado h Hp p t^ tv • "^ ^^ líUo-iaayo ^ 

ir...e :« a^ct«rdeí, rv^ar^íbf r,\?^^ "^' 

la rií:. i?*.-»^i ■ . «^-.ici-, y 31 rumbo del Non^ í»*í 

*a de íiaitolo ya descríptai ^^^4.A>u]:ce tn 

dores subsistan eri. I i,-a- t. t.XJ V^^ ^? P^^-^- 
1.1..-.;^,.=^,,,,, ^.: . .-^r^i-a. ía- puocipal razón de su esta^ 

f;:; ¿ ^ f f ^ '^ ^^ ^^^^^í^^ ^ Minas dt L 
ceno, de cfaehaülaie. después, por los me ^io/de! dai^ 
anEcnorr no fué Curato haaa n..P u "^^^'^^"^^^ /'^'§^«> 
gentes Jaizo cjue W^íí^ r^í T^'T"^ "^ 

que «ene hoy, dia de qt^^ hablaré. '^'""^ 

ü Minera de qm oíñci hablar , v que aló mntl 

los^... abados í¿ t'^¿z,"¡:szsn!s:t 

aur..^acl., que es en donde se haila: tiene infinta %t 
,B..,6us>assoa4c,fiaw, iíHbkaaose enconado e« - 



HMiHi 




ninfos- íc^rt€5q«fi se Tifln dada en eífa?" mnchas potcíó-¿ 
Jies' de Bsiia; Aze?ado, y JLisa; b Üey del íiíetal qué 
no es otro mas qae eí de Pacos, asciende á' 9 nía rco§ 
por caxon eii el dia, y aunque Jbáy^ bct^is de NegrilóSj 
no se irábajan pürque 110 íieneíi cuenta : 'cí> dkhp-mil7e- 
1^1 hay un cano puebiitiD del itíismó nombre qae es e! 
que Í103' sirve dé aíTéxóá la- doctrina , Iraííártdose^^^ el 
" otro que llarnan" lá fíoriíla dande esmvo aiií^s fá Fárró*- 
iquia ai rumbo ^ deí Sur media- Guárta- al Sueste: del 
i'ueDlo. - •■-■^■'■'•"'^•- -■>■ V.--' ' ; ••^; • - . ;; ; -;; ^^- 

Enrías .icniafk- cifcimstátóáS se KaJÍa tín'íifi^^ 
'genio perfectanSente pyovlsto en el Fubblo ó Curato dog- 
de beacficia les metales que li-ae dd í^IiiTeral ya "expre- 
sado un Hacendado^ á cuyo cargo está la Haiienda q^ue 
paga de arriemio ocho míí' pesos anuales^' "" , ■ 

■ -La' 'Nííturaíeza- á formaáo^ di'füíeoiés cóiítabidádés.^éri 
fe Siéi-iíí'yá drthade TurumWbí por ll paite. que ct>/fe$- 
ponde á esta Hacienda qiíe siendo á' iriañer& de cueYa tis 
desffnba los Naturales para- vivir ; entre 'eí fas. liay urfa 
al pie di^r Minei-al^que tiene de lón-gitud hasta 60 Vir- 
aras, y de 'lasitud mas de 'B y ei* sá esrremo ún tó 
dbnde" caben- mas' dt- cien miiliás- erí .tí;^; <iííd^ el 

Hacendado todas íaV oñcnia¿ feesariaá ;. para: el abasto de^ 
las Mmas como son- Herrería ^ quarro de pro^-ick/nes, y 
habitación para el Adminístiadof, de las labores ; sin 
^qíi'é pueda ser destruido e<Te prodigio dé la naturaleza 
■^pór ía iniíndacion dé las abenidas' de' k Quebrada que 
pasa^ á str fefda' jíor cpie se fialft con' mtielia. supe- 
lioridad á eX\^. ..... " "^ 

]^ ,^ Eí In-genio js dicho signe' su ctirso anual mc- 

^díante el auxiíkjr qi^c fe presta la 'cor fíente de Jas aguas, 

de dos fiia nantiafes aí)uñdames ^.iic Hay por ía pavte reí 

anexó ya dtscripio de la fiorida, sin-ique en todo el ¿iño 

"tenga la mÉr.0f 'siísperiiicn' aüíiqíe' ios yelos sean de 

«oabideíacion. ^j; 

i¿Qi¿ la pane que coníina k Dücuina de Ta- 



«e' Sal; cuya beta esta en ana que igual ¡riente es ane^á' 

al MayorazgjQ, y da h que con pcxo ó ningún costó 

les traeü sus Yanaconas ó indios , la que necesita el Ha- 

cmdaio para €l . benencio de metaíes , es aquella muy 

/cristalina, y especial para el beneficio^, y tal que pa^^-^ 

xece que eí Todo Poderoso^ vincul(S éa, ella, .con respec-- 

tG i los metaies que hay en la Hacienda, mas actindad 

que en otras para conseguir extraer toda la ley de que 

se componen, lo que no suce<le con otra quaíquieí-a que 

:Se use, puéS: nunca se consigue ío que coa aquella. , • 

.,; ^ Qual sea el Comercio ds¡ los Naturales de csjt» 

póctrina es.escusado por que sentando el priacipio dp 

i^e todos los Vecinos son sirvientes del Hacendado, de 

C£>íisiguiente sQ.infkrQ no piteáeíi tener ^otro giro que^ 

djE ;OCíaf)arse len lo que su Seiíor les ordena , bien qié 

i ^ c;^da fa.mi!ia se le ^iene asignada por ley, ci^irta porciaiii 

J^ p^;^is para que" se soBsténgan, y i sus hijos ayudan.^ 

^íJose con el trabajo ^n el día Sálsado que tienen bacan^- 

'fe para si, y en el que qíianda llega el tiempo, y e^-^ - 

•iacion.ai propósito),' cuinban?suS; heredades, y extraen jla$ 

srCos^hlas íl^ cebada-, p^ai^ y.c^ita^prciGn de^^^quinoa.,, 

^iqpe ¿sp^den las ína?^^^^^^ la Hacienda, yendieíidfja 

,^t ¡Pueíao^^V ^tó solo iieí^ de darles racicgi 

^jsegwn costumbre, y ye.Rtirles suis hijos una vez al anq-:|. 

^^, ; Yarias son !ás QXíebradas que, corren por ia jur 

rrí^diccioiiLide^ka. Hacienda;, pero entr^. ellas ^oio |a ¡que 

¿¿fre a! iijgenlo '^^h que Jleva 4« ¿ptó^wo agu%i|r 

ías' ;dernas' 'secas, "" " ■ .c...lio'f 

Por la parte del Norte á distancia de dos le^ 

guas de: ía Poctrina enipie2íaii á elebarse algunos árboles 

' no bíendose ni mi solo Arbusjco por la parte: del , Sur p^r 

Wo, tiene pn25 paríicuÍarU.3dfiS que las ya dichas, 
y um Laguna por la parte del 5tir, y en la cunibiede 
jiip &uiq qmh^ c^xta dei ^exó de la .íloria con lo 

^■"\..V "'^^■'."~^^ ■" "'■"■^■■" ^'"^ "'^'' ' '" ,q«C ■ 



f^ 



m 



que concluyo su Descripción y la de la Provincia a qb^ 
agregaré el número de alma? de que se componen sui 1 
Doctrinas según las mas veddicas, y prolijas noticias, que he ; 
tQmado de los parnés de los Señoits Curas quje. las J 
gobiernan. 



Doctrinas. 

íiíná, 4 . • 
Cáiza. . . ^ 
Toropaka. . .-. 
Yura. . . ., 
Tomabe. . . 
(^proma. . . 
Pprcol .. . V 
Chaqui. , . • 
Otavi. . . . 
Turuchípa. . . 
Pocopoco,»,;- •, 

jEsquiri. , , 
JWicülpaya. , 
^Bartolo. , , 
Poiobámba. y 
Tacobamba. , 
Tinquipaya. 
"Y Siporo, 









'iíl 



j 



.,..,.. ^ i. oaL ñoj '^'.nj 



:? cíi>'^>í.?.s'i:''^s* 






■?M' 



Wi;lfe 



*íV' 



. _ , - ■ ■ ■'«I» 



Almas, 

«" ■ -_ ', i> 

.4,^00. 

5.312. 

2.036, 
. 2.11^,, 

. 5.7 íB. 

. 3.080. 

1.200,, 

. 2.164, 

. 1-239, 

■ i 1.640, 

, 3-» 22, 
, 2.050» 

% 3-05-^ 
, 1,630* 

, 6. 1 00. 

1 7-3 12« 

, S38. 



EXTRACTO DE LA CJRGJ C0NDUeTD4 FOR^ 

¡a Fragata Santa Rosalía^ que k .cargo d^" su Maes-^ 

,fre Dqm Frañci^sco Arélalo ., fondeo en ,#/ (liei Cailaa 

el 2S de Febr^rid del ^r.es^nte^ priKcdenis de Chihe i^ 

S095, Xanwnes : -355. Poncho^, \ 

Á734. Bordillos ; - 1. Bordada. 
'OGO. Sardinas ; - 81. Remos ; -»oooo p€Sos 
eÍ3 Plaxtt Í5eiíadi';--Í5ooo^ Tiblones de 
Aíerso;- S5. Barbas de Va lie na. 
98. Ouesos; - 100. Chiguas de Papas. 
' . . i8. Eotija? manteca de l'uerco ; - 7500. Ea-^ 

jas de Leáa. " 
840. libras íde Almefidra ; - 306, Pares de 
' " , ' Estrivos. ; i 

134. Líos de Costillares con 11% qq. 1911b.., 
3^ Quintales 55 libras de Pasas;- 16 Ter-' 
,. cios con 400 Pellones. - '1 5. Millares de^ 
Bueces..'^ 20'. Tercios dé Charqui co% 
40 q,q.. ^o libras; -137.*- Bbtijás ,dl® 
Grasa. -> 1294 Zuelas, '•' ' .j 

' ;. , , '25. Tercios de Hilo de Carteas con 52 qcj^: 

■ ,21 libras ;- 2oé. Ayuyas;-'4. ZurrO'*^ 
nes con 7 quintales yei'ba d? Pa!os. f 
■ 14. Esclavos;- 24 Docenas de Lenguas* ;'^ 
í. Terció cort 75, con 50 brazas cada unoi 
^S^; Panes de Luche ; ^ 4,Caxones con 2¿S 
,) Quesos ; - 3 qq, 75 libras de Tarsana. 

5 Zurrones de Canchalagua ; - 24 docenas 
de Jarros ; - a Piezas de Jarcia con 
*7 qq ;^ 8i Tercios de Pescada con 
ti8 qq. íJi libras;»- iz Tortas de 
Alfajor. 










J^kéhMCkm y Mteks xk :m 0i^sí\^- .éesát^^^tiii^- 



'•■'=^'itíj^^í> souñ bebí :í- ' - v , ^' 






íQ ,.. f^-^ 



tornan áíguii ^em|K) para ;st3&egsrr nue^ra im^^íiadorf^ 
^.és.ímr >miestit> átMoí. ^ay ^«estimíentQS íaii -a^miJFgas^ 

.cí?i-í!E^e.-.-sé )íeS'>,Q^o^ ,>,^D.^ue-íno ^.pse£Íeii''»':^#2a.Mesi«^ 
v^fíXan^óI^ un liferácarso, Pe^sefiá^a áue^ífí^a'lBisginadQlí 
tie la5iíí^« mas molestas, itóga> contimjaRfensfó é^ nijeáss; 
tx^r^imsi r^ • c^i^nfída con iiim >^«E&iéi}á Tc«^ íseésamo^S 

¿nei^o :l la mc%nackik y^ ¿dli hoeroc , ^jiái. amasgpra? y 
: (¿oíorj: ^ la- radmjraokin ^ ^^el: fses?» iááíacW^ 
te , ^ por ;iTie^ dedí -^la -¡©isírpáa ^ a^í la/ifeae t^ 
antera, ¡^jgité -iTTOiist^uc®!. í,-}^iík^ at^^ífeic^'^i í'^f " 






¿ ; .J>¿lÍ^J^íÉí-^jas|2^ 



3ley! ¡Qué suplicios en lo que le Tía n hecho padecer» 
^%^ yirmdes ^a eí heroísmo, v la paciencia deljus^ 
ao, irimoladq a la impiedad fiiosáca cí un! siglo cor- 
-íompdo! Ah!^¿Con qué se ha consumado ,^quel últi- 
»P atentado , acjuel abominable crimen , cu Vo ^^lo pen- 
???!5^^ ^^^5 ^3da, muy de amemaoo , perder el co^ 
•1^ de espantó, y temblar de horror ? ¡Y porquéhom-- 
t^^/^X^,^c,^^ tees!, i Con, q^e audacia! 4 Qué 

bre, el ungido ^1 Señrvr ,- quitar ía vida al que está 
revestido de la aptoridad de Dios mismo para^ cxercer 
su justiaa y subondad sobre la tierra ,es¿ p^ un es- 
pantoso ijegicidio; pero quando este crimen es acomli- 
nado de las mas ^feroces circunsiaiicias V<i^ndo sobrevie- 
S^r^ir"^"^ Jos «Itrages reunidos, á las afVentas las mas- 
humillantes^, y a las agonías de maydr aflicción ; Sií|fi-^= 
^5e tiene la desvergüenza de cubrir con' cat^ ^Jeljs^ 
J.TJt ""^^ neg'-aí J míis iniqua de todas las fnjustic as ; 
^uandQ se emplea a este, fin la solemnidad atroz de urí 
ly'^'vA í^^^l ^f'''^'' no parece observarse las vána^ 
formalidades xle algunas. leyes arbitrarias, sino para 4e- 
torlas todasj quando se niegan al propio ley; &). 
^eme,. condenado fto obstante á morir baxo el hierro 
de tin verdugo, Jas muestras de sensibilidad, que se iíóii^ 
carian al mas famoso delínqueme, y que en lo^tieí*' 
pos menos barbaroj lio se negaban> i¿:aün á los aseSÍ¿í 
nos de nuestros Reyes r guando letase^natabúblfc^ 
mene a ser como^ un crimen nacional , meditado y Ve- 
teíonado ; quando; es mandado por sus propios acusa- 
éo-i^s y quendo-sin íecfemacion por ctmSs monstruos , 
^^^.^^^'^^^^^^^í^rtt no se alimentai, sinj 
de^maldades; quando es ejecutado con conocimiento ^ 
^o unrReyíK), eií el seno de «na. capital inmensa, sia 
JajnenQroposicioh,:€n media de gritos 4e alegría ; v de 
^piauscis^ígnos del iFifierno^ ^ que nombre sí ha de dar 
a imijíUngaute regicidio r¿iComo se le hade definirá 

¿ni 



5 m aun como se lia' de concebir ?''' No", Tos mas gré- 
i «eros siglos de la baibaiie mas inhumana no oñkcén exenil- 
•'jplo de esto. • ' ', 

ó'e han Visto caer Eeycsdebaio del hierro ^«fe 
>«n asesino: se han Vfeto algunos ser 'yictinTas de se- 
lididosos, que destrozaren sus Reynés, y perecer en ine-- 
iiiiio de sus defensoves ; se ha visto un destronado, cojlí- 
denado , .y ajusticiado en medio de su pueblo ; pero es- 
to era óbía de un solo monstruo^ áuda¿ | atrevido , am- 
bicioso , bipocrká ; pero no se apodéíc^^^de la sagraba 
¿persona del Monarca sino iñespües de tnuéíés batalíSs, y 
.vdespúes de haber , por decirlo asi , esirujád<!y á sus fie- 
dles vasallos ; pero ei verdíjgo que consumó el delito*, 
cfío se atrevió á presentarse descubiertameme v sino éil- 
►imascarado ; p>ero reynaba «I mas íágubfe |silencío en el 
Bcorazon de los asistentes , y no era interrumpido' sinp 
■ - $)or ios - sollozos ; pero en et mismo día murió yná iii- 
■-fenidad de. fieles de indigtiadon , y de dóíorv pero ef 
inalva<|^ que se atrevió á condenarle ^ pér^ma^ tranqui- 
^dad que afectase ' pür; otra parce , pagó su crimen toda 
,<jsu vidaí con los remordimientos , coa la^ inqüietüdes 
cJfCperpiexídadeÍ5id€ sü afmaí v eori las dei^coMánzas que te— 
\^a de sü partídárioSs f y c^jrf ef sobresalto , en qué vi^ 
-^via, de encontrar á cada instante* un véWgador;' peto el 
solo exemplo de esta aírocidad é^ecrlfble probaba su po^ 
sibiüdad v y advertia |k)r cónsigüieín*tlé'-<|ué - sé '^ 
y' evítasec £{i"^ fiíii, leí ;abiiarg©«í |Jes^es?-^É'5% '^I'íaCréli 
• ánglesa- , fqee quisiera borrar de'» los fastcí^''de su histb- 
«á hasta d menor vestigio de este^^aténtado' ; que ^b ex- 
pía cada año , honrando la memoriá'^de Carlos priáieró, 
y' principalmente con fina adhesiéti y" fidelidíid inyiolá- 
tle á sus sucesores ; ■ todos €^os -íasgos ^i^n un^' gran 
' lección , para el Universo erítfeicí;^ s' fin- dé Íi6 rénoVér 
éf mas inti?me , y ^éi^ tms óditfeíí'djS «tó délités^^ Y^ los 
Franceses se han manchado' con lií" sangre de su Rey' ea 
d siglo > jqjqe áe atjt«« á liániais^?^! - v^ de*'iés^ li¿- 



j* 



^ .^ V y. hm^ et mpétíé de nm' /H^j.^^^a-,.. ^trr w dice ceí 

su criminal aii ^acia a cedo lo que. la hlsiuih ofrece de 
. ^las ab^iHpjahk bit este gén^fo. ? »- . > 
V; ,í'OS Fi-aíipeses, después- de h^bej ultrajadas menospre. 

y. ia reiigK)n.üíiecen de mas ságiado ; desrues' de í^^her 
m.ado.l pad.se corana d hijo fal hf^p cam.a eT raat> 
^ mando Gomiah miíger.aí he,ma,:c ir^^mia cJ hcipi..^' 
.^í^a^igo^-coptraeí amigo, á los vasaíÍQ* cor,fra el ¿^1^ 
,desBiTa de hab^,.inv3dido- todas Jas propiedades- de ía Ic.íe¿ 

dedicado al> Ahar, y, al Trono; ^de^pu^r dé h¿ber d^5- 
, pojado las Igíesí,. saqueado ios Tempk^, destro77do 

pitado m I^el>.]u,a. de lo^- Samt>^., é ínrentado contra 

,rii€s da haber uiíja/^do,.opelido de s.u^ asiíos , v mi 
duado. 5 los honores^ de Ja indigenda i hs Vírsenes 
oel Santuario í desj^es^de Mbsr pe,.seguido^ desterra) V 
^artiiizado , Iq^ .Sacei^oíe^, después .de haber roco 
todos los^ lazos que fes miian á .^ unidad dek Ide^a 
Católica; dt.pnes de haber adoptado tocias Jas ileligionel 

itS J"^? ' *^ ,í*^ Whri^to; de^pites de^ haber 
^rr^KÜ) mü v#ces sol^e si lós tatemas de la razón ^ulu 

:frajada, dfr la huii93mjad violada^ de la reKgion nerse*. 
^mda; ^spues. é^ i^ber dechado h Guefra i^dts 

4^;^ AurorKiades, y a.- todas la^ Patencias, amenazado f 
XOdas las Coronas ,'e itwentaio corroii^per co» su. pria- 
opio todos io?; Estados, y sublevar iodos los Pueblos; 

^spue$ de haber, destrocado á &u Hcy , v desolla- 

X ^^""1 ^'^', í ^"^ ^' ^^í^^ aefvidom; ,kspás 

^ haberle insultado en $11 Persona, ^en su Esposa, én 

m Hijos, en .^us Pí^rlemes , y hasta- en h memoria de 

^.m ^mpmadoH i después de liaberie tenido en una estre. 

i' " cabe- 



jjiii 



C6? }a ^oapa iníeínaí ' cié todas los iisgü^éós; á- todas las 

anwrgaias ^^ y" ^s tóda^i las maí-- sensibW prlVáci^n'és ; 

de^íJAies^ de hal>erie esca-Jeaüo dedlá en dm^'itbdb.s íos^Úíi- 

4iiMyy cémaém .) f (k hsbei^te eií^ fin' dÉfq> ^^ ¿et^r ' 

á^iSÉsga^iirages'vtOtio'S Isos dolores pdsIMes'; lóí' FráfK-é- 

sés-xebeM-^s,- injimo^, san#iiiafíos^ inhurííaiiós, barba- 

rosi, féf c?es^, impíos s íucrédufos v^ filósofos, se - hiñeron 

espumosos j€g|Chlc^. Ellos ha a hecho espirar sobre tiii 

cadaÍ50/^;. . % r ^:¿fc^ qéUn ^ gfíifi Dfé^^ Al - hffó-^iníQi- 

géaíK» :d<g-ia i^sia^ al: descendente dfe Mór^ Ms, ál 

nkto de Henrriqye IV; de lufe eí (írañdef de liuilél 

aiuy *f^adi>,-- ai hijo/ de est& Ddfifífif tnodéío de toda? 

las virtudes ! Ay ! ¿ A ; qm^érir^^ preguntó' átiií. Al amíg^, 

al^ padre^ tfe^sus^-i^sáHof ; áCin Principe vír«^soi^ euya < 

• ^ma^iCfa íérmosa y jüsra; á un Príneí^rqueM) quería ; 

■úm el bien , que»- no Imbia-^ hecho- sm^-' Uml Aíi% 

Príncipe desgraciado, y^toi^igfíode nséjór smeFtéfCfe^ 

•^ue 2^ando vos iíámabais á^íos piesf der Trolío "a f^ 

«epreseíiíaBié^: deir pueblo ,p^rrÉeibir sus qué}^, % 

i»ncerí^reoa-«fÍos lóJos^ ló5 nidios dtS^ á vue¿ 

-irqs h]}0Syífém¡á¿3^i^ íi vmsifm^yetxMi¿os^ pM á>íidutí» 

ios al cadaílo-i?¿,%estQsf^rd«|os>so«%s feíite^ 

los hijos de dugstf^ Pairia ?^ Ahf ¿íPórqué nd nos |ieni4 

tnuerto , nuestros' mfif:^É3aíÉ>^ibefnt^o^^^^^ ájites de m 

^su ttoíicia que nés^^ i^lá:^ ^" hf rrdr t¿ Porqué hero|í 

-^cido- ^n. un siglo q$éíabórta-?táfl^ atrocidades? Alf! 

.y como tíebsmos darnore^' parabién- de; haber huM} 

4q esia tierra sanguinaria, psM. testiter al niiiveilji 

entero que noso^o^hp pensan^Ds como ella! ¡Y tóni. 

^ debemos^ iasiimames de Igs atmasíi sensibles V y ffe 

•tamos Catóico^,, íieles é^ Díosf fielé§ al l.ey ; qiíe |?|- 

.tan precisados á íiabiiar todavía en ella, y cuya dcbiV 

y tímida líjrtud se halla envuelta en él -caos kormm^ 

Jle de iúáos los delitos I O Fraíicia ! Si tu no estas saa 

^m^ €tógada. fKíf ^«s maldades i sino te-ta ' e cíe # 

' ha- ■ 





%a5 h^fioí et ©profirlíí^f eí li(^ríor de toda Kurop** 

eí^ todas las Níicíoñes, .^ 4íjir:üíii verso 'entero ; ¿que 

^ejte no/debes :tú:tej7íeF,. ptiesoque: nada :hay tan 

"f^^^'^^í^híf «e oíio Íí3y;0s>.mecedd determinado 

^i?^ el^ C5|ii;en.,rdel:^ ^íf^ tsobre la í ierra, toda la 

jríerra debe; d€cíar3Ese GQmra tí; si bios mM éizn^ 

Roñado jas .Nadoiiesálcsíe espíritu de vértigo^ y de 

^fyror _ que re devora , días deben reunirse para aho^ 

.garlo eñ ui>^mo: m no tendrás ya para defenderte 

Mno el poder del Xnfíeííno, á quien has inmolado tushfpify 

?^e quien participas ya 1^ rabia y la dcséspépacioíT^r 

m no tendrás ya dentro de poco inocentes y:/jüsto4 

í^^''^, quifnes puedas éxcrcerla; y ^ así ila ezerceras con- 

,, fr? íí .íJiispia. jta sangre^ con qué le has embriagado.^ 

P üíj ijenem? <qu« debe viarde o tenipraíío , aniqüHahe: 

los cadáveres cpn qüQ h?is íiaitado tu^ aíévoios furores, 

;ftaa depositado m t^i substancia semiíias indeSctibles de 

.irrupción y dé jruinít: -4 oíoi* 4« muerte coií que-J¿s 

jfttterido apacei^tar y s^tis%er tu perverso orgullo, te aifti^ 

^ ?W .íáestí:iü:cÍGís, ^ue no puede menos, dt ser éspántósíi* 

^ i-t: jv ^ ¿ C/ Fra^esesndestesiabíesLIlQdáyia: iday ^ á pe* 

Sát., vue^trp, tip Cielo jiisio ; todaria hay ua Dios ven^ 

M^dor, J^l of^ é grito de muerte que vosotios habéis 

fevantadp contra laiuos inocentes v y contra el mejor d^ 

:Ids Eeyes í el oyó; CQíno jpe^^is v qxíe su sangre reca*- 

:J^esQ sobre Vosorros^, y . sofere ytiestros hijos : el ye áiua 

ivuestro c¡(mm grabado c^n cíirá€teice?$ de sangre ' sobre 

VBestra freniC «iidaz, sobre vuestras parricidas manos:', 

^ Sf^re vuestras aricas r^giddas. Es verdad que esta 

es íá sangre del Qordero^ • qíif pidió perdón para vosoi- 

tros; pero psta píuebat ^ue ella «ra muy pura , y qitó 

S^osotrós sois muy stehnqüeñtes por .haberlaN derramada. 

^h I elia no podría expia:rs€! ni rnn con U -vuestra ! Ho, 

jio alcanzar^ ella del píelo , una ; gracia ^ que vosotros 

\|n|smos .no esperáis, f cuyas " sa!uda|4es impresiones ^os 

^^a3jplk% ; d^ desedxa^ ¿ ]^o tenéis roi^trosi un X>l9«2 



An r vosotros le habéis malJecido; 5 No teníais su re-r 
Jigion, tan subíime , tan santa y tan- puíaf vosotros :¿ 
iiibeis despresindp ! ¿No teníais la paz'r vosotros ¿abéis 
pfeíerido la guerra I ¿ No leniaís un Rey, y :el ine|ox ' 
dé , los Reye? ? vosotros le habéis mueitoj Vosotros :9 
lénjtis las venganzas del Gieío : vuestra oSstinadon & 
está provocando ; ? y podiá la sangre del íjü$t¿ suspeñ- 
derlas ¿v^o , no hay ya sino, la ¿usticia .de ¿ios par» . 
los; "qué insultan y desprecian su miserliordia,^^^ 
gfé de' Abel ha pedido perdón^ y sin éiubargo^eí sello!. 
de reprpbacipfl sienipíe estuvo inypreso sobré la freater 
del frátíicidarJr sangre cíe los niártires ha pedido per- 
^^"' ^y/^^ embargo^' así st^s jueces^ corrió sus ver*-, 
dugos\|^ quedaron en las tinieblas tlrf |}agánisnio : ía ' 
Sangre de JesuchristO ha pedido perdón; y sin eníba^r ' 
g^. \^^^ v^scióii ^uela derramó nb dexá d^ ser la exé- 
crádoñ 'del Umver$ol La .sangre piiés del Justo récálrá 
sobre vosotros , sectarios feroces, ñíósofos impíos, qué' 
U habéis venido, y sobre yosotros , monstruos ■ pérfi- 
dos y viles I' que ío habéis mas, ó meaos consen- 
tidq :_ ella c^rá sobi e vosotros todos , Jos que habéis 
coritribuido á su suplicio, que habéis, aplaudido su muerte, 
y que os habéis heclK) de ella ün triunfo bárbaro* 
El castigo será ruidoso y memoraba: él os está amé^ 
zando -mucho tiempo hace V y me parece que el Ciel» 
no ha permitido tan execrable atrocidad , sirio para ace- 
lerarlo mas. ¡ Oxalé que él V'eíiga á tiempo para impe- 
diros que precipitéis «im en el sepulcro de nuestro Rey 
todo lo que tiene enlacé con él por la sangre, por amor;, 
y por obligación! Áy de mil ¿Que se ha hecho 4e s« 
esposa , de sus hijos , y de su hermana? Una j^iom 
mas estrecha, y mas horrible , se dice, los tiene mas 
asegurados I Y ¿ qué será de ellos ? ¿ No es esto uw 
fatal presagio del suplicio que los espera I Ah ! rued^ 
ser que este fin tan cruel le pidan éilos coíno utxa gra- 
cia ¡ ; Tan infelices son como esto ! y tan horroroso leS 
es sobrevivir ai digno objeto de su cariño i Ó 



'tí . . ^ 

■ - \^ |.Q ' %e^ mn^hk ■ .y ^mmi % ^iH. M , ^^\ 
ri^ '^efe ó dfehacfe'r' la aflicción tt vuestro C6>raz©íí:!;¿^ae 
fe?í¿3ása, qué Ma^re, qt?é í^eyna estuvo Jamos mas-Qpfi- 
.ftiida' Je'-'peffcá -=^ ;:dc; «felor^.? , .^iQuantas- y^íctm ¿osSs. el , 
|)fií?i[éi- íüstalité dfe <tiestrá écciavitud , no |abeís .ex|»^- I 
riíTientado ?te agcíñía 4e ^la .Etiu^tte ■? 3^h i ^T jcom^ 4se ¿á j 
íki^cgrgaáb Jobre ,ybs d azote ¿4^ijíníprtunk) í ,¿ Bor^iaíé^^ 
siehdd tan l^rande coimo lia .íniíiOftal Mmh íerssa, -vues-^ 
Jkéí Aijgüstfi madi^g;/!T()^^ab^^s4ogl^do ^0S igual ditilialí 
íSStá . tenieíidó etiíPe ^us brazos á su ^h^JQ , la esperan^ 
za , y :^l jhíít#!eK> Jel Tronó cíe los ¿csares^. r^orríó^ 
#s :^fes de stis ieale^ llessfesés j>^ra ir^pirarleg tíos sen^^ 
tii|»iéHtds' (fcí íu terrwra ; y cn^caiáa uno .d« eílíáfeiífó/ 
iiri defensor vi ntré pido. Vps, mil v^^ Jiabeís pr^^jiira- 
ii¿ JíiMár 4Í niísííi© J^&do al ^pOí:a^il de iiJos Eíapií^e- 
sls ; ¿ero los t^tis os í-ódeabaa no % eran , no; ¿^^ 
)3¡ii2^xy ^ós ^vá,^ riada ,mas éraíi ,que uiia iv|l,gavÍiljMe 



■ía3 ?i 



■,'.Sf ' '£biíMmm&. 



■.■j)i^'í xidoit' 



íSi.:ií. 







^Oíí ííi^- 



ñú¿ iTfi\i\m 






■.Jpl-JÍ¿^ 



MEReURIO PERUANO 

DEL día is. BE JUNIO DE 1794^ 



CONTINÚA lA CARTA PASTORAX. 



vk-:: 



UE , esto es hecho: la Reyna de las Naciones 
se halla viuda , y su rostro es regado día y noche' de 
-; lágiimas las mas amargas; ella no tiene ya amigos que 
^ -puedan consolarla :. después de tantos beneficios, no ha 
•encontrado sino ingratos , y perseguidores : ellos se apo- 
" deraron de su persona, y la han puesto en prisiones á 
■' día, y á sus hijos. La hija de tantos Reyes está des- 
pojada -de su resplandor: ella no tiene ya mas patri- 
monío que las atientas, que los ulcrages , y los tor- 
mentos : sus enemigos >han puesto mano profana y cruel 
sdbiQ: todo lo que su corazón amaba, y ellos están dis- 
puestos para estrujarla á eíla misma en el lagar dé' ila 
aflicción , y del furor í cada dia traspasan su alma con 
^*"', algmi nuevo tratamiento de ferocidad; y si vive aun elía, 
y sus hijos, se puede -decir que es para hacerla sufrir 
mas, y prolongar el gozo bárbaro de sus verdugos: h 
Cualquiera parte que mire,rno puede ver sino la muei- 
te.: por afuera, la espada está incesantemente levantada^ 
sobre su cabeza;. y por adentro, ella mjsrna está entre- 
gada al martirio de ia sensibilidad, que diariamente caba? 
su sepulcro. ¡ Que situación, Gran • Dios ! • Áh ! Señor , 
si ella es suceptible de aJgun ' consuelo , de aigyna mi- 
.Ifigadon, de algún remedio; de solo vos podemos espe- 
jarlo, y nosotros no tenemos valor para pediroilo, sia(|;> 
coa fluestro, abatimiento , y cc^n. nuestras lacrimas. . 

Lx7' Pim- 



■=iÍ<jllsÍ'- >:'';.•*+. • 



11^ 

• «líj-ábfe^jdé- k leísurá^ ítateMial, vÍTniosa-- Isabel,. ¿Quíi'l 
iCs la< t^j^- ^á- Jercísaleii que pued^ cümpsTiirse con vos? 
f^<Hj^'la "Vírgéri de 5k>n , tan apriinida de 5us desgra^ 
clas^, que feayai esíaio SümergfíJa CQ-m^ -^osy en on- océa*- 
tio~ de ¿bíüres? Vüs, tod(9 ío habéis sscí ifícaiJo- . 9¿ 
k»s ^emlniierito'*? de- Iss ¡imfsrsti- fe mas- pgra-rr ^o-s hubie-»- 
jais podido subrtraeros á wd-os lo«í males , que- persD- 
iislmeme os €>pí'Fmen ; - pero ñdtá Rey ^ vuestro lieni^'- 
jio^ y partícBparjte ^ asi de sa amor acia su puebío^ .coma 
de sil sublime- _y sania resignación;,, os habéis está4í> 
iñvrorhbfernéiitef'ünidpi á su sueríe, y sda tst idoleucia 
y b muerte pueden separaros de eí. Vos habéis; teni^' 
parte en todos sus peligros i vos habéis^ que rido' suavr* 
Zar todas sus penas ^ réiiíTÍr sobre vos sote todos sm 
males, y í^mibieijais también querido mdrrr por éL Pér6 
€l no vive ya: y este ÉUrmO' golpe acabo- de se puttardé 
en h amargura h mas profonda^* C> Frrncesa, digna de 
todos ios eíc^gios^, y qué merecéis loskomenages' y respetos^ 
de toda eí Universor ¿Es este el^ pago de la^subíínies qua»- 
lidades de vuestra alma , y de la dulce piei;fed de vuesíxí» 
corazón? ^Ttsposíbre que K>s feroces' enemigos de vuestrc» 
iierinano no se hay m desarmadla á vista de vuestro candor^ 
de vuestras virtudes, y de vuestras Mgrimas ? ¿ Ey püsiblé 
|[ue hayan vueko contra- vos nrisma' la- espada de su perfidia? 
Ah!: si lia tierra no tenia- con que recampensaT ramai 
Virtudes, f era' menester armarse para pe? seguirlas? ' 
; : y vos, ó joven Princesa, priYner frato déF 

amor de nuestros infetíces. Monareay, jque luto fe ofus-^ 
cado la^ aurora' de- vuestra vida?' ví^ty die mi í s^i ef do* 
Í9r no hst' segado^ todavía fo flor de vuestros anos, ¿Ja 
cortante guadaña del defíto la respetará? 

Vosen^ fin, G'Pr;inclpe,.m3s joven aun , y ya taíi 
desventurado,, á quien^ vuestro amor acia vuestra Padre y 
acia vuestra .Batríav. mucho mas aun que todos ios otros ti^* 
iuIqi% 9$ tígiíe yi^i^^4o 1^ trono en^miestros corazones ¿ 



• 117. 
^ir lugar ¿é ofaQ^r'^TébSon T13 tráí;f6r nado v ^ porque 
Bó hü ét ser .posíbJe arrai3carí)S , JGOjno aun ni^evo Joás^ 
de entre las iTsanhos SBn^iemas que os amenazas"^ Vos, 
«negado envuestro« -llaatos, l^abds In-te^cedldó por vijiesíríí 
Augusto -Padre; pcfoest^' clamor lastimer© • n.o íaa po- 
dido cnterneoeT á sus íá<;e?3sibles vtírdugos. Mm mmocQi&¡^ 
eí leiiguage -del ¡^moa: filial:- vos -ce noceis |?a 4a wr-tud i^ 
ÍQS hávbams... Ákl | os, in-mo^ainií ? 

Oí y-d4í que ínodo taii iiorcibáe seda á cono-;- 
cer esta secta decorada con- ael tóombre de á'losofíá, cu- 
ya audacia c impiedad; es si^m i gisM resta -secta , digna 
-de todo el {lorro^r de ios feomlr-rés , y de todas ias ven- 
ganzas deí Cíek> I. ;Qué espantosa que es áu mmonúi-^ 
dad.' iQusn -horfable y desastrada «f! sus efeaosl ^ T 
<5ué.otios sectarios puede ella tener , siiio los g© razones 
«cegados por las pasiones eneniigss de ¡todo .principio, y 
capaces de todos los íhoti>rOíes;? Lófos de iotmm:' ella la 
feh'ddad ée ios F-udTlos , sio iiace íeiíees m aun á sus 
üirÍQSos parítídaj:iqs., á «nénos^-que se preteíida que sea 
áélícidad eí mix ÚQ robos y de muertes, y en- medie? 
0e ruinas; ^el feynar so&íe 'sepükios, sobre cenizas , y 
po -seguir <Aras 'ley>e5 , sino iíi' del mas fuerte!, ó la Jdl 
^as «udaz en él crimen^ ó la del mas diestro en el 
¿Ke-de la ^jerfidia. Filosofía insensata, qjie á fuerza da 
razonar sdbr« iodo, iodo io ka confundido, y Jo ha 
cfescurecido todo-; áiosof ía , que #0 ha cemdo 5í3 origen 
?Hio ei| las p-asiones las mas vergonzosas , y que para 
substraerse del imperio de 4as feyes Divinas y Huma- 
nas , ha trastornado toda moralidad ., y roto ?íodos los 
lazos de la '«uboidinacion. Tan contraria al orden de 
la sociedad , como impía , ella no reconoce representante 
tíinguno de Dios sobre la' tiei'ra, ni autoridad 'alguna 
,cfue tenga sti origen en el Ci:^o : ella atribuye él ór- 
4en físico al acaso, y quiere que él ^rden moral se 
aí?andone al capricho de los hombres: ella prepara y 
'*~ lom para: todos les sitaos de la KÍJelíon , para ta^' 



J 



1t% 

Sos los farotes de la serliiccíon pgra tofe Ta? extor^íTo- 
fies de la anarquía: ella gradúa de preoáipacion el SQn^ 
limiento íntimo de nuestra conciencia, que establece una 
tan gran diferencia entre el bien y el mal , entre 
lo verdadero "• y lo falso : „ ella trata .de locura, y dis^ 
párate á este poderoso clamor de la razón, que por sí 
^oio ha enseñado á todos los Pueblos que liay otra 
vida: ella no se para, como la heregia , en combatir, ó 
negar algunos artículos de nuestra Fe, sino que socaba 
la Religión Católica hasta en sus crm'eitos; y en ua 
tiempo, en que la creencia de diez y ocho siglos da en 
su favor un testimonio irresistible , es quando abierta- 
mente y de mano armada se pone á argumentar con- 
tra la Iglesia: eíla quiere destruirla, intentando envile- 
.cerla , y saqueándola: ella la acomete por dentro , y 
por afuera: ella no* pretende nada menos que desen- 
caxar la piedra firme, sobre la qual está edificada, y 
con las grandes palabras de Tolerantismo , de igualdady 
4e libertad consagra en la práctica la persecución, y el 
ilespoíismo. - 

Ella oprime también al Pueblo con la mas cruel 
csclavitudr „ Svt boca es como un sepulcro abierto., 
97 que no exhala sino corrupción y muerte: sus labios 
9, tsún teñidos del veneno del áspid, y sus pies no 
„ dexan tras sí sino vestigios de sangre. ^* Esta es una 
secta mas detestable aun, que la nación Delcida; pues 
no solamente ultraia al hombre Dios nuestro »S'alvador, 
en quanto puede, con mas cabilaciones que sus ene-* 
Iñigos los mas sutiles, y con mas crueldad que sus perse- 
guidores los mas violentos, sino que quisiera tambiesri 
derribar el trono del Eterno , y si fuera posible sepul^ 
larle debaxo de siis ruinas. Dios no tiene que 'ver con 
^l arden social: ved ahí su lema. ií^i¿'^/^^ del culto^ 
■y de las Reyes: ved ahí su divisa , digna del infierno. 
Ésta es aquella Bestia monstruosa, de quien habla ^aa 
J4idn ) nüstedQ de íni(|aidad , niadre ds todas las ixa^. 



mundicia?; y abominaciones de h tierra, que se em-^ 
bíÍDga con la sangre de los óanios, y de los Mártires, 
Infelices los Pueblos que se dexaren seducir de sus erro-* 
res: infelices íasPorencias de la tierra^ que no se pré-* 
caviercn contra sus atentados: infelices los que la aJoi»' 
jaren ,';á eüa , y á su imagen, y que llevaren su 
disiiritlvo y su carácter; la embriaguez de lá aborai-» 
nación y del crimen liará lugar á las justas vengaií^ 



zas de Dios, 



Se continuará. 



^^ 



\ 



OBSERVACIÓN QUE PIDE LA SOCIEDAB, D]^ 

5€osa de averiguar las longitudes ciertas de Jas ^ 

poblaciones. , j 

JN Jngun Geógrafo, ó Astrónomo, ignora quanto co** 
duce la noticia exacta de las longitudes para la forma- 
ción de los mapas , y orras operaciones importantes. Las 
de n--^scras ciudades y. pueblos padecen gravísimos yer^ 
ros por falta de hombres científicos, proveídos de bue- 
nos in'ítrumentos, que pudieran haberlas determinado^ y 
ser árdaos sus métoJos de executarlo para quien no l^' 
es. Entre estos diversos modos se encuentra uno que siíi 
la ciencia geográfica, sin viajar , ni ocupar operarios i^ 
cargar miquinis para la primera operación, puede exe- 
cutarse con solo que en nuestra? ciudades y pueblos 
feaya un hombre de zelo y prolixidad que quiera < su- 
jetarse en el eclipse de Luna del once de Agosto ytni^ 
dero á practicar las observaciones que se apuntarán , y 
dar noticia á Jiuestro Secretario de sus respectivos resuU 
tados. Todo lo que ese buen patricio tiene que hacer ^ 
es notar la diferencia que hay en la hora que señale 
un bueno y ccjistanie relox, y la de las doce qu€ señan- 




;k...una^ ípeu^ícHam y^ue. :mn.i^piú'hsírncétím- -Cftí^.; daré- 
«105 facilnseiue^ pijed^ tirar., &^3»sa palabra el' objeto 
^ sate , quaiaco f s lo . que ; d. r^ox fúí :si difiere del 
ti^m|X) ^^d^-Q :.qm.^^^'^;Q^^'U mcáSmtrséásh, y 
€¡.ivá €s^ ía hoí-^ vqLie, apm;a bÍ í^ox. M ^ acKJnceeei- qual- 
quiera, dt te fa,ses ^ü^ se í^bse/t^ai-^. í^üe^tes e&t(^^ ^uü-, 
IQ5 y r.emiridí)s, ía,.Í'«c¿íi^TÍ por .eáias datos kará el ^ái-. 
mío dp h longhi^d dgsi.tegar -ea que sejifzo la ol>ser-, 
vacioh. 6'ea pues la prirner diligencia estabkeei" h me- 
ridianfv qtTe .^ jjará 4^ aiá^do águieíite. 
MODO PE E4>TA3LEgEil lA MEKI0IANA- 



Abiendo colocaido una mesa en un lugar d^scubíer-** 
po donde dé el Sol desde las diez hasta las dos ie k^ 
íárde.,. se cuidará , de anivdark perfeaameme; lo que se 
Jiabrá conseguido quíindo nepasapdo el nivel por los 
quatro lados de la mesa, no difiera di k perpendicular 
(s^ habla del xílvd de Albaiíil que es el ñjas eoijoci-. 
át>). Béclio esío descríbase sobre '4a mesa tía drciilo, que 
¿emrí) pueda admitir otro^ varios concenrrieos y entre sí» 
algo distajires ^r sí fuese ^íece^arlo, y habiendo coloca- 
do perpendicuiannente e-ii el centro im Gaorr^on como 
42.1 que se lisa en ei reíox de S<A. cuya eíítremidad re^ 
ifíata m puatg , s^ .notaiáu en él círculo los puntos ea 
ijue ios itpm la . extremidad dé la so^ibra del Gnomon 
iiüa hora ó dos antes del medio dia, y otro tanto tíeai* 
■|^o d€spii€s de ^él. Hecho esto drese de punto á pumo ds 
i¿)S .señalados, J^na línea; divídase po/ medio .con un com* 
|in.?5 y uraPídootra-recta que pase por el centro del círr>. 
€jd¡o y ei punto d^ división, q^íedará señalada h iiaeri^ 
diana. . . , 

Sfe elice se tirem otros círculos concéntricos, por que 
|3uede el Sol Tariar por h repent-ina interposición de 
nns. ñiib^^^ y Qmóiwxs las señales que se habían de ha^ 
C£r tu eK primer círculo, deberáit hscsrse en alguno dtt 
lf5' >3%l(>t§$, que. sea mas' proporcionado. 
\,- ..' ^^ ' ■ ^' OB5EE- .. 



.., Og^ERVACION.- 



í'iK 



_^j sfabhdds Iq' meridiana ckl lugar , por el es^nacio de 
seis ú ocho días ¿«tes del que ira* de saceder el eí lipsi, 
se notará y escribirá ía hora y minuto que .sépala re eí 
'4«Íox. quiC ha^ya de 'servir para íá^ observación ( deberá ser 
el mejor que sea posible ) al tiempo que U sombr». del 
Gnomon^ cufere igitsimente' lá meridíVm. E'sta riilsma di^ 
Kgen€Ía- se repetirá' iodos tos diss hasta- el dé. eclipsé, 
jaotando así misni» en- cada' uno* la diítrencia' enfre iá 
hora y miauto de^- relox,- y el rfiedio diá' verdtidett) se-* 
ñalado* por h sombra de4= Gnomon en h meritiiana. 

Comparado así el relo^' con ef tiempo vertíh-» 
dero,- se prepara e^ obser-yador ocho ó seis rñinudbs ári^ 
íes de: la predicción del fenómerfo que íííiuncia^ la- rabia 
^ue agregan?0s, con un buen anteojo, ó- telescopio; En- 
tónccS' entregando k otro qP relox^ ese dsbürá con íá raa-» 
yor atención? estar- pronto- p^ra notar el minutd', &'fñ^ 
Sió minuto que señalare d tiempo quer^^el observado* 
aniincie con esfá siíaba ío el ptimo mismo que hubies», 
©bservado el fsjiómenot Ea* observacioa debe hacerse' a 
fo menos en; unr de- las quatro fases deT sclípse : est4 
es eí^ priflcipio de' él , el práncipíü de-: la- rotar oBscuri-^ 
dad,, el' fin de-' la t«t»Í obscuridad,» y el fin del' eclipsei 
Si SQ- observan- todas quatro será' mas segiira la ote r- 
vaeión. Habiendo anerado la liora-y naín^to coa ía ma*^ 
yor exactitud;,' se reniitiw juntameme oDn ima taWica de 
ías diferencias que" se hubiesen observadtsf^ en el reíos. 
i^pecto de la meridiana ea^ los cíías anteriores at e€%s?^ 
f 315; Jos efectos QnvmchápSi 




ECIltSÉ CEL 1 1 bEÍAGOJTO DÉ íj§^ 

!»fío(:^pÍo dd Prindpto de la. Fin ¿é ía totíí I?írt dé! 
- Eclipse. iotal cbsciMÍd. obscuiidad. Eclipse*^ 

H. M. ; M- M. H. M." fí. M. 



"Lima. 


12. 


í^5' 


Trux. 


12. 


" ,17- 


Cuzco. 


12. 


46. 


Arcq. 


12. 


41. 


Paz. 


12. 


49. 


JPíaia. 


1. 


Q$. 


í'ptosí. 


1. 


03, 


Quíió. 


12. 


29. 


Crjuro. 


I. 


1. 


fiüaíti. 


12.^ 


S5' 


JPopay. 


12, 


3o« 


éacg» 


12» 


á*»- 



^ Noc. 



1. 

1. 
1. 

X. 
2. 
2. 
1. 
2. 
X. 
1. 
t» 



i7- 
4^» - 
41- 

4-9- 
o^. 

03. 

20. 

1. 

35. 

4<^' 



3. 
2. 

3- 

3- 
3^ 
3- 
3- 
3- 
3- 
3- 
3. 
3- 



5* 

. -57* 
26, 

2t. 

.46. 

43- 
>co. 

10. 

20. 



4. 
3- 
4- 
4- 
4- 
4- 
4- 
3- 
4- 
4- 
4- 
4- 



3* 

55- 
24. 

27. 
44. 
41. 

5^. 
39- 
13- 
oH. 




Kúm i{6.%. Toletes, 



í.>.i^ íi 






■^ IFraáda^ Í¿ extremo á^nqueote V;¡Í^ue de te$|- 

•ros de cMéfa .«rmontonas sote .tu cab^a ! ,;¥ que tem- 

|>Ie castÍPt) te 45íep^as ii ti tósmaí .5i,.a <:a(la ínstame 

:^,0s pniSe oir%.a una voz,aeÍ Gíelo, <íue te ainenaza. 

máíSm ^^o\ 4Ke €Íla,^aM, ó vosotros les ^qpe 

¿o liabeiy partiqp^do «un 4eí.susatroa4ades;^sino qp- 

-tós ^er .^nvuátos en su m na,. Sus,, iniquidades tm 

iíesadoiíastaá trono del Eterno, y le tienen Heno fe 

MOTadon: ya iíe^ d tíempóí Ide castigarla según ^ 

lobr^s,. y 4e daríe el duplo de los males que ^ lia hecíp 

^fár á ios escogidos i quauto ella se ha ^lonado Jn 

>sm crueldades, otro tanto experimentará dq tormento^i 

^Ua tiene laosadíade decir en Ja perversidad^ de ^0i 

corazón: yo soy la Reyfta del Universo: todos Jos 

Püéjlos SOÍ3 ^ms adoradores , y estoy a ^ cubierto |e 

ía adversidad; pero en un soío dia darán, sobre eiía 

todas las •caíaimdades , y ■ sem entregadas la hambre, ala 

ilama.'^y a'la mueíte <pe ia devorarán; porque^el 

: JDios >i^é". yá á juzgaila , es el Pios fuerte , y i'odf- 

Ah! 150 es istC' ckrtamenw el feeo de nuestro 
-cotta^on : rél no respira sino^ caridad., y temor de y^f 
.«üvueltás en .tus desgracias á tantas almas gustas , qge 

tíF íiíix^res r>o han podido todavía someter . al impem 

.éd-ámo* 4^0 Mmmp /olo my m^mm inouvo 

M 17 P^^* 



para que nosotros condHesemos un ardiente' ¿eseoá 
susper^ei- tPter Josí mstémás qtié tá mgre^é^ ^ Sí si 
tu ías> merecen la Ciudad maldiía de Dios aWlIa Ba- 
J?yíonia corrompida ,y orgullosa , que ia Escritura nos 
Teprespta^como una mugar cubrena con -te nom- 
^bres de blasfemia, y teniendo en su mano una copa lle^ 
313 de sus abomirracionesvde sus torpezas, y de todas 
Jas mmundicias del vicio ; aquella Ciudad infame , 'de 
quien se hr" dicho, que será tragada en un momento. 
5in que qued^ de ella el menor vestigio, porque sus 
-negopadores, querían hacerse dueños del universo; poi:- 
que hizo destilar su veneno en todas ías Naciones; por- 
,^ue se encontró llena de ía sanare de los Profetas y 
de los Santos, y rea de todas las muertes que sns, 
«imistros han cometid». sobre la tierra; aquella infame 
Ciudad, digo, e 3 menos culpable que lú. Porque ^qué 
^ crimen hay en etectó, que tu no hayas cometido? í Dual 
_es la abominacioíí con que tu no te ííayas mancbad<í? 
J Que cosa hay tan sagrada en el Cielo, y sobre la 
tierra que tú no hayas ultrajado , hecho servir , é in- 
molado á tus proyectos de lebéíion, á la ma^; espantó- 
la licencia, á ía rabia más feroz , y á la mas di abéi- 
ijca impiedad? ¿Que te resta ya que hacer para poner 
'el colmo á tus iniquidades, después del horrible asesi- 
nato que acabas de cometer en la persona de tu Rey 2 
¿Este solo no u hace mas culpable, que todos los 
otros juntos? 

Ayl Y de que Rey T Porque ^^ guales son lósr 
mas queridos Reyes de la Francia, que hayan mered- 
áo serlo mas que él ? Luís XII. , Heririque IV. , ios 
padres del Pueblo , eran sus modelos ; y no tememos 
decir, que bs ha sobrepujado. Sencillo en su exterior, 
^enemlgo delfausto , del luxo, del orgalb, y Señor de 
todas sus pasiones ( que la facilidil de satisfacerlas hice 
ordinariamente tan vivas ei un Rey ) no tenía vicio?, 
y. tema toda? Us yirtuies. Católico de corazoii , siem- 
pre 



JHm 



i-íi;' 



t'i.í^ 



pie fiel á Dios, á U Religión, y a k Iglesia , nicí mir|f 
fam^s comoagena"dcsu jpersona, ninguna de las óbiiga^; 
dones de un verdadero Christiano. El era Rey, y cómb;* 
padre el mas tierno, llevaba a todos 'susv Vasallojs. eíi;^ 
su corazón. Sn üaíca ambición era la felicidad de stij^ 
Pueblo: de esto hablaba,, en esto se ocupaba sin cesar,; 
y él mismo trabajaba en la investigación de ; los _ mty-^ 
dios de procurarla eficazmente: á nada perdonó jmias' 
para Itgiar este predoso fin,' que eía el afaíi continuo' 
de su iina. Ah! casi nos atrevemos a decir , qué esto 
le hacia demasiado - condescendiente. Bien lo saben sus, 
crueles enemigos , esos monstruos que se han valida 
de su propia confianza para perderle, |íaía venderk;^ 
para hacirle odioso , para destronarle , y conducirle a^ 
cadalso. ¿Qué otro motivo, sino el amot a sus vasá-^ 
lios , pudo obligarle á tantos sactiíicios ^ desde^ el priii^^ 
cipio de su leynado, y especialmente de seis años a 
esta parte ? ¿Y estos mismos vasallos lian ceíjido á la 
facción que meditaba su ruina;; se "han dexado cegar ^ 
delinteres, y subyugar del temor ? Sí , ellos han coa-t 
tribuido á fraguar las cadenas idel mejor de los Reyes,; 
á ponerla entre las manOs de sus verdugos; y ellos 
¿jtsmos le han dado el fatal golpe dé. muerte. 

Pero quando él se mbstio digHo hei'édero Jdél 
ttono de 6an Luis ,^ é hizo ver á todo el Universo de 
quanto era capaz su grande alma,,íué éñ su cautiverio, 
en sus trabajos , y en éa misma muerte. Luis XVX. vi-; 
vira en la posteridad , para eterna afrenta de la facción;' 
rebelde que le ha sacrificado, como, Príncipe el mas 
digno de serlo , y como el tóás infeliz por haber reyna-j 
do sobre los Franceses. , . 1 ' ""/ '■ ^ 

Ó s^sotios , malvados , viles , é infames exe-' 
OJtbréS de la íaccicn iegi(:ida,;que ha asolanaao vúes^ 
-ÍJK)S arrojos, y qué usó á sü' áibitria de todos víies^' 
tros moxjmkntos para el crinren : ; por mas' mónstiüos^^' 
y' aun por" más^ incapaces qué seaí^ -^dé 'avérgonzárorj; 






11^ 

g de admirar h vírtuj, d^id, ^í. sn emerestt no, Qa 
na hecho mil vecaj temblar ; si- su v¿! )r no os ha pas* 
inado mil veces ? JDeciJ^ si no habéis siempre ads^erri- 
dp en é! h calma ,« y^ la t;3nqa'iLiJad J^ b iiiocericia4 
3C si en medio- dq la? afrenta^ h? mi* sifigrierit.is, de 
!as injurias ías mas humillantes hib^is k/Wlc jam<ís ci| 
sus labios otra expresión ,. que la dd amoi icia saPue- 
blo? ¿Podéis vosotros negür que ei tenior deJiaccí^^ 
v^fKr U Síing.re da s\\s vasallos fué sienrve eí arma| 
cpn. que. fe habéis arrancado su consentí aie;ito paríi- 
t^dps "esos decretos, de iniquidad, que tanro repüg'iaban 
á su corazón, y á su- conciencia? No, n? te?nblab# 
el por su perdona,, pues ha hecho- ver muy bJen^. que 
e.ra superior á los temores Jt la muerte, y léjos (S 
dar u,T\ paso para evitarla » mil veces se hjbíera él mis2 
mo ^ entregado á ella , si la sanare, de sus subditos no 
l^bierg siempre émbajazado su valor , y sino temiera en-^ 
4|ider (ín s^i Rey na et fuego de h guerra civil. * ''^' 
Y vosouos', los qu^ liabeis sido cojifí íent^és^ 
^sibles de^ sus angustias , y de sus- pcaas ; vosotros 
á quienes fue concedido leer en aquel corazón , ve.- U-l 
íferamente real, y en aquella alma tan-pura , y taiiK'í'a*¡ 
decidió á la faz def universo , y piincipalmente para coumn* 
dlx á los culpables Franceses ^ decid lo que era vuestr-o R^íyJ 




^lilzura , su piciencla, su rehVion^ y sa t e ^ Dcclf, sí. 
c^uando os bañaba con sjs lágtimis, np eran la causa de^ 
Citas los trabajos de sus fieles vasillos., y de su Aiy 
gusta farñííia', mas bien que los suyos propios ? jQuan^- 
tas veces hubiera querido quitarse él mi>/no una coro^' 
fia , ^ que se le arrebato .con tantos hjrrorss si le hujbie- 
U «ido ^ permitido despojarse de ella, y si puliera prlvat, 
á su * familia de' la he» encía de si^is aatep isa dos ? i Quan^r, 
t^ y¿c^ iitQ ha.g^ínidoi^ vjí g^ue esta herencia n^ 



iüil 



JC7« 



ínFor- 



fjsndría ab ser dentro de poco., sino la desús 
ninios? DeciJ en fiií, con que xesignacion coti-i 
s/^nÚ3t éf mismo en sufrir todavía- mas, si fuera necesa- 
ii¿,,pafa restablecer la caima , y i-a paz en su Key no? 
'' Pero ¿.qué nsce-.iÍ3d tenemos del testiniamo 

^ Otros, quando él mismo se dá á conocer de una ma- 
nara tan natuíal, tan enérgica, tan subirme;, y e>mpea- - 
da en- ese escrito, para sienípre memorable , "q^e encier- 
13- sus semin>íent05 , y sus últimas vc-íumaJesí ¡Oí y 
como- enter-iieca el lenguage de 1^^ Yumá desgraciada, y 
lie la inocencia' perseguida, cj^ie se «ostiene por medio de 
»n^ confianza chrijtiana, y que: hall^ lá calma , y la paz 
en una entera y peifécta resignación !; O? testamento .<le 
j^l Rey ! y. que profunda-impresión has hecho -tú sobre 
ink corazón!' ¡Gor^- qué^ abundancia haces- Gorreí mis lá^ 

grimas? '"' ., , . 

Lleno- mi" pensamiento dé un- formidable terror, 

penetra en^ la pirision- de mi Rey , ó: por niejor decir,, 

CíJ el santuario del justo; y allí eamémpla a este Au^ 

gusta Monarca, uno de jos p^rimeros del Universo, se- 

cjüestrado Se toda sociedad humana por la injusticia dé los 

que eran su subditos, solo' con Dios soló,^ colocando-?. 

se'.á sangfe fria sobre los boí^s de lá eternidad, po^ 

¿endose en espíritu á los pies- del ^Sbb^rano^ \ Juezy^ 

desencogiendo allí los pliegues y dobleces de su ate^ 

y ocupándose en delinearla tal, coma ella es á lo5 o|oí^; 

del mismo^ Dios. Hecho- víctima de la mas negja bar^ 

barie , y condenado á mezclar cou sus lágrimas et, pan| 

iJque no se le concede sino para sostenerle hasta él mo^ 

jnerjto de su suplicíoi smí- dnda va á descargar ■ lá amár*^ 

gura de sus sentirniéiitos i, á-eritregarse áv te Hántosv;]^ 

á, invocar las venganzas M Ciño comra su^ perseg ui-- 

dores y verdugos. Pero no : « su alma ^ aunque sensi-». 

bfe, sabe ;suftirchr|sciánamen«e^ y: sin' conocer la veiNí' 

gaiiza , ni la aversión: ell^ no sü&;^ií40 paca perdóriMií* 

«Ü^ ^ emreg^ tt^; eíiKí^ i esí^sí^ t^tóJ15c^ acto íie : f^ 



'í£>;í 




lídaJ , del que pone á Dios por testigo ; y si confís,^a 
-el mal; que se le hace padecer, es can expresiones mcH 
peradas ^ y cQñ modiñcaciones, qqe parecen disculpar su 
iiiotivo. Éii t^na pafsbfa : dh parece sentir mas la im-^ 
posibilidad CR qiie se halla de manifestar su reconoci- 
\iniento á «US amigos , que U ingratitud ^1/ desleaUad 
^e sus enemigos >, de quienes es víctima, j Privado de 
todos los gozos de la vida, precipitado de la cumbre 
'jde las grandezas, despojado del primar írono del Uni- 
verso, .dará por ventura á entender sus pesares , y se' 
.volverá ginliendo acia todas las preeminencias de que. 
csiá privado ? No: él desprecia las grandezas de este 
íjnundo , xórno Henes peligrosos ^ y perecederas j sus 
Siif as se íixan solamerite m la gloria sólida y du-* 
rabie de la eternidad: él se lastima de sus hiias^ si 
jes que están condenados á ser algún dia gi-andes scs-^ 
Jbre la tieíra^, y se compadece de su hijo ,, si Li de 
tener la, desgracia de ser algún di a Rey» 

Pero, turbadíp con el pensamiento de la éter ní- 
idad, I el temor d^ la muerte no le hará, á lo menos, 
perdierse eg ms reflexiones^ tratar de apaciguar á sus im- 
placables enemigos, pedirles perdón, y suplicar al Cielo 
gjufi aleje dt sí lel golpe que le amenaza ? No : Luis XYl^ 
%^y 4e Francia, no se muestra nunca mas digno de ser- 
ios ei abatimiento, y la pusilanimidad no hallan entra- 
da €n Sil corazón ; bástele haber protestado.su inocen- 
^^ f "3^^ ^ Cielo la conozca: él ve la muerte sin tem- 
tflar , y mira s\ cadalso con jtoda serenidad. Poco tu rba- 
dp por el suplicio que hade separar su alma de, sus 
fROitales despojos , no piensa sino en prepararla para pa- 
lecer delante de su Criador: confiado en los méritos de 
3esu christo, nuestro ^Salvador, la pone en manos de la 
Pivina misericordia: hace profesión de su fe ; declara mo- 
tilen la unión íá$ nuestra ^S'anta Madre la Iglesia Ca- 
tódica-:, ApQ;5tóíica, Romana, que rienc 5Us j^oderes por 
Vm 5üf fsion no ínteriumpida desde San Pedro, á quien 

Jesu- 



iü 



Jesuchníto los confió:- proiesta su sumisión á las decl- 
siones de los Superiores Eclesiásticos unidos á la Saat^ 
Iglesia Cniólica : para confundir mas. los errores qu© 
, despedazan la iglesia de Francia , se disculpa especial— 
.mente, abiertamenie, y con un arrepentimiento profundo^ 
de haber puesto su nombre , aunque contra su volíun?^ 
. tad, en todo acto contrario á la disciplina de la Igle^ 
Católica : para icsíifícar mas aun su fe, desecha todo mi- 
nisterio de Sacerdotes jurados, ¿ iutrusets^ y después (te 
•liaber procurado conocer escrupulosamente sus pecados-, 
detestarlos, y humillarse, se acusa úq. ellos con corifiai>;« 
, za en la presencia de $u I)ios , .|>ar que ,él ík> cfige qü© 
se le conceda él rninisterio de E^3^.5ac€rcfot^ Caiólko.^ 

Xo que pide á Dios fvara sí es,,, que le per- 
done sus pecados ; y en órdew á,Jte cfemM, sé abandona 
entera y- absolutamente á la tóv|na bondad. Xo que le 
pide para los demás es „ cfiae, «veTepSbbre su muger, süá 
. ,, hijos, su ferinana, sus tÍ3S, -5u> hermaiios , y sobre 
^, todos los que le están unidor por los lazos de la san* 
„ gre ^ ó por .qualjuier ©tro respeto: es, que eche con 
5, ' particaíaridad los ojos de su misericordia sobre su mu- 
-„ ger, sus hijos, y su hermana,, que padecen con el tanto 
. ^, tiempo ha^ y que los sostenga por medro de su gracia V 
-,, es en íin , que perdone á todos los que se han ^-^ 
. „ clarado sus enemigos, sin que él les haya da^io mo- 
„ tivo alguno, y á los qie por un falso zeío ,. ó por 
V. ^f'Un zíelo rml entendido, le hin h cho mucho mal. ^^ 
. . ,.: No s? le pasa obligación ninguna dé; las <cp ti 
■que deba cumplir. Como Católico, como Rey ChrisEía- 
- nísimo, estrecha mas los lazos que le unen á la igíeii4 
, de Jesucbristo, por medio de una profesión de fe: co- 
. ano Christja 10, perdona de todo corazón á tódoi qua ji- 
ros le han dado que sufrir, y en particular los n^alog 
.tratamientos, y las molestias, que la mayor parte de 
los que le custodiaban f/*¿y^ro^ debían usar con :<tét 
pide perdón á todos los que pado habsr ofendido pof 

IttSUf* 



t^ 





*Gfét*sa algurra á íiaéie tóñ conocimiento, é ihtendoa) y |i 
%)S q^Efó ■fítKiielón 'íiaber feciíidO' «k él malos ^eííífíía?;,, 
'é -escántlalo ; y 'fin^lmeínte súplica á íoáos los qikeúmQn 
^máaé^ que üoan sus 'oraciones <xm ias 4£^s p^t^^h^ 
^mz^t és £>iQs el perción <|e sus pecado?. 

■ Gotíio Monarca sensible i Y stíi^ da |íítl«* 

"^ocer su agradeqifflíento en "general >« toíios los ^e % 

%^H "castrado iiti verdadero y teiiiíeresa^^ a&cfeoj, yé 

^#s almas ;Com|>asivas,'^(^tie''^güna vez ©HCíSílítt^' séáfcíe 

'%s ^ue le guardaban; i>er o pone gf aíi ciiiáado "' fea ifiKí 

^Grnirailos, por que cpiiace que fin la á^^ú ékmci¡c^ 

délas cosas, el darles '^ cotiocffr por. sus ^mlgí^s séri^^^^ 

exponerlos, íiacíendoios odi&sios á la facción dominante. 

^^-jSe contenta pues con .encargar ^esfíedálm^ijce á ;su hif<í, 

^^ue hm^ue las ocási^m^s d^ púdet recQnocerhs^ y si ñoíróra 

^tá ites éfcienamente, es i>or ^q^ie Jos conóaán ya í^jüS 

^lenéiiiigfjis. El suplica i los Señores íMaleishiélíbes, Troa- 

"^áéliet , y Beseze sas delensorés récíbati iáé ¡expresiones áe 

*%u grsticudl y seteiblíidad, por los cuidados y íiigÍ#- 

"itíás'qtie se tonjaron por él. 

<?otn o esposo, pide a su iiíüger !e ijerdoiic 

:itodos los males que padece por -^u -müSi, y los dfegus- 

ios que pudo haberla dado idurante sp unión: asi ¿0- 

ítno él la perdoíla, si mysse tener algo íie que arí€- 

"^ntirse por su parce, ■ 

Como padre, tecómlétida sus hijos á sii tngí* 
iíger, aseguíándóla, qua jamas düdóí^de su -maternai ttí" 
■ ; íTum acia él los ". p4de á su hermana conserve el wmt 
igue les tó tenido, y qttó i^ sirva <le madre M ^üvie- 
Ten la jdesgracia de perder la süyá: desea &<^bre todo 
^gue procuren hacerlos buenos Gh ¡fistián os ; que -se 'fes 
conduzca ^ la virmd , y que se íes despffinda de tote 
las grafido^as perecedera? y peiigrx^as, del iniíHids^ «^¿ 



Sct cominüárii* 






PoL í3v 



MERCURIO PERUANO 

BEL día 26, DE JUNIO DE [tjg^. 



.. r>',ri. 






CONTINÚA XA CARTA PASTORA!. 



_ OMO padre, encomienda encarecidamente á sus 
hijos, que después de cuínpíír con lo que deben á Dios, 
que es 3o primero de todo , «se mantengan siempre uni- 
dos^ entre sí, sujetos y obedientes á su madre , agra- 
decidos á todo^ los cuidados y penas que toma por 
ellos; y que miren á su hermana como á segunda ma^ 
dre. 

Como Rey agradecido , y victima de la ía-í^ 
gratitud, encarga á su hijo que cuide de todas tas per-" 
sonas que le han sido afectas, en quanto se Ío permi- 
tan las circunstancias en que se hallare, y que píense, 
que esta es una deuda sagrada, que ha -contraído coíi' 
los hijos, Ó parientes de los que han muerto por él, y 
con los que son infelices por causa suya. Le pide tam- 
bién que perdone por él i ios irig;raro$ que le lian 
perseguido, que solo se acuerde de que son 'desgraciados, ; 
Como Rey infeliz, en haberlo sido, bien que ' 
mártir del amor acia su Pueblo, encarga á su hijo que 
si tuviere la desgracia de llegar á J^r .Sej/ , piense 
que áédQ ocuparse' • todo entero en procurar ía felicidad ' 
de sus^ -conciudadanos, que debe olvidar íotíó odio y re- 
sentimiento, y con especialidad todo lo qiie íieiiC reía- *• 
cion con las desgracias y pesares que sufre, Le advier- 
te ademas^, que no puede, hacer felices á sus Pueblos 
sino leynando con ai reglo á las leyes; peí<j^ al- mfsnsb•'^' 
*''~ ■*■ N 17 xhüx^ 



.tienipo le pmnene^ ípé m Rey «lo pü^dfé íiíícerTas res- 

|>etar, ni hacer eí bi^n cjue desea,' sfnó tiene -la atito-r 

Jídad necesaria,^ , y que áé lo' contra rio^," estando sujéí^ 

tó^en süf cperadones , .y n'Q ihSjpiraiido respeto, es mas 

. «airoso, 'tíije'ijiil.'' , .^ _■'■ „' •" ■• ■■ -' V ■■',■=■' -:-í: 

\ >v 1 ,. .. ^,§K WÁ% M^^ ^^^^'^^ ^ los facciosos , no es pa- 
ja sí , sino para 'el fiel Criado que se quedó con élhas-. 
tat.el jSn. Pueg^^ pues , que.se le den sus vestidos, sus 
^ Jír'rQs 1 su .maestra , su, bolsa, ^ ^ los otros pocos efectos 
jjüe s^ ! clepositnro^, en ía casa^ Consistorial. ■ ■ ■ : 

í . ' Q^^^ Hereíicia esta pííra" itn Rey I i No es bien 

"iniserafcley quahdo, se ve reducido á hacer un semejante 
testamento? Peso, ah i'' itjtíJcr él es muy grande (S*' 
lahte de Dios ! Francasef : Ved ahí el ■ tóy , el padre , 
y t} am igo á qaien haBeis - ííénadó de áñiccion .y de 
eoldr, y que conducís al ^dafe r ; Ah bárbaros! d#^ 
teneos sino tenéis pjedad' de vuestro Rey ,'^tenedIa'?$iL 
Quiera de vosotros niisríTOS ¿pensaxlét eterno oprobíio ti» 
que vais á cubriros., ¡í*ero .'tioi el decreto ■ d¡e,ii|u€íít 
está dado ;^ y el furor nó sufií^ tampoco dicciones; •;* '; 
; ^ : íQ buer? Rey; yd^ 'vais á morir baxa la'cuí-' 
chilla áé verdugo ; ¡y no halláis un millón de br&zós;' 
que se levanten para definderóSÍ j y ni uno sólo de vuestros 
"rasaíios tiene la gíoriosáambicioh de morir por x-os , ó k 
lo menos con vos! ; O gran Rey! ¿en un abandono 
tan universal , tan doloroso; en este horribií^ momen- 
to de humillación y ferocidad _ no os abandonmá tam- 
bién vuestro valor ? ¿No se helari primero vuestro co- 
jí^on con el horror de íá muerte? no: cí inoceate na 
sa}>e, inmutarse á la. vista del suplicio ; y nuestro Rey, 
d&giistado de ^ la vida con prolongados dolores , forta- 
. lecido con el testimonio de una cbncieácia pura y rec- 
ta , segurp de la «^mortal corona que va á acabar de 
fonquiísíar con sxr sangre , nuestro Rey dígpV subeál 
cadalso coa mas sosiego ,y ; dij*;nya4 j <^ue si- se -siábie-* 



í 35- 
' \\ ■ Franceses , intes ¿t con^mar vuestro crimsn,^ 
duchad siquiera una vez aun é Vuestro Key. : Ah! Jo^ 
Struos ^meriaii verse enteriiecidosv 4 menor .eiiU^ 
So d« equidad, y el mas leve asomo^ de íiquel amor, 
Sn^mul i otro áempoá los Tráncese, p^.coyu 
Rev les son sumamente formidables , J)or eso se ápre- 
W^iñ á. inmolar la víctima, para ahogarlos ^n su sa^^ 

^^' Si vosotros liátós tedído sfri düdá , que vués- 

iro Rev "os Werne^iese ;: porque , ^djgno He ?er el m^ 
Z á^su Pueblo Imsta: sobre el cadalso ,t>o quena h,^ 

m^ v^e ¿«ííaíS». cru^Fse^st^ : tú nO. eres; a. prom- 

leves: .y-cn el abu^o de. todos Jos ,prmci|.ios. ¿yue^ 
.Slib^: '" iii embargo,, <áá' aquella iiul^ra ¿jue je e^ 
:^:S^ ! ; Bres- 1# aquel meblo , generoso , sensible, | 

lu¿o^:.¿aocido de toda^las >íacipiies par ^«.^|^ ¿ f 

U,RelíeÍQíi,,por su sumisión ala autondaa,ppí^ 
respeto á las; leyes í ¿Pesearoi? por ventura tu fbhc^. 
ó Pueblo ^io ios que han derribado el Altar y el Tro- 
no , los que hín. despreciáfe . la , Iglesia de ;Jcsm:arista, 
perseguido á sus Mir^iátros , y entregado al piHa^e y | 

5 incendio las^propicdai^és de los que permanecieron i 

íel^ á su Dioí^ y a suKey? Si tú nc^^; has querido | 

nada de esto , ¿como has podido consentir en su^ e|a- 
mQlonl tú no podiiíte ígnqrar, qúe^ yo nada He m-- 
mad» sino por la víolerícig , : y en fuerza de una mul- 
.tímd de atentados:. porque, ipbdrias tu treer-^que era 
yo quien te daba semejantes leyes vquandü )^ .f ^^^ 
¿aío^ primera víctima de su iniosticia' ^ iniqmdadi ¿No 
has vista que me aproveché liél únka mt»mento ^e^ li^ 
bertad . qu¿ pud¿ rpbar á Ja :vigilancia de^ mis ^rj 
cetos\ para revd^ár todo la^i^e habían sido ap(^^^ 




cpn^^mí: mmbTQ:? . Dios s^e .con , ctu^- nroflni^ arr^i^efi- 
ti miento lo retracté, y retracta aua aquí solamente en 

-. / 'Ó Pu^bfo mÍo,^yo: he Ifegadd á ser odioco^^ 
|niie le he hecho, 5^0 pue<;.? ;en c|ué procuré ani^rtl 
13^135-,. O . h^cárte mi3eíable ? . Respo^ideme.;' ^ Poroné 3ií¿ 
■tiavto mas, le 4^ las. atrc^ces. calumnias GOii q,ue se me'hs'iéí 



craii bi:en nr)W[ms.í 



os sentimientas de m'i cora^'OJí "q.iíe' te"' 
2 5?^^^„.: ^s. ^^ momento de mi vidá'l 



^mi e! siiqpíTO de mi existeíicja ,. oíue no "haya sido 
conoagnJo. a til feljcidad? ¿Qua sufriste tú' eV todo' éí 
curso de mi ReynadG,. que pueda entrar en coteia ron 
la ,n|íK)r^ prte tfe 'los males: que actuahifente te bpri^ 
men^ Pero h embiiaguez que te enagena^, te impide et 
€o|iocerlo5: ti* no ves que cada dia se abre un nu-vci 
precipicio debaxo- de tus^ ' pies. O Mueblo mió:- por ' tu 
|ropiobien, y no-en mi f^vor, quisiera; ya desen^a^ 
ñarte y mxjveíte. Nq , no^ lo deseo por mí: k vida 
Jaa llegado a serm^ demasiado triste para que vo 1í 
esnme todavía r ñcs<ie que carezca de tu: confíanzí , W 
no ne^sito ,ya'. de- víHr m^s : tú quieres mi san¿reí' 
yo re hago: gustoso eí sacrificio de ella: ¡oxalá &u& 
^T y^'^ '^ perddno, asi también te h perdone el 
Cíela , Pero una- grada debo pedirte todavía; y ésí 
que sea este siquiera el último de tus delitos; q4 t(ii 
da tir furor se^ansfaga con mí muerte v y se apagu© 
te mr sangre. O Pueblo mió: esta es la sola grlií 
que te prdo'; y con tal que me la otorgues , yo feero" 
tranqur,o , muero f^Iiz , y feliz mil veces 'por h^ber 
podido comprar- a este precia tu tranquilidad , y tu bien. ^ 
Gran Dios : en este momento en que el hilo-' 
qtie me tema distante de vos , va á ser cortado para 
Siempre; escuchad los: acentos de un Padre , que osTue-.' 
ga^en fbvor desushijof; escuchad la voz de mi san-^ 
gre, que reclama y UiestraS- bondades : yó os^ la ofiezco en' 
Bí^on de la 4^:^és^ctólí)^, Tuesuí^ üijo;, y; tói Salva-' 
■ ,. : ' ' ■■■'■■— ■ ,v ■ '- - ,^- -.•; •■•■ :..■■-> j:; '..í^i ^j^ j 



cfoT 

■mis 



r ,. pira satisfacer á vuestra, .Tustíciii. Per :íon-.id,"::>e/íoi;-, 
s pecados^ perdonad^ á mi Puebla sii^ ceguedad. ^y ...su 



tí-aieb?a.s que íe circnndan. Este es el sólo ,. el 'Akimo , 
y el mas a-r diente de^eo de ini iilma , que pon-go , xSe- 
ñor', en 'yyéstras^ majrjbs, y_ qifé' encarecida meiire os supIicQ 
recibáis- eti., el ^ seno'';de: viáes'tfa ' Inñnft^ htfei Icórdia. 

4í^^' celestial de 'nif, ReyV te' , kombre5 hzr% 
jlirado 'perderos r pero el Dios büénd y "justo os afar- 
ga los brazos ': eí tiempo, sé as huye' paia poner ñn á 
Viié';rvas .desgraci'is ;.'yías~ puertas 'dé 'la- eternidad se abreii. 
par ^ .dar principio á:^ vuestra' 'bie-íavemuranza :: Ik gfoVÍá 
ie ia; fieria no; tvX'.'y'i ^tíigjia;' de '' vds,; 'por' quecos ¡¿sti 
pr^niradn uua cffirdha íiirnoftal : Un tronó' perecedero 
hubiera sido de hoy .en adelante muy inferior á' vos j 
por;.qu.í debéis reynar á /la- die.?tra^ del Rey de ios Re^.^ 
y-^s/ Entrad, paes,"en'ta posesión de este niXevo R¿ynavib:'"e:í.' 
te^es verdadera Tiente 'eí de' San 'I:uíV,/e!' qo^ "se debela 
vuestras' virtudes', ár vuestros ■sufiimientos,, y' á '"ése'^dríl 
vencible amor que habies- conservado hasta el uítimo^ 
suspiro para con vuestros mas crueles enemigos: este 
és>jQií fin el premio del martirio: de la caridad. _ f - -^^'^^ 
■ ;^' ' Franceses ' sumaíiíente' dehqüerite's : éri Vario M^ 

hiW ahogarlo aquel patético clamor deí lieroismo chrís-^- 
tiano, y; dfe! amqr eí mas tierno: esta es oiia prueba' 
mas", de que vosotros erais muy indignos de él. PerO' 
I)i(3s.1e ha oidb^ y qs tomará cuenta de él^ : eirÜnfVer-^' 
.so le oyó' para :admrfañe, ^y^' para indignai-se iiiái con-^^ 
tra vosotros : todos "los tóázones rectos -^y'^vfrtüdscS' 
le han reco.gido^, y su^ lá^dmas parecen perpetuarlib á' 
ñn de obtener justicia.'' '' -''-''- ' 
\ !,í ' j ^ nuestros muy queridos hermanos I ; Ó nuesri' 
'^ irm muy queridos' hermanos, •jí'^iiauy^iamados cooperító 
'ÍQi€S^Í JPox iiiuy senábie V pormUy (^yloxosü^ que nos 



\ i 




séí eí espejptácuía 4e' iJr» l^ey t|n\ biieho , cedíérído^ Iqí 
^(5Ípés .dcííla peiíidia^ del perjurio, y ide la ijigratimd^^ 
;fib h pepd^mos.Vjamás iJc-yÍKa. -Nosotras, debemos tcner^ 
;,te sk•;mpl^^■■presGnt^^,. -y su5 víiíaíies deben servirnos de 
'jregíiyíy .,<ie modda,^ paganiol^ ¿ su nienioria {3-a5t3 el 
tilíiína ■suspiro , : él justo cnfcuto- de nuenro sentímiema, 
f'iie ^fiaestnas illgrítnas. í^efietremonoí de fas obligación. 
áÍ€í^,ií^ue$u-e?ícm^o nos íntima: éí.na iia kecho sía6 
lir-4elant€¿en la penosa earner a por donvde nosotros yaí- 
iñósi y siti duda, "^ que ia suya la fáé macíso mas^qtíe 
!^' nuestra vpoi" todos raspeaos, i'ufíáíiios. cprao él siiínói 
feéáO:hémQÍ' como, él fe perdonado rd^ queríanos re'u- 
ító'i^s xén QÍ* Sí , io decmios con '^na <pnña:aza que 
yá^S Iteija de cpnsuelov . para reiínlrnós con ^ él ; por qua^ 
1^ qué defectos ^dfian d|^ de errarse c^n ;una seme- 
pnte -muerta ? ¡ Oxalávque' ' él sea mas q^i; nunca mies* 
■^ \Rey i y qae nuestro; amor ie-c^n^ga siempre a 4r -la, 
fente , párá animamos B' y feinarktessu^h^ ú- 

' ., Pero poi* mas 'tí^iifianza que t^flgá^iosí de^^üíf 

éíilá recibido ya la reeoíápensa de \siis mé^Sf ii(í Í6 
tiegafíjos las oraciones que pide: nosotros se jías deber 
¿ios por todos timlos/&ganiósre ^ y^^^^ inas que 

xiunca , qué nosotros liemos sido ; sus' fieles \'asaíIos , y 
5US yerdackros hijosi Cada vez éjüe subiéremos^ al Altar, 
y que asisfaemos al santo i^crifício, presentemos á la 
.Vídírtia inmaailada los votos, y [las necesidades d¿ 
tjh Padre quédiio,. qiie ha sido tan rico eh virtudes i 
¿tan singular i^^r sus desgracias. Be aquí en ajelante, 
y ,ea todo eí curso de nuestra vida , tenga él un lugair 
eh ' , nueistras oraciones , y • una parte en nuestras btíenaS; 

cjjrás." ■' '■ T^'t'--- 

T / ^ }" Sacerdotes del Señor , dignos Miüistros ' de los 
^iitos^ 'Altares ^ aniniéñionos en memoria suya aja prác- 
tica ^e toda las virtudes : aprovechémonos de sus lec^ 
TOhés, y despreciemos íes' Sienes peligTosos^ y caduco^ 
¿e ía tierra : pongáitíds' niieiáuá iiíixá é^^^^ sola gloría 
m-^ pro- 



prometHa ,' y durable de h tteMáhd •.-■suframos con -pa- 
cjench;^ con- conformidavl;, con-resigaacioD f^n la voíun,- 
tad de -Diosí excucémos con caridjd í os ^ yerros ,• y ií&s 
agravios de nuásuos próximos ; pe rd<3 liémosles ^; ^perdo^ 
liémosles sin cansarnos jamas : ; oj vi demos .,; todo : odi¿>,' y 
todo vesentlmk'nto : estrechemos los lazos. ' de. /líi pa?, de 
la unidad , ele la caridad .:; la3gámos:-cpiiDG€r'á te #uer- 
ilos que su felicidad consiste en someterse áf.íla'.:J»utori^ 
-dad,' y en respetar las distinciones,' y las ^ clíjse^í '^esta- 
blecidas por. el mismo: Bias para el, feiein ét la $QáQ- 
ciad/; y démosles Bosüiros, miamos etí ejcemp^ó ¡^ ^e - ellír, 
Ko perdamos, nunca de yistií el origen de las sangí^kri- 
tas heridas que recibió la Iglesia, y 'el Estado. 'feefi 
«spiíitu de insubordinación, de. di visión y de discordiái 
este-, el que: ha sopladoj el fegíJs de la xebeiion, del cisf- 
J!la^^y;vda la heregia ; ^te^^ el qua il^ hecho correr. v]|f 
^ngre ííie los Maitifés ;; y ,«ste v^l t«í "e ha hecho ;Jcor^€|: 
la de,>.íkii?Síro, J^ey^v-Éllaesiá- humeante . todavía p^ra,.pr|r 
picarnos: ;€l horror de e^a e^ui^^erka igiialdacl ,'/ de^ esa li-- 
berípd insensata, que son W^ Juntos ñmesios del org^^ 
y: de- la, rel^elion,.^-, ,,', '.,.;;,, .-";.' , ;/ ..vJ'.?:hv 

,, r ; Ah í .si nosotros supiéramos anteponer á ttí^ 
los intereses de, Dios ; si nosotros no mvierambs oirá 
ambición que la. de su hsnor y de; su gloria ; si; fuéramos 
mansos y bumildes á^ corazón ; si le amáramos en to— 
do, y:Sobie todo; O! nuestros .muy amados heVma^o?^ 
! que floreciente, y que tranquila esfaría ia Igjesü5|f 
¡que poderosa y respetada sería la tReligíon ! ¡quesera 
TÍa.cl Estado ! A nosotros, pues, que somos la Sal, d'S 
la tierra, nos toca mostrarle qual es la verdadera sa^; 
biduria: á nosotros, que somos la luz del mundo, íí05; 
Incumbe enseñarle la ruta de la verdadera felicidad ; qué 
estaño se encuentra sin la Religión; y que ni, auri 
con la Religión se puede hallai: sin una humilde súmV 
sion á la Iglesia , y al -E^^^do , esto es , á, los Prlricl* 
j)€s , y-;á los ¿^^perioíéS'.'^erárqí^iáí^ 2 '- \l--^x:^ -^v 




^ 



|ám. la, que se halla mas. q.e n¿ica J S S' 
oc{ doior y entxe lo. horrores de la muerte: pidamos 
®í Padíie .de ;la5^^. misericordias Gon las nías vivas ^nstaní" 
pr^ne k¡ú>^<,de las. manos regicidas que ¿dn 
ieyaritadss sobre eíla-, r que íe iiSpire Jml v7ot 
chrictiano quel es superior á todos los infortmiios ^Jj 
phqiiemoslé que h sostenga en sumisión á su Úvjn^' 
voímtaá ; ;,^ue miiltiphqiie su pacienda; que aumente 
SÜ i^íei. y' que^;k; revista de aquel 'espíritu tíé 
^^e):^i^ahci^,nepn que ^e dignó avorecerá >mes£r|- 
inmort# Monarca. ^ *."?!? 

"-^^ ' ' i5í concluirá enel¡&)'c, sí^, 

»tio:') c.d")3fí t , \-- ' ■ - ■ • " ■ ■ •' ■ 



hL.i k fsr 








5^ %^^^^^^4^ 






TMm:»!. 



MERCURIO PÉRÜANQ . ¡ 

DEL día 29. DE JUNIO DE, 1794. >ú^3Vé 



C01^ÍCLUYE LA CAETA iPASI^RAÍ-* í a^ál 

,. K memoria de nuestro' ReyM y en nnlon- coa 
If, toquemos por las augustas Princesas, cuyo destierro 
fe? el &efior de sus males después del honeni^ golpe 
kie ms ai^ran^óét amado Principe que llQram05.,K^^- 
miemos incesantemente' ppr síiS augustos nern^^o^ ^ eílQS 
ion hoy dia tós^ sotó í^ritóp^^i ife; de; U í^i^ancia. 
Jíos nos creemos güsto^améhte obHgate a 1^3;aí H^sta 
^us pies' el homenage de nuestro corazón , .4 fnue^ro 
amo/, '^yde iiaéstroi eterna irrespeto al Trcij^de ^^a 
^üis Nos le^ representamos iel de ¡niies^oUejO p^h 
Y el dé todos los verdaderos Franceses de nuestra Dio- 
4sí, desterrados^ ó^ ¡perseguidos como Nos. ¡Oxala, qu$ 
-al mismo tiempo <iue fixamos sobre ieHosnuesti;as mi- 
'^radas , como sobre la esperanza de nuestra^ desconsolar 
'da Patria , suban continuamente : ácia el K^m .nmm^ 
'suplicas , a fin de obtener de^ él los wcgxms. qm ine?- 
tesitari ' ¡ Quiera iíuestrp Dios teer^ queino ■ perezcan 
baxo las rüüiás del ^Tr©n^ ;^ darles ks medios de Tesr 
'lablecerlo, y favorecer con su Omnipotencia el deseo 
^que han manifestado de reedificar su Iglesia, dfe^ ^?jte- 
ajeria Patria', dé veíígaT jei Estado ^, dé librar ;al ^u^ 
*blo Frailees "de sus crueles tiranos ,yí de;^lV^<Í%|vl^ 

'^ ^5n memoria de nuestro Rey , y en uniím; xx>n 
ér, rasuémos por nuestros enemigos y Ipscsuyos, y píír 




.^ 



los autores, cíe todlos »ye^tros> males- Ay; áfe nií r todos 
tílos soa rrüastfo^. íieiímáiiosi pues ,@stá5> marcs^os coa 
«r sagrado Sello del Bautismo. Fidámos euearecídaíneiite^ 
á feucl|rás!tó,¿^er4ésp|i^9®^rsQl;wíe aUm fmrmiseúcQt^ 
dias en este tiempo de penitencia, y^ de saltf^í; que lies 
araestfe toda* la profuisdiiad» del abismo que se haa abieito 
debaxo de sus pies ^ y que íes- alargue una maoQ paí- 
ternal »a!^-í^íimíés áei'^;.;^ / ] ;■ i; ?"■•",:■.]<'■■ ■* 

Roguemos |?or wáa¿ lá augusta Casa de los 
Borbones , á quieii la muerte de íluís X VI. da un nue- 
vo- resplandor^ un nueves lustre -Rog^énips por.- el;; Kiy; 
y Rey na de: España^, Monarcas^^ taa. religiosos?; , y. laa 
betjéficos parientes , aliados ,v y amigps. ,deli Rey máv^ 
Tólr'í^é^^M&mmmi "m:éMí- cfa; bebemos -1^< seguridaql 
<|úé* gozgnÉpSrí- eílbí^ m)Si;barai^ep):^0eur3da- Jíís. .eansue^ 
y soGo^nos; á&:. l^ Jiospimíidadi^^Óxaiá^qj^e eíVjJiefei ^é 
siempre sébr€ stjs' persotiasi: iQi^ eUos eonsoliden. mas, y 
mas este Imperio, dequienr.sonGabe»a;y. Oínamesto !• ¡Qué 
í.$U nombre querkío.^ yí tespetad^)* de/^T^^s Mundos^, fíj(^ 
'íáfgp tiéin^o^ d-tlsstíHO ídeies^^^ aotig^iOH feíif-» 

rr.gioso " y sabiO' c^)e./-gob?eraan> y q|ier^sus.,desGpqJiemes^, 
,. caminando' sobre- susv - pisadas v,..Iiagmf, i^a^¡i^-^~..^áaá,^.j^^ 
edad^ uiia^ licá'- lesión;* de: ^virtíides;. y (de: ^Oria í,.||er?« 
manos- míos muy amados .^^ jimtosrconv Nos, reunamos 
fiuescraSr súplicas^ y votos ,,: á^fill:de atraet toda^d^ |ber^j- 
diéioné^F det* Giéla sobr'é este: :!l^mpefiOf.^, ad©rtde nos?,liíii 
%ohdüGÍdo- auesti'as desgraeiasv y M ^^^^^ tios: tend irái? siem- 
. pre imidos : fes- liüos^^ del' mas vivo reconoGimísntOf, ^ríj 
Rogiiémos poif^ nuestro Santo^^adre el Papa Í el 
inmort^^ Fio ¥í* , que Dios po?, sa misericordia reáervó 
^ssr^ esíos^ ínfeliGes^ tiempos^ pai^M^scener ja -^ í^v^^ |jle 
sK Iglesia , para* refutar y^nconfandic: el .error: él /ha ex- 
citado la admiraciofj del universo christiano por SU sa- 
=^Jbiduíía , por /su consianciai, por su dulzura, por sa 
4ongammidad y por sil zejo infatigable , siguiendo sieni- 
py€r la legla ctei Eyangejioy y C()«foritiáiidose cprs hk 



mm 



t4!. 

Caridaa de JesucTiristo. Aí mismo tiempo qué sus,^;me- 
rrh)s- \t haceH> :dif ni) :^de ^la eta^na :g;bi kj- v'ísiíísí -¡^íímáes le ; 
feacen necesario á todo el CatolicishiO' eméro;;'' pi^damoSi. 
fviies á 4a cabeza inasible dcla Iglesra , j^sucliristo nues-r' - 
tw- á'aivaaor:, cuyo ¥ii:ario es por- cantos titules , que ; 
le Hene cada vez mas de su espíritu, y que le consier-.s 
ve pará^cct3K^kii^'# st^oS;>lorí^ del noíiwv 

bre- -.Cbristiano-. — ''-^'^ ■ .--— — - -—,-•—-, ^ ^^.,.--.». ^. 

Eoo-uemós por todos Ibs Reyes y PotenGias 

^^la ^uropa^ á^^iii :de^^Ke el Píos ¿a ios Exératos sea 

:^u. defensor,, y, sy.,^yo,en, es^?i ^erra exn^ardiuana-j.- 

sÍi¿nte"ínjusá , qt«^^"lá r¿befc)h y; el .egicidio-m vieron 

~'tó^o«iadíh'W-MárWtó; fe¿nén« 

'-Ó^ífiH'de W'-eVI^os-jde *;J^ostká^ .y^:^ %it,¡*W ¿m. 

apan^ de esta senda c#l , ,q"e conduce a todos los 

lestrucdofl.^ todo orden Mor^l, ;y Polpco. ^ 

Señor : m9OUQS'.^í*§>^0^mF'''^ ^^^^^ , , '^^^^ 

«os ae vuestra misericordia; y nos .reunimos tpdos ^^ara 

IfBptófarla. HüC^é briiiár sobre - nosotros ios rayos ÚO 



vuestra- SEác^a^TTeitéd-piedad dé^ nosotros.^ En qu^lqmec 
^^Há^^de"laítierfál-^#>nd¿ tos nés-^dMxerers ,^^3 

los Jiabeís tíazad¿í^kaVr odas partes 3r4€stia^u,a, 
■ Imperio sobre tódas^las NlcMes , i ñni^y<^t.^é^ 

• ^^^süio^aqielias'' soW didiosfs , ^a qiüenes m ^^^"g^^ 

mn^ vuest^f Juncia . y ^Sabiáu^a. :, ^ ^ . ^ tierra ^e 

u ^Ltr-, Voí nó üuede • producid sino íru- 

-se revela cfntia vos, »« :^ ¿ , ^,c -^j .^/^hl rlí» 

Küsilúíosí y haced ^ü^ todita uerraapreíia a^coac>. 



>,. ' 



t^noi,.3, tem^ros.^ i: servidos. Ojr^mafos?b¡GxaI^^^ <¿13 dr 
i^iQs^ek Paz os la conceda en todo tiempo y Iu-4 
gar, nuestros muy amados hermanos ! y que la gracia^ 
^nuestro Señor JesuChristo smxúñ vosotros. ASI ^£A«i 



'.'iU,rl>il!^. '- T 



BALANZjí DEL VOMERCIO ENTRE EL 

Catlm y la Península por J^^i^ 

^l^^^Hi'^myft^^ el de 794^ 

téi díkincim de los huques que han conducido los 
efectos de Europa, y los que han exportado los 
múdales y frutos ^c¡ %w. ;, ■ A saber;, 

^í-^' -r.' ... - = -íJíu OíAj-% fsií■'■•JüíQi:Jtja-^í?,'!^ • 

V,;; ;.;Í^/ '„ 'iMPORtAClOfí^?'.'r'^'*r-:-7t^qj^'v_ •'■^' 

%.-'''^... .r^, ■.■■ ■■:■,;; - •;''rV''-«'|; W#^ 

Buques. Efectos Españ. Efecto» Extrang; Totáli^^^s 



.rPrincesá^ 
Keptuño. 



^;35tey Carlos. 
'íCíOrtiordta, 



4^8.^o 

46(5.984:6 1 

3i2.4?,a¿íí,.^.j 

485.407:6 



tí 



4^9-078:1 t 



566.063* 
,803.630:5 






^-^^'^*af3.^i):3¿|, 
^77.891:1 Mi I v3'i7-848í$| 

^5^ 3f5í4 1.141.763:4 



Tioules. 



8-809.45 7:3 f 



3- í 63.852.3.1' 



^^'•'^^■¿f 



¿.t'Uj; ' üi*|l .' if^j^i, ^ .:' 



5-973»79:7 



,ít, 



-t.^ i'rtf: 



Bivques. 

África. 
Gaditana. 
/Luroira. . 

Galga. >,• r.'.,r 
Rey Garios. ' 
Sta. Getrudis. 
Princesa. 
Levante. 
Concordia, 
]^eptüno. 



EXPORTACIÓN. 



Caudales. 

170.872:3 i 

B6.i9r:4 
i.i;i,633:3 f 
1^7.400. 
5.000. 
, í. 742. 498:0 
72.472:61 
239.321 
33.628:1 I 
17.000 
24-313 



Frutos. 

72.492:1 I 
1 1 7.466:6 -I 
226.394:3 
173.972:41 
105.847 

175.622:7 f 
271.4; 3-.4 
186.884:4!' 
128.261:2 
»83-735;4Í 



Totaí. 

-■ ■ M« í ., 

243.364:5 iíft 

,303.6 5^:2 f , V 

1.378.016:6 i 
191.372:4^ 
110.847 

2.742.498;íb 
249.095:5 
510.774:^ j 
¿20.512:6 ' 
145.261:» " 

508.047; 4 |i 



Totales. 



4.560.318:3 1.643.130:6 



6.203.449:1 



BALANZA. 

Iinportacion ... 5'97^-^J9*'^ 
jExpoi i ación . . .6:203.449:1 



¿Oí no> 



?i^f;;?|ii' exceso en el jretdíno. . • 230.169::? 



^Ó^Á 1.^: Los .efectos de importación están reguta^c^ 
por los principales de Arancel erí Cádiz, y el aumento 
de 2b p|- que sobrellevan equilibra el mayor valot 
que tienen en aquella Plaza. Los retornos de América 
van graduados por el que tienen en Lima ; y así viene 
á resultar eí comparado con la posible exactitud. 

2.^ Aunque conforme al título del presente 
Estajo solo deberían comprehenJerse en lá exportación 
los retornos, verificados en el año de 1794 como cor- 
respondientes á las expediciones que en fia importación 
van señaladas, se ha incluido lo exportado por log 



^ i 






Nai/bl África, Gaditana y Autora qtíe ssIfet^óH tñ ^ 
aiiG de 793 al tiempo de la Ifegada a4 Callao áe los'. 
bugues de imporracion, po'^'Qi^s ^^ habiéndose dado ilo- 
íicia ,de aqueílos regresos se tiiviese aks^Q Juego tm - 
demostración. Portanío para que -la Balanza •sea-íál,..;^ * 
no: iSe incline injustamente debe correr -d -conif arado 
ésí como en el titulo de este Estado se propone; «ko 
és entre lo amportadó en qI año d^ ^753 ;^ue ^se com¿ •• 
pone d.e los siete navios que se lian fiewaladó ^e^ii iá 
prjni{?rá parte de la demostración, §r lo eícportado poc 
^lípji. mismos y la Eragata de guerra áiombrada Saat* 
íGet4<iidÍ5, que consideran sus íegiumos i^tdarnos.. . -:> 

■' •■£n .?este Supuesío de ¿los €: 203. 449 p€S<^ "|f 
i-eal' de ía cxportacíotí se i-ebaxa 1^25.039 pesos' 6 
ixalcs extraídos por 'los. <res buq^ses ya citados Aü^ca, 
^Gaditana y Aur^oia-, .quedando el legitimo .iSf-Qxm ea 
4:378409 pesos 3 cinco x)C£av os reales, cpe couiparados 
^on los 5:973.^79 pesos 7 . rea'íeí -valar de h iaBpor- 
^acioii, resultan debérsele i .^sta i:594%o pesos 3 octa- 
nos íeale^ que "desde Ijuego deben coBsideraíse lexlstentes 
Mn aquella fecha fCon raas el aument© 4 lAicr-o c^ue las ntr 
¿p daciones h$n de haber produGido. 

■^^ En el víábr de exportad®!!' dííías. Fragatas 
lumbradas Galga y 'Rey Carlos esta iaciuso el de la 
faig^ ^üe sacaron # (Juayaqiíil impoxume.'íi$.oso,pQsps 
Jmédió, ieal de los qiie fiOJrespoadei^^^ 4^ 139; 16S 

pesos 2 y medio í-qáes, ya ia segunda 75.882 pesos* 

*'''Í?^' Contaduría d^ ia ^^a1" Aduaíia de^tima^ ^jíé 



-s4 






-.,..-■■ _ ■ ■ ' H^' • '^' 

EXTRACTO DE LA CARGA CONDUCIDA, 
for ¡a Fragata de libre Comerdof- wmbra^ San-^' 
ta Rosa y que procedente de los Puertos de Gucí- ^ 
yaqiiil y- Raita ^, foiídeá en el del . Callao el -i-S 
de Febrero del presente- año á cargo de- su- Maes^ ^ 
tre JDm Melchor de Alar con. ^ A -saber.. 

wj^* Caxbfies de GasCarilía^- mn S^^y^ 

arrobas mto. 
17I7; Züelas; 

2602;' Sombreros de XipijapáV 
,iOli^n¿{úí.T ;í'.'i.2iS. Bibra^ píía'-floxa. 
515. Id. de id. torcida; 
2X>.6oo. Fesós en plata de cordoncilío, ^ 
230. Jarrrllas; 
^20. Mütoncítos: 
' ^ '4^ Arrobas^ 18 librar de Gafe* 
24. Báuíé^i ; V 
' 4.: Docenas Mólinílíosí 
944Í Piedras Pbmes^ 
' 22. turrones id. de id. 
,;5^¿J€^ Balaastrcs^ de . varíes tamaños. 
220. Arrobas de Arroz. 
5. Id" de^ Ajonjolí. 
, :c :. *8. Catres. ^ 

' 2. Crücifíxos: 
.V. Flato. 1 

1. EscadHIa. ! . de Fícdra iLÍabastr». 
' 1. Pileta. f > 

2. Xarros. j 

-a. Palos de Balsamó áe 3 varas de 
largo y media de ancho, 
^ Id. áé i I Varas. 



A 
i 

-•'X' 



\ i 




mmmM 



í4^. 



34- 
d6. 

227. 

I. 

30. 

39^' 

2. 

44. 

215. 

7. 
2. 

15- 
1. 
2. 

350. 
2. 

27. 



^35- 
líS 14. 

803. 

204. 

14^ 



Varas. tabíoJíes de Cedro* . • . 
Trozos de dicho. 
Servidores de Palo. 
Mangles. 
Bateíta. 

Gruesas Rosarios. 
Caigas de Cacao. 
Mazas para Coche. 
Docenas telas de Cedazos. '" 
Id. de Cucharitas 
Arrobas 12 libras Zarzaparrilla. 
y media Arrobas Agengibre. 
Libias manteca de Cacao. 
Botija miel de Abejas. 
Botijuelas j 2 tarros; de Tamarindos. 
Arrobas Lentejas. 
Sayales Ordinarios. 
Fardos con 44 ¿ piezaj Paños azu- 
les de Quito. 
Varas Jieazo Hanco. 
Varas de Xerga, 
Arrobas de AÍgodon. 
Varas de Lona,. 
Docenas Cordobanes. 
Fetacas de Xaboa gm 231 qq[» 




^ 't 



Kúm. 365. JPol. 

MERCURIO PERUA NO 

DEL día 3. de julio de 1794. 



ENSAYO SOBRE LAS DEUDAS DE LAS NACIONEá 

de Europa , y sobre las ventajas que {España puede 

procurarse liquidándolas. a 

ÍSTADO ACTUAL DEL ERARIO DE EUROPA. 

Xi S positivo que muchas Naciones de la Europa Jamás 

podrán desempeñarse con sus propias rentas , y ha^ \ 

algunas en que estas nd podrán satisfacer ni aun los 

Intereses anuales de sus deudas. g 

PRELIMINAR DEL OBJETO QUE SE PROPONE | 

tratar. , 

Esta$ tristes verdades €Stán probadas , después 
de largo tiempo , por muchos especuladores amigos 
de la humanidad^ que las han hecho el objeto de su^ ,t 

tareas. La mayor parte de los medios que han pro-- É 

j)uesto para remediarlas , han caido en el olvido ; aígu- i 

nos han sido «nipleados por el Gobierno con diferentes * 

sucesos , y mas ^ ó menos duración. Pero no tóbiendd 
sido todos estos medios- otra- cosa que unos reglamentos 
particulares para sacar la mayor ventaja posible de hs 
tierras, de las manufacturas, y del comercio de la Nación 
que podía adoptarlos, era necesario que la suma de las ; 

deudas de estas Naciones co/}q.nuara auíiientándose , res- 
pecto á que los gastos extraordinarios de' una sola guerra, 
eran suficientes para absqrverse las economías de una 
larga faz y jara empeñar las lentas futuras durante 

P 17 mu- 



riisd 



f4S. 
«luchos aíios. Traíganse á h memoria el número de guerraSL 
tjüe la Europa ha tenido én los tres últimos siglos, las 
jnutadones acaecidas en e! modo de levantar las tropas, 
el número de navios que han sido construidos , los^ 
gastos , y las desgracias que las guerras han causado , 
y se convencerán que ningún sistema de hacienda , por 
rnuy saludable que sea, será capaz de detener el torren-, 
te de las deudas Nacionales aun quando la muchedura- ' 
biQ de otras causas no las aceleraran. 

Tocamos al momento de la Crisis de esta Epi- 
demia. No exámÍHO qual será la Nación que debe 
quebrar la primera; pero no puede disimularse que su 
caída arrastrará la de muchas otras, y que sumergería 
la Europa en una horrible desolación. 

OBJETO DE DE ESTA MATERIA DIVIDIDA EN 

quatro partes. 

No obstante creo posible impedir este catás- 
trofe general: por consiguiente voy á poner presentes 
los medios que han sido ó que podrán ser empleados-, 
c indicaíé sus defectos. Examinaré luego qual es I? 
naturaleza del medio que solo puede convenir ; ofreceré 
uno que se presenta por si mismo , |y concluiré por 
observar las utilidades que la España, y algunas otras 
paciones pueden sacar mas directamente. Los medios 
conocidos son los siguientes. 

DIFERENTES MEDIOS YA CONOCIDOS. 

xoterias. 
trímera parte, 

T,AS iotciias, esto es. los juegos autorizados por ú 



iP 



rH9' 
? Gobierno que baxo cebo de ganancias considerablef , 
aseguran á los accionistas una renta fundada sobre la in- ^ 
coHStanda de los jugadores. El efecto de este expediertV 
te se linika i iiacer pasar la misma plata en manos di- 

ferenies. 

CAXA5 DE DESCUENTO. 

las Caxas de Descuento ofrecen facilidades a los 
comerciantes capitalistas, y paeden proveer socoros mo- 
mentáneos al Estado; pero como ellas no son forma- 
• das sino es de una parte , mas , ó menos limitada de 
las riquezas de una Nación, su utilidad no puede eet 

'^ BANCOS. 

los Bancos han sido imaginados sobre planea 
diferentes ; quando se adopta uno tan^ sabio , y tan ex-^ 
tenso como el Banco de Es paila, mientras que se pro-^ 

' siga con la inteligencia, la actividad, la candidez, Patrio- 
tismo-, y la publicidad de que sus miembros acaban de 
daríios el exemplo, este Banco podrá corregir una mu- 
diedumbre de abusos, y regir muchos ramos conside- 
rables de las rentas , y los gastos del Estado , con uti- 
lidad para él Soberano, y paca el Pueblo. Su reputacioa 
' -podrá también en ia necesidad procurarle poderosos so- 

* corros para ayudar -el iGobierno; pero su crédito debe 
ser proporcionado á los fondos que él posee , y á. fas 
íiquezas de los particulares interezados en sostenerlo* 
Aunque de muy grande utilidad, este Banco , no puede 
adelantar la liquidación de un Estado, sino en tanto 
íque sus propias rentas , administradas con prudente y 
^abia "economía puedan kacexlo- 

COMPAÑÍAS DE LAS INDIAS" ORIENLAIES ' 

has compaiíias de ias Indias Orientales na 

pue- 



jfuederi dexar de aumentar e! má , mientras que subsís^ 
'd -comercio actual de la Europa con el Asia. Nuestro^ 
^t^pmerqiames llevan un numerario enorme á las Indiasf^ 
consumen una parte en establecimientos , y en gastos, 
que son íuegos motivos de guerra , y de gastos extra- 
ordinarios ; cambian el resto en Tbe y otras especies 
í?que podrían trans plantarse en América, vasos rfrágÜes, esto- 
fas perecerederas , .que perjudican á nuestras mamifactu^ 
•ras , y que aumentan un luxó del que no sacan utili- 
ísdad mas que un pequeño númeio de negociantes. 

PAPEL EN MOMEDA 

El Papel moneda -no tiene valor sino en tanto* 
•que el protadoT está asegurado de recibirlo. Una Nación; 

bien caracterizaia con la buena fe , tiene el derecho de 
-dar curso al Papel, ea momentos críticos; pero esto ala 

verdad no es mas que un préstamo, al que que debe 
íSatisfacerse fielmentente luega que sesa la necesidad. 

PRÉSTAMO.? 

tos préstamos Nacionales aumentando las deu- 
das, pueden alejar la quiebra de un Estado; pe^o .s^iá 
ijsara extender y aumentar el efecto de ella. 

«RENTAS VIAGERAS 

Zas rentas víageras^aniquílan la ; industria, roí¿- 
,;jjien loís vínculos de la ihumaiiidad, y ,siiigwiaíi ^ías ^^^ 
neraciones ^ue deberían .seguirse. 

íIMPUE^SITOS 

ios -impue'^tos , ,s«ría muy ¡difícil Inventar otros 
ftae-VOg, y se venderían Qa almoneda para satisfacerlos 

todas 



I 



tok? Tas propíeMes de la Europa sin liquíJarla; porque 
su precio seria limitado por la cantidad insuficients de 
numeraiio. 

REDUCIR Á MONEDA TODO EL ORO, Y PLATA. 

Batir en moneda todo el oro y plata: , baxp 
qualquier forau que pueia hallarse para ponerla en cir-- 
culacion. Conviene notar a-]aí que aunque hace larga 
tiempo que se repite, que estos metales no son mas 
:.que los signos representativos de las riquezas ; no debe 
sin embargo admitirse esta proposición en toda su ge^ 
neraíidad. ^Ks verdad que el oro , y la plata convertidos 
en moneda, son los signos de los objetos, por "los 
que se cambia ; pero ademas tienen un valor intrín- 
seco correspondente, y estos metales se compran co- 
mo mercancía con su modificación en moneda. Entre los 
.antiguos Pueblos de ía América donde el uso de la mo- 
'neda metálica no tenia lugar, el oro y la plata tenia un 
muy grande valor , lo mismo que las piedras finas la 
■tienen entre nosotros. Esta nota prueba que las joyas,, 
Jos muebles, y las baxillas de oro y plata hacen 
parte de las riquezas de las Naciones que las poseen. 
Estos objetos que pertenecen al Estaolo , á las comunL- 
dade'^, á'íos piiiticulares , no siendo de una naturaleza 
perecedera , son extremamente precisos. Convertidos en 
iP'^r^ia su cantidad , no disminuiría sensiblemente ; la 
maza di las deai^:^ Nacionales,, se disiparía en breve, y 
la^ Europa t-^ndria estos mueb'.es menos. 

AUMENTO DEL VALOR DEL ORO Y DE LA 

Plata. 

Aumentar el valor del oro y de la pbta, -se 
.aecesítaria el que el valor de estos metales se aumeata^ 
rá piüdigios-aíueate , y por experiencia se sabe que. est« 

reme- 



lemedio produce siempre u» gían mal, respecto i qiij 
siempre que se ha empleado , aunque moderadamente^ 
luego se ha formado naturalmente una tarifa, que no 
seguía h proporción precedente entre el precio de las 
provisiones y el de las mercancías, y que la clase útil 
de ios labradores ha sido siempre la víctima con graa 
perjuicio de la humanidad. 
PAZ, economía , DIMINUPION J>E INTERESE^ 

, ^ ^ Una larga Paz, una sabia economía en la ad-^ 
.Biinisrracion , el abandono ó la dimimicion de intereses, 
podrían obrancjo de concierto muchos años^ Kqaitíar ía 
Jluropa , pero en el EstrJo actual de sistema político , • 
»na paz durable no podrá existir, y la sabía economía 
de Hacienda, ó Administración, es incompatible con Na^ 
pone^ cuyos i]^oyimientos soa convulsivos. 

ABGLieiON DE LAS BEIJDAS. 

Ha Banca-rota general de la Europa, aunque na 
se puede pensar ^n .horror en este medio atroz é infa-r. 
me, que tíans.tornaría todas Jas fortunas ,, y que des- 
jhouraría la raza humana, es no obstante e;l extremo 9I 
jqiie parece sp .teme llegar bastante pronto. 

fíECESIDAP PE BIJ5CAR VU NUEVO MEDIO^ 

Cl/ RTO no liabex omitid<? ninguno de los medios fnvetis* 
iados hasta el dia de hoy : el mal es visible igualmen- 
.|te qpe su caüsa , la Insuficiencia, ^el peligro, la ínjusticjía, 
p la imposibilidad de lo$ rjgmedios ' ordíiiaríos habién- 
l3<)se demostrado, conviene buscar uno nuevo que debe 
jExisiir, por que los soqorrps del hoi)ibr^ so,n iguales e« 
todos ;tiempos á sus necesidades ; pero para que sstQ 
yemcdio p;ueda. operar pl ^tea^ í^^^cssíúQ 4che tener 1^$ 



CALIDADES QUE DEBE TENER ESTE MEDIO. 

Es preciso que Qsze. medio sea de una fácil 
execucion , q^¿ pueda obrar pi-oncaniente , que las Na- 
ciones que le deban su salud, no sean obligadas a con- 
traer empeños onerosos; que iéjos de ser un motw 
tkgu€Tra, sea la causa y el vinculo de la paz; que 
no produzca ninguna alteración en la quanndad , ó^ el 
valor del oro y la plata ; que no cambie la tanta ©rdi- 
naria de las cosas destinadas al uso del hombre. Ademas 
se necesita que este, medió tenga ya , o que sea sucep- 
tible de tener un valor propio y pertnanente , que no 
sea perecedero^ique sea fácil á^ambiavse y transportarse, 
y que pueda reemplazarse diariamente. 

NUEVO MEDIO QUÉ St PROPONE. 

TERCERA PARTE, 

^^ ODAS las condícionesí que se acaban de exigir es-, 
tan 6 pueden hallarse reunidas en ia Platina. í^o se traca, 
mas que de darle un valor conviniéndola en moneda. 

RESUMEN HISTÓRICO DE LA PLATINA. 

La Platina es un metal que el Rey de Espa- 
ña posee con exclusión de todos los otros Potentados 
de Europa , en muchas de sus minas de oro de Aiiie- 
rica, y en particular en las de la Prorincia de Santa l*e 
de Bogotá y del Chocó , en algunas de estas mmas 
es tan abundante, que no se han podido trabajar para 
sacar el oro; ea otras se ha sacado el oro, y la Fiatma 
abandonada en enormes montones con los ganguas y 
otros Minerales ; de modo que sin ningunos gastos de 
explotación, se hallaría mas de la que se necesiea para 
empezar en grande la operación del proyecto. 



Se continuará. 



■^ 



. V54. 
EXTRACTO DE LA GjmACONÍyUClM 
pr el Paquebot San Jmchin qm á cargo de su 
Maestre Don Roque Correa fondeó en el Callaíf' 
el 25. de Fehrero procedente de P^al¡)ara.ysQ y Pisco. 

A s&veré> 
40 Zurrones de Yerba con 120 arrobas* 
11 Petacas vacías. 
21 Docenas de Lenglias. 
200 Libras de Almendras. 
30 Botijas de Grasa. 
6 Baúles y en uno 38 pesos. 
3 Esclavos. - 

9 Docenas de estampas. 
56 Piezas Papsl pintado. 
2 Frasqueras de uso. 
16 Paíós de guarango, 
i Juego de Calesa. 
800 Botijas de Vino. /^ 

260 Fanegas de miniestras. 
150 Quesos. 
J3 Pares de Estribos. 
5 Tercios hilo acarreto con ^ quintales 85 



4 Fanegas de Cebada. 

4 Arrobas de Mantequilla. 
20 Zurrones de sebo con 38 quintales 50 libras' 
jj Tercios de Pescadilla con 38 quintales 4 

libras, 
^o Barras de cobre con 105 quintales 30 libras* 

3 Caxoíies con 20 pesos de velas. 



Contadpm ife la Eeaí Mmm ú& 
de 1794. 



il 6 



l^ggl 



MERCURIO PERUANO ^ ^ 




PEL día e. DE JXJXIO DE 1794. 



-^'/.i 



•:í:>¡íí Oa'C 






CONCiüYE XA MATERIA ANTECEDENTE. 



"íl: 



COMPENDIO SOBRE £AS EXPERIENCIAS DE XAí: 









I 



^^^ÜNQUE los Chimistas' rio hayan podTdp' ( te-* 
|)ües de qsarenta áñd^ que se conoce este metal) con- 
£eguJ.j. mas q^ejea ípequeñ^s. cantidades, ía han isujetadi^l' 
nó' obstante i un natiiero bMtaiit^ ^^nli^eVsbleJ.de >^ 
lienciay^j ñé las qüál^ fesüífa o;ué:€s un metal ' per- 
fecto , que tiene mas . relación •cí)n -el pro que ningu- 
410 -de los otros metaíes , aunque el color sea mas ana-* 
lo^.o ai. de. la. plata,.. y. el fierro. /Xa platiíjáf pesa pías 
que el oró,; yeá nfüclio mas fixaj no se jalí^fa-por k| 
acción dgíayie ni de la'agua, y ñp es . sii<;eptibie áe nin-'.^ 

• gun kérrumbre. ' Aunque sea casi imposible y de ' fundir ! 
la' Platina por los medios ordinarios, se han descubier^ • 
16 ya dos métodos- de conseguirlo, el de fuudirla^ 
5ola^ y volverla" maleadle. Ademá$ de eSQ, la. Pla^^ 
tina se liga . muy bien cort el-' oro y otros metales,^ 
pariiculannente con _ el cobre '^'Ésta mezcla tiene el grá-' 
no fino y briitahTe, suceptibie de ün hermoso bruñido,, 
y conserva sú lustre sin alterarse. A pesar de las dudas 
qiie los Filósofos han tenido sobre la Platina, los, mas 
grandes Chimistas han decidido que es «n metár tan per-^ ^" 
íecio como el oro, y las rafeonés que- dan prueban qUe.^ 
hiibieraij colocado la jPlatina a! primer rango , si hubié*» 



ai 




(I 



ía sido conocida aí mí^mo tiempo que el oro La*: 

particuíar^ades y láSí experiencias que en compendio 
acaban de referirse justifican y autorizan el uso tnme 
propongo emplear la Platina. Podrían ademis co-nsuÍEa^^se 
con este motivo los íClii mistas mas babife?. Parece que 
d descubrimiento de este precioso metal estaba reserva- 
da para servir a las necesidades mas urgentes de la hu- 

.. i ' ^' ñ T^f^ que propongo se juzga convenien- 
te, I^a irimensidad de su extensión y de sus relaciones 
ofrecerían una muchedumbre de conbínaciones diferentes 
para ponerlo en práctica. - No obstante voy á formar un 
l'ian,; puede ser demasiado extenso , pero que ofrecerá 
ide^s nuevas y uiiles de que podran nacer otras mejoresv 

■^^^;/^^^^^^ PE LIQUIDACIÓN QUE 

^ QUARTA PAHIM, 

_: I Me parece que la Francia, la Ingísterra.y'la, 
Molanda' estaii demasiado vivamente interesadas en la lí- ' 
qi^dacion de Jas deudas Nacionales, para no recibir coa" 
ipconocimiento un medio de conseguirlo qu^ la España^ 
les ofrecería baxo condiciones razonables. Me parece tara-*' 
fomn que. Jas otras Potencias admitirian volu ítalas entr¿ 
elías una moneda qite tuviera un curso regula/ en Us^ 
^|ti? Naciones, mas ricas, y mas./ comefciames. " 

' J^, Mjémras se trataran las negocianciones relaii- 
r^s/Xeste objeto en Europa, Ja Corte de España haría 
ccmducir. con la mayor brevedad la Plantina que s¿ 
%^'^. 3^^ ^^^ ^^ hs minas : ordenaría . al iuismo tiempi3>' 
SLHf- ^®. procediera á reconocer todas Jas minas en qq^? 
^liBf^fi ^^^P."P^^^- ^fí^Ar^^ justa Jdea, ' ; ■; 

' 3; : XáSr Minas que no piodiah trabajarse mas que' 
píWf étuaer >a Piating, perteíiecerian soio^i Rey 5 aquellas 



.- "^ T 



^ "qué Cite metal se hallara ton el ófo,' explotadas ya'' 
^ó.i: los p3rtícular«s contíiiiiiarian siéndolo ; pero toda, la' 
Platina pertenecería al Rey qué Téeáibólzariá Jos gastos* 
particulares que tuviera este metal^ sobre los qye pu-^f 
diera causar solo la explotación del oro. -.<-. ^^^--* 

4, De las primeras remesas que recibiría la Es- 
paña, haría hacer por ios mas sabios M^talárgico'; ,. 
experiencias para hallar el mejor modo de aliarla Pla- 
tina Ó de emplearla en moríeda, procurándole un color - 
distintivo^ una ductilidad , y una solidez convenientes, 
para fixarlos medios de impedir, ó reconocer los frau- 
das que podrían intentarse en contrahacer, ó alterar iá 
llueva moneda y para explicar el método mas cómodo, 
y el menos dispendioso de trabajar estQ metal en Amé- 
jria y en Europa. ' r" 

5 Luego que se verificaran estos preparativos, 
qué la la Francia, la Inglaterra y la Holanda hubieran 
dado el estado de sus necesidades; que S. M.. Católica 
íiubiera determinado las sumas que le convendría repar- 
tir en sus Réynóá; y que la totalidad de lá Platina con- 
ducida á España ó en estado de conducirse en un tiempcf 
pieíixado, fuese conocida; se hariari dos porciones iguales* 

6 Entonces se determinaría el valor que, debe 
tener este metal en moneda, para que la mitad de sií 
totalidad pudiera satisfacer á las quatro Kaciones, y esté 
vabr se íixaiia aun quando fuera cinqüenta veces in^r 
fvt que él del oro. ^h-^-.. f, 

7 Una dé éstas dos porciones iguales se conver- 
tiría en una sola especie de moneda: cada pieza valdría 
cinqüenta libras tornesas; su forma sería oval, tendrían 
lia efigie del Rey de España, y sé llamarián perpexua-r 
iúentG^ Carlos ó Carlinos. 

8 la otra mitad del metal se guardaría en brÜH* 
to, y aseguraría á las quatro Potencias un fondo, de rí- 
c^ce^as igual al que circúlaria en el comerció. La Espá-^ 
ía ^se obligaría á no tocarlo, áñó es Cotí cónsémífníeriei 

de 



de las otra? tres, _N2?Tone^, á tnéno^ que días fkltaráa 
fpf^su parte a lá íkl execucioa del seuerdo eotre á 
jíara esta grande empresa.. 

-^ '•''''' •' ■ ^ ^ •' ->-'■ -í^[^ '^íJ-a ifi ;Milv.Au;;v , 

perpetua, 
lajhmensidád de esta. Capiraí, sería una" prertcíá que 
la ¿spana tendría de b.siacei ida. I densos aliados,, y. esW 
la conservamií siempre por cancioii- de su conducta en 
J2S temativas que podrían i hacer^ sobre sus -vastos^ J^omi- 
uios^delRUéva- mundo; y las quatro-Naciones re.unidas 
lestablecerian con e.<;te dépósko eí^equilibrio de íá Euro- 
pa ;^ si -^ se ro ni pía bien fuera > comprando auxiliares; biea 
'^■n^^y'^^% ^e golpe: el valor, de ía moneda de Platina. 
; 5J. \ En mngun3> parte mas que en España poddé 
batirse moneda de Platina., •^' i ^. 

10. Esta moneda tendría un- cambió que la maji- 
tendria. siempre aF pa^r éntrelas Potencias aliadas. 

m/** ^^ Platina que no esiuviera en moneda no 
podría tener ni- uso , ni valor en el comerao , ii obra- 
ge ; pero eí valor que se ííxaria á iá Platina- en mo- 
neda sena garantido recíproca, y perpetuamente entre 
las quatro Potencias, que no podrían afterarío sino de 
^omuH acuerdo, y satisfaciendo^ á la diminución quái 
podría resultar en perjuieio de sus subditos. 

^LÜCTOIsr GBNERAE BEL PKCXBLEMA DE IÍ 

liquidación de las deudas Nacionales ,, piesen- 

tes y faturas. 

, Aunque- puede hallarse íhcon veniente en dexajp 
fe] metal no redútido á moneda sln'vúor mientras que 
el^ batido en moneda, tendría uno muy considerable, este 
lueíodo ofrecería no obstante una ventaja inmensa, res- 
peao á que asegmaria . perpetuamente el medio de li- 
^méM m deudas Na^clQüalatV- 



l^REROGATIVAS- QVÉ' Zk N-ÜEVA;. AíON-EiyA/' 
teadria sobre l.iS otras. 
12'. QuaiiJo la cantidad dé la nn'¿v3 moneda- ñ-^: . 
%^h por- 1-3 <; qLi;ífro' Naciones- faese disítibaiJa, lá'iispa- 
iía comliiuaíia pjuardanda en depósito Kt Píauiía que IH 
vendría de sus Mín^s.' Ña obíítaat: elb b.inrii todo.^- 
los aao5 la que se- necesitara para' reemplazar ías piezas 
viejas- Estas 'pie^^as iisadas se pi-e;icn!3ri5n' para conocer 
lá pérdida; los propietarios' perdefiaii-; el deítaici)- í|ü:e 
hubiera • sufrido la liga; pera^'ef de- la- Plraiiía no S€ 
contaría, lo que^ daría' una prerogativa a estas monedas 
S-*ibre las sniiguas, Aderéás del' desfalco de los metales 
aliados • á la Platina , - se- descontarían los gastos • erí-qur 
se conviniera. 

•VÍNGÜ-IO-- PERPETOÓ'^ QUE TENDÜIA UNIDA 
lá preponderaníéalian?;?./ ^ 

13.. Pero á. excepción de los casos precedente^ 
anénté explicados^dá Espaaa- no batiría nuevas monedas 
de Platina"' sin el consentimiento de sus aliados. La Es^ 
l^ña podría entonces ■ emregai-les la Fláíina th moneda - 
po^r menos' precia de su valor corriente. Este método 
que sería el opuesto ai dé los préstámoá ordinarios for- 
. mariá un víficuíó perpetuo de unión entíe las quatr(> 
potencias. »'• 

m GTÍAN PÜÑTd DE tA DÍEICÜLTÁD. :; 
Los 13 AiíiculoS; qué preceden satisfacen alas 
qtraífdádes necesarias en- el medio q^e debía poponerse. 
íaltán las condiciones á ' que se sujetarían las Potencias 
que las recibirían de la España- Píira *que estas condicio- 
nes pudieran -subsistir, y que produxeran el efecto de- 
seado, se necesitaría el que aniquilando la heces de los 
antiguos odios' Nacionales , que renunciando a las pre- 
tensiones exclusivas de grandeza ó de comercio, qu@ 
abjurando sobre todo las máximas especiosas de machiá- 
belismo , las quatro Potencias ceniratantes ^e entendie^^ 
jan peifeciamtnte «nu^ eUlas par^ prcc-gdej: síe buena fe^ 

no 




1 So. - 

lio e';ripühndoí>e mií qae dáusuU^ qvfé lé? fueran io-uaí^ 
mente útiles, y que tuvietan uñ interés mutuo e a 'con- 
servarles. Estas serían por exefnpl». 

^ 14. Qlíe el primer enipíjo de la Pbtina, que^é" 
Hiaera para ia liquidación actual de las qüatro Poten- 
cias, se considerara como uua sucesión qus htiQ-dibarx 
en coman. Por conseqüencia ía España qcte entregaba 
a las otras su contingente, rio exigiría otra paga qué U' 
de los gastos y la Uga^ y aun este pago podría efec¿ 
tuarse, bien fuera en caminos . públicos y canales de cd-' 
iTiunicacion que^ los aliados harían executar en España, á 

£or otras ventajas particulares á este Reyno. 
A INGLATERRA LE ENTKEGARL\ Á GU 

braítar. 
15- la España, la Francia ía Inglatera^ y la Ho'- 
landa recibirian en sus Puertos de Europa y America 
ios Navios y los Comerciantes Españoles, y la Espa- 
ña admixiria igualmente ios suyos en ' los Puertos dé 
la Europa y América. 

EstQ Articulo necesitaría un presupuesto exác^ 
to de ios precios respectivos á que ías quatro Naciones 
podrían proveer sus 'objetos de Comerció, á fin de es-^ 
tabíecer derechos, que exigidos establecieran entre ellas 
/el equilibrio. 

SOBRE EL COMERCIO Í)E EUROPA COÉ LA ASIA, 
No seria menos luii á las quatro Potencias el 
reglar un Pían que hiciera cesar cl perjuicio que leí 
causaba el CcnTcrcio actual de la Indh, Lo mejor se- 
ría l^uede ser, que ellas abandonaran sus soberanías eh 
.el Asia, para no volver 3 parecer sino en quáüdad dé 
Comerciantes, formando de sus Colonias, RepübTícás cuyos 
fugrtos íes serian comunes, y si les era muy costo- 
so este sacrificio, las quatro Potencias se garatntírián mú*- 
íuameme sus posesiones actuales dé lá India, haciéndose 
ccmunes sin Puertos^ y conviniendo el despachar á ellos 
iodos los ^ños m i^ú:mQ ám^íf^ámió- M nmés mfe 

ha- 



1^1. 

haciendo e! turno del golío cambiarían sobre las cos- 
tas del Mjr Jel Sur por oro y plata, objetos manufac- 
turados en Europa, y traerían de Asia Thé y especias, • 
por qijs seria pnulente el rerianciar á las Estofas y á 
las Porcelanas , ó á lo menos acortar en macho el uso. 
ÍÍÜEVA6 MIRAS QVE EL AUTOR OFRECE SO- 

bre la Platina. 
17. Seria inátil exten {erse sobre las cláusulas que 
podrían añadirse á las precedentes, pero si el Plan que 
acabo de inJicar se adoptara algún día en todo, ó eíi 
parte, he léñexlonado lo bastante en él para atreverme 
á. ofrecer nuevas miras úiile> sobre la Platina dé qual*^ 
quier modo que quisiera emplearse. 

. OBJEClOiNES QUE SE HAN PROPUESTO 

j.^ OBJECIÓN, Y SU RESPUESTA 

La idea de una nueva moneda desde lueo;o sor— 
P^rehenderia, pero, como el gran valor de cada pieza no 1^' 
permitiría , circular mas que entre las personas ilustradas 
que conocerían las ventajas y la nesesidad, eí resto de ^ 
í^ gentes no tardaría en conformarse y habituarse, 
2.^ OBJECCION, Y SU RESPUESTA. 

Esta moneda no puede confundii-se con h dél 
Ea peí respecto á que es evidente que la Pístina en mot- , 
j^da valdría por sí misma entre todas la<5 Naciones, que; 
ella suffiria menos desfalco que las antiguis monedas,, 
y;, que sería el verdadero signo representativo de las ri?- 
quezas. de que tantas veces se ha hablado, en lugar 
que el papel en moneda no puede jamas expresar mas 
qiiC: d Derecho bien ó mal garajitido de recibir en uia 
litigar paiticular. el valor, de la s urna que eii-. él. se ex—- 
j^r^sa. 

ÍRECAlZqXONES INDICADAS PARA DESTRUíE. 

una. 
^ 3.* OBJECIÓN, 

Am<l^ seaiJBuy; ventajosa ú Uf{miuhs dea*: 



das cíe b Eurojia, no debería ^eceáerse i ello Smocoa 
Una extrema precaadon, y la prudencia de las- Poten^ 
tcncias contraiafites reglaría ipecas sufícientemente dis- 
tíinres paiD d rcenibolso , pero yo .creo que los .nuevos 
tían.iics de cncuhcwn c]ae lie propuesto obrar , no de^ 
ben dexar ninguna especio de temor sobre la inomeasidad 
de numerario que sa crearía sucesivamente .coa esterna- 

CONCWSIOM. 



^^ foY úlnViO ja questioíi ^e reduce á decidir ú' 
.e£ mejor fÍQuida.2;:;e asegurando la felicidad .el género hu- 
iiiano,' ó sufrir una banca- rota - 

ím de| Mundo» 



^ue seria Ja iim%ea del 



fon^puesíQ por Dou Ramón B^os^ de Som torenz^^ 

^'ÓTÁ : Dexamos á ios grandes Ministros, a los cotisumáí-t 
pos Poikicos de las quatro Potencias interesadas .en d pro^;' 
yecto de Papel anterior, el combinar, analizar y reducit; 
9 práctica las profundas ídsasque ?^ierte tan iac^nicaíiiente^ 
«ü Autor. Esta es obra del tienipo, y de íá iÁxi©n; pero 
eslis soii tan pr.op^as de nuestro Peí iódico. como que sá, 
desempeño consiste únicamente én' ;uno de los rmAio^' 
productos de! suelo Peruano. Tal es h Platina , rnetaí 
|Drecios.ísjfno , y hasta pocos tiempos hace inservible sin 
embargó de las muckas indagaciones, ó tentatívas que" 
Iiíbiaií heciio los mss ssíbios profesores para conseguir su/ 
^¿ctilidad; pero que ai presente, descubierto y^ el méto-^' 
do de^ fundarla , vkm i ser ua ramo de cornercio y de m- 
íipstTia que con ei tiempo podra tal vez causar ( causar^ 
sy.3 í^pd^a ) yna^ leyolucipn ..asQrnbr<¿^.a en .eL^nurido co-;\ 
JiRercfaní.e. j^'ué gloria para niiestrí) suelo quándió véiig';!* 
á SítT por medio de su niéír.ópoH el redentor Políiico 
de las nías pede; osas IN^aci^nes en el Instante jtnismo en 
efide se haliabaii ?Has ^gobiisdp ád p§s^ íiá sy ¿fiíi^a 



Núm ^Gt* 



■¿í tm SRp tffpr:} 



MERCURIO PERlTANO>ub.n 

DEL día . lo DE JUM0>^ DE ií79ll[^^^;"^ ^ 



15; \s¡ v:i 



- 1" '"■'•■ 



MEMORIA DE I AS .PLANTAS E¿TRAÍ5^AS QUE 

se culiivan én Lima introducidas en Icst-úkirtios 
¿jo-aÜos hasta el de 1794. ^o*" ^ ^* RjFJFran- 
;.,.>^ r ciscQ Ooñzalez Laguna, 

- - 'f,:,-. -^ .,: ';-;f;!jrr !?> : ■ -'^^ 

J-JaBIENDO prometido en el JWfrcwr/o número 311^ 
de este aáo tratar según el plan que allí se propuso^ 
de lo que de algunos años á esta parte se tiene haiiado 
y adquirido de artículos, de Historia Natural ; nos p a re^ 
«ió conforme á ios deseos de los . curiosos , irlos pro- 
tlticiendo empezando por la Botánica?^ y al menos fas-* 
lidio de los- Subscriptores ir dando en fragmentos una 
materia -que aunque importante , no á todos agradaría 
siendo continuada. *- 

;^ I La adquisición de nuevos vegetales se ha mirado 
siempre en toda república de un ínteres común ,' y tan 
lisonjero, como es ía inclinación del. hombre al regalo 
de sus sentidos , á la conservación de su vida y su saf 
lud, y á la industria que todo . lo. fomenta. De aquí vino 
aquella emulación de ios Soberanos y de las Naciones, 
y aquellos debates sangrientos, desde lá remota antlgüe-j- 
idad, que ha visto; nuestro siglo, : y también nuestra Na*- 
■cion , por el interés tal vez át una sola planta. La Hi- 
guera ¿ no puso á todo un Xerxes en arma contra los 
Atenienses? el Abeto dicho Cedro ¿ no empeñó al Empe- 
rador Adriano en la destniccion^ d^^^^^^^ arbass- 

B. 17 £• 



to del Bálsamo que <?ana las heridas; no apuró la^ es- 
padas de les Indios contra ios Romanos ? la Mirística que 
produce ía Nuez-moscada armó á las Olandeses con- 
tra los Indios orientales : y el Ematoxilon o nuestro 
Campeche nos tmxp una' guara con U Nacron Inge- 
sa el ano de 34. , ^ 

_^Aú se ve en la historia de las conquistas quan- 
to empeño tuvieron Jos Conquistadores en enriquecer sus 
MetropoJis con las plantas peregrinas de los países so- 
pJZjgados, y. también, át.transportaír á estos los que ríe 
3iabia_pue5to- allí la Providencia , y gozaban en su pa- 
rria. ios JLuculbs , los Pompeyos ^ quanto llevaron á Ita- 
Jia. los Sarracenos ¿: quanto comunicaron á España; Á 
tsta- y al resto de la Europa no se ha cesado desde la 
conquista del nuevo Mundo de transmitirse á expensas 
Imponderables, quantos vegetales se. han proporcionado ál 
transporte. Y si nunca como ahora se ha conocido la im- 
portancia de estos acopios, tampoco se ha visto mas ar- 
diente la ambición en todos los reynos de hacer propios 
estos preciosos é inanimados colonos extrangefos. No hay 
expedición marítima , novemos viagero que no lleve 
el honroso «mpeño de conducir a su Patria quantó pue- 
de colectar de vegetales exóticos. Así ha logrado la Olanda 
enriquecerse de tantas plantas preciosas , que ya aun hace 
comercio de ellas. No ha juzgado la Inglaterra gravarse 
fabricando baxeles á propósito para colocarlas , asegurarlas» 
y conducirlas á sus Islas; y en nuestros dias vimos en los 
papeles, piiblicos los grandes premios "que iliereció el que 
de la Asia Ikvó á Jamaica la Rtma^ ó prodigioso Ár- 
bol del pan. Hasta los Musulmanes que están reputados 
por los mas desidiosos, los vemos tan dedicados á estas 
lecolecciones, que en ocasión de hallarse nuestra pequeña 
esquadra en Ssn Juan de Acre ó antiguo Sidon en Siria 
el año pasado "dé 1788, y queriendo corresponder cor- 
tesanamente nuestros oficiales los exquisitos regalos de 
a«|U€l Baxá, este rehusó la aceptación diciendo al Comáis- 
^'" daníe 



•dante qne Tecibírla por memom inejor riña planta o 
fxuto de nuesua Peninfula ( i ). ^ . *. 

^ÍUesira España carecería de ios JNaranjos si de 
la China no los hubieran llevado los Portugueses: déla 
Potara ó Papa, del M3Íz,de la Pita y otras, semejantes 
si de México no las hubieran Hevado los Conquistadores: 
tampoco 9'ozara de la Chirimoya, de la Guayaba, del Mo- 
líe, del Culén y otras mil que se culrivarí en el Real 
Jardín y -en la? provincias meridicnales, sino se hubieran 
llevado de nuestro Perú, como ni tampoco aquí desfi-uta- 
rarnos dei Melón, de la Zandía ^ del Durazno, ^Granado, 
Eerengena si estas no hubieran pasado á España de la 
Asia ,y África y de aquella aquí. No es otro el obje- 
to de l5S expediciones Botánicas que giran por iodo el 
Globo y íomeman los Soberanos dé la Europa : ni de la 
ereccK^n de anipUsimos Jardines donde se depositan estos 
sdmirabíes tesoros , qtie nada- úmM de despreciable; ptiés 
como dice el Clan Gílibert „ Las' plñn&s que nos pareceti 
v-ííeses porque ignoramos sus -relaciones; pero todas las 
11 criadas, directa ú indirectameme, son titiles al hcwTibre (s).^*- 
; Nuestra CapÍEal no lia estado en la ^ época tan 

dormida: no han faltado curiosos Patriotas de trernta años 
á esta parte", que hayan trabajado'' eri ádbrnar nues- 
tro fecundo pais de quan-ío han podido adquirir del 
Eeyno Vegetal para sus Jardines. El Difunto Señor 
Bon Pedro de Echevertz -Gidor que fué de está 
Eeal Audiencia, Don .Tai-rae Palmer, y últimamente pr 
Pedro 4c la Fresa Carrillo y Albornoz,, han naido á^cre-. 
cídas expensas quaníio en Europa se halla efe precioso* 
¡Oxalá q-ue la faka de buenos jardineros, y la p^recision 
de fiarse de genis descuidada y m ahgpa no Iiubiese he- 
cho 



( £ ) yiage de Constantinop. en el Ajpénd. pág* 
XXIX. 
l'¿) Piefk. ai Ámemelas. 



,fir;á]a nJcnf |"¿,™^^%«f .'^; qp poihn ser- 
-ñpéstros Concludadánm ^»3' ^^ i^astfia y regalo de 

efe UMs que han desconnrnf^ '''*'''''' P"'' '^^'«'^^s 
"^M dieron^en ma.of Tno- ' ? ''"™° connatural, otras 
no haber mereddo^Lf/-'.°"'''.'5"^ perecieron por 
tenso dondrcotoSraf rn"""'*'™ ^'^'^^ P"^"=° X «=- 
Mb- han Quedado b, " "'" candado por, el Rey; 

Jnuneí. Antes de la refiS t. - 'ogfaao hacerlas co- 

yó de este R»vrn I,! ''°''.'!5P°n'ie'^rfa de las que He-, 

fririqueddo 1 S' ¿!,;m'"'"''° uT"^'' ^"^ hubieran 
S .guacido a ^est,C,p,t3l si se hubieran logrado todas. 

Sé'iiiis'm^LÍJ^^^-J^.P''"' ''«l^' plantas que 
f,n«s rra,.ponen e» curiosidad importante, lo nrim^r,, 

para^que co.ste en Jo que fuimos meiofados con Sv.r 
|a glona al país, que ías" franqueó, y en consiJeraAor^- 

-.para deducir del: nQiBbre la esencia y propLades mrt 
fos .usos medkos y económicos. VeLfrios ami-aof 

DroceTn I P" ' '«•'««'"^'""o' Malaciionía por que 
LT/i?/ ^''^°" P''*'° ''s '^ Isla de Creta; la sra_ 
«ada MoUpumca por que vino da Cartago; y l^i " 
«eanmodernos el Co/c/í/co,,'la yl¡fj/«'í«í rf íX^r • 
g-narias de las Islas Molucas, C^o ?y' tll^f'J'X 

mu- 



' , ■,,,.,,. ,- 1 fí'7 

muclia'9 que lá Europa cuttiVk én sus jardines. Estos no m^ 
bres que solo indican la patria no son los que mas sig- 
nifican y pide el Í.Kento de nuestra instraccion y riue^5- 
tro uso. los Botánicos reformadores han arre2;l3do me- 
jor h nomenclatura , y por ella y la clase y g?nero que 
llama, se sabe qup planta es oficinal, quaí edúl, ó co-r- 
mestible, qual tinctoria, qual aromática, y este es el que 
sobre el vulgar , importa saberse de nuestros plantas ad- 
venedizas, para que á ese mis:no. paso pueJa valerse dé 
ellas en su necesidad el Médico, _ei Hortelano, el Tin- 
torero, el Destilador, Ensamblador, y' aualquiera otra 
de nuestros Artistas. ^ 

Esto, ha sido el principal objeto que me he pro- 
puesto en publicar la relación, de nuestras plantas ex- 
irangeras^ ó que no se hallaban en nuestro suelo, á imi- 
tación de las que han hecho de su patria algunos sabios. 
Hermán hizo la de León, Comelino k de Amsterdan, 
i^meo la de Glrfort, que corren con los títulos Morius 
J^ugdunensis, Hortus Amstclodamensis, Hortm Glifor- 
itünus,^ Jncli.yeron en estos catálogos no solo las plan- 
tas exóticas, sino las indígenas ó de su pais ? pero co- 
nio ias nuestras se mk\ publicando va por la Repia 
euicion de la Flora Pe? uaná, no podemos tomar aauel 
titulo, contrayendonos solo á las extrailas introducidas, 
y aun ^introducidas en nuestro tiempo que so'n las mas 
Jgnoraaas. Asi se buscarán en la necesidad,' y el" zeíb de 
nuestros recolectores servirá de estimulo á la posteridad 
para nuevas adquisiciones. 

'Lo^ nombres unas veces serán los Botánicos, 
erras los vulgares, y otras los dos jusitos. Eí haber/ma- 
chas que ^no se han podido examinar ó por defecto- de 
íruciiiicacion ó de tiempo pjra reconocerla ; ó por .q'i3 
aunque conociJa hace mas al caso el nombre vulgar, 
nos ha obligado á no stí prolixos en esto. Por la mis^ 
ma y otras razones no se han clasificado sistemática- 
mente, y asi solo haremos distinción por el ,¿iai.<r ori>U 
nano,' y los usos Botánicos, Comestible, y Jardinero^ 

PLAN- 





PLANTAS EXTKAÑAS CONDUCroAS Á LIMA 

desde el Año de • 1760, y que prevaiecen en -su ter- 
reno con expresión del Pnls á& dorítie irinieroíi. 



ME:XICO. 

Scahiosa "DÍqlacea et rubra, ( Vulg. ^iníiaiina, 
Bst relia Mexicana tuberos^. 
Casia 4^ hoja lútida. 

DE SANTA MARTA. 

Fraternus ? Ibisco rubio Coronad<0!« 

J)B FANA•M^ 

Mamea Americapi^. ( Mamei. 

jCosmibuena, Ximonciilo búskmicQ» 

Díamela. Jazmín Aiexandiino. 

Acaiaib^ Fisonís, Maraáon. Perisce eii,€f Invleriio^ 

GÜAYA^UIÍL, 

Zingi'h¿r, {--Gengibre. 

^úfea» (,Café : se halló también ,en los Anífe ife 

Huánuco de que liay algunas planta?» 
Musaprocera. { Plátano líarta bellacos. 

Í)B yAJLDiyiA. 

pvtle¿/a fiore gloTosa. ( Especie de ^uísuaí. 
Jiosa afh.a centífolia, ^ Ecsa ¿blanca vulgar^ 
Qifilen-qvJlen ^ ó M^Kulaguen ,de Plumier. 
f^iüium gigü^ La Azucena gigajiíe : ^e leduce ,aí| 
.CQiiiün en es?T¿ terreno. 






.J^C^t 



Ü 







Jacohea foymosí sstma de Lineo ó flor de Lis 

Aloisia Citriodora G. 'N. ( CeJron, 

Mirtus BoeHca. ( Arrayan. 

Psoralea gLznduIosa (Culén*. 

Gon otras muchas jardineras^. 

Albaricoqu^. 

Datnasco^ 

Endrino. 

Pero. 

Durazno pelado*...». 

DE HÜANÜCO. 



Niegafis Bigndnfa Oerulea. ( Yara visco. 
Salvia magnifQÜa ( Salvia de hoja grande» 

DE SVS ANDES, 

Theohroma ( Cacao de la priroera especie de laj? 
k^ quatro ó cinco que cuentan los Viageros con Pi§pn. 
Carica. ( Papayo. 

Casine Faracua ( yerba del Paraguay , dos especiad 
que no levantan.^ 

Cerdana. ( Árbol del Afo. 
Mirexilon perwvicum. ( Quinaquino. 
Mimosa flore purpureo de Puzuzo, 
Dictcia Jistidosa ( Santo Palo G. N. 
Guampus foliis digitatis. ( Ceibo blanco. . . . 
Casia de hoja grande turminosa. 
Cervera Te-veda^ ( Ayo-ayo del Brasil , d€ t:By0 
hueso hacen los Salvages sus cascabeles. 

Orchis , de flor purpurea amariposadái^ 

Ignota { Torito, 

Bignonia trigona. 

Pasiflora rubra. 

.... Acidula. ( Granadino agrio. 

Miüium elatissimum* ( Maíz de Guinea. DE 



í60r 



DE LOS AKDE5 DE TARMA.. 




Cúnyoh'ulos drastícus, ( Paplra purgnnte. 
Br/onia Tarmen.u.s. 
Tuberosa tinctorui: ignota. ■ 
Awarílis mtmaia. ( Lacre de Montaña. 
Belladona. Solo se diTeiencia de la de ^urínam en 
140 ictier el buíbo VQidQ., y ser ei fondo de color de 
peí la. 

B/gnom'a stans. ( Cargüagero. 

Gonzabgtmia. G, N. 

Bromelia, ( Anana é Pina. ' - 

DE. TRUXILLO. 

Magna Pasiflora. { Tumbo. 

DE -GUACHO. 

• Anona glutinosa. ( Anona» 

í PE UN SEPULCRO DE CHINCHA. 

Pkaseolus rrragntis infla fm. ( Fiixol blanco hinchado, 

su baina hasta de una leicia de largo, y p-ulgada y media 

4^Q ^ncho : ^eijninó después de tres siglos , que virisimil- 

fmiiiQ estuvo enterrado. Era desconocido su origen hasta 

^í«s nuestros .^ciánicos lo hallaron &n los Andes. 

Se concluirá en el Mere. sig. 




Num. 368. Fol. 17!'. 

MERCURIO PERUANO 

DEL día 13 DE JUIIO DE 1794. 



1^ 
I 



CQJNCIUYE lA MATERIA ANTECEDENTE. 
PLANTAS ASIÁTICAS. 

De la Isla de \Amat ú OtahitL 

33 E las 26 variedades de Musas ó Plátanos que S6 
cuentan en esta Isla, vinieron y se conservan 5. 

El Fey , ó de los Trogloditas de Paiau , de Espa- 
ta ó espiga dereclia , el fruto sentado , y naranjado en 
lo exterior, y en lo interior amarillo hermoso ; suco san- 
guíneo y sabor ingrato. Este fruto no se come crudo ^ 
pi necesita el cultivo que las demás plantas de su género. 
^ El Paurua^ de punta roma , y cuya substancia se 
divide por sí en tres gajos quitada la cascara. 

El Me^a 6 Mehía^ ó aromático blanco, en que ase-» 
ineja y se distingue del Guineo. 

El Arau^ ó gallardo hinchado y grande. 

El Orea de hoja tornasolada en su dorso, y car- 
ne rogiza. Estas dos especies como los mas excelentes 
se hallan mas propagadas, 

E'vy. Manzana de oro de hojas pinadas como el No- 
gal , no á fructificado ( 1 ). 

S 17 Eaute 

w ■ " ' " I -I '■. ——»« ■■■ « .■.II iiit^wi. ■■■— i«.i— ■■ . f r II . I .11. 

( t ) Esta preciosa planta reyna de las Islas á quien denomi- 
naron Manzana de Oro pot su tatnafio, color, excelente agridul- 
ce, y optirro refrigerante, dio en manes tan deígraciadas que 
aboque ¿a crecido scbetbiaaoeate úa abono ci iDtnef.ciOy ten el 



'Ihíscus Sinensis. ( Maíva de CMna, de fíd encarna-' 
oa y hermaSvi y siempre ytYÓ.^. 

Eáuté4Moruspaptrlfera{'}í). ■-'"^- 

PE LA NUEVA OLANDA Ó PUERTO DE 

Babao. 
• la Nuez só-Ií^la de cuyas almendras por miry 

oleosas ensartadas en delgadas cañitas hacen A bu^iai 
aqueüos.5aivrages;: ^é^haíla- taríi^en en nuestros Andes? 

yx\ combo] vulo cuya raíz se . parece á nuestra yuca, 
y snve al sustento y réfrígéria de los Isleños. 

DE BAHÍA BOTÁNIGA Ó PUERTO DB 

Ja/cson. ■ ,. 

Una píanta ra^trefa con hoja^ de tres en rama. 
Una Mmosal át hojas bipinadas: 
Un Conhol'vuh- tenue de liofa de Janza y taJío rojizo. 
\Jn Arbusto- con hoja de Ra oí no* 
i^E MANÍEA. 
' Un Fhaseoh peq-ueño ( Mungo , que úm^ el gus- 
ta, y uso que las lentejas, y se cria sin cultivo mí}i^ 
IipinaSk 

las plantas contenidas en estos tres ^ anteriores por 
fcaber llegado el ano pasado de 93 se hallan sin fructi^ 
Hcacion y por tanto indefinidas. PIAN- " 

me sin duda hubiera fructificado^ por soTo este~d¡f<fcro v el 
estorvat a dos vedaos Naranjos que se extendiesen, ha s do con- 
^nado a una tala imp»., que solo dtxó en el extremo unas cor- 
tas ramas pof donde apenas se conoce. No se ha reservado del 
fuego ni una, ni muchas con que haber hecho su propasacioii 
eo terrenos mas aptos, que no. produjeran su delicioso frmo. 
© a lo rnenos su hoja , que como subácida adstrinfíente servirií 

::r :f trot"^- ^^ "^^ ^^"^^-^"^^ «iendore/uiarq^r;^! 

se tabrica el papel y muchos preciosos texidos en China ; y eá 

biLrlf r'''\'^'^'^^^í ^ H''"^ ^^° *í«^ se encubren sus h*. 
bítantes. No se ha logrado su fiuto , j?«iq sg ntopa« de £«©, 
looe* en Sitios ttcaiscos, *^ ^ * *^ 



•:£sir 



:"^ ■' : - r^-r" í^^'!^'9'2_jiJ!i 



PLANTAS EUROPEAS, EÓtÁNÍGAS, OFICINA- 

les ,' y Económicas. 

JÍIteá vul2;ar. 

^Icea fon bus multípUcatis. ( Malva ^osa* 

Sida Ahiitilon. ,, 

Alarrublüm ^'úigárt, ' 

Menta gentills ( Sándalos, 

Cataría. ( Algedrea. 

Fulegitim, ( Poleo. - 

Ocimttnu (Aíbahaca, miiclias várkcíades. 

iMbandula spíca. ( Alhucema. 

.... o Midtijída, 

. . . . , Crispa^ 

..... Stoechas. ( Cantues'd. 

Thimus 'viilgaris., . (., Tomillo. 

Nepeta. ( Maáíranzo. 

Theucrium Cainpanulatum, 

Molucela, ^ . 

Orígünum martím. ( Maro de creta. 

.^^§^^0 cas fus. 

ScíYa\,;( Cebolla Albarrana. 

Matricaria'. ( Yeiba dé Santa Maíía.. 
Antirrinum LiiiUria, 

..... Rubrum. 

• . . . . Alhum^^ . „ 

..,.. Tricolor. (Conejillos-. 
Valeriana rubra, ¿, , -\ \\ 

• . . . .i-^/zí/. 

Hosciamos albus, ( Beleño. 
Aconíthum Ardhora, 
Cinogiosum Cheirrfolium. {Cínogólossí. 
Rhus Tifimim ? ( Especie de, Zumaque.: 
Achilegla. ( Pájarilia. 
Fagonia crética, 
' ^ Si lene Behen» 

Quinqué 



«74- 
. /, , * • • . . Quinqué vulnera. 
' Cucuhalus Behen. ( Colfejas. 

Momordica balsamina ma¡/or, 

Mesemhrianthemum Chrístalinum. ( Cristaliila. 

• Ruhrum 

Scahíosa Cretita, 

Statice Sinuata palestina ( Nazarena, 

Buphorvia Segetalis* 

Centaura Crética, 

Ramnus Cathartictts^ 

Ceranium Tabulare. 

Ciconium. 

• •...... Cicutariunt, 

• .....,• Gruinum, 
Bohemicum* 

• ..♦•... Moscatum, 

Fragrantissimum ( Malva oloíOSáU 

• *...... Zonale^ 

Vitifolium, 

- • Splendens ( Alelí naear* 

• . . . ^ . , . Acetosum. 

r . . Ynquinans, 

Zigophilum fabago { Marsaña de Olandíi, 

Sisimbrium ( JBerro Castelíano. 

Keseda, 

Phitolaca, ( Yerba Carmín. \ 

Licopside inflata ( Pulmonaria, 

Oenotera longijiora, 

Viola tricolor ( Trinitaria. 

Vulgaris» 

• • Palmata» 

Papaver Rheas» 
Somnl/erus { Adormideras. 
Thimus acinus ( Albahaca menor* 
Ligeum Sparticm ( Esparto. 



C lianza glahra ( Orozuz. 
Cheirantum Coronarium (Santimonía. 
Kumex acetosa ( Acedera. 

Bexicaria. 

Ysatis tinctoria. ( Yerba pasteL 

Thuya Orientalis. 

Morus ficijolia ( Moral de España. 

Ti ñus níger. 

Qleditsta triachantos I 

Codean a Coronopus, 

Amarantus nther, 

Flahus. 

Caudatus. ( Moco de Psbo. 

Manuncuhís Aruensis, 

uincJiusa 

Lychnis Chalcedonica ( Cruces de Jerusalen. 

Minihilis jalapa ( Dondiegos: quacro variedades. 

Yberis ser/ipeiroirens ( Carrgspique. 

Ddúníwn ayacis ( Espuela de Caballero. 

Cardios permum halícacabum ( farolillos, 

Asphodelus minar ( Gamonito. 

Sedum mayus ( Siempre-viva de tejados. 

Coronula Coronata. 

Millium elatum Pubescens. (Sabina de Andalucía (3) 

ES- 



(3) Esta especie de Mijo ye! de los Andes que llaman loa 
Negros Maiz de Guinea, que en* nuestro Clima producen en qual- 
quter terreno : que sin el menor beneficio acude á mt| por uuo, 
( por esto se dixo MUliutn ) y con el á millón por la multipli- 
cación de sus cañas según mi experiencia : que son útilísimas para 
la cría de Aves , Puercos , y demás ganado , y para suplir la 
ordinaria carestía de Alfalfa en la estación estéril 5 ¿ qujgn creerá 
se hallen desyaradíis de nuestros La£»radoreá, por njs aventurai el 
trabajo y costo que puede importar una prtjba, ni salir del tri- 
llado uso de sus setnefueras ? Ábranse los ejes y el corazón , ^^ 
no se abandonen asi los dones de la Ffovincia, que mas ijuf n^ 
sotios Ttla por auesuo sococxo y beneSvio. 



? i 



Kabano roxo. 

Kabo. 

Cüíínabo, ,' 

tombard^"" 
Coliflor. ^í:-- \ 
JBíocoíj. 
Espinaca* 
'Acelga. 
Chicoria:, 

Berengena /fóiiga. ' " ' ^ / 
Tomate dyíce. 
^miiento de Valencia. 
Jií'Ms 'ó- Frixül blanco. ■ 
*í; L. . Ei menudo de FáSe& 
Crujsantes flamencos, 
í-ecliuga roxa. 

* ^ • V . . . . Oi:e|3 de buri'o* 

* • • * . . . . Romana. 

psíuerzQ d^ Mía; 
■Ferifoífo, 

:CÍ)íriyia. 

C3;:do alcacliofefo. 



^flemones 3 varfedades* 
F.anuncuíd 8 dícíias, 

1 uíipaa dobi^ de Aranjiiez. V 
,*- . . . . . pequeño -dobie de OUnísu 
%¡' ' '% ' "' pequeño sonMop 
Mmutisas varias. ; 

p * ^ • • .• p f 



vr'- 



í7> 

Nícaríiguas cfobíes 5 variedades^ 

Alhelí jaspeado. 4 

. » . ^ . . . .de Mahon. i -^ 

..;!.. V.Blanco. 

Dolicos Morada ( TaconcitoS'. 

........ Encarriado rosado 

»,.,»... Encarnado. 

»...,... blanco. ^ ■ , 

pequeño- violado.,' 

Gíavel nácar. ^ 

5 ^ ...... . Afinado. ' 

De la bella-unioi^ 

, Clavellinas Chinas. 
"•- ' '■ y otras muehaSr 

MTRACTODE L4 CARGA CONDUCIDA 

¿e Guayaquil for el Paquebot Aümrit a. ^ que á 
cargo de su Maestre Don Sebastian de Arrilla- 
ga^ fondeó en el Puerto del Callm el, 2 6 d^ 
Febrero de este año* :ji saber, 

82. Petacas de Jabón con 486 arrobas, 
22. Tercios de Lona con 3.112 varas. 
330. Caxones de Cascarilla .con 20S 8 ár/obas. 
5. Piedras de Destilar. '; 

19. Sacas de Algodón con 149 arrobas. 
8 Fardos con So docenas de Cordotanes, 
1, Zurrón con 125 libras Añil de la Chira. 
100. Cocos de comer. 

1. Zurrón con 4 arrobas Goma de Zapote, 
1700. Tollos. 1 

4^. Arrobas de ídem. 



SX'-' 



EXTRACTO BE LA CARGA CONDUCIDA 

for la Tr ágata nombrada d Valdiviano^ que pro^ 
cédeme del Puerto de Valparaíso fondeó en el del 
Callao el 17 de Marzo^ d car^o de su Maestre 
Don Casimiro Castro. A saber. 

8.500 Fanegas' de Trigo. 
1400 Zurrones de sebo con a88i quintaFes i< 
libras. *^ 

72- Barras de cobre con 13S quintales 14. lU 
líbi-as. 

«49 Líos de Charqui con 252 quintales 83 li- 
bras. 

S^^ Zurrones de Yerba contrecha con 483 arro^ 
bas. 
235. Miliares de Nueces. 
37 Petacas. 

129 Fanegas de lentejas. 
€$ Pares de estribos, 

37 Retobos de Grasa con 1% botijas 13 libras. 
1 Fardo con 116 Pellones oberos. 
I Petaquilla con 5 arrobas dp Pasas% 
9 Fanegas de cominos. 
03. h'bras de harina. 
53. Caxetas de dulce. 
ft3i. Fanegas de Orégano» 
I. Muía. 
12. Quesos. 

4. arrobas de Mantequilla. 
S^- Tercios con 74 quintales 28 libras de 
Pescada. 
. IU>. Ssclavo^* 



i 



Ém 



m. 3G9. 



Fol. 175. 



.'■(Vi 



MERCURIO PERUANO 

DEL día 17 DE JÜXIO DE 1794, 



NOTICIA DE UN LIBRO NUEVO DEL PADRE 

Lector Jlibilado Isidoro Celis , Socio Académico de , 
nuestra Sociedad de Amantes del Fais, 



_ ^ íO comento el Padre Isidoro Celis con haber dadp 
á luz el precioso Cumo . Jilosófico^ de que hizp un anar? 
lisis el Autoc de la Gazeta literaria de México , y 
trasladamos en ¿r Tomo 5. de nuestro Mercurio-^ ha; 
cx)ntinuado su zélo y aplkacion publicando en Madrid^ 
donde reside, otro singular libro intitulado Filosofía dé 
hs costumbres. Esta es una materia en que teníamos en" 
prosa., y en nuestro idioma, muchos y muy buenc^ 
libros; mas nunca había visto la nación tratada 1» 
Filosofía mor^I en «n Poema didáctico que comenzando 
desde los rnizs altos principios de esta sublime Ciencif 
nos llevase, como por la mano, hasta las últimas con-^ 
seqüencsas con un estilo claro, natural y sencillo, qual 
conviene á las obras de esta naturaleza. Es verdad qu^ 
teñíamos al F<xta Filósofo ó los Poemas en .Verso 
Alexandriao del Señor Trigueros , ornamento singular 
de España, y de la Poesía fílosófica ; y también los 
Discursos Jiiosiyficos scbre el hombre deí Señor For-r 
ner , digíaos por cierto de ser continuados por su 
fiítsmo Autor , como que él solo sabría coordinar suS 
Ideas , y «estenderlas con aquella gracia y amenidad que 
le solí tan propias. Ambos son excelentes en su lin^ 
«sgadámcnce el f)iiíii€ío; pero ni uno,; «i otio , ^i 

T 17 en ' 



iSo. 
entrambos fimtos forman un cuerpo entero de Docnín^T,- 
como el libro (del •Fa'die Celis. que-. vmyQ á ser, por esta 
parte enleramenté original. Han veniHo varios- excinpfe*- 
res de esta excefente obra, y se veiiden en la librería 
de la Calle de Samó Domrogo. 

Hace mas de quarenta años que sin cesar 
están saliendo libros sohre el conocimiento del hombre^, 
sus deberes , sus derechos , y sobre el amor á ía hu- 
rnanida(^ Por esto=> se llama el sigla ítusmdo este^ en 
que vivimos; pero tal vez nunca se ha conocido meaos 
amor á íá humanidad, ni méno^ tampoco las obligacio- 
nes y derechos del hombre. Viéndolo estamos , y 
apenas lo creemos. I>o« .desastres de Francia nos mani- 
ííesian quales hanr sídof los frutos y l&s.. míenté$:yáé 
estos predicadores de la humanidad. Así. /debemos mu- 
chas gracias á todos aquellos 6'eñores por haber ilustrado 
armoniosamente esta materia, y enriquecido nuestro idioma 
con un le nguage nuevo , agradable , dulce , profundo,. 
y en quanto á la invención , aunque bien arreglada la 
de todos ellos, es muy singular y maravillosa da del 
Señor Trigueros. También puede contarse enti e los Poe- 
jnas fííosóficos el Observatorio rústica de Don Fran- 
cisco Gregorio de ^alas que expone sencillameílte las 
ventajas y exercicios de la vida del Campo, y de la 
Aldea, parte bien principal de tas costumbres ; de ma- 
nera que con las producciones de estos quatro inge- 
■ nios tenemos lo bastante para no echar menos al ce- 
lebradp , Pope , ni á tantos otros extrangeros de meaos 
mérito, y de mayor peh'gro. 

V.- ,,Y puesto que el libro del Padre Celís nos, 

trae á la n^emoria los Poemas didácticos, haremos aquí 
nsencion deí algunos otros en diferentes materias para 
los que no tengan noticia de ellos. La Teología^ bella 
producción de Don Joseph Iglesias : la Música por 
/Don Tomas IviauQ: ¡a Pintura por Don Diego Re- 
jón de ¿"ilva : la Caza por Don Nicolás Moratin: los 



^^9!^ir 



A^r^s fxos y vegetales por el Señor Arcediano Viera, 
<(Üq lo cho á luz con el nombre supuesto de Don 
.Diego Diez Morrdsterio. Estos se han publicado en poces 
años, y en materias de que casi totalmente carecíamos. Juntos 
todos á las muchas traducciones de otros bellos Poemas que 
^.ilen cada dia como los de la Religión y la Gracia 
de Racini, y el de San Próspero contra los ingratos 
.deben Gonsoíar,a! Abate Juaii Andrés, y dar. materia á su ek- 
-gante pluma para extenderse sobre la Poesía Didascalica délos 
Españoles en otra edición que haga de su hermosa Kis-- 
i irla de la literatura* > ^ 

... \ También se dispone, el Padre Celís a darnos - 
-otra nueva impresión de su curso fiiosófico en buenos 
..caracteres , mas correcta, y mejorada eia un todo. Esto 
.es lo que deseaban los curiosos, fastidiados con las 
muchas Wf ratas , rnal carácter, y peor papel de la pri- 
ir era , á fin de que se extienda el dicho Curso en toda 
la> naci'oíi. Oxalá lo veamos entablado generalmente en 
las Escuelas , de modo que pueda llamarse en adelante 
&U Curso Filosófico AW/üh^/. ¿Quamo ganaría y ahor- 
íaria ja ¡üventud sí esto se verificase ? Solo resta que 
el dicho Padre nos comuniqué por medio . de la Prensa 
5US hermosas Poesías látiñas¡ cuyo méritü apenas tiene 
Igual en ninguno de ios modernos, aun entrando en ^sté 
número los del. siglo 16. El acreditado talento del Padre 
Celis, lo mucho que lo amamos, y lo que esperamos 
, de sus grandes, luces , nos impelen á producirnos ; en 
^tos íéiiiiinos que no juzgamos exagerados. 



-!«*-• 



WEAhCÉ. 



M 4Ljf ^^ Carlos por la gracia de Dios 6cc. Á 
•ikis del mi Consejo, Presidente, y Oidores de mis^ Aur 

■'^"■- ■■■'■ ^ .■■■:..■ ■ ..,.. .:,„:-■ ^ .'>.;• ....... : ,d¿r :J,; 



ias 7 Ghalicíllérh'; , 8cc. Sabél í ^lie con |5a6d 
dr 7^-de este mes remitió el Duque de la Alcudia al 
^i^Cotóéjo ^por medio de so Gobe^naJáf C6ride dé la 
Cañada , á fin de que dispusiese se purbficase y comu'- 
iiicasé ed la forma jacostumbfada, una copia auténtica del 
Becreco que le dirigí en 5 del mismo, cuyo tenor eS 
tomo se sigue í „ Me hallo bien informado de la itiii- 
'serabie situación en qué están los niños Expósitos de caái 
todos mis domimos y muHiendo anuaimente de necesidad 
lío pocos millares poi' las diíaíadss distancias desde lo$ 
pueblos donde se exponen , hasta las casas de Caridad 
t) inclusas en que son recíbkló5, y por el modo inhu^ 
muño con que soíi tratados en los caminos, y déspUÉs 
por muchas de fas arhas ', procediendo esto del poco cui^ 
láádo que se tiene en zeíar su conducta,, y del coito 
5festÍpéñdio qué geheralmenté se las da en eí tiempo qüfe 




, siendo éste mucho menor eti algunos años eh 
t|t3e acostumbran retenerlos , hasta la edad de 60 j , 
§11 la qiTáí quedan sin auxilio, y puedétt reputarse pot 
]perdidos para el Estado; llegando á tanto el desorden 
<\úé en dilatados territorios se compele á las mugeréS 
l^ué están íactandó á sus propios hijos, á que recibaíi 
ijará lo^ mismo á los Expósitos , de que resultan con* 
iiñüos infanticidios ; todo con horror de lá natutaleza ^ 
agravio dé iá éaridad éhristiana, y grave pef|uício del 
Estado por el detrimento de la población: Estas no-í- 
titiás han conmovido en gran manera mi Real ánima 
para poner el debido remedio á tantos males en íavót 
*íe_unas personas las mas inocentes , y las mas mi- 
serables, püés su íiécésidaíd es entre todas h íms etire- 
ma en lo temporal: y como carecea del conocimiento 
y cuidado de sus padres naturales , corresponde á mi 
dignidad y autoridad Real mirarlos como á hijos , y 
iülicitat su conservación y todos los bieiies posibles. Por 
^tó , en medió de ios euidactoí y dispendios de fe 
preseiae guerra , he dado y daré las providencias mas 

opor- 



opoitunas y eficaces á favor de kjs Expósitos, cuidanda 
de sus vidas, y de su decente y honesto destino , como 
hijos que son de la caridad christiana y civil i desaten- 
didos con todo eso hasta tal grado en algunas Provin- 
cias , que han sido y son tratados con el mayor vih- 
pendió , y tenidos por bastardos , espúreos , incestuosos 
ó adulterinos, siendo tan al contrario que no puedeti 
.sin injuria ser llamados ilegítimos ; porque los legítimos 
padres muchas veces suelen exponeries y los exponen^ 
mayormente quando veen que de otro modo no püedefi 
conservarles sus vidas. Habiendo tan repe "das experienr. 
das de esta verdad que acreditan -las Casas de Expósi* 
tos 6 Inclusas ; loda buena razort y justa poiíiica áictm 
-que ya que generalmente no se les declare por hijo5 
legítimos según la naturaleza, por que no consta est^ 
qualidad , se les dé la legitimidad civil por mi autori-^ 
■dad soberana, como lo dispuse en el año de 1791 a 
'consulta de mi Consejo de las indias para con los Ex-^ 
pósitos de la casa de Cartagena, fundada modernamente 
,por su zeloso y piadoso Obispo. En conseqüencia de 
todo ordeno y mando por el presente mi Real Becre^ 
to ( el qual se ha de insertar en los cuerpos de las 
leyes de España e Indias ) que todos los Expósitos d# 
ambos sexos, existentes y futuros , así los que hayan 
«Ido expuestos en las Inclusas ó C^sas de Caridad, comQ 
Jos que lo hayan sido ó fueren en qualquier otro par-a^? 
ge, y nj tengan padres conocidos, sean tenidos poí 
legitimados por mi Real autoridad , y por legirimjs 
para todos los efectos civiles generalmente , y sin exceo? 
Scíon no obstante que en alguna ó algunas Reales dis^ 
posiciones se hayan exceptuado algunos casos, ^ó excluif 
dos de la legitimación civil para algunos efectos. Y 
declarando , como declaro , que no debe servir de nota^, 
de infamia , ó menos valer la qualidai de Expósitos^ 
flo faa podido, m' puede tampoco servir de óbice par^ 
«fectó íilguno €ivil á ios gue ló h«l)ier§4 |€i»d^ q ^jí^ 



./ÍS4. 

vieren. Tódós los "Expósitos actuales y futuros quedan 
y han de. quedar , mientras np conste sus verdáderGs 
padres V en, la dase de hombres buenos dd estado lígno 
^enéia! ,; gozando xíos propíos honores y llevando t-s 
pargñs sin diferiencia de los demás Vasallos .honradas 
de. íá níiíma clase. Cuniplkla la edad en que otras nl-^ 
fíos son admitidos en los Colegios de pobres,, Coiivicr. 
torios y casa de Huérfanos y demás de misericordia;;^ 
íam bien han ' de ser recibidos los Expósitos sin diferir 
'-encía alguna , y han de entrar á optar ets las dotes 
"jr consignaciones dexadas , y que se dexaren para casar 
jórenes de uno y .otro sexo, ó para otros , destinos 
íui^dtívios en favor de los pobres huérfanos , -siempre 
íqüe las Constituciones de los taíes Colegios ó fqndacior- 
•nés piadosas no -pdan lireraimeme que .sus individuOiS ' 
sean -hijos legítimos, habidos .y procreados en legítimo 
.Oy^ - verdadero matrimonÍG; y mando que iás Justicias 
dés^^-^^stos mis Reynos y ios de Indias castígueii como iiiir ' 
furia y ofensa á qualquiera persona que íhliXulare y 
llamare^ á Hxpósiío alguno con los nombres de borde,^ 
ilegítimo, bastardo; espúreo, incestuoso ó adulterino^ 
y qué además de hacerle retractar judicialrnent^, le imponga^ 
la imilta pecuniaria qup fuere pnoporcjonada á las cir*-. 
;'.tunsi:mcias dándo-ie la ordinaria aplicación. FiíialmenLe' 
inando que en lo sucesivo no se imponga a á los Expóst* 
tos las penas de vergüenza púbh'ca, ni ía de azotes!, 
tíi ía de horca, .sino aquellas que en iguales detitos se 
Impondrian á personas, privilegiadas, induyendo ^1 úí-r 
;timó suplicio ( como se ka practicado .con jos Expósitos 
,ide la, inclusa úq Mafelrid ); pues pudieqdo suceder ^ueej 
Expósito castigado sea de familia ilustre ^ es • mi ' Real 
volünfad que en k duda se esté por la parte mas benigf 
na, quando no se varia la substancia de las cosas, sino 
solo el modo, y no se sigue perjuicio i persona aí-? 
gima. Lo t^ndreis-entendido y remitiréis copias firma*- 
^as . % éste mi Real JDecireto á Iq$' Crxjbersajdojes de mm 



Con<íeios de Castilla, y^ de las ^ I^i'-lí-ií'' ^ p-^ra ..qué 
publiquen. áQ,9Se luego eft -ellos ,.' y 'liiyamiuníqueii á los 
Tribunaíesl cone^pondiente»;, y estos á las despectivas Jas- 
lícias, y también los reíeridos mis Consejos enviarán co- 
pia á los Prelados Eclesiásticos , para que se enteren y 




Exp( 
sitos. ^Rubricado de la Real mano, en Palacio á 5 de 
Enero de 1794- ¡l! Al • Dutcjae de- la- Alcudia. Publicado 
en él mi Consejo pleno el referido mi Real Decretp^^ 
se acordó su cumplimiento, y con su inserciori librar 
estíi mi Cédula. Por la qaal os mando á todos, y á 
cada uno de vds en vuestros lugares, distritos y juris- 
dicciones, veáis lo contenido en el expresado mi Real 
Pecreto inserto, y lo guardéis, cumpláis y executeis , 
sin contravenirle, ni permitirse contravenga á su" literal 
contexto, antes bien "para que tenga su mas puntual y 
debida observancia daréis las órdenes y providencfas que 
convengan: Y encargo á los MM. RR. Arzobispos, 
RR. Obispos , y demás Prelados Eclesiásticos de estos 
mis Rey nos con Jurisdicción 'vere nullius ^ observeíi 
igualmente el mismo Real Decreto, y le hagan guárr 
dar y cumplir en la parte que , les toca , sin ^rmitir 
su contravención éii manera alguna. Que asi es nli vd- 
luntad, y que al traslado impreso detesta mi Cédula , 
firmado de Don Pedro Escolano de> Arrjeta , mi Se- 
cretario , Escribano de Cámara mas antiguo y de Go:^ 
bierno del mi Consejo se le dé la mismate y'créditp 
que á su original. Dada en Aranjuez á 20 d^ Enero 
de 1794 — YO EL REYs Yo D. Juan Francisco de 
Xastiri , Secretario del Rey nuestro Serior , ío iiice ^« 
ciibir por su Kiandado ócc 



I 



EX- 




EKTRACrO DE LA CARGA CONDUCIDA 

por ía Rtígü ta nombrada Nral Srá. del Rosario ¡ 
que á cargo de su Maestre D. Juñn Bautista S '■ 
Arrdzsüvak^fméeá mel Pmriú del CaUaoei di a 2^.1 
¿é¿Marzo ^ proced^rite del de la Concepción^ A sabéjf¿ 

4^600. jFancgas de Trigo; 100. ligazones; S6^. TMas 
tíe X^aüi-eí ; .50. Remos ; 9%. botijas de Vino ; 527. af-^ 
abobas de Manfequilla; 272. Quesos ; 120. Xlos de CJiar-í". 
^i <:on 24.0 Quiétales 49. libras 4. Quintales Cíava^r 
son de Carda; 2000. Pesos «en Plata sellada ; ^36. Fít- 
iiegas de Cebada; 2. Zurrones de Lana con í». aríx>-- 
jbas; i. Barrilito dulce de Cirguefasi ,1. Aífombritai". 

.440, arrobas de Grasa; 5. Esclavos. /'. 

. ' ■ ' ■/^' 

EXTRACTO DE LA CARGA CONDUCIDÉ 

de Panamá^ Guayaquil y FaytM^ pw el Paqueha^ 
MosariOy 4jue á cargo de su Maestre JD. Manuel 
JS[evar£Sy jondeó m elCalkmel ^ Je Mayó, A saber». 



5100, Tetcíos xJe Tabaco ; 3. Fanegas 4. Almudes Ca- 
cao de imanen ; 150. ¡Mangles ; 6. Tabloncitos ; 52.120. 

Cadegitos de Pita ; ^. Esclavos ; 154. Balaustres ; 3^00.* 

^üeías de,ctas ; , lú. Baúles 4 2. Docenas de Jarros 9 i.' 
Tinaja de i}arro; 15. Guaraíaa)s; 50. Alfa xias; 1. Ca- 
tre cíe Naranp; 10. 'Hafliacas ordinarias ; 1. Mesita de 
iCstiíido; 3. Bateítas; 1 . Terdb de Tollo con 5. arro- 

Ns;^ 155. Peíacjs íle Xabon wn 235 Quintales j$ 

libias ;íeto. 



Núní 370. 



Fol 487; 



MERCURIO PERUANO 

DEL día 20 DE JULIO DE 1794 



TOTAL I)E IOS NAVIOS^ Y DEMÁS EMB Al- 
cadenes que han entrado délas Aménicas eri la ^ahía de 
Cádiz ea todo el año próximo pasado de' 1793. 




ESPAÑOLES. ;} 



Pata el Rey Nro. Señor 
V-, u -. Pesos mertes. 



De Vera-Cruz. 
De la Habana. 
De Carn peche. 
De Cuba. 
De la Trinidad., 
Dei Sto. Domingo.^ 
De- la Nueva Orieans. 
De' Hond viras. 
De Caita gena. 
De-;: la Guayra. 

D^' -Cu maná. 

De^" Í2 Gaayana. . 
De -Maracáybo/. 
De M-o me video. 
De Lima. 



33- 

58. 

05. 

i. 
.. 2. 

í, 

1. 

2. 
■ ^. 

3- 

1. 

34- 
6. 



5.8^S.5o6. 



2<>7«382. 
305- 



%©-857v 



178. i ().794.2P9. 



Suma tota I $9. 19 2-0 12, Fj-, .... 



Para Particuíares. 
Pesos fuerces. 

^8.579-1 1 , 1 

ií-3^5v-> ' ' ^ 

t) 1 1 n 1 1 1 1 n 

13- 354") •) •) f 

5>34 S'i^. , , , , 

S-'^IS' "i 1 -i ^ 

8,Sl2. 

5- 465. j 1 1 í 
í 1.206.917. , , , 
3.540.194, 



1 2.397.802. 



Nota: Además haxí veniJo 9<5 partidas de plata, y 4 d« oro > 

y un Roíario cí)ñ , s hüos ce perías para ei Rey Nuestro Señor; 

y para Particulares varias alhajas d« oto, plata, y pedrería fina, 
síq .£xprt;sion de peso. 

V17 NA-- 



i 


■ 






1 


m 


■ 


1 



^tí HeI *^ 


sa 


íü 


t> 




—1 


•^ 


su 


•6J 


&a 


n 


Vi 


<* 


■r*' 

tfQ' 


LO 




re 


u> 


n 


P 




►n 


tu 


o 


C 



< N 



- O 



Oí 



►tí há 

u su 

»> o w 

o 

o *"^ 
53 <^ S: 



^ 






su su 



O) 

W 

I- 

tu 
>-t 
o 
«i 
o 



o 



3 g ■ 



►—4 

tu 



^3 



H 
O 

> 
> 



o 

> 



i3 






UJ Oi 



fX> —t 

- §• 
n. 

G fB 

£Z. ÍU>- 

&- B 
o &'' 

íu o*. 

- C 3 
ti, in 
Í3 3 

o 
^ n> 

US 

o ai 
a) I 



su: 

9 






] ' 



C^ ^tí 'tpI hi 

C o *S i/5- 

g M -t OO W1T3 

r^ ♦«} ■:j^ ■,» 

r- lÁ (^ vj - .ti* 
•" '^ o ^. t3Í 



SU 



D 

o 



D 
««o 



o •■ 

Vi 



4^ »Pk CO 



K9 



<^ 






. , ÍU P U fl). 

>"- :3^ O) o 



ro 



:§■■ 

b 
o 



ir, 



3 

C 

O. 






t>3 M >-* ^ 10 >|^ 



H 

o 



cu 



cr 

su 
O 



^ 



o Q--¡r 

i^ lí rS 



K9 

O* 

,CfC? 



-: j a» 



Es 



s 

b 
o 



tu 
03 O 



4w 
•«-I 






ti 



i89- 




EXTRACTO QUE MANIFIESTiA TODAS LAS PRO- 
duccicnes de América que en un Semestre corrido des- 
de i. de Julio hasta 31 de Diciembre de }J93 •> ^^^^- ■ 
condlicido'nuestros Navios procedentes d€ ella a esta Pbza 
deCádiz,é Individuos particulares de su Comercio que 
con toda distinción de Puertos y clases se demuestra en 
ta forma siguiente. ;" 

DE LA HABANA EN- 34 BUQUES, .. 
• 2.178.182. Pesos fuertes acuñados en oro y plata», 
¿.12.634. Valor ídem en pasta y Alhajas, . 
188. Marcos de plata labrada, 
92. Castellanos de oro en tejos. 
23.930. Caxas de Azúcar. 
' '^ 6. Caxones de Ídem. 

' 27. Barriles y Barricas de ídem. 

5. Tercios y Barriles de Añil. 
iS, Zurrones y Sobornales de Grana y^GranilIli 
^00. Tercios sacos y Barriles de Café. 
4.675. Quintales Palo de tinte. 
2088. Cueros al Peló. ; 

3^500. Astas de Toro. 
650. Cueros curtidos- de todas especies. 
345. Botijas de mié!. 
85. Trozos de Caoba. 
5«. Quintales de Tamarindos, 
DE VERA-CRUZ EN 3 BUQUES,. : 
42.946. Pesos fuertes acuñados en oro y plata. 
14. Barriks y Barricas de Azúcar. 
. Tercios de ídem, 
í'anegas de Cajcao. 
Zurrones y Sacos de Añil. 
Zurrones y Sobornales de Grana y Gramíla. 
40 1.. Tercios de Pimienta. 
371. Tercios de Purga. 
27. Tercios dé Zarzaparrilla. 
25-. Tercios sacos Zurronesy Pacas de Algodefl. 

30CU 



2.431. 

• 42- 
2. 



300. Quíntales pA dé time. 
28 1:. Cueros al peíoi 
BE VERA CRUZ Y H4'BAMA EU 13 BUQUES. 
B93-9^'^' Pesos fuertes acuñados ea oro y plaia. 
<^.'25i. Caxas de Azúcar. 

114. .Barriles y Barricas de idém», 
3.763, Tercios de ídem. 
i'9,3oo. Arrobas de idenií. 
4. Zurrones de Añill 
737. Tercios de Pimienta; 

76. Zurrones y Sobornales dé (jramy Gfamíla, 
414. Tercios de Pufga; 

107. Tercios de Zarzaparrilla; 

18 2; Tercios Sacos Zurrones-y Pacas- de Afgpdoui 
4.104. Quintafes Palo de time. 
2.755. Cueros al pelo. '^ 

<S.Goo. Astas de TorOi 

426. Cueros curtidos de todas especies» 
1. Caxa de plata labrada sin expresioni. 
11. ídem: de Bainillas y 4.000 mas. 

üq6. Teraos de Pásinai 

^o. Tablones^ de Cedro. 

77. Ztirrones de Grana en polvo* 
4. ídem de Granula en idem;. 

tié. Palos de Gateado» 
í4,G36.. Pieles de Chibo. 
51. Caxones de Achiote. 
€i Barricas de Cera» 
460. Tercios de Cebadilla. 
ME CARTAGENA EN 1 BUQUE, 
2^i Caxas de Azúcar. 
lOi Zurrones de Añili 
345. Tercios Sacos Zurrones y Pacas de Algodóiü 
200. Quintales de Palo de tinte. 
775» Cueros al Pelo¿ 



JDE CARTAGENA Y HABANA i 



63. Caxas de AzAicár. 



toi. 
BUQUE. 



Barriles y Barricas da idemv 



Cara;as de Cacao.- 



2. 
500. 

. 4 

3»7- 



jbE 



50. 

12. Zurrones de Añit 

440. Tercios Sacos Zurrones y Pacas de Algodoa. 
Caxas de Cascarilla. 
Cueros al Pelo.- ; 
Trozos de Caoba.- 
Pilones de' Azúcar. 
3.8. Botijas de Balsa niOé 
DE CAMPECHE EN í BUQUE. 
1030. Caxas de Azúcar. 
800. Quinrdes de Palo, de tinte. 
NUEVA QRLEANS EN i BUQUE. 
V 30. Caxas de Azúcar. 

87. Barriles y Barricas de ídem; 
37. Tercio.^ y Barriles de Añil. 
500. Quintales de palo de tinte. 
400. Cueros al pelo* : ' 

DE LIMA EN ^BUQUÉS, 
f.312.563. Pesos fuertes acuñados en oro 
7.7(51. Marcos de plata labrada.^ 
34^. Castellanos de oro en tejos. , 
747. Caxones de Azúcar. 
2.171. Fanegas de Cacaok- ^ ,' 

4.882. Cai-gas de Ídem. 

53. Zurrones y Sacas de ide»^- 
80. Tercios Sacos Zurrones y Pacas de Algodón. 
5t.3So. Caxas y Caxones de Cascarilla» :"' \ 

100. Sacas de lana de Vicuña. 
9105. Barras de Cobre. .4 

.3.561. Idemi de Estaño. v 

3, Caxones Extracto de Quina. 
14o, Libras de Bálsaino. 



y plata. 



DE 



EN z BUQüESL 



■ ■■ DE Cm-LiNA 

4.7%, " Cargas jde Cacao.; 
2t^. Zurrones de ÁAiL , - - 

?,. Sacos de Aígodom 
3.265, Cueros ai peío, ,■■',■ ■ "' 
1 1. eco. Astas de Toro. , 
VE LA IRmiDAD F FUERTO^-RICO EN 2 
- Buques. 
(>24, Caxas de Azúcar, ': :. - 

1064. Fanegas de Cacao. ; 

1. Barrica de Café. 

DE LA WJEVA GUAYANA EN 1 WjqXJE. 
lí. Caxas de Acucar. . v 

j8(j. Zurrones y ¿>cas de Cacao. 
Zurrones ¿e-Afirl. , 

Tercios Sacos ZiirionesyPacasde Aígddaa. 
Cueros al Pelo. 

Cueros de Venado., . /' 

Botija Extracto de Quina. 
Arrobas Cascara Simaruba. 
VE LA GUAIRA EN 10 BUQUES. 
31.855. Fanegas de Cacao. ' 

30. Zurrones 4e ídem. 
577. Zurrones de Añií. 

70. Tercios de Zarzaparrilla. 
S21. Tercios Sacos Zurrones y Sacas de Algod. 
459. Tercios ¿"acos y Barricas de Caféi 
1.686. Cueros al Pelo. 
18. Cueros Curtidor. 
237. Barras de Cobre;. 
3.800. Cueros de Venado,/ 
^. Pacas de ídem. 

2, Tdeín, de Cueros de Tigre. 
13. Pieles de diferentes especies.. 
10. Palos de Gateado. ^ vf- 

100. GaíápagOi de Cobre. 
jDE MONTEVIDEO EN i ^BUQUES. 
586'. 82$. Pesos fuertes acuñados en oro y plata. 

22.786* 



37- 
127. 

1. 

3. 



w 



'0«t 



22.7S5. Valor ídem en pasta y alhajas. 

204. Sacos y Pacas de laaa dé Carnero. 
339.. 2 16. Cueros al Pelo. . 
19.300. Astas de Toro. 
161.500. Chapas y /* lanchas de Ídem. 
1 -2.000. Puntas de iieai. > 

iii. Cueros' Curridos. /c.^ ,^ 

loo. Sacas de lana de Ykuaa. 

Q.2Í. Barriles de Sebo. 

1278. Marquetas de Ídem. 

. . 507. Zueías. 

358. Docenas dé Badanas. , 
268. Arrobas de Cerda. 
13,655, Plumeros, 
2.214, Docenas de PluiYiaquItes^ 
390. Zaleas de Carnero. 
288. Pieles de Tigre. - 
530. De Cisne. 
105. De Venado. 
fyg6. De Perro. 
1.814. De Corzo. 

1.209. De Lobo Terrestre. 
2.441. De Lobo Marino. " 
6.306. Pieles de Chinchilla. 






- / 



35- 



Idern dé León. 

De Liebres y Zorrillos 

30, ídem dé Guanaco. v 

82. Cueros de "Bezerro. 
152. Barriles de Carne Salada.^ 
'■ 8. Docenas de- Lenguas de \ídem.- 
48. Arrobas pedazos Hde Cuero. 
1.381. Libras Lana de Guanaco, 
i o. Ariobüs de cera y B^-k. 
RESUMEN BE:LOS EFECTOS Y-rRUTOS\ MAS 
<reierdL's de este Extractó roriexcuisi/n de aquellos 
%íe no son procedentes' dt todos ¡os Puertos -^ el total 

del 






del Semes 
de dicho 
1. SUM. 

88. : 

1885. 
2.74^. 

1 1 .708. 



3.62^. 

1.5126:. 
1.144, 

\^7* 

I.204. 
ií.3461. 

54Q- 
1.649, 

3,64.427. 

4.700. 

¿5.80o. 
1.319. 



•tre anterior de u de Enem Á fin de Junii, 
ano de, 1793. -^ 

2. SEMESTm. 

92. Buques. 

■ 4 4 844- Pesos fuertes acuñados de.o«o f phta. 
335 4H- Valor ídein pasta y alhajas, 
2.949. Marcos de piara labrada. 

440.. Castellanos de .oro m iQJos,, 
24-9^5- Paxas de Azúcar.. re 

753* Caxones de ideni. 
317. Pilones de idem. S 

292. ^aürÜQs y Bariicas 4q id^m» 
6.198. Tercios de Ídem. 
19.300, AnohjMiéQ ídem. 
jf9.Q2i. Fanegas de Cacao. 
'4.882. Caigas de ídem, 
Í296. Zurjones y Sacos de ídem* 
1,071. Zarrones de AñÚ, 
43. Tercios y Barriles de ídem'. 
aoi. Zurrón, y Sobora^ de Gran, y Oranil 
^94. Sacos y Pacas de íana dg Carnero, 
1.138. Tercios de Pimienta. 
•785. Tercias de Purga, 
á34<' Tercios de Zai zapar rlHa. 
*-423- Tere, .S'ac. Zarrón, y Pac. de Algoi. 
.^80,. Tercios Sacos y Barriles de Café, 
-2.382, Caxas y Caxones de Cascarilla, 
10.5^69. Quintales de palo d^ tÍAte, 
^55'5^6' Cueros sá pelo. 
58,800. Asías de Toro. 
1^1^,500. Cliapas y Plancijas de ídem. 
12.000, Ponías de iilem. 
1,205. Curros ciiríidos úq wmas especies, 

200. 6'acas de lana de Vicuña. 
9.242. Barras de Cobre. 
ICO. Gaíápagps de iásm, 
38. Botijas de Bálsamo, 
140. Libias de ídem. 
3.59 í. Bailas áQ.Ustm9» 



m 



NújH. 37 í. 



^oi. ip¿; 



MERCURIO PERUANO 

peí día 24 PE JULIO DE 17^4. 



^•^ 



DISCURSO. 

QUE PARA El ESTABLÉCTmENTO PE OTAS 
Go.iifer encías Clínicas de . Mediana , y Cirüjía, 

mXO EN EL REAL ANFItEJTRO ANAtÓr 

piko^ el día i^- del presente Mes^ Él Doctor 

Pon Hipólito Unanue , Catedrático da 

Anatomía. 



J. Kdastrla humana míllis addkta kyppothesíhus ^ soíts 
dnixa ohservationihus , anís nostra pomeria in dies ex^ 
iertdií n eorum^ue qui id perfecerint nomem ¿etermipí 
fJu£í, Haenn, Rat. Medend, Tom. i. Fag. 293* 

/ SEÑORES. 

j2 ^ ^*^^ de la humanidad : los deseos ardientes de cor* 
líesponder á la incomparable beneficencia acia mí de es- 
ta Capita! generosa, y los sagrados deberes de . mi Mi- 
nisteiio me obligan á recargar mis hombros, fatigados 
ya del trabap, con una. gloriosa ,pef o dificil ocupación. 
Después de haber zanjado en este Anfiteatro Anatómico, 
'erigido ba5:o los dichosos auspicios del Virrey Excelso 
que rige ai Perú, los mas sólidos fundamentos al esta- 
dio dé ía Medicina .y Cirugía, pienso ser propio de 
XcA gratitud y cargo prepararles, su perfección, eatable-' 
cieiido en él .i^:^s,_CQJ7ferencias cUnkas., Proyecto ineij- 



tíma6!& rrieÜítádü mochas vecesy y abandonado ótra^ taíir- " 
tas poít ia frduidad-^d&vfoeiTí|íPesa* 

J£íri ^ í«gi3niO' 4es}lqm-if)v amante de "fe^eiutlFciorr 

:iy el buen gusto,, y dotadb del divino ÓMn* dh la pafebra^ 

"se presenta toniB iíh' C<)r$qúist3dGr formidable en el cam- 
po inmenso de la Sabiduría. Todo le eetie y sele sub- 
ytigay, -y arr-astía' eome atada aí carF©.- d& sus lAnfosvia 
gloria de sobKe^%,,/,y' hacé^^^ los 

Mqrtares. Pero sí íé es precisa^ observar paso á pasa 
lás rey.oíüdone'í d^: la economía animal en. un cuerpo en- 
fermo : si' íoteííta penetrarí en el? Gaos de confusiones'- ^fi 
que /'ise- ^bítma el Origen^ de- ellas r si- pfetende' pre- 
veer sa carrera', su; termína-eion ^v y yartaciones:. sorpren- 
der él (instante lavoraMe^. y- arm¿o- Be- lú& recursos- mas 
activos impedir SUS' progresos y evitar sus funesras "Con- 
seqü encías^ q uedan - eníónces ■ como >;vencí€!as^'t-oda la? eiier- 
gía, y las riquezas- del' ingenió. A= virtud; mas eminen- 
te, á conocimientos mayoresesá- quienes ciñe de lau*- 
^fés da- vida triürtf&nte de los- asaltos^ 4e la. -muerte. La 
instrüéeion va^ta y profunda ,-ér:discurso exacto , eí jüi-' 
%ió^ •maduro y ya libre* deí yugo dé la opinión ^ la ob- 
servación co'ní5rímada "na -solo por: la serie de los áños^ 
sino por lá fuerza y constancia' de la atención^ la pru- 
dencia ,. la sagacidad, la' elóqüéncia- , las buenas costum- 
Bres ; un espíritu y un corazoní en .íin- en- quienes. Ja 

^Kátüraléza^ y la l^octtms cort: et- desjo^nia- de- ^rmadiis 
■^ára Vpí'ófesar- ía^ Glinica: sé disputaron" la preferencia^] son 
-&s^ soíos' dignos; de praiÉticar la- (4 •)- ¥ como>esias'íqiia- 

■■■ Ikla-' ' 

"'^^íiiffl ' 11' t-^i Í-.H- i -I Ti>il I I ■---■-- ■ ■ — " ' J- ' I /'-■ - 

( I ) w^jQwí»" 'p*'&ptér^ íingiila i'pteedictá'^susÉ.ipste? apottet , : ;eí; Síipi- 
r^ntiam^ trartsferre ai MeiTtinurn'y'. et=:_MMfcrmmai Sa^ientiam^.^C' 

ta> §í 4i Hipócrates jimas ha babiado del ver4adeío Mélico i -sí* 
"^ ijuiííi ;él era el original , sino suponiéndolo favorecido por la ¿Na- 
*^ ilirálfeía / y' péffedtiónado por la Ciencia, y la Virtud. Véanse 

*^^ó»'itéte3^m 4¿á^usi^\tf&'^'w 'bóKé'^A^^'i^^ 'i Iti>i¡>i£o%(.i«íUda |^ 



(-1 , >^ 

Swia "r^; deseaba el f;rande -y cxpeita?n,ado Maes- 
4r¿ de-eUa (3) % abrazasen desde te niñez los que 

-ée- este moto poarian ir ad^^mneBd© las '"«s y P"- 

-feciontndó las \tis posiciones que leqi.iere.. Mas qutndo 

•denSos por !a misma Naiuraleza , mmutos con las 

deñcas de^la razón y de la moral , y aguerr- 

d^ en lo^ caminos delsal,er podían fianquéárse por 

':sí^ismos la sendn en qualquiera Otradelas partes 

•n'aTSwadas de k Sabiduría, se ha juzgado que sí 

BoltaWla mano á la grande obra de remediar las do- 

IncUs lisicas del homb?e , entonces era quando nece- 

ÍS ^ de una k.. «as ,fte«e^^Jos«u.ase |r ^??- 

si^ñ*"^; Tan -arduo y tan áifieiFes el ^r la cÍm- 
óa ánicá con la dignidad que corresponde ^ 'a »aí 

•«xceleme v suWime de las ciencias naturales , tien que 
toS Lta el extremo PorU^sm^^^ -^^ 
de los ms U exercen, y, la eswpidez .del vulgo que m 
■¿^V acredita ¡4) ©^ ^W^ ^ ^'"'''Zs-^ 



{ 2^ Véase á I^úawig. lfi*tit, Phyaiol. Cap. i. 4- '^.^^ 

^,mm^raí,^í^^^^^ff" Aunque se ha>ar. compuesto machas 

-if^véaivas contra ks fei.os 1V!éd.c«s , ^'"6^^ , ¡^^f^^"^^^^ 



«S3S yarias Academias de la Europa pat3aJie«rar .pr.-,i 
.conocimieoto y r^cto uso' de eílaí á^ S que ya ^j' 

-«53, (5), De aqiu h mstimcion de te Cátedras cK- 
:í.i.ca.s con el promo, destina. Est»!eci™ento el m^? ven- 
,*ajoso que podía haberse meditado para formar Profr.n 
-íriL"'rr*fn U»: Sabio lietra ¿ expSa y S^I 
rít^aa conduce a la pvemud al leclio mismo del enftt 
í«o, y Ja liace -notar todos los stoíomas que distiosueii ó 
.acompañan a su accidente. Sucesivímem¿ fexe ron la 

ítona de el. Hace venir á sit presencia ío pasado cara 
ídeclarar ^ causas y. adelanta Ja existencia^ los ü^ 

- tu os para formar el presagio. Y baxo de unos alcan- 

- tes que pueden llamarse dmnos propone y arreza h 

■ ^¡^"f- ,' fr'^^" .*°* que pueden consultar ^á los^Orá- 

culos de la Naturaleza paciente e^ sus propios Temp^^s" 

Pero como «í fo , difidí de la empresa , ni b 

'^ V ■ • "7 ■ ■ fti- ,, 

: compara á los Farsante^ qu« se pre.sentan en el^ Ttui7'h^nl 
doeí papei de Emperadores , y Reyes, quando ea la rea dad 
solo son unos m«erabks truenes, Y así como son muchos los 
Monarcas de mog,ganga, y muy pocos los verdaderos? hay tam! 
bren drce muchos xWdicos en la representación, y ríuy pocos T« 

itrn y et opere valde paucu » "^ **<* 

(O Ks céJebre entre otros el instituto de h Universidad de 
, Baile. Concurren en el Anfiteatro todos lo, Estudiantes ieM^ 
. ,^.cina presidrdos de un Facultativo consumado. Al.i e tnibir 
, l^a^ gratauamente los medicamentos á todos ios que o'curr^ poc 
«iros con tal que lle.eÉt desc^ipta la enfermedad para cuya cu- 
tacnm sesoiKita. El Médica h^ego que la oye , nfanda a fos Eé^ 
tud»antes «no por uno caracteriren la enfermedad, y receten el 
remeda competente. Al que acrerta se le celebra c7n Xadas" 

enfe medad parecen no estar bien notados, se depuran dos Estu- 
duntes^ra ,ue veaa al paciente, y ^WenU Ladcn V ll; 




f alta de retursos nos libertan de ías obligaciones del Oñ^ 
cío, es preciso adoptemos ios medios posibles para suplrr 
la carena.-! de aquellos. Ningunos á la verdad parecía 
m^s proporcionados que el establecimiento de estas Coa^ 
íerencias clínicas siempre que se arreglen á un.plañ exac- 
to, y se sostengan con tesón, Yo voy á proponeros el 
primero, esperando que su ejecución manifieste lo que 
se deba en el reformar ó añadir. Nada mé ocurre que 
üCQiTos sobre lo segundo. Hablo con vosotros jóvenes á 
■quienes pertenece sostener el peso de" .estas acíLUcíone^r 
Témenos el honor singular de que el Xefe ilustrado de nues- 
tra fjcültad se digne hoy autorizarlas con su aBhtsnc'w, 
¡y que ardor no infundirá su presenscia, su protecciori 
,y su exemplo! Vemos también congregados á los ve- 
nerables Maestros á quienes debemos kínstr uccion. Ago- 
biados de los años; y hs fatigas incesantes á favor d& 
la humamdid afligida. Extenuaios por hs vigilias con- 
:tmua.s que les ha co<;tada musua: edacacion Médica, in- 
terrumpen no obstante la única hará que Ise les per- 
mite de reposo por presenciarse aqiú á darnos lecciones 
de constancia y dedicación: O í ceda en honor de ellos 
la gloria que resultare de nuestros sudores. Corónense 
^con las flores hermosas que regamn con . los suyos es- 
perando nosotros á recogerlas \'n aquellos campos' e^ 
donde supiésemos á su imitación sembrarlas, y cuíti- 
-varias.; Por otra parte vosotros sois unos Profesores 
CnrjstL^nos a quienes congregan aauí fas luces deP en- 
tendimiento y la rectitud del coraron.: la perfección de 
vuestra arte y el cumplimiento de vuestros deberes.- Ob-» 
fetos preciosos que. inundando al Médico clínico del pl^^ 
cer inetaDÍe de no aparecer manchado con el mas neo-ro 
-ÚQlos crímenes delante de los ojos del Dios vivo ( 6), 
■ - -: - - ■ ■ J¿ ■■ ■ 



(ó) C'est un poinr capital Idan la p3rt¡ I 'e la Medecíní- 
fU ' OH nomo».» c^ia^Q ©a Píaijíjué , et 'sur i^ur dans ia MíV 



qn 



^'.^^l^fí^^/^^VAVí^^^^ ■ .■'■% 




üú^. ■'■.■■•■ 

^oms ,ím^^^r Iñdusfriú^ Jm áiázctá kifp&- 

iítesihpis^^^Qiis innixa ..qh^ef'vatTOfíibfís ari^s nostrj^ 
M^htefí^i: ¿n' dies exténdit éxmtírnque:^ ,qui -0- ^erfocé^ 

l^arú- tí arr^gtd jté -fas jCotfere^mi íclilums, 

,í. : í¿ . ;^Se establecerán ^stas: .^oaíerencks lüna <vez 41 
% sctiE^ná €n • ^1 iiíá^ l^eí^s^ id^ndo |)rincípio i lás 4 de 

,^ . II., los ■Profe&or€S .de Medkina ^tetnarán ¿o^ 
los 4e Orugía , de fuerte q^ie .en 4iná-semtnasexpondraá 
fo^pl:^ meros ,nn j^umo .de su iacükad,, ^ <en la si- 
,gi£eíi¿te: lo ex€Gutaiájti ton la suj^a ios ^segundQS. 
,;^,; JIjf. Cas inateáaj$ se distribiáráa de 4nQdo ^ue 
Iplndo filenos se ha de ^cpaceder ^píi taes de detiípo á 
cada íaciikatiyo para ^ue ordene da ^ú^a. 
iv,,, íV; j::ada iacdtad ha de empezíHr ^ ^egtíir ^ 
'l^iirso completo, ¡procediendo ^stemáticamente jppx sííases^^ 
Jérdí^n^ , géneros,, ^speci^s f variedades. , ,'^^ ^^- 

.^V; , F. :, Ee^pecío de que el sástcina . Jsfosdló^co"'^^ 
Jioctor .Giiileü. xiene tetante ^precisión f ^bridad ^ y 
«ps pbras ;5on las .mas cQm:yfles que Mienemos dé esía 
J^specie^ ^e arreglará ¿á ^él ia \dasificadon 4e las míM" 
^inedades. . v '' ■ .. -^-^ 

;,; VI. £á ex|5oádon ^de la eftíernródal 4^0^ di*- 
iridirse ,en tres parxes í 1/ Historia 4e ia senfer^éá^; 
a.^ Cüraqón: ^.'^ pbseryacio;!. 
■ c - . , . 



^iJedne fotai.ae , que chaqui Medecin dcit toujoiíts con^ukejr sefi 

takns., fet sa coii^de.ncig^,_^et.. j^pint/^jéclior íi<>ñ da^s, _ .ses ■ :cmea , 
"s¿u ^^ang ' fes décisicns jRarJígriüEance,, let ¡encoré- moins par ína^ 
"lj(t-. ■ ÍJ n,^ y 3 £ut^e ¿e critre ^iusfiíroce ^^m d/' action plm 
xétrfil^le que ceik-ci aux y íiÍx .dupieu>iWit. pieÚéid i'eíB* 



■'1 
áii. Vnmt^ -^cm, p. Pag., 44, 




2rDl. ■ 

VIT. La Historia de la enf?rniecÍ3l debe exp^,- 
«erse deí^ modo siguiente : l^Vfí noiííÍTfe de' ia entef^ 
mcdad de que 5¿.váá tratar ^ apuntnndb-bs:diver<ras ape- 
laciones conque hava sido dcscí i pta pof los. Auto/es al 
iiiénos los rña^recomendabíes: :2.« la especie y ^g^ínero-, 
©rden y clase á que perteneciere í.,§ "^f: ) . d''' •J.a de- 
finición de la enfermedad por' sm' signos caractpí^^cos. 
4;^ El Diagnosticó, esto es la enumeración de lordemas 
síntomas que suelen acompañada , y que^- no eíitran 
en su définicioii.^ 5,» La descnpcioa de la eütevme- 
-dad según sus diferentes tiemposr-í^^bkiidose seguir pa- 
so ápaso^ desde que principia hasta so mayor- aumento, 
y de- aquí- hasta su terminación. 6." Las causad de íla 
enfermedad a) remotas bf)procatárticasc) próximas 
d) descubiirnient^s^ ahatómlGOs. v."* Teoría de las cñusas, 
demostranda por uii^ raciocinio^ sólido el íhúáo coinc) 
han influido- ellas para- engendrar la enfermedad, y de 
■que manera' prodiíceni- todas las variedades ,7 sintQ- 
iftas que-lá acompañan^ Kfo se^^ señala sistema alguiio 
¿ii6i0lógíca qür deba adoptarse: Cada-uno seguirá el que 

■ 16- pareciere • mas- conforme á las afeccionen que conoce-, 
mos á&' la: economía^ animal ,. y á la observación que 
débe^ ser^ la base de todo Discurso Medico (7) , 8.^;E1 
pronóstico de la enfermedad en sus diversos tiempos, 

y la razón- de^éí, ■ 

'• YTM toseguiida: parte de la exposición en 

■ las conferencias- clírtkas debe emplearse en tratar de |}a 
curación de la enfermedad ^ la que se propondrá en lo^ 
términos siguientes. 1.' Se notarán tes indicaciones cu- 
ra- 



(7 ) P/aestat in; moíboJ^qmv :?*««>« indagandis pragredí quo iis- 
,^.^ue per ^fidelia obsérvala^, pt cognitam [ hactenus corporis humani 
' ■^abricam Ucet Í et in rehuís' ignbrantiam fateti ,3U,am ffcli» Hy- 
. jppthesjbus, %uaBtUn|Ub«¿ «iiaai ingehis^ií iMete» Y^^^^^'^^'^'v^^^^ 






^^atoiía? que ofrece ia m^medad en cada uno de sns tiempos. 
2/' Se pmpcnéiin ^íos'imieáics' «jü que deben satisf¿* 
eerse, y el ófdm ce» que se han <íe íministrar. 3." í'e cü- 
j:á eí modo como deben Gombinarse escos auxilios, h r?- 
2:on de su comblmdon y si^s dosis respealvas, presen- 
'tando unas fórmulas simples, ufares de toda íigregacion 
.inútil. 4,«. Se üdyerdrán las cautelas que deben observarse 
ra-especío si enfermo, á las cosas que lo íoiean^.^f.áj.lps 
©íe<.tos dd medicamemo administrado. C ', " 

IX, Por que 110, es posibfe el que se dé 
razón menuda de cada uno óq los f emedios qtie se pro • 
|>usiesen, se el^rá en el Rtyno animal, v^getíá ó mi- 
iieial el simple que pareciere mas digno de notarse ó pdr 
<¡U virtud íespectiva á k -^femíedsd áe que se tiata^, 'ó 
|)or. qualquiera otra rírcunstancia , y se" historiará ba- 
3ÍO eí órdeii' sígtiíente. 1." Su nornbre, y ios diversos qiie 
pueda tener eji los autores Médicos y Naturalistas: 2.° Su 
«especie, su género, orden, y clasfe .en el sistema de 
3-ineo: 3.* Sus caracteres distintivos, señaíándolQs,. sobre 
el mismo r^emedio que se deberá tener presente: 4.^ JLas 
^variedades que de él se eflarcntran: s."" Xos 1-ugares en 
donde se liallai 6," Sus qualidades: 7.* Xos prificipios de 
^ue con^a: 8." Lis preparaciones ^uímico-piíarmaceu- 
fiicas que recibe para servir en la Medicina: 9.° Los 
;*jsos que =en €sta tiene a )iisos generales b ) usos es- 
ipeciales: lo. Las dosis en que debe administrase según 
a) iernperamerttos b) las edades : 11* La teoría de su 
joperacion en el cuerpo humaí^o: .12. Las cautelas quev / 
|)ide su uso, y como deben corregirse sus efectos si re- 
:6ukafi 'Violentos, ó aumentarse quando son débiles: i.3. 
Xas Tarías composiciones oficinales en que entrase este sim- 
|)le: 14. ^.e otio medicamento |)tíéde reponerse, en espe-^ 
cial de ios del Pais, faltando él í 15. El Juicio qtie deba . 
íiacerse del uso que hubiesen hecho de él los Médicos, 
1^ Ptemaceuúeos, ! " .... ,^^^ 



wm 



I 



: 203. 

X. E! remedio -qne se historiase en una Ccvife-^ 
renda, irovolveiá á historiarse, en onav ^■«i'íq'^-se.^ l^^' 
especifico en la enfermedad de que se iiabia , se elegirá 
Gtro á fin que ai mismo; rienipo qué se van recorriendo 
las eníermedades, se recorra ijgualmeme la materia 

médica. „ \ 

XI. QitándG> la conferencia sea de CiTiigra , ia 
operadoñ qtje en- ella se propnsieie para ia curacioTí, de-' 
berá practicarla. en el -cadáver el Profesor qué ía soátu- 
vierei. Esta se e,xecutará aí dia siguiente Viernes,^ eti que 
^e hacerte iás- Disecciones Anatómicas por la mañana. Y 
si ocurriese algún embarazo se •practicará^ en el Mát-teí 
inmediaro que está igualmente destinado alas flrnciones 
Anatómicas. Aplicará igual-mente el bendage respectivo.^ ' 

Xíí. " J^a tercera parte de la- conferencia clínica 
compr^hende- la observación. Observación^ de parte del qué 
dise-rta: observadon por paite de los Facultativos que le 
oyem El que diserta terminará ía historia de la enfer- 
medad^ que expusiere, eonfirmándoía' con observaciones 
'propias, ó- sacadas de ios Golectores de ''el las. Los ; q-u| 
oyen, segun^ el orden de süí antigüedad, observarán- los dé-, 
fecios y equivocaciones que hubiesen; notado en- ia ex- 
posición, oponiendo argumentos precisos sacados de la ex- 
periencia, ó de un justó raciocinio. El Disertante debejiá 
coniestaf com claridad, y brevedad á ellos* Par a^ que eíi 
esta parte se ©bviea tcid^s los extravies y sutilezas me- 
tafísicas, se advierte" que luego que se proponga algupa 
objeción de este género,- se dexara sin respuesta, y se pai- 
sará á otro la facultad de hablar., 

' ■ XIII. Á fíB dé sacar de estas conferendas clí- 
nicas tod,a la utilidad posible en favor de los Profesores 
•que concurren á ellas, y del^ Publicó;, sé establecerán al- 
gunas concurrencias extraordinarias, desuñadas á contestar 
á las consultas que quisieren hacerse. 

- XVI. 



t 



> ^íy* Sí eí Coñsultaine fber^ aTgurK> ds fes Fa- 
cultativos qué concurren ,al; Anfiteatro, y que desease sqc 
socoriidD coa las luces de; sus compañeros sobre alguna 
enfermedad que se halte actual mente tratando , deberé 
.proponerla por palabra ó 'por escrito, oto vando mé- 
todo, verdad, y sencillez - In^ stis relaciones. Cada una 
de los- Asistentes, -empezando por el mas Sicdemo, de- 
berá ;. darle sü. parecer, fiíndándoía. Si el caso .' necesitaii 
Jtieditacion se reservará^ la respuesta par^- otro- dia qae 
se se/iiíará según lo exigiese la iirgencia de éL En el 
entretanto deberá cada uno meditar y; 'estudkr el pumo 
para dar. dictámenes; seguros» 

XV; Si aígunó del^ Público quisiere igualment-e 
se l& oiga sobre siss, males, se exectitará lo que se re- 
fiere en el§, XIV. y según d mayor número de vo- 
tos se k contestará, de- palabra-, ó por escrito.- Quando-el 
Paciente no pueda presenciarse, ni tenga por. sü indigencia 
Facultativo que. dé razón de él^ se deputaráí tino de, los 
del Anfiteatro para que lo visite , ordene, y exponga 
su enfermedad , y siga asistiéndolo, graciosamente si 
&eré preciso* 



Julio 24. 

Agosto 7; 

28. 
4- 

11. 

i8- 



Sept. 



PMMEl^S CONFERENCIum 

Medie. Doct. Urianue. Clase 1. (Jrd t^ Ca^ 
¿enturas en^ general. 
Cirugía. Profesor> Valdes* Inflamados 
Medie. Doct. Dávalos. Órd. 3»Gén. Ciruelas. 
Cirug. Profesor Vueme., Supuración, 
Medie Doetí Villalobos. Ord. 2.Gén. Frenesu 
Grug. Profes. Joseph María Dkvila. Gangrenüí, 
Medie. Doet^ Pon Luis Bueno. Órd. 5. Géa. 
jyisenteria, 

Cirug. Profesor , Msquirro 

Medie Docu Vérgara. Oíd. 2. Gen. Angina. 




Num 572. 



Fo! 205. 



MERGlJRia;í*E;fllJANO 

DEL día 27 DE JULIO DE 1754 



»im 



TT" 



D I S E R T M C 10 N 

SOBRE EL ASPECTO, CULTIVO, GOM ERGIO, 

y vi Iludes de la famosa planta del Perú nom- 
brada COCA. Por el Doctor Don Hipó- 
lito Unanue, - 



^L hombre ha' miraáo siempre' con predilección I^ 
producciones del Reyao vegetable, Presemándole este en 
sus frutos y míeses' ua tríbuío mócente que consagrar 
á su Hacedor Soberano,, y un recurso seguro para álí-- 
m anear, su vida ; cubrí eo do su desnudez con sus hojas y 
cortezas, y protegiéndolo contra las inclemencias, de laS 
estacionas pon sus troncó^ y ramas : mitigando sus dq- 
lencias con s]Jís báísamós saludables, y ^halagando sus sttí^ 
tidos con eL hermoso espectáculo de sus flores én aquellos 
tiempos, en que falto de industria, de artes y de cien- 
cias carecía de quanto podían ministrar 4 .^us necesida- 
(des y recreo las obras de sus manos, le captó . desde 
tehtónces la siencipn.y el recV^nocímiento. Así el primer 
¿hs^iyo filósóíicd del entendimiento hurnaao tuvo por ob;f 
'Jetó al Jíeyno de las plantas. Estudiólas antes de arre^- 
glar los movimientos del Planeta Rector áú Universo 1 
^¡^obseryar la m,archa ixiag^stupsa del resto de los astró"^ 
o' eScu^fiñai^ la- generación "de los fósTlés en" los senos 
jimIf Qs ' 4^ h jjgf xa. Cüntinuancjo U$ mismas necesidades 






y experimentaíoáo lQS*^|)r<^p|os ,so^ ^^I poblar la sq- 
perficie efe esits, se pel'petüai^dn' ek él las pfifeeras apli- 
caciones ; encontrándose por consiguiente eí estudia dé 
los vegetables Iiásta en áquelí^s somBríos . ' rincones del 
Globo, en que el linage humano parece distinguirse del 
^■wacional solo por su íignra exterior* Y como la sabia 
Natiiialcza ha distribuido las plantas según la diversidad 
de los climas ^ ocurre córi jibejalitiad á nuestro socorro, 
y se- muestra en toda su magMiíicencia á los ojos que 
ía. .contemplan : en todos Jos. sj^lps y,, ^n todos los 'pair: 
Mi se haridescubiéí'tp •plantas admirables \póí suis rafÉs 
dotH. Inrúeher^e herhas e^t opines gentes (,i )i 

Xds Pueblos inventores, las adoptaron 'con en- 
tusiasmo , y haciendo ¿ónsísiir ijiía parte de sus glorias 
en haberlas encontrado, no perdonaron medio de. quan- 
X^s ^pudierpn conducir á celebradlas. Quando la, Poesía 
Tésjnspiró sus duíces cantois, las hicieron el jrlma ó él 
Clbjeto de sus himnos.- Quando la í'ilosoí'ía íes ^i^se- 
^ó a conocer sus virtudes y pasiones, quisieron fueíeíi 
el símbolo y aun eí original de todas elígs ,^y sumer—. 
gidos en la noche de la superstición las elevaron á ícíí 
siis Dioses. Éí espíritu hainano, aniante de lo maravilÍD- 
¿o, íleva las cosas hasta extremo, y quiza principió |a 
'idolatría por la adoracioii de los vegetables. . AI fnénqs 
ía Mágica;' su iiiseparable compañera .ha figuracid siempre 
con estos sus misrei'ios ,. y deducido de ' ellos su efica- 
tjia, Kó^hay nación 'en cuyas ,. fábulas é historias no sé 
encuentre la memoria de alguna y^erba que por algü^ 
j^a caíidad recomérldablé, no mereciese los supremo;s he?-- 
¿(ores de -Apoteosis. Pero parece. que á ninguna,. se le 
' tijbuiaron con mas exceso qiie á \Í célebre hojá del Pe:- 

'W ñómbracía .Coc^. _ ,. _.. /,,,...., .... , .^^.-.^ :^ 

" ' '■ Jtos arbustos átieíat)ro<Jü^^ qu¿gb2|n;del 



( 1 ) PJifl, Histor. Natttr. Líb. 95. Cap. ^. 



" 207. 

fropío nombre, se cuelan ^n íqs siglos dd I|npei\io ¿Q 
les Incas simulacros animados d€ la Diviniciad, y su.> 
sementeras un ó'antuario donde todo mortal doblaba iC 
rodilla ( 2 ). tos solemnes sacrificios del Capacralmi ,; 
Intircimi ^ Situaraimi ^ y Raímicmtaraiqui ^ en que 
se intentaba manifestar el esplendor del Imperio y la- 
magestad del sol á quien se dedicaban , no podian ce- 
lebrarse con. agrado- del Cielo , si las victimas : no eran 
rodeadas del sagrado humo de los cesiillos de Coca que; 
3rro|aban al ftiego* ( 3 ). los Oráculos no contestaban, y. 
los Agííeros eran terribles si eíóacerdoie al consultarlos 
no mascaba la enunciada yerba (4) , iniitapdp en esto 
3' los" Griegos entre quienes la Pitonisa se preparaba á 
.. .., " ..■ ■,.■■.■ -.:■- . ,-,; ..-'::■ \ hs v ;■ 



!^«Jp. 






j^i) Garcilaso-WisroTÍa dé los Incas, Tcm. !.° Fág. 122. 

( 3 ) Acosta Hinof. Natut. Lib. '4. Gáp.ss. Herrera' Décad. j» ¡ 
Ltb. 4. Pág. 9<^ TambÍ€tiJo«Xequé3 Sacerdotes Gentiles iíe' 
Bog^jtá sahumaban á sus ídolos cort íái Coca despueS de bien ' 
tostadai Juila ni Perla jde ja América. Pág, ,27; " - r •' ; 

( 4 ) Los Agoperos Peruanos! cdnsultáh sus Divinidades des- 
trensandose «1 pelo que lo traen muy largo, cubren con parte ' 
de él la cara, feebert chiclia, miscári'cooá^ se introducen en¡ ca- 
bernas subterráneas y obscuras, y en rá^di© de un silencio espan- 
toso entonan cantos fúnebres. Los picarones que conocen nuestra 
co^giS^ se 'vaieíj aun 'desetBejaritesí a'rdides para' descubrir ías ílíiaí- 
cas ó entierros dé -oro y plata^ y iás/vetas licas. A pievencíoa 
h^, una India escondida etíí |o interior del lugar del ' descubrí- 
intento s^at contesta con gí u fados < ininteligibleíí , y temoioíos, 
Toílo esto se practica en dcsíeTios , en las noches obscuras, y c do 
Ja- condición de que. aquel á quien se le ha de descubrir el te- 
soro vaya solo , y no habie ana íola palabra per que todo des-i ' 
aparece. El resultado .de esta aventura es salir cargado de gar-i^-*' 
rcuaáos por Jos í)iafokis, á. majjé^a .'.de. aqueLque .e)igañó él fariío^ 
scfeiOücstioj; ó'iiuir con el miedo que imprimen^ Jos alaíidoi;, " 
ó^quando iio tecjbir unas piedras niuy pesadas, y muy envuelta^ 5 
qué no se deben c'escubrit, hasta que esté , ur.o en su - casa, dé'- 



-■'d. 



P.^ 




las respuestas? mascando las hojas deí laurel (5). Era - 
«na profanación inaudita visitar los tú mulos de los ma- 
yores é invocar sus sombras sin acercarse con la pro- 1 
pia preparación en senaf de respeto. , la DivíaíJad to- ' 
jnába pronta venganza de este atentado ( $) , y lo mis- 
m© practicaban las Ce^as^ y lz5 Mamas Tilosas óú 0x0 
y- la plata ^ además df hacer impenetrables íos cerros , 
sí el que buscaba , aquelfós metales no I os aplacaba con 
el olor de la Coca (7); JBsta,sóíá ér^ % que podía 
felicitar i [los víajántós ofrecida á ios Apci^^tas^ 6 Cóta^'': 



mi^*^^ 



X^ 



^picaron del Indio despwes áe haber comicfí) ^ . bebido, y estafacfo 
KiiKhos reales al bu-rladt) , hoye xlonée no te encoréntre ,' lo que°* 
ai por casualidad sucede responde á las reconvenciones, que s^ 
debería haber revelado el seeíeto,.'el que em:a;rgán eoñ\ mucha 
fuerza, y qíae por eso la placa se convirtió en piedras, el que na 
tiene pacienjcia para esperar su tespuest» se venga cpn dátle uno» 
garrotasos y puñadas ; pero ni iinó ni ottoqoeáaa -escarmentados. 
Todos los días se veen codicioíos, ere especki ea I9 Siecca,. que 
«xjjonea su vida^, y haberes» á estas burlas. 

„ QuiM non mar tai i a pecfofa cogisr, \ 

Auri sacra fatne$ í 

(y) 4c^etnía ¡de jní|cri^j^y;B^H*» Letr.Üiscv sobre Otáci; 

(6): Sentían aturdimien€o,desi^ay«»v y ün vehemente dolor díf> 
cabeza, cuyo est&dy Haman Kajcar ¿4 Raicar ' debe derivarse- dé*^ 
JCaekan andar atentado )'. Los^ qu» descubrí a» lo» sepulcro» mas^ 
cando la coca, se ¡toettaban de ser Kaicados. Creyeron los antii- 
guos haber yerbas cuya viítud sacaba á las ánimas de los Se pul- 
cros, y obligaba á respowdef la» coBettltaSi ^iirgil. IjLck 8¿,Hor»t, 
SáJt,,.8. Lib.. Ir , -;,:.'. .-^-r^i.iSj.^. ■;3-'':f)-.:- i. 

(7 ) Frezier ( voyage da Sud^ pág. «46 } refiere que fes In- 
¿ios quando la veta está dura le arrojan coca mascada- pata qu% se 
ablande. Esta relación es cierta, y ni dudamos que se haya con- 
«ei vado en algunos lugarciüor de Is cosüa en donde se use U 
Coca, lo qué a^ade, áit. que tambiea 1» j^onea ea el aazuelo pa^ 
fa 9U& caiga ti yescadQ^ 



iü>ni 




: '^. y o ' 



5» 09, 



ravatrumt ( 8 ), y- ía-^ue^^n íos desiertos mas este-- 
1-iÍes podía sostenerles ía= vida tibre. de las iiíva^oríes del 
¿ambie sin necesidad de otro socorra. * 

, . , Nü méíios- eficaz^ en las poblaeionés que en .el 
campo se juzg^íiba aí abrigo^ de todo: cfimen y; des- 
'«entura aqueíía Casa en' que se giwrdaba^ algupa^ pan^ 
de esta yerba sagrada : persuacien semejante ^^ \f que. 
t&nian los antiguos Españoles coii- Ig^ Betónica ( 9 )i 
Quieí s^- aonju5?aseé Ji<i>dos¡ lp5>, pesa^ás^ q^e oprimen al 



■ 'T*- 



( ¿f A I08 üjionfóne^ dé piédtasi que baurá eri los caminos ííí-* 
jtiaban Ib5 Cu^íquaños- Apachitas, y co . otras^ Provincias Gotí>ra- 
yarrimjí^y )os adoraban'. pt)f Diosfes.: SI origen de estos montanet 
d's pie^iras'^qjue' se veen eñ todor los: catüfaos de la Sierra parece 
ser dtbido á gae logr í^ntiieror lindlós, iaegp qotí ..aícendiaií un* 
cuesta, ó tran^sitaban' áig-u'rr paso difrcii caígsdos con algua peso^^ 
*« descargaban^ de él, y en sefiai de gratitud úffecian lo J'ntneío 
^Ve ^ ks presentaba.:^ la vista, que regulamenfe eran- piedras, 
*i' Pa¿hacani¿C- répiíiendoi la voz ApacHécta cfue quiere decir, al 
«ue hace, ó' me dá fuetós para lleyat. .Etv loj sisc^mvoa s« tomo 
er iiolocatisti) par la 061^0^1 tos FenicjóS: teria^ia^ costuttibt-e' d© 
hacer montones de piedras e.n ios camino^ en honor de- Mere ünt?, 
y aun en alglinos Pueblos de España hay esta costumíjre dnigid'a 
á mejor fin; Ckrcia O^íg. de los ítid^ Lib. 4- pág. É37. También; vene^ 
fában los cerrüry grandes peñascos creyendo se habían' conV«rt?do eit 
«Üo^ ' los' Huaris ó G^i gantes que suponían priiríeroV pobi ador?» del 
Peíú>. todavía Ips' Indios de ^a Sierra^ arrojan coca mascada contr^ 
Jds grandes peñasco», y montones dé piedras que encuentran ert 
los caminos;,' Él "bagasó de la: cpcít mezclado con la íaUva fonna; 
MO gluten con el que se pega á? W pi-ídras, y entre , algunos 
Indios hay la superstición, de que si al regresó de su viage ha- 
lláii haberse despreodido «I pelotón de/ coca; que tuaron al . pa-. 
«sr, es señal de no haberles': sido'^ befes sü« esposa? ^i^ntrjw es-v^ 
tuvieron ausentes^ ,_■, ... | s^it^... '.^j.^, '■ •r-'r,M»^.<» ..f",*^; if.-;,- "■:! ' •. ,' 

mus in qus raía sii futa existmetur/áficK'ülis onihibuf. P\\a. I. C« . 
Spn del mismo sentic los Indios ;;quani<),tis íií a algi*n>. bolsa de,; 



Iionibrl^' desgraciado . el Pern.ino socorrido por la Coca 
Jos teíü -y Mn^/é^'i";toy) 'cm ^3qhélí serénlJad de- 
ánimo con qué- e! Griego presencraba la muerte 4é 
sus padres y la dególíkioii de ^ sus arñigos quáíido to-- 
fna5a-^éí Nep«íites' ( ti ) .El 'favor de -la fortuna y 
los irki!)fos de Cupido sob podian" asegurarse' con ía-- 
Ceca , y i ttid principa! del Carimundcki (. 1 2. ) , y ' si 
en los últ'mos periodos de lá vida , sí eir áqtiállas en- 
fermedades cu que el paclemte era víctima de la Dei-^ 
dad indignada podf ai éspeiarse ál^iin auxl^íX -débfa büs^ 
carse- únicamente en tst?í yerba celestial , ( 13 ) . Por 



{ 10), Miscéní'jolrhd^hi^^ coffípjxma'^pxiívérljéT^arúm. M/ta^^ 

ftim in cata ptííiac^^i? " CQT^firmü'pt esíiccánt que 'ai que 'íta'iWT^W^^ 

iisiii. ,\ , . . ad scmnuuntí'msiltandwn ehtietatmqüe híucendam^ ct^ 

iaborvm cvrcr'üni '^ue cmitum ^hÚúñm&h']átque''^iHsm^'I^ai^Íy']^ 

JRecht Lií'i. 8 ''pág,s,Qi\ '\ ' ' '■■•■■5 »^'»"^^í^^- ■'^¡"í^''^- "-'^ ■^■^•.'á;fí 

i^i ) PrótíTius ergo in vintim fnisTt nie^tcanren unde-lihshíini'. ' 
' . ' .<. -^-^ff^i i^^^úe adt'erjum m^lorun/ üÍfMví0v^^ 

J(^^p] ■<^r/JM«m?c%^;gíy-áos'^s|e£1^s;-'^ pira hiíretse ^ 'Atíí^'^ 
»le 4 Qttó' |ara^;tenef;;áínéro. El' Canñíu ñachi, de ,Yentíá''se" fbr^iá 
^e iJ na figo tifa de pied-ra;-iman un p^üitó delgado ^<|ue -parece S;^>, 
de calatitiülb, un fikól 4 otia senMÜa seniisjáníe ¿jue sea cóJóráda'^ 
.f. teaga Já cabeza 'negra, á f uien =noía!?raft húatruru^ f üü^shéfé'' 
de Coca^.jDe tcdo <esto liaoen un cnVoíidtío, ¿íüe coloría ■_ el''' "/íl^'fiü^ 
«ero- eii ía mano .de^q^iien deséá set'-" amado /"'eqise' ^'eguiarmearV' 
Son Jas mageres mozas, le íiaée, ctírrár módéracfáníanie' ía • ínatilí*,'^ 
dice «nos «nsálmos, y áspéi^aí li^^a^^*^ ^1 'kii^^iiúVótf^Ái^': 
«ha. Este brebage aWtn'tíaBr á\ J'á''^^^ ¿'n í'óáds'Ws'- ágiíé'FóS? éí 
Car imiin achí j^ára ten^é leíala J3árete'«er' inventado después *3e í^* 
4:onquistá, es el ini^ínó qué -eí árttbiór ,tón ía 'kfjadidürá" de ' ütví* 

falta de'ChKfha. •■■•■' - ■"•""^ -'■'■' í^i-'-'-n '^f ...: ,£;.•:■;.■* ¡a 9 ^-j^a 
( ^3) fii...«re,®e^dio> general parf toáaá lis ,enferm'láaiés'-'!ei¥^''^"É*-* 
indios PeruáüSi^fm'C(KaiWn'^ú^^ Vlréíá'|ifii!§ati-4p\?(|iiat \Í 
Cielo á' cuyl'índ|gha\:ró'n': átríbu^eri'' J'^s'''¿nfe.y¿5edaáe5-liu^e í*se^''r¿'-''' 
*i«ert^á"tts ,íJtíítíetós^títacíofíé^% lí^^iM tfé-tós ,pviMeWí*u^-'' 
pl&i á^ la tíeíra ^«íenes íeniaa Ja míf ma opiutan &ea¡íííf J^sá'i'WÍyfe*^ 



IH 



estos motivos en;, d prlnapío del: Imperio el uso ^ de 
ía Coca' se reservó á sólo los Incas creyéndose indig- 
nos de él los demás hi^manos que no traían como sus 
Beyes un origen inmediato del Cielo ( 14 )., y siiS' 
píimeras Augustas se decoraron con su nombre ( 15 )• . 
Acaso' h constituyeron también el sírabolQ de la be- 
lieza , como lo, executaron los Griegos con.aquella. fron- 
dosa Palma que fiOiecia junto ,á las. arasde Apolo ( it>). 
La Coca pues. ^^ Esa planta divinizada . por los 
^tíguos ñioradopes del Perú, ,y aun aplaudida hoy por 
sjis posteros con sumo encarecirníento, merece sin duda 
.ser pbjeto de nuestras investigaciones filosóílcas , y que 
su lüsipiia ccmií.ú-: Ja que abrimos en otra parte (17 )• 
Para desempeñarla con , claridad, y acierto r la dividiré-, 
nios en quatco miembros. Esto es desevíbiremps el ar-r 
!busto- que produce, la Coca : e.Tipondremps su cultivo- : 
iGreriremos el tráfico que -se hace .con ella , .y .exámí>- 
naremos sus virtudes. Quizá cubiertas cort' los velois «Je 
la fíbula; y. la superstición se, hallarán algunas reales 
. que las dieron origen ^.;y que no percibiercri nues-- 
tros .re^peE^bies' amepasa^QS , ya porque precisados, -á 
¿ostener - la espada yictork)5a eií ía época de la Con-- 
quíjta , por .^''^''•\f í"^^ ¡9^ espírhus .al córaz.on desampar 
fean al celebro, y ya porque* en Jo sücesiv o xuidár- 

ron 



(14) Acosta 1. c. Garsií. 1, G. Pág- íoS. 

,r ,6) M^g>^-Cuca .Esposa de Mayta-Gapac IV Inca , tuvierott 

Ti' propio npEibte Ja segunda y t.ercera- Rey na. Tena Hi;.tar. d,^ 
fos\|ncas rvl. S. Kg. 45$, asaque otros- ias llaman Mioia-Cava, 

y .JVlajíia- Cora. '.;,,,;.,',., . -,:•■•,-: -■';, a,:.., :.::;! '■- t 

{i¿ ¿"^;En la hertñbsísiraa. Oración. caiij que ülif.es imploía .|a 
fK¡íeccio¿,^ds. .la PtWesa^,Káiisic*,.,.;coJíipar^ si^ p^f^gciaa , belle- 
za que lé' »^~''>'-;a .i.V^Vr V;'- i»r9 TÍ^'uV^A^ó Muriai al renuevo de 
ía palma q\ 
(17) Vi 
rio Vsruano núra. 45. Tom. *. Pág. 68. 




ÍÍ12. 

ron soiémeme de aqudlas c;rencia5 abwí?at^s que for- 
izaron pcft mmP^d^ós '^gü^} é^ininme á^^ las 

^ Casi máos ios ptítmrús ésíkmrks del Pera 
Han hüáio mem^ríg Jdé- -ia Goca,' y atin-com j>uesto -dis- 
cursos dilatados de é'Ha ■ p&o ^ojisideíáridola poraque^ 
Has lelacíones que su usó y eohiercio terrian con h 
«elJgiai? y eí Gobieí-no, dexaron íntacct su pvti te Físio- 
tógica. Una II otra pincelada del Padre Ácosta y cgü 
ims exactitud de Oaisiláso sobre $u aspecto y vinM-^ 
4e^, es h útim ^^i^ m ms lia^anstmiido. Los á^- 
Olías esG-ntoí-GS fío 4aii' hecho sino coDÍarlos serviimen-- 
te, ó desfígurarlos. Ni esto ha sucedido en aqLselios que 
a!ustraiX)n los si^os a6 f 'i't, sí también en ios que 
iian escrito etf eí i« q-u^-^ndo Id Botánica paiece haíef 
Jíegado á su último ineíeñj.etto. ¡En igual obscuridad ios 
"Escritores : naeionalés ;^íie ^los- e-xtrang^-os, ó reproducen 
•las pro|:»ias ideas de nfetros Autores antipijos, ó des- 
barran íiotabiemeíHe si pretenden adelantájla?. Es ciert^ 
g-u@despüe$ déla úi tima £xpee[irío« isotánica del Perú na 
'ha faltado &]gun ,Kaíurtih',^a Europeo que coe mebí^ 
fuces y exáctiaid ía hayjj .cíasificaqlo% é indicado sus 
■mmm^s pr^adp^ies. Los que íormér % lesérípeioíi 
-^guíeme han sido prdeijgdól ppx im mWidksm f 



>53f conffnuarS. 



ry r-. !ii K",.. i y t '■ «■' , ■' ■ 



» - ■ ,.»; ■' ■ ■ " 'i i "t.! >i >.j* 



Jue ya ;»! (ía de esta diseíUcion y ia' qn« acompañadíi dé uñk 
fcuma ^deícripcion rémicJeron á !a $oded4^ ¡os eotínicos de 
fc. I$J. Pon Juap TafaÜa y Do« Francisco Piíigsr, Es precisó aJ*. 
'■vertir .en. honor de ióí trabajos del 'céíéirte' Botánico 'pop^ 0.ip<í^ 
Iirt»-^Rái^, que este fii.é el pjfnietío que. eKiminandb coa proU- 
■'^vda^-ála Copa 1^ f^dpmii g0mp KúíhioKÍIon de Í4n^p/Om^ 
|»f.io|ja pa'ff- "-■■■■,-'•: • ■• *^ '■ 



75a>p^wI 



Núm. 373. 



Fd 2 1 ti 



MERCURIO PERUANO 

DEL día 31 DE JULIO DE 1794. 



II « \> •>' 



CONTINÚA LA DISERTACIÓN Ó'OBEB lA 

Coca» 

ERITHROXYION PERUANO, 

H, con hojas ovales , y drupas de seis ángulos. V» 
COCA. Tafalla m M. S. 

; , Habita e« los Andes %. 

ARBUSTO de estado y medio de altura. Produce 

LA RAÍZ' Ramosa que baxa oUíqua con fibras del- 
gadas. 

EL TRONCO redo , áspero, cubierto de 6na corteza que 
se pone blanquecina. 

LAS RAMAS. Tiernas, : deréchasv alternas que tirana 
roxas. sembradas de püiitasí' :: .• 

LAS HOJAS elípticas , de . petioíos ftíuy ¡cortos , atter- 

" ñas, enteras ,, lisas , lustrosas > por el haz -y 

envés , con tr^s nervios v los dos laterale? 
menos visibles, 

XAS FLORES nacen de las ramas con los pedúncu- 
los cortos y delgados V^^parcidas , solitarias, 
ó en ramilletes de dos hasta quatro. La coro- 
la de color entre amarillo y blanco. 
FRUCTIFICACIÓN. 
CÁLíX. Feriantio de una pieza, cónico inverso, heiv* 

Z17 dido 




i 



dido en cinco lacinias aovadas , ágadás , pe- 

queMsiitjo , y que se marchita. 
COROLA. Ptffiz/axcinco aovados^ córK:avos,y |)atérires. 
Nectario de dnco escaíiias escdtócfeis, de- 

^^chas ^ :ds^ xrólor ^ iñxendai eb ^a: 'base de 

ios pétalos. 
;]^TAMBRES. Fiteeiítos idiez alesnados -de la ' longh. 
, ; tud déla Corola^ sostenidos en su base por 

'una raemhraiía , irüneada i con las mieras 'úq 

figura de corazón, 
PISTILO. Germen aovado, de seis ángUips r estí los tres 

filiíbrlíies , af)^táfe, (fel l^rgo ie los estam- 
bres , con los estigmas obtusos, 
3PERIGARPIO. Drupa oval de seis ángulos ^ y ^ée 
:'v>- ■'■'. ¡iiha '.celdillp.;-:' ' -"x ' ' • ■ ■''';. 

SjEMlLLA. Nuez oblonga de seis ángulés^^ los tres 

alter#j0$ obtusos^ y menos eminentes;' 

Se cultiva e» varfes j^árages vecinos á la 
;> iponiáaa: florece en los meses de Mayo y Junio, 

V \ OiSÉRV^CrOM. 



Si M Wrafa^ i^'^s'Q corta ^ ^oi- su .«c^vw.^ , 
^ieccíort manifiesta dos triángulos coíiceritricos , formados 
^t 'tes íí^i^fííQS de la drupa , ^y de la nuez : ^ ll 
centró de esta se vé ú Córenlo sqne ocupa toda su 
^ofígitBd, ^ésrtaiscy, y del color ^ de la hoja, iílgunos 
%eén qíie la representa. 

; iiuegoqueíilos afanes de ía ncónqnista , y las 

pretcnsiones ambiciosas de; PizarrOs y Aímagros , per*- 
"1ftíi>ier^n ^ pensar en el régimen del Perú , -la Coi^ 
0é entre nuestros ' Sabios , ío que la mangana de la 
^#sC0rdia etftre los Í3iósés. El univei'sáí uso que hacían 
dé ella los moradores del Rey no , y el crecido lucró 

i^u^ reportaban ios tr la constituyeron uno de 




óétGobictno, Oplnaroa algu^s debía proscribirse .en- 
teramente su usQ , y arrancarle de rai¿-^s, seaienteras.;; 
Fundábanse en dos razones. La primera, porque habien-^ 
db servido á las antiguas supersticiones^ era dar ocasiortV 
con permitirla á que los Indios reincidiesen eaeÚas,^ 
Argumento á ia verdad piadoso; pero que iarrj3s,.s¿^ 
ha liecho contra el oro y la plata que luvierori e| 
propio d^tlno. ^" 

^ la segunda razón copsistiáen que multipli- 

cándose las sementeras por el gran ya^or de sa$ fi'ün 
tos, se pretendían para su labranza Indios d^ hiita^ 
que conducidos de las Sierras friáis á las montañas, hü-, 
medas y calientes , en ^que se coséclia la enunciadaí;" 
íiopy y maltratados por los dueños, suíiian aun man- 
que en el duro trabajo de la^ mitós. Xas quejas. ík--^: 
^ron hasta ios pies del Trono , y aquellos .IVlpnarci^' 
que han mirado á los Indios , no comp^uede í^abqr- , 
ló heíáio el; Soberano mas piadoso -respeciQ de sus cp- 
fonps^ 5Ínp contó urif- Padre -tierno ' cuida de sus hijps^^ 
jprohibieron rigurosamente l^s mitas (19 } , . y ai|n ppif 
este motivp unido al píiméiío,^sev1iubieran de cohtad(f^ 
arrasado los sembríos úq Coca\ si la codicia no lo 
ti^biese llevado todo' tras sí como se e?íplica,, un. emi- 
nente Sabio ( 20 )i Bs cier,to.que a 'eFealiarse ,e^tos hii-^; 
;pianos designios, los Indios quedaban sin pn socóiricl 
de primera 'necesidad para la íabor^ de las minas:-, . 51 
que no conocieron lo5 Españoles cómo expopdrémo^, 
ffespues. .- ''■-,., ^ , \ 

:. ^ Tas representaciones dé los interesados eri las 
ganancias de la Coca, apoyai^as en los "dictámenes de at; 
gunos celebres JurjiscGnstiUto?, ^spendiem^ rayo que 
.: . ' ■^'--'■" ; V- - : it^a ■;_ 




4w 



' (19V Gédtíras de 1(^S afíos ijtfd.^.^'^ ^9/j i€dj. Véí^ 
al Séfíbf Soloriaro. Polit, íad¡4ii* l<Íb« 2. Cap* ío. 

(«O ) SoIOIZ. 1. Cr 



Iba a abrasar su^ heredades é íníereses. Permitióse el cal- 
tiVo dé la Coca ; pero con la calidad de liacerse con 
Indios voluníáiios, bien pagados ,' y tan bien asistidos ^ 
que no recibiese íi daño en sn salud y vida ( 2.1 ) . 
Fünto interesante sobre que el Viso-rey Dan Fraacis- 
co de Toledo', hizo mas de 70 ordenaazas ( 22 ) pre- 
cedidas de mas de 14 Cédulas despachadas hasta el año 
díe 1574. Con tal piedad , con taí amor han regido 
sienipre los Monarcas Espaiioks á f os naturales del Perú. 
De suerte que- qüando ste, Conquistado res hubiesen si- 
do unos vaddiíios ejíectitorís de todas ías piraterias con qu^ 
las Naciones extrangeras han oprimido ái Asia y 'Nor- 
te de ía América ^ ía bondad de sm Soberanos tas 
yecompensa con ventaja r siendo los Indios iníinitamen- 
te mas 'felices al amparo de sus piadosas leyes t que 
pudieron ser desgraciados en aquellos tiempos de ca- 
lamidad letratados con sangre.^ é im prescindibles de las 
«¿onquistas. í; / 

Baxo del enunciado reglamenta se pérmiteti 
operarios para ía , cultura^ y beneficio de la Coca. 
Xos terrenos húmedos , vigorosos , y situados en cli-* 
mas calientes, que en ía lengua (Quechua nombran Yun- 
gas , son los propios para producirla , y como parti- 
cipen de estas calidades los que forman los valtes , y; 
montaiias de ios Andes, aquí es donde se cosecha co- 
mo ya hemos apumado ( 23 ) » Para su . sembrío se 
eligen ios meses de Diciembre y Enero, en que prin-^ 
cipiando las copiosas líu vías de la montaña, que du- 
lan basta Abiií ^ faciÜtaa la germinaciqn de la semilla.^ 

' . Tum 

1^21 yeédií las ^«tes dtadas^^ y otra d« 15-73. Solorz. K c. 

(as)! Pifíelo Qüiest. sobre el Chocolate. Pág. 35. 

(23 y Ma» adelante tfafatvdo del Cometcio de la Coica indi- 
Vrdüáliza:mos los Partidos ea jque se cria en el Petó. Fuera de 
&. se cultivA^ en la'JiiKi&diccIoa d& Timáaá «a Popay^an, ; enia 

^Pxo- 



wm 




-2t.7-' 

Titm Pater Omnipotens foecundh .fmknbus cether, • 
comu<fis^ in gntmium lóete descendit ^ et omnes- 
, m.^gnus alÍt_i,magno co/wmstu^: corpo-re festm^i/s^y 

.la referida estadoíi, además cíe ser favorable 
por ta humedad que induce en b tierra , lo e? tam-, 
bien por sus nublados que cfefíendeii las tiernas plane- 
tas ; de que. las Imrrají eon fuerza ios rayos- del' Sol, el 
que les causa muchos daños. . - 

Dos son/ los; métodos /que se adaptan en et 
sembrío^ de la Coca. Coiisiste el. primero en formar unas 
grandes eras de tierra limpia y suelta, en que derrama- 
da la seimlía, se hacen almécíg.os proporcionados á tod;*. 
h. iieredad. A pocos dias ernpi?zarr á nacer las^ plaritaS;^ 
y se dsxan^ en h almáciga? hasta'. el año siguiente, eii que 
ya haíi crecida á la altura de Yil|^di3 vara. Entonces se 
afloja .y escarda coa cuididp el teireno. qiie se ha d© 
ocupar, se divide en surcos a caMepnes de mía y ara 
de ancho, y en los camellones se van- formando yiye- 
%os en- la propia distancia, para- trans plantar el, alm:íeigo. 
Er segundo método consiste eii surcar y di- 
: .yidir el' terrena desde el pri:ncipio,, liacer las fosas, 
V sembrar en cada- una tres, ó quatro granos",' ^«n ®lí 
.-. . /..fin 



FrovincJa. de Santa Macla, en el Térriwrío- de Jos. Guagiros, Ert 
cI nuevo Rey no de Granada se conoce baxo ei nombre de Híj>'(7. 
Antes de la Conquista estaba: muy extendido eia él su. uso , y co- 
mercio ;= después de eÜa se han arrLHnKip. uno f ©tro , : eonser- 
-rártdose solo en los Pueblos referidos», algunos de Pasto , f ^ el. 
Cbocó, y. en los canfines del Valle de íJpaf al- pie de ,1a. beif- 
lank que separa este- Valle y ala. Provincia de Santa Marta, de 
Maracaybo. Allí se citltiva^ y cosechi con cttidado pata co- 
merciar con los Guagiros,. permutándola por parlas. Tío. íabemos 
que en otra- pane alguna de la. tierra,. fiiSía^ d« tas cil45|as, g& 
crie, ni use ia Coca. [, 

(34) Vifgil. Georg, L. a. v, ir^y 



ün tií* que brote imf> db'. elfdSr", T ^ nádéferi toJbs 
iJcsar feí uno y tmns^ahtar las otros á su debtiotiéai- 
po^ El primer míkíxio es níp ventajoso por varras ra- 
i^SKS, la pdmera porqiré como h Coca necesiré mi¿?tó 
fmm&há , y no renga otro liego qiie el de fa- lluvia, si 
€l me h escasease le e¿ mas fácil ai agricultor regaí: 
á mano una -cccha en que esté reunido todo el al-. 
máego, qi?e no toda ía chacra : la segunda como (os^ 
Juayes del Sel sequea á los tiernos retoños^ es mas fac- 
tible cubrir ccn raniadás ó' con las sombras de los ar- 
lóles una sola almáciga, que una muiíimd de ellas* A de^; 
tras que í!un qusndo -se quiera impender el trabajo de;- 
^tr f aiar i cada pequefia ccclia sembrando á sus lados yiW 
cas, «ó peses (^25) , estas plamas dQñQiidm á la Coca 

'los xugos de la tierra, é impiden se ñutía y vigorizé. 

■ ín el piopio defecto caen aquellos que creyendo aumeii* 
tar la cosecha con el mayor número de arbustos!, estie-*? 
chan los camellcíies y 1¿ distancias de las fosas. De aquí 
resulta que como la Coca <levore cOn exceso eisuc0 ve^ 

getal de la tierra, unos i Gtxos sq perjadiofn, y criart 

desmedrados ^ 2i6 )1 

Siguiendo el primer mét-odo, luego que íhgm 

jbs meses de Diciembre y Enero deí año subsequent^ 

4 lá siembra , se transplanta el almacigo en los sitios re- 

f^íjéos^ cuidando dé que m'nguna raíz por peqaeña qtie 



sea 



m^m^'^'^^^ ^tí^ktÚá^U^^^ 



(a O Mimosa- Inca. Palau. 1288, 

(fó) La calidad <!d terreno puede áetde luego liafcer f^C€|i¿. 
ríoo i la tegU general. El Dr. IX Pedro Npjasco Crespo áségub, 

PisetU M. S. sobre lá Ceca , que en los Yungas de la Paz sé 
4:piocaii Jes arbustos con un xerne de distancia quando mas, y 

4«e ía latitud de ios surcos es de tres xemes. Cree qué los lÜV 

ca^ , epscñaron esie oiétcdo á fín de debilitar el arbusto, qué sien- 
dó.de naturaleza agresíe, dé procera magnitud, y ds una hoja íngra¿ 
*? 5V¿,V£v*» P*'í^>q>i6l medio . ha adquirido las calidídesque lo há4 

<^e«* é-rJ^tecibie'; así >4ue cité €& im áibu^to^ fbrttiadó^poi íí ÜlÉáí^ 

Üfia de los Incas. 



m 



5ea qaede doblada porque «e ^ecd la planta. ^ Siendo % 
estación de aguas, crece con rapidez Ja, Coca á beneficia 
de la lluvia, y florece á los .q^a uro ó seis meses; - esto 
es, en Abril ó Mayo, y produce la semilla que W.m* 
■hr-a.n' mucllu. El aibusto no llega a su perfecto estada 
<^ue es de tres, varas, hasta los cinco años, pero desd¿ 
.«1 segundo empieza á dar con abundancia las hojas , y 
continúa por muchos años sin necesidad de que se ha- 
^ nuevo plantel. De esta snqrte quedan formadas ' las 
célebres Haciendas de Coca que, han producido tantas 
4iquezas. En lo sucesivo consiste. la felicidad de los agri- 
(Cultores en que el terreno, sea feraz, abundantes las Uu-^ 
svias, y que ellos sean prolixos ,en escardarlo (ó coma 
suelen explicarse en huriary cuspar ^ ó corear ) , y en 
^^copiar las hojas con cuidado, y-que no las desiroze ^ 
í^ (27). r i 

Aunque la Coca no florece -sino una vez al aiío^ 
5e puebla tres de hojas que son otras tantas cosechas, 
:las que en el idioma dndico nombran /w/ííZí. Ko son es^ 
tas igualmente abundantes, pues en el tiempo 'de la fío- 
jejcencia escasea h Iioja por emplearse mucha parte dp 
l^ s^hía-tn la semilla. .Quando el terruño es vigoroso^ 
^y ^1 año abuñd inte en aguas, suelen adelantarse las.mita^ 
de suerte , que en lugar de tres rinde la Coca c^iJatro¿, 
una en cada estación ( 28 ). Pero nada influye tanto pa- 
la que ias -cosechas. se adelanten y vistan los arbustos 

xie 



.ZliSíá.i^'Jii'VSflfl».. 



.1 37 ) El Vio ye% .una - espede de pílotüilla que $n algunos a$09 
-«jime como un ñn^^txibxe de lang^jsus los cocales , en ctjya» h»?- 
jás 4-^^*'^*P h cimiente de una ipfiai» , íniikütud ds feJHS^^ 5^? 
'ío< devora. - .. 

(38) Partee que en la Provincia de Sta. Marta «olo ?c haceal 
año una cosecha de Hayo, pues creen que la hoja »o está én sa- 
aon haaa que aparece la semilla que sirve de regla para el acó» 
pío. Julián 1. c. Püdrá e<!to provea» de dsféoto d«i «ucmu»^ é 
d« pericia del que lo cMltiva. 



cha yerba siív;estre/^<5üé criaií pq^ y caíor. 

Quando h píama está tierna es "^p redso .executarlo á me- 
nudo. ^Liando ya ha llegado á su auge, debe indispen-^ 
sahlemente pfaí:tieíTtsé después de cada mita; si se desea 
que la siguiente rinda con antiápadon y abundancia ( 29 ). 
Refiere Garcilázo que cierto Diezmero de su tiempo, que 
eónocia qüamo se adelantaban las x:osechas escardando el 
terreno freqüentemente, cohechó i, ios Capataces de las he- 
redades que había en el distríto del Cuzco para que ' io 
hiciesen executar. Con esta\ diiigendá quftd al Diezmero 
del año siguiente las dos tercias partes deí diezmo de la 
primera^cbsecha, fo que originó entre ellos un pleyto 
jnuy. jeñido. Lb limpieza propordona también que la ho- 
}a se crie fragante, yde.^biien giifeto ; siendo insufrible él 
que tiene la que nace entre malezas. Estas no solo da- 
to en quanto^debilitan Ja tierra atrayendo la substan- 
cia ah'memaí, sino también en qiianto oojpando toda sa 
superíicre- impiden que el calor y : d ayré , agentes ex- 
tríjicesos de la vegetación, la penetren, disuelvan y actúen 
ios xugos nutritivos , los mezclen, pongan én circuíadon, 
f\ moderen la demasiada fermentación , é impidan la coí- 
rupcion gn que degeneraran sín, duda las partículas ter--^ 
r^siies por el demasiado exceso de humedad. 

Se continúate» 



( a9 ) En I09 Yungas de la Pa* nombran Mazí la caba q\ie 
Se dá después de ia mita. También acostumbran requintar el co^ 
Eñl, qae es darie «n corle, ó una poda desde el mismo uonc# 
' ¡¡ISíando eaíá viejo. 



Núm, 374. 



fot aai* 



MERCURIO. PERUANO 

DEL día 3 DH AGOSTO BE i^g^ 



CONTINUA I A DISERTACIÓN .SOBRE JLA 

Coca» 



OR ío que hace á la coVediá áe las hojas, se di 
principio á ella quando ya han llegado á su incremei>-, 
to, que es de ptiígada y media, quaedo se haJían con* 
sistentes, y que eí coíor verde semej^tiie al de ía esra^- 
laída que presenta su cara interioj-, y el pajizo ^ de I* 
exterior se hallan en toda su viveza y empiezan á 4es-p 
prenderse por sí mismas. En esta operación d^e ponerse 
sumo cuidado en no' roniper los pím pollos díj I^. ratmas*. 
t)e io contrarío se secan, esí as, no fraetifican en ía st» 
guíente mita ^ y es por consiguiente escasa. Debe arran^ 
carse hoja por hoja , 6 aseguraixdo con el átúo índice y 
pulgar de la izquierda el extremo de la rama, correr blarfó- 
Sámeme con los de la derecha por toda eiía , limpian^ 
dola de la hoja. Asi se acelera el acopio ^ y se evitail 
los danos que causa el quebrar ó maltratar las yemas. 

Las hojas cosechadas se extienden al Sol ( ^ J 
A 18 á »^ 



( JO ) Para desecar la Co«at se Ifeéneí» unos patios bien eftlc- 
SJidos,, que en algunas partes nombra» Cíí"^. Mientras U Cotc^ 
e«á en elks es psecifo oivseivíir l^-^^jijr€Íone& del ayre, porgue 
auelen en aíquelías Montañas kvant^fse- üep^ntinarnente: imm tqe- 
fcellinos, que apcderándcfe dei €(iQhi d*^*» á hwdttefiestie ia C®- 
c» mas dethojadés é& If> C|!Ke qíUj* ^lesaítoa los cocak% como dice 
agudamente el Doctor Ciespo. - En la ProX'meia áa Sa;ata:Maii- 
ta se cosecha eí Ha jo así aneado cojí \m ttSa» |jei«:f>iE« ^aja, ,3 ir 

íaíz 



-5Í22. 



a fin, pierdan algún tanto de su humedad, y luego se con- 
ducen á los almacenes de acopio. Is muy importante el 
que los Hacendados cuiden de que no se deseque dema^ 
^iado la hoja expuesta al Sol, ni se transporte 3 la som- 
bra muy húmeda. Por ía pcimera causa pierde etcoíór 
el gusto, y se reduce á poliro. Por la segunda se pu- 
liré, ^ pone ñtkh, y de un sabor ingrato (31 ). En la 
Provincia de Huanta pisotean á intervalos los tendales de 
la Coca estando aim húmeda, por cfeer que así se- en- 
gruesa la hoja, y adquiere un gusto delicado. Es -cierto 
que la compresión de ios pies exprimiendo la muoha agua 
•que pueda bailarse embeWda en la hoja, la hará mas con- 
sistente, é impedirá que k humedad la pudra y pxive de 
sus agradables qualidade^. Asi esta operación podrá ser 
títil en aquellos valles^ y estaciones en que la muciía llu- 
yia haya puesto ia ho^ esponjosa^ y cargadoia de xugQS 
indigestos. ; 

Tan á poca costa .^e forman y cultivan las fa- 
mosas Haciendas de Coca, cuyos frutos, dice 'un céíebroi 
Cronista han hecha mas hombres^ vicos ^ue las inerzan.' 
das ííe mayor ganancia {^2) . Á la verdad ella ha sido- 
y es uno de los principales ramos de r Comercio de esté 
Eeyno. En los primeros tiempos ce la domin.Wion. de 
los Incas, la Coca estaba reservada á solo. el culto y so- 
iemnidades dé' los Dioses, y el uso d.- aquellos Monar- 



cas 



isi2 áú pedúnculo, CQn^ótmt al piirftéir > método que hemos propues- 
to. En tiempos antiguos tostaban allí las hojas en vasijas de barró 
puesias al fueg^o , y así las guardaban para sú uso y comer- 
<cio. La experisneia debió de éníefiaries perdían de este lüodo su 
fbrtdeza,, y asi hoy luego que las cosechan las meteo en vasijas 
de bssro, y procuran usar de ©lias qaanto mas verdes y frescas 
puedan conseguirse. Juiian. J, e. 

(51 ) A e<ta degeneración y detrimento de la Coca Jiomb»B 
í»s iridios Chotarté. 
^ Í3«) i;^Iancfea, P4g. ^c^. 



cas que se gloriaban" de ser sus ífescendientes cohíü ya 
hemos dicho. K i ngu no otro podía tomaría á menos que 
Skis alazanas, ó servicios distinguidos lo hiciesen acíeedor 
^á pardr con sus Augustos -la fruición de esta hoja pre- 
ciosa.. Era ella ci premio de la lealtad, y de los liecÍ3iOS 
heroycos. De suertti^ que siendo aquellos Señores los Mó- 
Jiarcüs mas opulentos del Otbe, preferían ia Coca al oro 
y la plata en la distribución de los premios: semejantes 
á lúfücer qu€ en ios certámenes olímpicos premiaba al 
yictotioso con una corona de azebuche, motivo por que 
d Poeta Arisíophanes Iq acusó de Dios pobre (33): 

los muchos sembríos de Coca que con las en* 
tradas : y conquistas- de los .Andes fueren después des- 
<ubiiéndoí€, igualmente que la multitud de vasallos que 
-por los méíicos propios, Ó de sus Mayores obtenian el 
piiyilegio de mascar la Coca, hizo que á los fines del 
' Imperio se extendiese su uso hasta los plebeyos. Enton- 
ces perdió la Coca parte de aquella veneración con qU3 
er^ mirada" quando solo servia á los Dioses, y á los Re- 
yes ; pero en recompensa adquirió otra: de no menor 
'estima, ^e le consignó la representación de todas las es- 
pecies comerciables, para que sirviese de moneda en los 
coníjfaíos (34). i 

r los Pueblos que no conocieron el uso del oro 

y la plata para arreglar sus tráficos, precisados á ellos ;, 
y advirtiendo los vicios inherentes en la simple permuta, 
buscaron materias que por su solidez, ó su aprecio, pus^ 
éksea conservar el valor, que arbitrariamente s^ ks im- 
ponía. Unas .naciones se valieron de pedazos ¿q tronco 
de cierto árbol, otras de determinadas conchas, algunas 
de sal, ñutas &c. (35). La Coca era en el Perú el i$- 



cur^ 



(33) Piutus. Act. ÍV. , 

(34) Arosu 1. c. Cap. 3»^ •'^ . "v * 

^ {35) t' 01 jg ¿€s Loix, d€S Aíts, et d«c Sci€nce$. Toin, ak 



m 



■ÉM 



i 



íilía d€ t)t>ii>s sus momáoms d masearla , y mk^í-klolaí 
ípOB un. mspQW sagraüo, psrnautaban; por ala totí^ lases- 
'/|)ecies coraíirciables„ cuyo api;ecio estiba arregfaclof á |»eso 
V'^^f medida. ■ •;- 

Subsírtuidas las tHonedas de ®:F,a íy pT3t0Cx>niIa 
í«ntcada délos EspaMes, giió M Cocct en el trá&o. Pe- 
ruano síenda UJiOf ¿ífe' .0^ ma& ^uantio^Qs^ rmnos^yy com 
:«/ fite ?mis i€ enrlqueda^ por la mucha^ piatai-i^m por 
su causa se s¿KdBa. de las^ minasy ssgum lo^ testifica 
tmoí Recé £édula expe Sda e^' m& -de- L^^sn'^. ( 3^ ) . ^ 
la verdad, en solo Potosí se .eSipend^í antiateente sobre 
-^ien. mB c^Eos- ds Cacas^ cuy0> píecia ^aseeradieíldos hast^ 
^íiCiiico? pesos ensayados,, fasaba» át:^ m^io. mi41oi> lo que 
"íendia ( 37 ) , y mM% vfOiS (k uiio como dice IV£atienzo 
|(:38 }', Este exeesivo consumo^y Jas inmensas ganancias 
^üe- de él dimanaban en el sigjo. é6?,. aocomimiaroaei» 
á©l* 1 7, piles en. JCédufo dírigii^a; ¿al? Virrey J*l-íncípe de 
Jfeqmíaehe con fecha de- t. de JSíoviembre de iS 19. fe dice 
S. M. Ypor qftif se Am entemiidb,^ííe- ei B^mfiüzb^ de: 
4m Ceca y ^e se sim^raBo! t^-eogia ert los Andes det 
■j€uzcü- í^ otras p;ari£Sy seh£i:etipaj^i4€cidbnotaMemente:y 
habiendói stdb por im pmadb de grande c^ro^aecha^meutQ^. 
^avisareis qí¿é causa hi hMdb. poi^a; esto^ 1/, remedia. ^u& 
■m^drá- aplicar para mokvmlúk á. ent^ahiar ( 39^ J. 

Ef^ cétee: Doo; Amsomo- dt- l,mm ^imio ere?: 
'45«e la decadencia; del? Cfaiadela Coca- pro^veiua? de qíM 
€ümo enriquecwse á-: rmmímSyiterQJit foMos e^ ptimi^rlá^ 
<^m^' id aíumdamiiz ¡mmteíúandO' ,£i mo^Je/kaxiy il 



v.a-: 



!i «'a i.- ! a,iJ..".u!.,„.ui- ' .>- 



v(37í) A'Cosu Cap. í3v 
1 3i8 )3 Apud. Seíorz. U c* 



.tety o^U^ de la gran diminución .; cp|e haOum 
yenao lo.r'^ indios , y el nueyü "»° /^^./'"^p J^ 
era un» de- las causa» principales ,de elU. pueden 
%^ it: continuas ¿«^lamaciones^ * todos^loa que 
BO se interesaban en su- logro , coa las qff; con- 
«íraieron inipe-ür su uso. en las Piovinc.as ue Quito, 
%b K^- sa^.^.imacio„ eir, las del Perú. Con el nvsmc 
.Sesienio el Solón de este Rey no Doa prancfico^ de To- 
Supuso, sotee la Coca- el 5- po* ciento de. f-abala. 
Blando á razo» de a la» demás especies ( 41 )• tra 
f|£ que tan fuertes obics hiciesen, decae, su tvaficc 

en. ^q^eltos^'J^/^^, ,„, fo, „,„s„o, debe coitóderars* 
con- respecto! las. Provincias del Virreynato de Lima, 
V i las de Buenos-Ayres en, que es mayor el «>f"- 
L n ¿ adV siauiente- deducMo délos-, libros de Adua-/ 
rtíL) m»ig¿t*,et producto y. varor <te este laojq^ 
« ll^uínquemo de tjSs i >7%-e? *í Vnreynato- d^ 
lin¿. En la primer» coluní se colocan los Partido* 
en cuyas fondas se. coseclw: en las ties^sigiuentes- 1(» 

:««e ha rendido, cada, uno- en. eí quinquemo .en cestos 
&s:, & cargas, segonet método- pecuhat. con que I» 

'Saa erf b últimS ya el valor compwad.»- por «I 
■~fqul riU 1* Coca- en. los- .fl»snK.s- Pmídos- * sw 
«xnaceionw 1^^^ 



l^y Escalona Gasophik Paft. 2 Pág. saos 

f4ay Es debido al laborioso Don Jt^^b I^^ackv- L^n^^ 



Partidos. 

Tarma. 

Himníalics. 

Htiánuco, 

Huanta. 

Anco. 

Urubamba. 




t Caica y Lares. ] 11.500 i 
. i Pauca r ta m bo. j gS. 6íS i 
Huamachuco. j ^ 



Valor. 

57S33. 

3.000, 
280.410. 
37,^.080. 

4-544- 
(j.Ooo. 

34'5QO. 

38(5.472. 

5.000.. 



n r T> '^^' Danieles cjirncKdos Iií>c€ü sli Piro con 50- 
, lo Jas Provmnas del Víneynato de Lima, á ek-rcíon del 

iarridode Paucartaínbo que lucra unos 69 pesos anuales 
_ |n Jas Provincias iniíiediaxíis dei'Víneynaío de Buenos-:. 

rfiyres, ; ■ 

- No tenemos dates tati íixos como los- antecé-. 

«ácntes para calcular el coxnercio de la Ceca m este Vir- 
.rey nato. Según el cónipuw de una persona capaz de ha- 
- Cfilo con bastante aproximadon, por sus empleos y co- 
iiQCiiiiientos (43), secosecha-íi en él en cada año al pie 
^e qt:atr.oc]entos mi\ cestos. los 300 © en el Partido de 
Omlumaní y el resto en Larescaja , Carabaya , Apolo- 
Jamba y Cochabaniba. Dando el precio de & pesos á ca- 
da ^resto que es el mas moderado á que se expende ea 
ia 1 Bz, plaza de jeunion, corresponden 2.400 9 pesos anua- 
les al giro de la Coca en aquel Virreynato. 1052,300^ 



3J f ^ ^/ ^,'^?. ^^"^ ^^^'^ Nolasco -Creíro. Ofciál Real de 

las^ Oxag de la Ciudad de Ja Paz en la Erudita Di.ert M S 

(toe hfiwos citado. ^^i-eic. i«, i,. 



pefíos deducidos de sns propias Provincias y Minerales , 
y los 100 9 pesos restantes de los Partidos de Arequi- 
pa, Moqiicgua y Tarapacá, pertenecientes al Virreyna- 
10 de Lima. 

Si á los ■2,400 3 pesos que produce la Coca del 
Virrcynato de Buenos-Ayres, unimos 241.487 pesos que 
corresponden anaalinente á la que cosecha el Yirreynato 
de Lima, según el cómputo hecho en el quinquenio, resul- 
ta que el comercio de la Coca en el Perú rinde en cada 
año 2.641.4S7. Cantidad prodigiosa y que á primera vis- 
ta acredita, que el comercio de la Coca en nuestros tienr— 
pos excede infinito al que se pondera en los de la Con- 
quista, ^o obstante, como entonces había, mas consumi- 
dores en uno 3^ otro Virreynato, y solo Potosí daba al 
lamo de Coca dos ó tres tantos mas dedo que hoy le" 
producen todas las Provincias de Lima, dexamos indecisa 
este punto. 

Siendo muy fragosos los caminos por donde 
gira el tráfico de la Coca en su primer extracción , para 
facilitarlo se forman en la-s Haciendas y lugares de la 
Montaña unes pequeños sacos de ba}etn Wanca, ó c^5t¿« 
de caña hendida, cubiertos con las hojas de estas, y itga- 
éos con sogas iiechas de la corteza del maguey, junco?, 
11 otras materias análogas. El peso .de cada" cesto es 're- 
gularmente de 3 arrobas (44). Si las veredas son muy 
ásperas, los conducen en hombros de Indios hasta donde 
pueden ya tr^ginar , tas; muías : si estas pueden penetrac 
bástalas haciendas, allí se les cargan dos sacas á cada 
una, y en saliendo á los caminos de Sierra que 'son mas 
transitables se les ponen tres. Ordinariamente se prac- 
tica este tráfico pbr medio de gente pobre que , cofn- 
prando muías al fiado , se emplea en la arriería pan 

■ cu- 



1^ 

í 



(44) En la Paz cada cesto tiene ío!o 2* lihii.s, y' tutra ííí^h 
•cestos en un tambor, dicho así por ¿a ñguíi, j Xülúmtiit héíg 
también tambeicillos de á des cMioa^ 



íl^ 



cá! en lis Uloñtatt^ es % ^ á .5 fesosv y. sti expendio. 
em ios Mi^€TaIes s«be ái 7^ S f 3, segiij^a Jas distaMcií^ 
y fa menor é mayor abundaBCia. 

los Mineros para;, tener provisioíi suficiente! 
jMrá sus trabajadores , acostumbran [tratar direaaínente 
Ciün los. Hacendados : «stos les ponen la Coca en siüs. 
alientos de minas ^. y ellos satistaceíi á ^kzos á mzom 
de 6 pesos arrobar, f en marcos de pina j?or 7 pesos^ 
1 líCaí , precios cjue alimentan «n razón de ía esea« 
sez &c» También se executan otras semejantes permu- 
tas con ios Hacendados de viñas que 4e ia; costa áirt* 
geti sus aguardíéní'es á tas sierras para lecibir en cim-*^ 
¿e la Coca» Como una y otra -contratación se 3iac€f" 
^iia 4:^ríidas gruesas, los arrieros y demás per&onas' 
iRíseiables ^que viven de «ste comercio, dirigen sus 
Iñíras principalmente al expendio por menor, dando la 
libra á 2, 3 ó 4 leales, según el precio en que 
á|e haíla , de. cuya suerte guando h arroba se veride 
4 ^ pesos por ^ixeniplo en grueso, al menudeo sacar» 
tilas 7 pesos iS re;ales. Comercia, efeaivo en que cuen- 
$m con ia «-guridad de la ganaiícia y de ía pronta 
fema., por<jue ^la Coca para, los Indios está al imú 
CCii los deíii^s íengiones de primem «ecesidad. 



Se /cm^inmi'ái 



Nóm. 375. 



FoL Í22^ 



'<t 'i' ' 



PEEUATO 



XJ 




DEL día 7 DE AGOSTO DE r 



CONTINÚA XA DISERTACIÓN \SOBR¿ XA 



^■0^, 



O^fijJ :i;: 



__ L liso que hacen de «lia es semejad ai 
^e tienen los Orientales deí Betel < 45 ) ^ pot cuya 
razón la • han equivocado algunos, con . lesíe (4^ ) , y 
T)tiüs iian querido deducip por aquí- el tarígen de la^ 
Peínanos. Tex^n estosunas b©ísa;s de lana; que Um^ 
chusas , y qtse iíerías de Coca; ttum pejidjenies jJíiI 
Jicmbro pc>r una hp. ceñida al irsvez de U derí^J^a ii* 
izquierda. En unas Provincias imioducen en las propia» 
fcclsas ciertos pequeños calabais nenibiados íscopuvW^ 
■■-■ -. ^ ^ B 'líB^ , , ; oaí- • ■ 



-«4r 



{4^) Betel tñfeéi» dfr PimeatexQ (Palau 52.)' Lo* Indio* 
üñentales mascan sus, hojas mezclándolas con el f^uwarn, e^ípecie cíft 
trai tc^tada, hecha de ccRg-has, también le oiezclan otros ingred?- 
esEcs, y le atribuyen muchas ¿e las, virtuá^s y prercgattva^ que 
dan nuestros indios á la coca ( Bqmar, P ice. de Histot.Kat.vett>. 
Betel.), Los Asiáticos tienen una^^ pasión decitíida por ei uío ^ 
de los vegetables con las ce^»iias. Aú ademas del Betel mascísi» qJ 
Catecu, el Kaat &c. Los de Filipinas usan la Bt>r,g»: substareia dr 
nn pequeño Ccco que mezclan con ceniaas de friso!. Eíte ramoaie 
haíta estancado en aquellas ^^la?,|;j 'W^,^ ,f »??P4**, J^""??**.. ^ ^^"^ 
■liero al fteaí Erario. .„■ . ',.■..*., V.,V^ ',,.•"'' ''' -'•;''■_''''♦''■» 

(46) Uílca Viage á Ja Aitiérrca t. 2. pag.'^4^5^^ ©«tegfl '1''t»ge 
de Viíon pág. 152 en la Kota. Bien que vpb Iss rttvas l^sp»*- 
etores que íe han he^ho, hao ifeíojimadQ J« m cpinicjn ««©« St^. 



m^ 



ifc< 



-f 



'■^ 



230, 



Jr^. 



^ffíU '^, 



cargados; de; cal ^ ó cenizas de iranQS^ vegetales ( 47 ) t 
Pero lo' mas coínun es íbrbar de 'las ce^ifea^! de -la 
cana de la quinin unos panedtos chatos de forma eiip^ 
tica, y der qíiatrodedos al tpve^ de Jargo,,^é Jos que 
nombran ' LHpta. Esta, ó la cal segan la costumbre de 
¿Proviricia, -sirve de sal para condimentar k Gaca, Se 
lia escrito qpe para aumentar el gusto -mezclan también 
el labaco ( 48 ) , lo^ qiíe piíede sep ciertov' filtre algu-^ 
nos como hay otros, entre los Españoles que usan íá 
Goca, que para mayor regalo- toman azúcar en lugar 
•dé la X/¿>íai pero este no es el uso general y pr i- 

- • Para tomar la Goca -^e- sienta el Indio con 
Aücho reposo, aunque y^a de ■ viage ; saca la chuspa, 
V • hoja por hofa va • intrüOiiciendo en ■ la boca , masti- 
írándola y datidole vuelta con-, la lengua hasta íoum^ 
tina bola, que ai rima al carrillo; iuegp- moja con «a-f 
líya un Tinterillo, y lo mete en el calabazo de la cal., 
y 'cubierto de esta lo chupa dos ó- tres veces. Xqs 
míe acostumbran la Llípta: muerden un pedacito.- Gon^ 
' cíuidá^ -esta operación que eti las Provmcias áú Norte 
lláñiári ry^ízcc^^, y en las del Sa^^. y mayor^mrte- 

del 



-^ :^:'|.i.. 






"''/1^'V^s feios Güásifos ílatnm al: • calabazo Pi^páro, lo lle- 
Va^^gado'í'la cintura 'lleno # cal fir^lsivm hecha de conctata,. 

-de" mi y después de masticar y tragar un punaao de Hayo 
S^udven^a calcori la pubta de uti puntero, y se van untando 
^^k^ente los labios. El Abate Julián ctee qü^ es t:on elde^ 

íonrS^^^P^ ei color verde con qu. los t.ñe el ^amo dei- 

tí n bien pu^e ser -peto el principal será seguramente para ,c 
*l rind^a^ca! V mezctarla con d xugo de la yerba, por Ja* 
'^^ que de esto resulta y diremos después. En la jurrsdic^ 

^""l^iS^en^opayan mezclan lá Coca con una gre«?a^laiv. 

^"^.8^ Ouineius cata^tUs ut¡ solent , penmxto dehtmrum gra* 
tu Tcll ( ubaco ) in o^^iius domuiiiisius suis .mnenus,.- &e^ 

«hi i. c* 



Fí 



del "Kzymy AcuUkar ^ «igue su viage ó labor ^..^fiíi-»; 
pando el xugo de la pelota ,,. y mordiendo áz aú^ñJí?^ 
en qiíando la Llipta ^ kasta que ya. solo queda el 
bagazo úq Idt Coca, que arroja para reponer otra niie-^ 
va bola. Á ñn ,ét no deienerse en la formación d« 
esta , tienen heciías en la tchiispa tantas quantas consi- 
deran necesarias hasta concluir, la tarea que se les ha 
encomendado. Acullican por lo común tres veces, en eí 
Uabajo diario, antes de empezarlo , acia la mitad de 
Jabof ,. y algún espacio antes de concluirlo. Regla i n^ 
variable asi en las obras ' propias , como en las que 
]i5cen pagados. Si estas se han de extender á la noche 
aumentan á proporción el acullico. Nadie pretenda que 
di Indio trabaje ni se mueva sin ccnc;íderle las horas 
.iiecesarigs para acullicar. Se abate , enfada y abandona, 
porque él aliento y la paciencia necesaria para arrostrar 
á ios mas duros trabajos, lo espera del vigor y demáj 
virtudes admirables que atribuye á la Coca. ^*t 

í Todas estas han sido generalmente reputadas, 

„desde el tiempo de la Conquista, por sueños y credu- 
lidades de una nación superstíciosá , y como la vir- 
-md mas., ponderada era , de que daba fiierzas , y ali- 
mentaba, se dirigieron contra ella en especial las plu- 
mas de varios escritores , numerándose entre ellos el 
célebre Padre Martín del Rio ( 49 ) . la opini:on.. se 
"fil¿o tari ^general, que la sancionó el Concilio segun- 
'^M Lim^nW, reputando á la Coca por cesa sin pro'Ve^ 
^cho y £iparejada para, los ahusos y supersticiones -de 
•iiof Indios (50), y con mayor especificacion una 
-Cédula de S. M. expedida en 18 de Octubre de 15%, 
*en la que dice, habérsele hedió relaciona ^ue , el , creer 
^'ios Indios míe trai/enda la Coca en la boca íes da- 



\-\io) Canoa 124. --»'^^> ^ feHjmkv^3ií»^£*|, w;^ 



"pmo. reciafíiijá la e^f)2irieiié:iÉk ., la impar cia&hJde^ fós 
fes célebres ííisioriadí>res^ y ía ^itóriíad de' miictó j 
lifbmbres docí¿)s, (^ae sdócíán en favor de % ópiniófít:^ 
%s. IPerünfios á b Jrerba WpUe \, á ía -Espartamá^'k 
lá Alímnia &c. á quieiies rHilio- ( 5:2: ) y 0tros Mar-*- 
liíraíístas .de b antigüedkd conceJbron iguales virtudes^ ■.■. 
;' ' , M tfáJisairsa del tiempo que :& disipado las 

fcféGictrpácíOiies de aquella edad en. que Soiiabüh Ibs: :lií)tñ¿ 
p-és despieríós ptir \q respectivo á 'tas ventajas: y pib* 
Succiones, del nuevo mundo : «r traasCiirso del tiempo^ 
t^r^e lia hecho, ver que el tabaco no es itias" fimestb | 
^al género humanó que ía póívora. y las telas ( 55 J^ 
^füé\se"*';|)U€de mléístrar lá Cascariíia sin cameter p^ 
^do métuX ( ^4 ), que íaá ' pepitas de Cacao m^ -mh 
Icagarfiítas de carñéfó { 55 .} , que 1d^ ffidíos ño ^Sl)il 
tríSCrorfales, tM se degrada ía 'ijMte del: géiieío Iií*ma^ 
no íianspíantada déla iüfopa á :ia -Ai^eríca,, -íio ¡lía 
^^bcíido extinguit áüfi tos prlttteroi -pí^itóos que. se 
%viéi0a á _^e|í^ fe fe €oda. Asi>6ii él año <^ 



■|y .. ^ü.^ -.f..^ ..;..:....... ■.-J.;.. J 



^ír,' 



(f. 



(5^3 ) 'Véase -énm ■^íüiSr:'Sel«tiíin^'í» cv |^gv;;^^ fe./Uadttf^ 

'tea eK IPábaco. ■ . , ^^ . ' ■ 

(54) El br. Colmenero, Cáteitátfcor ík Frirtta' de la Unlvéí- 

íidad de Safa manca,, aseguraba eti su- G'b»a contra la Quí^aytíiie 

'ííis tnüeftés tepenihtas 'acaeGÍdás pOr sa u«o. en solo íVíadtki., ©4- 

-sabátr de l^'heneav^^aísfe t^iñcripto ítei 'q«al se á«áuctaA mM ««»* 

■ iéqüéncia^iesuavíágasMEs m*/ík !llis«ííy 7 ■«» la- MoiaU: ^ C^init^íje* 

aim ifeas absurdas tmrierott lo» inglese* "é a esie -pirnto* IVloKon* 

. S<im. 3. Es«rí^^ '• Cap. 7v , ^ , ...^w-fa- » 

'{ c|) En '^>5 primeros años en- q^ie se €t»«^fffo^a "íTfiW^licwef 

eataop^ta la Europa, cogk.otí los Diandeses un Barta g^J 
«lue iba cargado de él ,^1^\I»i%f*^íi<^ «ft^'ai'^ae'i^ 
^^ffiíi des'pfécie «Msrrur» h Cernerá»' ■'>■'■ • -i^-'''"- •' ^ ••■^ ^ 



-nsg^jE^íH 



íp*?* &■ íi-fMTJdíéíoft del Perú «ísa ^' ¿:^ 

Coc* efi q Jrno ,defmque,ue el Ini.p, se l^^So^. ^^ 
yar» restaurar el «de., en as ^^'"«««f'.f \ P f¿^ 

tK>r vicioso , ó -era mil á los Naturales. So. e^Ja «m 
y otra pare por diversas ptaas , y e«mniados !o,s 
-papeles en el SuFe.ior Gobierno .de Buenos-^yre^qae 

¿ó indecisa la qiie,tron. Debiendo n»^«!«,/^|'';S- 
ír» e«a última p«e del Discurso . aesanaJa ^a ew 

^«inar las virtudes de^ la Cocí, ^P^" .^^ 

'medios, por donde se pueda.V ««"^f y^^SS" a 

con claridad las gemiínas^, de las qae Je consa&te^ Ja 

■ System J\ ^a{itate,et .otp^erAm ^M 

. mnísusui ptantarum dice' et famoso Lmeo U^ > 

Hé ^m una regb sólida que '^f'^'^lt^l:^^ 

gurid?, e» --í^«^f ^;,¿S1 "SI i 

ir^n'^ ei% ¿- Física las conpturis del entenclrmíemf> 

•^Ü la primera, mientras q«e «"s «ms cetebr_^ Docw 
^res p^dierort et tiempo en 1» segunda, ^f .hecha 
-mas progresos , adelantado , y ,««í1«e^'f ,,f , "1^*'^' 
rmédíl.^ue ¿Escuelas de tod^ torf^sí|8 f. 



:f-r<í'í' MiteJií Mé.Wí. ■'''ÉHaorí V*' í £?- • _ ..■„„•* 






•I 



1 



< 



ni' 

• Expsríeniiú. l.m hifcíio* incontestable? íque nOs 

^írece Ja : expcfiencia: cerca :de ks virtiKÍe'í; ' ds la 
'Coca, deben con<;iderarse ccii respecto á los cuerpos 
Sáíios ,: y á -los cüfermos. Eii los sanos prcseiua los 
siguieíiics. Es constante ^m- nuestros indios .seíraaos^ 
que son (os que mas usan^ de la Coca esián expues- 
•tos á los mas duros trabajos de la tierra, i.®' En . eí 
laborío ds minas situadas casi todas en cordílleías muy 
rígidas v ee^ donde trabajan día j. noclie coa la coni- 
ba y la cuña en la mano , para desentrañar d meta^ 
acarr}?ndo este mismo á hombros desde profundos suí>- 
>terraneos , ó amalgamando con los píes los cuerpos cíe 
beneficio. Todo el . reposo de .este . trabajo consiste, '^i 
-'tenderse, en k)5 ratos que se conceden Alternativamen- 
í-e, sobre .un pellep, y cubrirse con uua manta para 
dormir^ ó acuilicar. 2.^ ^n las postas que corren de 
•correos , ea que con un caxon de cartas al honibí\o 
andan con muclia -celeridad centenares de leguas ,,atra-- 
vesando para acortar el camino, los .desiertos, y /.las 
cerdilleras mas brabas , y -sufriendo quanio ^género ;.áe 
inclemencias pueden caer sobre un, hombre medio des- 
liado quz va por bs breñas y despoHados de nuestra 
-ísierra. Todo^ abrigo y descanso, qiiando apura la mV 
te ó la fatiga , es refugiarse en alguna caberna ,ó 
^ Ijiíxo de alguíi peñasco en- que- tendido sobre, el si^eío 
'-duerme unas. poca$ .hoK3S. r^' Quando; practicánr^Ja 
.arriería, cargando: en -sus 'hombros ^p^r lo áspero Je 
los^ luga íes que no permiten penetrar las muías ,' o 
arriando sus Llamas, sufren las mismas iaclemencias^ y 
en ios arenales y lugares estériles la sed. 4.*' Generat 
fseñte apacentan su gaiíada •. laisar .en. jpampas; taí\: . frías 
'^«jue no producen d^ra planta cfue «na? especie de? j^aja 
fltie nombran kichu^y con eí yelo :W ponen ellos 
tan negros com.o los Etiopes/ 5.** Quando necesitan 
regar sus heredades ^ por Ja noche , aunque sea en el 
F%¡or del Invierno , y ea los liares' mas Wv^aaósijíse' 



^35- 



jíiantlenen metidos eti el agua cori 'su5; : ni^geres ^ tq^^ 
iefaiidó las noches pías, borrascosas. ^ , : , . ^.^ 

Para oponeise á todas estas miserias ,.e^inq|^^, 

jneiKias no tienen, mas alimento que -un puñado de marz^ 

¿for^, pipas ;'y,;iain chuspa, de toca. Solo comea car-, 

l^a;ai:>^e lardan., lo que --^^^n P- q;^ ^^j^^ 

l3 vila desús carneros casi: tamo como la suya. ,Vi^¿ 

do ^1 valeroso Don ^g^^cio. Flores que;^ua.IrKlioC^ 

ñarí pira correr la po^ta de yauquisaca /^ ^J^^^^^^^ 

aiya¿ Ciudades media:i mas. ^^''^}'^^^^^^^^^ 

prevención que unos grauos de maíz ^^^^^ X -"^|^:';4 

lotillas dechuao, que todo no compondrí- dos libias y. 

uia baena chuspa de Coca, exclamaba que no ^ab.a en 

el muudo recoletos ni ermitaaos tan austeros, hsta es- 

mn osa L'aUiad y tolerancia del Indio la han atribuí^. 

T^J:^r^ ai4o de la Coca, -.^o 4 ^^^aaon^ 

Pero es menester hacer las siguientes observaciones, i. e! 

Indio es voraz en el" comer siempre qü^ se^ baila al ia- 

¿file tn Español fVaiico: 2.^ mucho. Españoles nopu^ 

díendo tokrar el trabajo é intemperie /de las ininas se 

han dado aluso: de la Coca, conque lian, conseguido,!^, 

re^..,cia hercúlea de los Indios: ¿Vquando estos abatí-* 

don?n el uso de la Coca, aunque msjoren de aumento, > 

pierden su antiguo vigor y tolerancia: 4. a pesar de 

h-b-rse siempre prohibido rigurosamente el oso de 'la 

€oc¡ en -• tucamaa , se ha iiKroducido por que solo 

con ell^ han podido ios troperos sostener las^ crudas 

vi^^ilias , Y i igores de los paramos de lipes &c. para 

imptók se descarrien las muías que conducen: ú Perú» 

.50, durante el rigurosa cerco que. en el a/ío de 17^ 

pusi^^ron los Indios rebeldes a la andad de la- Faz: , los 

vecinos no tenienio otro alimento -que cueros , ammi-- 

les inmundos &c. &c. y en la necesiAid de yelar ol 

rio-or del Invierno sobre las trinch.^ras .para evitar ios'^ 

iiSu(t05 de los Iiidlcs , sé dieron mucuos ál usa ae la, 



I 



Coca , Y €stos fiíéron los qtie jsscspston de a 




Los hechos rdatFvbs i los ctier|K>5 
^tié bfféc^ la expeiienda en ^ uso ds h Coca son estos, 
^fianza, y cciiserva la dentadura : tomada en formíi M 
fhé miiéve Ja transpiración, y úivh !as asnaas húmedas f 
ütí esta misma foriDa, ó mascada, restaura el vigor del 
estómago, disip^ las obstrucciones, pxomue^i^e el viemre ^ 
3^ Cura los cólkús estercorosós (59 ), implicada es terioiv 
fñentc por frotación y emplastro,' modera, ó extingue 
los dolores tópicos que origina d reumatismo causado 
Ébr el frió. 



Se mnfinuará. 



f 59 ) Se asegura q^ue tainfcrien cuta las cuartanas, y pi&eávt 
d|Bl Gálico. Kp leTieisos fxpeiieticia sobré esto ^ peto no hay m-» 
ccrv^enicDte para jque .ejíecute lo priinero, y en ^uaníb á -lo se-' 
^undó es constante ser rarlsJQí» él Indio que padece ia lúe i^efi&^ 
i^á, lan íOBm^x entre les Espaéeíesi y ííegKw, 



JNúrti. 376, 



fol 237. 



MERCURIO PERUANO 

DEL DI A 10 DE AGOSTO DE 1 794- 



CONTINÚA , XA , DISERTACIÓN 50BRE LA 

Coca. 



"?frr^.— ->M- 



'5 -ALES son los hechos incontestables que nos pre- 
^s^ta la experiencia en los cuerpos sanos y enfermos que 
usan la Coca, cuyas qualidades vamos a exponer ( üo ). 

Qtuilitate. El color,^olor y sabor son los que 
indican la? qualidades de las plantas en las que estriban 



{6o\ Teníamos concluida esta Disertación de la Coca quan- 
¿o lieg/) á nuecm» macos l2i Perla d, la Ámenla, escrua pot 
ti E^rjesuita Don Antonio Julián, y entre ias/ottas ^05av<3ue 
« hemts anotado de él, nos causó complacencia l^^ÍYr.hk; 
íaciones que este celoso Misionero de la Nacen Guagua h zor 
en esta sobre los tfectos saludable, del Hayo, ó Ceca. E las 
Ln conformes á las que experimentaitios, y "«!^^-«-*', ^'^.^^^^J^- 
Apunta la virtud de conserva. la dentadura, quitar la hambre 
jV sed, y alimentar. Refiere que los Xeques, que para ser tent- 
dos po'r Santos debian pasar la vida en <^«""""Y H^t? e aue 
vigilias, á fin ¿e sostener utio y otro usaban el Hayo, el que 
;?rece es era reservado, pues luego ^«^ -en la preaKac.on Evan. 
Slica se e.únguieron estos Agoreros del Kuevo Reyno se ar.ui- 
nó también el uso y comercio del Hayo 5 excepto entre los Gua- 
gUorque a«n son ¿or la mayor parte Paganos. Nota que esta 
I cbn que conservV el uso del Hayo es la mas robusta y cor- 

pulenta de aquellas Provincias. Añade finalmente ser el Hay^ 
lloctivo in^rgle, y solutivo de los humores , pectoral y sudorifi 
ca e^cdente,% antipocándrico eficacísimo , que mwga y f^^yj'f 

aiictos, y eficios h^pmndricos é isUucos, dtsolvrendo ^^!^'*'^" 




sus virtudes (Si ). Consíderarémosíos en la Coca baxS ' 
de dos respectos, en. la hoja entera, y en esta misma 
analisadá. En atención á- que la fermenfadon-^^" el fuego 
destruyendo enteramente la combinación peculiar de las 
partes de' ios vegetables íds-redacen á unos mis liiós ele- 
mentos de donde nacen iguales resultados (62), todos 
nuestros conatos en este punto se han ceñido á unas análisis-^ 
sencillas. -Describimos aquí la ejecutada ^n Coca ciel 
Partido de Huanaco, muy sécá y -de bastante ti empcr.-> 

Considerando la hoja entera, presenta por la par- 
te interior un coíor yervde, y por el reverso pajizo. JEl 
olor es agradable, y moderadanieme •árómáiicó. ' Mascada* 
despide cierta fragancia grata , y da un sabor oleoso'- 
amargo, acompañado de una suave astricción.- En- la mem-- 
brana que cubre: lo interior de la boca produce, una le- 



ciertas que suelen ser la causay y prineipio de mal tan vario en 
sus efecto T^ como p>¿rtinaz eti ei tormento, y' molestia d¿ les ' pa- 
cientes. Aú iodos los que allí padecen de estos terribles' áchá^ 
^Ues ocurfen al Hayo cbmo á tina áncora sagrada. G?ta elexemi^ 
j^ló de cierto Mi sjonefósábio , y muy dado á Ja' Botánica , qoe 
atormentado cruelmente de Hipocondría ocurria como á áníce,^^ 
eficaz lenitivo de sus síntoma? al uso del Hayo en forma de Té. 
Crse no obstante ei Abate Julián ser mas eficaz chupando' el xu-i 
go á manera de los Indios. Hé aquí unas observaciones hechas 
entre una Nación nunca conocida áios P¿ruleros, y por un hom- 
bre inteligente; pero que como se ve de su Libro en qué solo» 
escribe lo que ha visto , no tenia noticia de lo que estos han 
dicho, y experimentan de la Coca. Luego sus virtudes no soa. 
meros sueños y supersti. iones, sino efectos reales de una planta 
Henéflca, que se hacen sentí t en quantas partes eila se cultiva t 
i»sa. ' 

(61) Linn. Philosoph. aphor. 35^, 

(62) Cuiten M^ter. Mélica Ntí.^. y 128. Entre 1500 plan- 
tas anaiisadas por la Real Academia de las Ciencias de París 
por medio d;l fuego, no se encontró una sola, aun de las que 
menos se parecían, que no diese ios mismos principios que lait 
ptras,^ - 




^permaneceaí breve tiempo, la saliva corre con abundan^ 
cía, y se impregna de un xiigo grueso y yer^^ev siendo 
■un •menstrn^o : tan, poderoso, .que el vagazo _ que^queda des- 
opiles-; cb ;a%!^as, rnascaduras,,y jsuccipnps,,.^^ 
^tieríe -,!# p^íte íibrosaide -ía íi9Ja¿ jiespojadá ; enteramprite ■ 

.4erSt^S^ XUgOS.-, ;. :::■;, ^ ^ . ' ' ' , 

Para anaíisar la Coca se pusieron 8 onzas de ella 
«n infusión, caliente, sin agnegacion alguna, y ■ se dexaron 
por 48^ horas. A;l términq de estas se coló ^ jppr unp 
Jbayetatupidgj,-, si o exprimirla permitiendo que solo el pe- 
iso del agua arrastrare. las. partículas que había extraído y 
jdisueko. ' 

' i-a tintura presentó un verde de esmeralda eri* 
:cendido^ un olor aromgtico mas grato que el de la hor 
¡a, el que cpnfortaba y r,ecreaba al celebro. Su astric- 
ción y amargo estaban igualmente mas mitigados, y era» 
i?ias , agradables que en la hoja rnascada. Mezclado á la 
tintura el vitriolo marcial, adquiría aquella un color obscuro- 
, . Reducida á extracto, Ja tintura por baño de va^ 

.por, findjó 2 onzas y medi^ de un extracto compuestp 
^e. partes : pijr^mente gomosas y ningunas íesinosas sen- 
si|)les.; El c<)Íqr del ; extracto era de un verde obscuro: 
carecía del olor grato de la hoja y tintura: y tenia un amar-r 
go fuerte que dexaba en la lengua impresiones viva^ 
y permaf?^ntesv: sinttiéndose al masticar Jo, ciertas putnt^ 
picantes que herían con actividad. (.c?i V T3\:v;\:*íf 

.„-sv, (í ios jTSoltados ; c|e estos ¡.exámenes varían seguri 
Ja: : diversidad de los territorios en que se cosecha la Co^ 
-ca,iy en especial por el mayor ó menor frescor de; la 
hüjav t>uandp esta no se- halla tan seca como aqueíla 
;cuya análisis hem.QS descripio,, y. en cuyo estado es car 
c^i ya desec^fiapo.r los J^ijsdios, suele sentirse al tacto ut^a 
esp^«?íe de miel que la cubre. Entonces son mas fuer- 
ces él olor y el sabor , y mayor la ;.caníidad del éJttt^- 
to. Tomando el medio de los lesuitados producidos ea 




|i: 



m''-' 



' 'i.it., 




•tíisfciatas análisis coíí Hiferéii§s4(c|a^^'^^^ 

da onza de ia hoja entera y limpia cerca de media on- 

^3 de extracto gomoso. 

Systemate. No presentando virtud conocMa las 
plantas congeneres á la Coca^ ni halíándos^e esta rédii- 
xáda ádn á la clase nattííal que le corresponde, no' poi. 
demos hacer observación alguna para descubrir sus vír^ 
l\xá.QS lege systematis, 

Pero la luz que nos ministran la experiencia y 
ía análisis, manláesta ser la Coca eí architónieo del Rey— 
no Vegetal. A la verdad^ esta preciosa planta reúne en 
sí las diferentes virtudes que se íiaüao distribuidas en él 
crecido número de diversas especies de vegetables que pue- 
den comprehendeise hzTíO la ejrpresion general de Tó- 
nicos. El aroma punsante de los estimulantes, la virtud 
astrictiva y corovórante délos nstringentes, I3 amiespasmó- 
^"dica y aniiseptica de los amargos^ y el mucilago nu- 
tritivo de los analépticos, 6 alimemosos ; los -que com- 
binados en ella, por las sabias manos de la íNatiraleza 
han de obrar con mas actividad y proveciio,^, -que mez- 
clados por las del hombre, quando intenta aumentar su 
eficacia, ó evitar ^K daño que causa el uso de cada uno 
-en particuíar. Así esta hoja inestimable dotada de tan 
diversas y raras prerogativas, imprime con energía su ac- 
ción sobre toadas las partes qi^ componen la economía 
animal : Olido in ñervos sajp'ida in Jihrasy utroque in 

^uida {e^y 

* Su aroma estimulando al sólido vivo, lo con- 

mueve y vigoriza : su amargo austero absorviendo la hu- 
^-medad que i m-pide la coherencia de los elementos de la 
■fibra, foitifica al sólido simple. Su mucilago compuesto 
•# parces oleosas y azucaradas, que son los principios 
Constitutivos del alimento animal, ministra á la sangre 
-.:./'.-, un ; 

W C I ■ .1 ■ I III ] , I III I I I MU—— I I II I ■ I tmammmmmmmmi^mm,m^^^mmmm^rmmt» 

(¿4) Xmn. 1. €• §. 36i« 



«i 



241. 
«11 quilo blando y abuníante. Operación triple de la que 
deben resultar los efectos que la experiencia acredita 
haber producido el uso de la Coca, asi en los cuerpos 
sanos, como en los enfermos. 

No puede ciertamente ser herido el sistema ner- 
vioso por los átomos picantes del aroma de la Coca, sifi 
que medíame las leyes de la simpatía se extienda el mo- 
vimiento á los lugares mas distantes de los que se hallan 
en contacto. Puesto en tono y acción el sistema ner- 
vioso, las túnicas de las arterias, y las membranas det 
cuerpo^ que están regidas por la mayor parte de sus la- 
numerables hilos, han dé hacer con viveza sus contrac- 
-eiones y dilataciones, y la sangre contenida en ía ca- 
vidad de las arterias correrá con mas cele» fiad. Enton- 
ces se restaurarán, y promoverán las secreciones y excre- 
ciones, y el celebro adquirirá nn cierto estado de vigor 
que disipe ías. imágenes melancólicas del ánimo (64). 
Agitado el tonente de ía sangre, batirá los obstáculos que 
se opongan á su curso, y serán desbaratadas las obstruc- 
ciones. Las membíanas del pulmón, del pecho 3cc, ya 
por su propra acción, ya por la de .los vasos sanguí- 
neos, que hs atraviesariv-ó escan inmediatos, dividirán las 
fnateiia» glutinosas, las sacudirán de sí, y- expelerán ív:^-' 



. '■ .,■-,. .:- ■■'; ■ -::,.... ■ . ■ . 73., 

(64) Véase nuestra Disenaciarv sobre el Tabaco, Mercurio Pe- 
fUítn9. Nám, 108. Pág. 40. Entre ^1 esicriiago y las iJeas d¿I 
alma hay una simpatía que se muestra ciaramente en ios hípo- 
'rondriaco'!. Oj manera que si padece el estomaga, tbias las ideas- 
íon íunestás, las qup cesan af pumo quer sé restaura atrailla éa- 
-iraña. Eotre ena y los vasos cu-taneqs q«e sirven, á ¡ la transpi-, 
laojpn inien&ible reina igualmente urva notable siiB^atU* El es- 
lótnago .padece quani^Q se suprime la transpiración : liíé^o tente rí-t 
do la Coca la virtud de promoverla, y siendo por otra parre, um 
•^célente estomacal, ha de extender *u imperio basta la alma, pa- 
ra «acarla de las ideas meran<:61ká9 qWB la opúsaiSí6.h ár ña ¿sta4d 
4e traQ<^ttili^ad ¡ y alegría» 



I?,; ,Xa saliva íaiimemadáh asi piar «i estimuíó ' qm sufis 
^. sistema neryÍQSQ, cómo por el qu8 obra directamen- 
te sobre I^s glándulas de la boca , donde se despreíicfé 
el aroma á proporción que se rumia la hoja, humede- 
cerá las fauces,, y aplacará la .sed. La saliva cargada de 
todas las partículas amargas y mucilaginosas de la Go-- 
c?, llevará al ventrículo la confortación, la humedad y el 
alimento, adquiriendo ella misma una nueva y mejor ca*- 
Jidad (65). Se extinguirá pues la hambre. 
* El ventrículo y los intestinos confortados pof 

el amargo astringem^ del xugo d$ la Goca, obrarán ,sq- 
bre los humores corrompidos que los gravasen, y refor- 
jado ^ el movimiento peristáltico serán arrojados por aba- 
xo. i Acaso el ácido de la Goca combinado con la bi- 
Jis adquiere una propiedad purgante que depura de sus 
heces al canal intestinal ? El Doctor Cuílen opina que 
el ácido vegetal unido á la colera adquiere una cají- 
.dad estimulante y laxativa ( 66 ), En virtud dd pro- 
pio tono que ha recibido el ventrículo y de la mucha 
$^ha que se mezcla con la Goca , ía gran cantidad de 
inueilago que contiene será .digerida y convertida en un 
abundante, y nutritivo quilo. Introducido él en , la sanr- 
&^. íi. ¡elaborado y convertídp^ fn Ja substancia del^anif- 
maí , según las leyes de su economía, será conducido 
por. las inmensas divisiones del sistema arterioso y ner- 
vioso: á los vasos mínimos, para que aplicado á sus pa- 
redes^ repenga las parres que pierde el cuerpo,, ^cuya 
Vida 'és un rhovimiénto continuado que lo aniquila y res- 
íSáfá. ;Gomo\d mismo tiempo que se Va empleando eá 
E nutrición el moco ó gluten oleoso sacarino, las? 
partícuiagí amargo astringentes van aumentando la cohe- 



'T-r'ifi " ^-'i^r i-'-; Tr'i" 



rea- 







iP 



irencia y: firmeza de las fibras, el cuerpo humano con-, 
el uso de la Coca ha de adquirir una coii.siitucion at-.- 
letica, capaz de resistir en medio ¿¿ la miseria y de 
la penuria á los mas duros trabajos, y á las incíeraen-n 
cias *de los tiempos. •;,■•: 

Las que produce un vehemente frió, 5íon se-, 
guramente muy temibles. Hemos demostrado que eí ca- 
lor natural del cuerpo iiumano que en el -termórne-r 
trOidaFarenheit señala g6 grados, debe: ser superior al 
de la atmosfera que lo rodea para conservar su vi- 
4a ( 67 ) . Pero también es cierto que si el temple de 
la atmósfera se enfriase demasiado, lo hará perecer por- 
uña razón contraria, guando el temperamento df I ayre 
se halla acia los 60 grados del termómetro, ya se ha:- 
ten sensibles en . el cuerpo las impresiones del frió, y 
éstas se van aumentando á proporción que se des- 
ciende de aquel grado que puede llamarse el con fin del 
calor y el frió. SI los grados de este crecen sucesiva-^ 
mente hasta obrar con fuerza sobre; pl cuerpo humano , 
$e apodera de sus extremidades cierta especie de embar% 
miento y estupor, que se extiende insensiblemente á to- 
dos los músculos sometidos al imperio de la voluntad^ 
y al punto sobreviene una modorra gr^ta que conduce 
al sueño de la eternidad á los qqe ^e dajíaj^ poseer d^ 
ella. Accidente funesto originado seguramente, ó de que 
el frío obra directamente, como una potencia amortigua- 
dora sobre el principio vital, ó de que constriñendo los 
vasos de la superficie del cuerpo ^ disminuye el circula 
de la sangre, al contrario del ayre caluroso, y repelien" 
dola al cerjtro infarta -al celebro y lo. oprime^ 

El único medio para evadir un daño tan gra- 
ve, es reanimar el tono y acción de los nervios y 
arterias , para que promuevan con rapidez el círculo 



m 



w 



( 6/ ) Mire, P¿r, Nii». 30, Pág. «75. 



243- 

de la sangra. De esra suerte el calor del cuerpo cuya 

actividad se proporciona á la velocidad de la circula- 
ción, qiíaíqaiera que sea el principio que lo engen- 
dra , hará nulo el rigor deí frío externo. Pero co:t50 
entonces debe aumentarse excesivamente la transpiración^' 
que es absorvida por momentos por el ambiente, sino 
existe una cansa que Tepare los dispendios déla sangre, 
eí hombre caerá en un deliquio mortal. Tal es eí que 
sucede á los que para evitar la muerte corren con li- 
gereza por scbre las nieves estando ayunos , siendo asi 
que el exercicio es el gran remedio contra la violencia 
del frió , y los licores espirituosos por disiparse con 
sama ligereza se convierten en un verdadero venigno qu- 
ando se usan con el propio destino ( (J8 ). Para evi- 
tar los males que se presentan por una y otra parte y 
es preciso reunir eí principio estimulante con el nutri- 
tivo , para que mientras aquel agita el circulo de h 
sangre, sostenga este el tono del estómago y repóngala 
materia que se disipa. Y como la Goca mediante las 
partes que ía componen satisfaga completamente estas 
eos indicaciones, se deduce con toda claridad y eviden- 
cia, ser UHO de los auxilios mas oportunos que la be- 
néfica Providencia ha concedido á los mortales contra 
tts inclemencias, del frió, 

£^ continuara. 



^ ^8 ) Bo«rt»av. Piaelectr Academ. T. a pág. 49. 




J^^ra^ ,577- 



Fol 244. 



MERCURIO PERUANO 

DEL DÍA 14 DE AGOSTO DE 1794. 



-— «ifc 



CONTIKÚA LA DISERTACIÓN ^OBRE LA 



^ON rsTon el Ingenioso Doctor Don Pedro No- 

lasco Crespo dice hablando de ella : ,, i Oxalá que . se 

,' ^ probaseen la Mamería para ias navegaciones circurii- 
„ polaxes, y peregrinos descubrirnientcs ! Ya se verían ios 
„ prodigiosos efectos cíe la Coca, y hs ventajas que hace 

.„^ al uso del tabaco ; quanto va de tragar el zumo de 
„ h Coca , á disipai- con el tabaco la propia substancia,. 

^, por el esputo. , - 

„ Yo no desespero que vengan tiempos 
„ en que se haga el mas opulenio .comercio de la 
„ Coca, para los Ingleses, Dinamarqueses, Suecos,, 
,, Rusos y Xa-pones : acreditándose por todo el mun- 

-,, do, haber Dios criado aquí tal %^egetal para patri- 
„ momo del Perú ; pues por su delicadez y nada r&- 
„ parable, es de verdad , intransmisible á Regiones ex- 
„ trañas. Esperable '^pues será ,^ que estas naciones, íue- 
^y go que experimenten las v iñudes de la Coga, seaíi 

\ bs que mas Ja avaiorizcn : para quienes hará el me- 

',; jor marídage con eíla, el liso de la cidra, y de la 
„ cerveza. Esta hoja ya seca , y preservada en buenos 
„ botes de toda humedad y disipación , es capaz de 

^^. • '■ ■ ■ D'iS' ,:.;..:, .., sub- 



■ 




„ ^bsistír muchos años, y de conducirse á KegioiKS 
„ extrañas ( 69 ). '*■<-'; " ;r 

Si en los tiempos pasados^eií lugar de ks reyertas 
uietafískas sobre la utilidad ó iíiutilidad de la Gbca, se hu- 
biesen 'hecho^ aíguhas de las temativas propuestas por el 
Poder Crespo, acaso sería hoy esta planta un-f ramo de 
"extracGion tan interésame al Perú cofno"elCacair"y4a 
' Cascarilla. Pero no es dudable se executrn eji; los sace- 
sivo , pues se van exáminandoí á iiiejor h]^ jas pr;aduc- 
dónes de nuestro terreno. Desde luego los ríiíerósiisos 
suelen padecer vehementes tontradicciones, ' por la ''reí^ug- 
tiancia que se tiene á lo que no se está acosturnbrado, 
pero es creíble triunfe de ellas la Co^a, cuyas j^i^rqe^s 
pTodígiosas apoyan acordes la razoirí y la expeHenéia. Aun 
^ anuchas de esa multitud de fábulas qué aglorneró 'sobre 
ella el supersticioso Peruano, y que originaron por la 
-mayor parte la av'ersíon que le tuvieron nuestros vir- 
■]^tuosos Mayores son un argumento' á su favor. Siguien- 
"^do el' genio fanático de todas las naciones étnicas di- 

-f . ... ^ , ■ . -,. .. .. ,yj^ ... 



( 69 ) Fl Abate JuHan esfuersa este pensamiento del comc*- 

tcío, quejándoje del descuido <!€ los Españoles que se dexan sa^aí 

*el dinero con el Thé y el Café, y teniendo en la Coca una y er- 

»«ba .de sviperipres virtujdes , no promueven su comercio que poaja 

..^ser ver.tajoíísimo para la España^ salud de la Europj, remedio p/e~ 

servativo de muchos mates ^ reparativo de laf fuerzas perdidas , y 

j>rolongativo de ¡a vida hutñana ... es lástima que tantas familias 

" jpohres no tengan este preservativo de hambre y fed ; que tanffs 

*cftcialesj y artesanos carezcan de este mantenimiento de ftier%g.s 

'■■:para ¿el trabajo continuo :, que tantpt viejos y jóvenes aplicados á 

fia -pasada tarea del- estudio , y á componer libros, no gozen de esta 

yerba contra la fult a .de espíritus contr/í la consiguiente debilidad de 

.eabezi y flaqueza de estómago compañera inseparable dil estwiio 

'■iíotitinuo. 1. c. • - 

' Dt bia haber añadido á les infelices Militares á ^jnienes 
la guetia espo&e á coierac conúauas vigilias,, iateapeties y k^oabces. 




^hizaban todo aquello en .qufr descubrían, al gup pQcíec, 

vio qu.e. al' piincipia parece que no^ era sino \}p¿i 

"aíégoii;! , se iba sucesi va«iente subdi vidiendo , . y _, : yjsf 

líendo' de 'tantos portentos,, conforme a las costiiij^- 

"feres- y supeisticiones de cada Tribu , que al fiti VQ- 

jiía'i.'i ! :q^f^r enteramente ,^^nyuelta, ea las qxjínntó. 

"^¿rofsl'.^Q exafcioan es.^af 'con : 3teACÍon,, la -ye^raad. se 

"íqí¿\^i 'ijiucíias ~;veces .,ea. medio de sus. sombras , yer^- 

lóiices; 1-4 misma ^^t^^ ^^ apoyo de 

eUg^'Ásí' sucede por !o, que respecta á la Coca como 

To' manifestará la ■.éxpósiciori de las fábulas con qiie 

^concluiremos; ,e^e l^jl^cursb^, después de iacjuirir la im^ 

■por que los IiÜkK mezclan en ^ ijsp, d^. ella el,, ge 

Ja^^,.Gales.,y;,,ceniza5.., ,i\ ,^y, ■- ..^ :■:/'-;", ■ , ^ u 
' -'/ Párec,Q que en esto . no lia temió lugar -,.|a 
"reflexión. lía dimanado sin, duda de aquel instinto q#e 
Ja Naturaleza ha puesto en todos los animales para li- 
^J:?ertaiíse de cíeríos daíío^^; El , gallo .atado á ^:una est^- 

'^CaV"y-!-a^^£iiS"^9^<^^s^ '^'^^ Ffi^ í^ ^^^ ^^ 1^ 

:Sare3, 'El .Asiático mezcla el VB^tel con las. cenizas 

'^'de conchas,: Eísalvage Americano se entrega con 

^exceso al :üsó,' ¿^l espíritu de vino , y el IndiO 

^W^.JÍ U3^-.ñ^^€ms^r^ i: ^i^it^f 3Lie.,#s ^vegetales Je 
l^e\jse;'n^ím*|legeí^fii"ea en >i; estómago, en una acr|- 
'íñ¿fiS.¿ccr¿f¿itin acida, á que ^atán expuestos por su 
^j(n\$mi naturaleza, y poi los diversos grados de fermen- 
"^ácíon vínpsa,/ acetosa, y^Pl^trida^^cjuedeben^ pasar antes de 
*i:ecíu¿u:^ ai estado» mÓcx)Só:,:;,pfopÍQ pa;;a ta natiicioa .<^^ 
"los -anímales, 'fe: cíeMÍp;,qiíe'esta .degeriéracion es. pri^qn 
'"S^'lnfinlto^ males X7P3.V-tos, espirituosos tÓKlados. en 
"%-an cantidad, impiden que los sójit^s ;3f Jiudos que ,p|i- 



( 70 ) feíhav. Apb. ¿o &c. 



MT^ 



^a descomponetse faw por^ trjés gracíos de ferraeij^ 
■eacíon^reí^d(tós,^degeiitreíi''en' la; córsirpck^ qué k«í é. 
^Ilaitirai, y lo mismo oeciita» láj céftfeas.y-^éató^smc^- 
to 'de los^ acesceñies ^ ea"^mnta sus pones ákaíí'fe at^ 
can y se íipodefan de Ijs agrias^ j p^&msíMnáo^ kíl^ 
pideíi la cormpcíóii de ellas,, y ñ'^^ásim que- de áqaí d^ 




Jiizas y te' cale^;, lodos aqueífos Guya VMfKÍa se mm^ 
ppne ^Gf la- ma-yor parte d^e subfiaiKias-' vegetal^ ¿E^ 
€bmbímáQn del ai^ali de h Mip£¿scún.ú ácMxDf ífe ^ Gc^ 
ca 130^ resultara &n^ MI ¡aemráj^ u-iíai sai vegetal s^rím^ 
; y láxame que coopere étó' ¿rafi parc^; «^uaWa ^^^ €^ 
^«Dfa^de- (Esremédo ?"' ^'^ i.m>::;^;..L c.^ t. i. ^,:,.,^ -:;> •.-j^ 

Coccftsyendet ya cora li e3rpósl€i>a dfe^^ 

de aquellos lachos q-iie se fmn cvgMú^ mesímiente fabí^ 

Josós^ es constante debef stj: ©r%err á tas fredosas. pie- 

íogativas de h Coca, PiDír que ¿ qué otra cos^ quiere decir 

qü&- tonh potestad para tapfecát: ala X)feidád ir liratfev sirio 

«1 que su. uso feHa eiíí^ado i mu€feí)s^^é adofe^to d© 

«Bíeímedídesíínernas^ M qise segarr lis^ ©pjíiíoífc ¿^ fe 

; anmgiiQs se smhuÍBn dtectafaenie á fe ira^del- Ciéfol Asi 

' cntfe algunas de fas prini€?as ^adon<s^ €tiy^. costura- 

• ©res conservan, ilutó varios. paeMos MT.bai:,o5, "no se a^É- 

■caba áieste génsm (^ mks o^^ socmm <^ fns'dé- 

^ precaciones y k^ioíjaustós, per^uadíias; dé qae err k tieí- 

la no e^ístia auxilio^ que pudiese íemediáríks» ¿ Qbé jIt— 

dica eí que lá; Cocaí eiicendi^ 1^; fíama dielíanTO^iy^^io que 

siendo > utl tónico ¥igojoso aumemaba: fes^: estím ufos? dér I* 

^concüpiscendáv de: s^dé naer aquel' incenc^; mntas m*. 

ees funesto > al corazón; féumario ? Por <^ue la Articoca^^ 

[ ó . Cinam: goza de una- cafidad^ seme|ante„íe acribuyén %. 

Buropeos: la; propir virtud: (T^r^: r!»-»^ 



( 7 * ) Jaciiss ©kc, Mádic*. verl>., ^iikoca-GaaM. 



■ \ , Bel mismo Oííp;en pmvíerte Ja creencia rdff'í^ue 
"^ind^ fbdían VMtarse Ibs túraúlG$'d¿ Ibs -Ani^-pa^i^áo^-'^m ■ 
"^^eércarse; 3 elidid f*!a5ea«de 'Ítí-Gé^pkií qcie sé';í)b|«ríra¿{<!r'^ 
' Wrviú v^'píir "'"que ^co)íio- ^ %Í ^ ckstáf ár^teto?; .fepuícíí^' • sé::'''%- 
.vame, una exhabci^ií meffti^^i fó- iq¥e^ éofeía toda-S' te-tíiE- 
/-taas^. yVpores: poíírickys, tiene ''uü pote ■s€(ci'afivb . sobre ■ el 
■.sli^t-eirnta jitervioso, Sfetffpjé <^ée í©- rCsf>5tó ■'ef Ín¿i-ío cíl-. 
^•yo^[ aBménios s6ñ'mi\f-^é^tpf:i€^^^^ de mú^^ 

^drmierttOf ' desmaya' <^n§bi^i^n^B^P^Iií^§^a:|í.{a;.¿^^ 
^•pbr~~igáe eD^6é(íe5'^íeao1»Mñclá ^st^ -*^.^lt^feiefniíe<);ft¿i-yrió<fa 
' eíudíjá ?ás- impfesi^nés ^m^mmxsdovm. Ibas FeriaaííTOS fál 

*'sigiTíémér 'á l5'^]^íi?e%'d^is;cl©- fmír:c^ep.p©5^x3f-,4 '.ísaití*- 







•;8<^i; fg!3ie- atfíiiéMO^^«j^É0-:tigM€ffldonfn3Ftrem^ 
íjforcJonadGs para :fe l^fef, 2?iKÍÉ;seri-^|5orEíiria(sijx.^q¿ á 

ja^o^xugo que tragaban^ sos ten ieiiííí^'^» &eí-zasf:Ms As 
golpes- mus eñe^es^ y era mas fectí li extractiorjí Bé ac ' 



üü 



gai 



«ÍP 







cÜ plata, -^^aái «tófíÍjasHsilet 4^:i>a^f::fa|táíi€a, .tieaéti 
.-lana caastiíidad.i;q^e''d€yDra^;á sl#S: substancia^ -aqiraaUs. 

-füd oes? (fisfe íCD®siacaq«j! ^|JS'6Mi^feíJbs <iíi' J^n^í^.§. i.í5%-- 
jnan y dilaceían, dé donde provienen ,eW:^MvJ;}aíJá^- 
r^^bptiás^ l<&eaíifescte^)lSg:-te^Qfísí^eF0d<>TSiempre co- 
. .fíio uno íl3) losísfeiBediQi .mas ^fic^s; para, -íevitaf tfí5^^ 
stnales, r;el q^ iosritrai:gi)|ctóf et :i^^i3da;^na¿5toa.n^^^ 

í^jIéJfias^tileosas.. Béd^esta ;^eite:3quedan -csímc^hjeñ^gisailps. 
.-iei-exófagóí^^ell-ívenírícaío-y te intestinos^ y.jas :.piin|as 
.Jíimíicas soíi ^tób0fiadas-y- 14^ -ptsan.^l-torrfntepíde^^la 
í-^lanfíre. i Carecifiíidate ÍíidlQs.#::este, reciirsgív«st^aa^^ 
o^estofeiá sttó¿;^sofeo*las ti*fiií^s^Q4fSím4a5.iía^, mwm^ 
.^^í: I05 í^dardps •í«igtá¿Ü(20Sr^'nmct^tQ2,:,<^uai^4oin|^§mb%n::vala 
^^Qocm FBáDííriie-f^ntóás:.k!;ini#i%[^Wa .a^^^ga, -rfailta 
..^ilp&Sanf^¿iíaía9feinbakamán#ÍQs.,ímerier 
'^-al pasac^-en^íiieha eH'.ja .saÜY^ .;|e,Jbar pegando ^a-^ía 
"ámperficre ín^na' dtel ;!míhm:r0^mQtm^^Q.y^^h^m^ 

.-Slá. ircitadas3 Us<<^mím ^^é^ lá^iáihm^^iW^r^^ 



do se m?^hmn;rkMr,^age-r(|^2.).;ámpest^aiap^^ 
la expene\icn,:<^ye"el^vÍ3iagre es. el; remedio mas segu- 
ro contra los efectos deleteríos ,4f aguejios dos semime^ 
tales. También es probable que/ía sal' neutra qu¿ se for-- 
ma en-la boca, del: Indio eii;- ía .^irpmbioación del .^ de 
Áallipta] cpíi- el ácido dsVIa -Coca,. serjmwyv^U 
parte, pues" "qué- áí inspirarse d ácjido .vítrióllco freqüen- 
j^yaá.nu^srr.as-J.rRinas, des?eníponc|rá .;á. .^qqeHa sal apo- 
• derandos'e dér'aí^alí .poT ^^u fuerie; afíríida^,' y ,en-^la nue- 
va combinación perderá todo: sii' caystiíTQ. Pe qoaÍ- 
quiera modo que sea ( 73 )y, es cierto que comp e? In-« 
^io en •nuestros jcias 0,0 usa oíro, ;alimeato glis „el de el 
tlempode^Iia 'getitiíjdad, por la sunj%esc^ez de "^carnes , 
sin el uso de la Coca no puede sostener él trabap d<a 
la explotación , y su sajiidv ipgdece mucho. Argumemo 
incontestable de la necesidad que tiene de está planta^ 
;y de la sabia economia de la Adorable Providencia, que 
jiabiendo da«io á ; esias gantes por pr |nci pal ocupación ^^ 
iabor-. de las , núnas,-ya;que Í€;s pri;VP j de; las carnes y 
^rOtros iguaies ' alimentas,, íf s proyeyc» de una,] plapta , qiié 
j?€^mpensasesa falta. Les proveyó ^de la admirable plan- 
ta de la Coca, cuyas prerogativas prodigiosas" parece que- 
dan suficientemente demostradas én la Disertación^^ qu§. 
hemos formado de.su as¡}ecto, cultivo, comercio y vií^ 
ludes^'Vi. .¡rri¿I^ Va 4\:<i iVCui>i'5iW4 ^í* 

■ ' ^ :: Ex- ^^ 



( 72 ) Analyse «bymique £, 2. pág. 40a. Áibert. Moderne t. 
2. pág. 287. 

( 75 ) Nuestos Mineros explican los 'efectos de la Coca pot 
Jo ré'^peírtivo á la respiración, dkleado, que quando descienden á los 
profundas subterráneos, ó corren por l^s cordilleras, siensen que &é 
adelgaza el ayre, y que así no pueden respirarlo sir.o con mocha 
fatiga^ pero si mascan la Coca, este misino ayre al inspiraiie se e** 
gtue«, y eniónces la respiración se hace con facilidad. 



— 3ÍJ . 



EXraiCACÍDÑ m LA iÁMmjL 






t. La 'ñor 3enteiíu 
12. E! Caflix. 

3. los Pétalos con !as fiscamas del N-e'ctaná 
t|.. Ij^s Estambres tinidos á la jneniíhraaa ^enteraque 
; j?odéa "al gqrHten, r^ 

|f. ios Estambres unidos i !a sneafani' ^artída,- 
^1 El Bséio con los tres ^esHlos. 
7. La Drupa , ó fruto entero, 
é. la Nuez limpia dé la cortézt. 

; ^^ fíabiéadsse Bedicsdo esta iXsertadoa de la CO'» 

^/'Ijtó «Iguniás Coíeccioijes sepm al BxemGu Seaof 
iCoade dQ i& K^iiigii^ ^acreedor I á ^as más vivas ádama*^ 
jdopg s :j|e las Í^Uaijos ,, sé im&xm fíqm -h- Bedícatoj^ 
jpara qi^ ng ;£aiezcaa 4« eHa ios Siüjsciipíoxes .deí J^r*- 



»'' ceií/fíK):» 



Ife concluirá en d 3ferc» í(fv 




ACOCAMel Perú 



Núm. 37?* 



Fol 2§^; 



MERCURIO PERUANO 

DEL día 17 DE AGOSTO DE 1794' 



CONCLUYE XA DISERTACIÓN 50BRE LA 

Coca. 

ÁI. EXCMO SEÑOR 

DON LUIS FERMm DECARBAJALY VARGAS^ 

Conde de la Union, Caballero Gran Cruz de la Real 

y distinguida Orden de Carlos III , Comendadot 

de Sagra, y Senet eft el Orden de Santiago^ 

Gentil-Hombre de Cámara de S. M. con 

exercido , Teniente General de los 

Reales Exércitos &c. 

EXCMO» SEÑOR. 



JENGENDRADO por lax .flores el terrible Mar^ 
f f ( i ) , pertenece al Ret/no de las plantas coronar 
á los intrépidos y afortunados Guerreros, Asi en los 
tiempos del poder ^ y de los triunfos de Grecia y dk 
Roma y eran el myrto ^ el laurel y la palma los que 
distinguían a los ínclitos .Héroes Conquistadores > del 
Mundo, V, E. i>uela con suma rapidez á. colocarse al 
lado de estos en el templo de la inmortalidad..: Se^ 
reno y e inmencihle sobre las arenas del África^ qua^ 

E 17 <io 



*T*- 



SEt' 




( 1 ) Ovid. Factor. £« %* 



i^^ 



do parecía ^^ que Tiecha pedazos la tierra aMsmaha á 
Oran ^ y á sus 'valientes defensores ^ repele y des- 
troza V, É. ú las huestes agarehas , que asaltaban 
ia plaza ^ auxiliadas del espanto^ la cansternadon ^ y 
ia muerte ( 2 ) . Vtctorioso repetidas -veces á iasfal-^ 
das de los Pirineos , hace brillar su grande es^ 
fuerzo y conocimientos militares , en las famosas ac^ 
cienes de C^ret ( a ), 3' it- Troullas (4). Formi- 
dable al £nemigo ^ aun en medió de sus triunfos 
io^ hace temblar sobre las márgenes del Tet ( 5 )' 
sin que- sus fa'úorables sucesos en Oleta ^ Bernet , y 
JPeirestortes ^ ni el número de sus tropas , ni el es- 
píritu de furia y frenesí \¡ que la anima en estos tiem- 
J>^ desdichados ^ le diese aliento para acometer a K. jE# 
fue,^ al primer anuncio de la desgracia^ hahi a cor^ 
rido hasta sus prop7'ias líneas a reunir y salvar 
los dispersos:^ y emangretados combatientes ^victimas 
de aquellos funestos acasos. Y superior a todo es- 
fuerzo humana el 26 de Noviembre en la Montaña' 
de San Ferriol ha sido V, E, ¡a salud y ¿I honor 

de 



(2) T.n la noche del día 8 al 9 de Octubre de 1790, se 
desp!o!nt> toda la Ciudad de Oran ai impulso de veinte y d^s 
temblores eensecmrvos , que siguieron repitiendo por todo el ines. 
Quedaron soíeiíados baxo las ruinas el Gobernador de la Plaza, 
y mas de 2^ personas de la guarnición y vecindario, y destruí- 
¿os los Hospitales, Almacenes, y quanto podía ministrar algún 
auxilio en aquella lamentable catástrofe. Los inhumanos Moros 
quisieron aprovecharse de esta ocasión , asaltando con furor , y 
Cfeciio námero de tropas á la Plaza , el 15, el sr y 26, ha>- 
ciendo un esfuerzo extraordinario contra la torre del Nacimiento; 
P¿ro recibidos aquí por el Señor Conde de la Union, fueron 
lecbazados , y sucesivamente desalojados de sus puestos, y tan 
liien castigados, que en lugar de cantar hymnos á la victoria, 
iiubieroo de acompañarnos en el llanto y ci dolox. 

( 3 > 20 de Abril de 1793. 

( 4 ) S2 de Septiembre. 

(5) ip 4e Sepeiémbrt, , 



im 



de las armas Españolas. \ O dio. 'venturoso ^iú kavfis 
época en los Fastos de nuestra triunfante Milicia I''. 
Acometido furiosamente el Exército católico al otro* 
lado del Tech por las tempestades , la hambre , lafa-^^ 
tiga , las "vigilias y por quanta cíase de carencia é 
imemperie podía juntarse ( í> ) : rotos, los puentes y- 
'veredas de comunicación con España por ía 'violencis.t 
de la llirvia y de los riosi el Enemigo Yeforzado ■ i/ 
dc?ninante... Todo figuraba una esena trágica que ya ha- 
cia desmayar la constancia del soldado expuesto cinco 
di as continuos á la inclemencia y la miseria^ sin maí 
abrigo ni apoyo que el fusil. En tan estrechas c/?*— 
ciinst andas no le queda al 'valor otro recurso^ que ahrlrr- 
se camino por entre los fuegos de San Ferriol ^ y re- 
ductos inmediatos^ para acogerse al puente y reducto d^ 
Ceret^ único refugio. Pero el patriota parte lleno de 
'vastos designios a conquistar uno y otro. La fortunct 
milita en sus Tanderas» j^salta el reducto .^ y lo posee, 
Aí-oca la artillería á la pendiente ., larga y única 
senda ^ por donde puede invadírsele^ y ■se hace inac- 
cesible por naturaleza^ y por arte. \Que momentos 
tan amargos I Con la felicidad se redobla la arrogan^ 
cia del Militar , y en el Francés crece al extremo^ 
Ya eree faltarle un solo paso para dominar alpuen^ 
te ^ extender el paTor .¡ é imponer la Ley á la Ar^ 
tr.ada Española , y renovando sobre las quiebras dé 
los Pirineos el memorable espectáculo de las horcais 
caudinas , inmortalizar la historia de su naciente y 
desorganizada República, Pero na advierte que pelea 
con los descendientes de aquellos Guerreros del siglo 
16, cuyas marchas hicieron estrem.ecerse tantas veces 
á la Francia^ y á la Europa entera. 

r.E. ■ 






( <S ) Palabras del General en Xefe del Exéreíto , el que' re- 
fere esta célebre función con una pluana digna de Julio C^sax» 
Mefff, Bolit» Dic. ly^jj pág. 4(^1, 



ÉÉfeiaÉÉuiituiiik«tttt>>_ 



V. E. 'üueh a! pe^Hgm A fa vojt M Héroe 
sacuden la melena los fatigados Leones^ y envisten 
con el Monte, con el fuego, y el reducto. Buenos .^ y: 
tepeUdos de el aun mismo tiempo, por la grande del can^ 
j^/ic/a, buscan en el ayre el aliento:, y mas sensibles af 
deshonor^ que á la muerte, repiten el ataque, y recon- 
quistan el reducto. Huye el enemigo a sus fuertes re- • 
trinckeramientos, y nuestras tropas casi desfallecen ba^- 
xo la misma 'Victoria^ oprimidas por el cielo, la tierra^ 
h hambre., y las refriegas de cinco di as continmsí ¿ Quai' 
me^os insignes Capitanes, que celebra la Fama, no' 
hubiera aquí suspendido sus esfuerzos ., juzgando hi^ 
het hechü lo suficiente para ascender á la cima del He^ 
r&ismol íias fuerzas del Enemigo son superiores., y sus" 
puestos tan -ventajosos, que para desalojarlas, se hadict 
intentado empeñar la mayor pári£ del Exkrcito en ei 
^ia anterior. Fero á €st& no se le puede asegurar el 
reposo., mientras aquel tos posea. El Soldado Español 
confia en V. E. y la ama .^ y V, E. conoce su 
corazón ., y le sobra talento para conducirlo , y 
auxiliar al 'valor con el arte. Marcha pues al Ene^' 
migo., le amaga por una frente de su primer reducto 
para distraker su atención, mientras le acomete con 
'Vigor por la otra. Nada resiste ya a la bayoneta de 
este puñado de Héroes^ De reducto en reducto es sa-' 
cado el Patriota, hasta ser arrojado con increíble in^ 
trepide z^ y celeridad de^ la misma her mita de S. FerrioL 
^ La 'victoria arrancada de las manos , perdidúí 

los puestos mas importantes , reducido á recibir la Ley 
el que pensaba imponerla. \ Qué desesperación para aquel-^ 
¡as huestes furiosas! No pueden sópoHar el bóchornol 
Reúnen todos sus brazos, confian en el canon., de que caA 
rece,V. E. yvuel'ven encarnizados al combate \ pero de^ 
Unidos d medio tiro de fusil; sin que diesen paso, que- 
no fuese á la muerte., se les hace conocer pelean con 



SI 




fñ^ndá V. lE, Próesa incompariihle^ que asegvranih Li 
ifúnquiliÜad y subsistencia del Exérdto^ ha sido ei pre^'- 
ludio de las brillantes y multiplicadas acciones ^. qué 
han ceñido de tantos laureles á los Xcfes^ y a las tfo- 
^as en esta primera y gloriosa campaña,. V. E. ka 
Aecho eñ ella fixar sobre si la admiración de las Na- 
ciones extrañas^ los elogios de la propia^ y Id confian'* 
za del Monarca ( 8 ). 

Pues para que lo decore igualmente el -verde 
famoj insignia de la victoria , y del renombre eterno , 
con qut anima Li Fama los Campeones^ le presento este 
de la Coca ^ el mas precioso de quantos produce elfe-- 
cundo Perú. Su prodigiosa feracidad.^ su inmarcesible 
hzania^ su larga duración , y el haber sido en la edad, 
de los antiguos Soberanos de este Imperio el símbolo del 
vencimiento., y el mas noble premio del vencedor., lo ha^ 
een digna de subir á la excelsa frente de V. E. Ré-^ 
cihalo pues con agrado. Recíbalo como una señal de la,- 
admiración y reconocimiento de su Patria, De esta. 
Patria venturosa.^ a quten^ las heroycós hechos dé V Ev 
han elevado hasta la cumbre del honor., y que aun es^ 
pera dilatar su gloria., apoyada en ese fuerte brazo y 

en ' 



(7) Componíanse nuestras tropas de Españoles, y Portuguese» 
Esta acción (dice el General en Xefe ) es de las mas brillante^ 
y prueba que no hajf soldado croio el Español, en que compre- 
hendo á ios Portugueses, que lo son, qttando los conducen bien 
y tienen Cünfianza de sus Xefes. 

(8) lg,nr)raba ei Exorno. Sefior Duque de San Garios, Padr» 
de nuestro Hcroe, la gracia que se le h^oia hecho de la gíati 
Ctuzde Cá rios 3.* y entrando á cumplimentar á S. M. que es^ 
taba de partida para el Real Siiio de Aranjci^r., le dixo e! Ms)^ 
narca á presencia de toda la Corte. ¿Qué i*iems á besarme i<f 
tíiano por que he conferiio I i gracia de la Oran Cruz á iii hijo 
ti Conde de la Ünion '? Sáhite que él es en quien' tengo 'puesta 
toda nti tfperauza en el ejceVír/fo. Expresiones que cttbreí) de glt3Í¿ 
fia aL Hetoe, á «u FamiJa, y á su Pateta. 






m 



^■a 




en esa grande Alma^ mcíaa [jara combatir y 'üencer 
ai feroz Enemigo de la Religión, de la, Humanidad y 
del Monarca Augusto , á quien coronan á competencia. 
la Justicia , 1/ la victoria. 

Dios Nuestro Señor prospere los días , y las em- 
presas de y. E. Lima y Agosto 13 -de 1794. 

ExcMo. smo^. 

B. I* M. de V. E. su mas 

apasionado servidor. 



íoseph Hipólito ünanue. 



MÉTODO QUE DEBEN OBSEKVAK LOS EN- 

Jermos que tomen los pohos de Don Matías de Casta-r 
Jñeda y OH vereda , espeáfco aprobado por el Reí/, para 
^urar el morbo -venéreo, y las enfermedades que de él 
proceden, como son todo dolor rehumático , toda úlcera 
interna, y externa, llagas interiores en la garganta ^^ 
tmnores, sobrehuesos á las tibias, escrófulas al 'cuello , 
la fistola del ano, aun quando esta sea completa, car- 
nosidades en la ^ia de la orina, obstrucciones, tercia- 
nas^ o quarxanas , por inveteradas que sean. 



E parte de ncciie se «chara en un vaso de medio quar- 
mo un papelillo de dichos polvos, y un pan de oro 
íino, y llenándolo de agua de zarza parrilla, io dexará 
toda !a noche en infusión, y á la mañana siguiente, se 
smeneara y beberá en ayunas : á las dos- horas, será el 
desayuno chocolaie, ó caldo del puchero, y asi se s^^ 






558. 
gima hasta la hora del medio día, en el q nal , y^en h 
cíe cenar, se nlimencnrá coa puchero de enfermo (y si 
puede costearlo ) algún asado, y niuy poca porción de 
vino (si acostumbra á bebeiío ) ; pero ningunos pos- 
tres : y por lo que hice a bebida, durante ]os dias que 
tome la medicina, no será o ua en las comidas, y fue- 
ra de ellas, que la zarza pnrrilla,eiiya' dieta en comer y 
beber cesa al otro día de haberse concluido las tomas de 
polvos; pero para mas seguridad de los enfermos, y 
jnejor instrucción de ellos mismos se ponen las nocas ,' 
y advertencias siguientes: H Primera^ cada díase co- 
cerá una onza de zarza parrilla con quatro quaitillos de 
agua hasta que tome un color dorado, y separando U 
zarza, esta sirve para segundo cocimiento, pero en solos 
tres quartillos de agpa, y asi- cada día mientras se íO« 
líian los polvos: G Segunda^ quQ de esta agua se h^ 
de beber á todo pasto, como queda -dicho, sin que por' 
una sola vez se mezcle de la común: t^ Tercera^ que 
mientras se toman los polvos no sé ha de tocar en liiu^ 
ger, ni aun en !a propia, pues se sabe por dilatada ex-t 
periencia, que de hacer lo contrarío, se impide^ toda la 
curación: G Quarta^ si el enfermo no llega á la edad 
de doce años, ó' siendo persona mayor, se viese entera-." 
mente debilitado, podrá tomar cada día medio papelillo^ 
y si es moger, y le acudiese su menstruación, lo suspen-. 
derá hasta "que se limpie , que entonces lo seguir á:j ^: 
Quinta^ si ei enfermo tuviese llagas, ó úlceras, quitará 
de ellas, mientras tome les polvos, todo emplasto, .un- 
güento, bálsamo, ó colirio, y lavándolas dos veces al dia 
con vino blanco y agua, mitad por iguales parres, sobre 
ellas pondrá una. planchita de hilas mojadas en lo mismo, 
y siguiendo de este modo, concluidas Jas tomas de poU 
vos, mediante evacuaciones por cámara y orina, queda 
perfectamente curado, y por consiguiente sus llagas y úl- 
ceras sanas, hs que deberá ya dexar al ayre, sin ningan 
temor, y de hacer Ío cor^irario, no curará: S -^^3:ta._^ 



% 



''"mmmmmmmmm^- 



■ ■ ' "'7 


^ 


'ú 


■ 


s 


■ 


i^l^^M 


'.< 


■ 


■ 



todo enfermo áeberá tornar s^uídamente veinte^ atipa* 
pelillos de duchos polvos, que componen tres paquetes". 
en otros veinte y un días, menos los que padecen car-r* 
«osidades en la vía de la orina, escrófulas i la gargaq- 
ta, sobrehuesos á las tibias, y dolores r-ehumáticos inve- 
terados, que por ser estos síntomas los .mas pertinacfg 
del venéreo, tomarán veinte y ocho papelillos en otro^ 
tantos dias, menos los tercia naa-ios, ó quartanarios, que 
á estos^ les basta déte papelillos en sktQ dias, esto es , en 
cada di3 uno : K Séptima y ultima^ que para tomar 
e^ta singular medicina ninguna preparación se neeesita^ 
y concluida, se refrescarán los enfermos por ocho dias 
con medio quariillo de leche de cabras, burra , ó sue- 
ros, según la posibilidad, ó gusto de cada uno: tenién- 
dose entendido, que en todo tiempo se puede usar de 
día, aunque el jnas proporcioisado es el de Primavera, 
y Otoño, por ser muy conveniente el exerclcio mientras, 
se toman, y para no impedirse cada qual en asistir 4 
sus ministerios y ohligacioaes ; y para que nadie dude 
de la legitimidad de dichos polvos irán cerrados, y se- 
llados stis paquetes con las armas de su Autor, que con- 
tienen sus apellidos de Castañeda y Oliiiend a ^ y es-* 
t$ método rubricado de %\x propia mano. 



w 



ll»m« 379' 



*>-íí>l. ,í^%; 






. rjl 




PÉL día 21 DE AG^TO DE 17^4. 




¿ISTÓRICO-PANEGÍRTCA (¡0 EN LA§ EX% 
^ fliuas del iW^rcwrw P^r«í2;jo^ ^ - : : N oa 

PRONUNCIO 



^1/ y>Fqdre de Agua 



ir 



pi¡^MlSmM^^^^O EN qm AQÜEX FXJ]| 
' '^... * ^concebido. ■ . u.vv 

. . . • • iQ'uis talza J'añddi • 
Mt/rmídafíum ^ Dolopumve íy: sut duri miles Ufyssei^ 
Temperet a lacrimis^ 

- j Quién hablando de tales cosas podrá, comenef sus 
fágrimas, aunque sea un Gallinazo, ó un Chatre , que 
S^ de nuestros «Soldados los mas gueiieíos ^é IndQl^mes 1 

••-"-'•I 
• ! Virgilio en el lugar cifado 

■ ,;,> ■ SE.Ñ-Q R-.E S. ' . ..;, 

Ruando por mí cogñacÍQ» «spintu¿ me 5i§ vjístó 
«Enligado á liaceíos el Elogio Eún^bre d^L í|éio<^ qua 



no$ , había engreído : quai^do por vuestra unánime eTec^ 

cíün hj sido precisado á pasar por el dolor de, repetítr": 
tQdcs MIS giatiai, haciendo uría narración hisiórica de* 
su nadüiiento , educación, progresos, vicisitudes, enfer- 
nzedades , ijuraciones , locuras y decadencias , y final-' 
i^ate <lq su intempestiva, muerte i meditaba de mil mo-^. 
<ws gvadirnie de este encargo , tanto ma5 penoso para 
»ií^ quamo indispensable á la historia del Mercurio^ 
la quaí quedaría truncada , si á su serie faltase esVa 'pie-^ 
za 5 que debe cerrar con llave de oro su existencia' ü 
Sií. memoria. Peí o ;0 ley fuerte del Embuda^ á qíS. 
Jjp obligaras ^ I.O"? mortales ¡ He tenido que sucumbir á 
¿W j>^so,,cX ^py á, cumplir eon mi deber y vuestros 



f-VL ' 



ri"^ ,-' ''i ' 



Perdonadme sí me hago tan pesado, insubstan- 

pl^ljr pomposo como mi Abijado en muchas partes 

^de sus Tomos, que yo no debo citar por un principio 

4c ^seguridad, -y poHijca; entes bien, siguiendQ el. jpio-v 

,.VÍ^íbio Catalán ' que 4ice : - " . 



-o\c 



Qui p4rh eh Ccm» 
«o ofent 3 ningú, 



:£tr 



f'4^ 



a|iJ3gi>erftOs en globo el fárrago de candores que íán 
desacreditado al Mercurio^ dexando al curioso y discré'- 
té Héctor el discernimiento de esos rasgos , para que- 
anarlos en Estatua si no los tiene originales, y pata^ 
, apieciar los dignos de nuestro elogio ^ estimación y res-^ 

.¡O quien tuviera * la eloqüencia de Cicerón, y 
Ift facundia de Homero para desempeñar dignamepte 
un objeto de tanta- importancia í Conozco mi insuficien- 
cia, y el infañdo dolor que me mandáis renovar: pero 
pues^ na hay otro arbitiio , y habéis tenido 'Í2l extVav^af- 
gancia, de elegirhíe para una empresa tan' ardua v, tened ' 
paciencia , y pasad por «1 doble tormento de j)ir svis 
,ti*8gc4i>s y fiji estík). 



y'" 



162, 

>GoJicebido este Muchadw á ñnQ^ del año de i79^f '"» 

tóln^nto • qué cálculos íí ¡ que ptaye^tós ! :í que rrqueza^ 
•ffidai2^os'Í.nas' eúerttas iliüy ■ ^^^^y^^^:'^:^^^ 

¿^ no'^eritrába ert:'elíaá- h -huéspeda.- ;-;;;---^--:;'_;^^ 
^^^:. ^ 3\^as como las cosas de esté Mmá&íész y m#^ 
líSSnta istén sujetas á vicisitudes, liül^ó ^If^ar^^ 
MSo :&tenaad6 á morir por infibülacion en- é; íiíisi^ 
t¿o"¿ft^ane había ^ido concebido. Insistimos es-el^ 
'mrá na'reventar V salid d I)ecreto de cofícés|^ ; yj;^a^^^ 

^4,'" troya.. ' ; ■: ■■ ' :\ '. ' ■ \.- ^ '-' . "~~^-'-- .i'."'\..^/_j¡^ 
#f íí; .. .• Su Padre qiie era una poivoráV:»\inca hizo ttia^ 
-|¿r explosioíi que en este lance; ^sdribié tóiáaíd^ 
% que liabia dé ser 'su «jo , y lá divulgo J^t ^^^ 
Mundo con el pombre dé Fro^^ecto, Nada^ ten^^fift 
jfer del mérito-de ése rasgo : voííatit^s^ HiisíeTS conmi- 
•^ admiradores :de„esa pieza de eÍp^i|róÍa^i«¡tM^^ 

cit clase "f , ".■,>■•'-'';."; * ^i í ■ 

^;-««^^,.j- '^jj^^^é *^áT"ese''Bémpb'^"^"de^' ^ñ^lé^^^t^nPe 
'al Niño ; y yo tuve el inefable gozoi dé acmaiáMp^ 
íierle el de Mercurio Perwáíw ,J que iii^ redó la apro- 
bación de toda la fatííilíá t é^'^préSí renda ü otros nom^ 
bres quizá no tan adeqüados y significa rft¿s como este ; 
-.mr .que siendo Mercurio el I\!ensagcro de los^ pioles, 
^ i)tótro"^^Paper etiqué iiabia ^de^ "llevar las^-tíoticíiS^fér 
^B^ "Üiúversó, pareció ¿onvenifie est^ nombre baxo ;#^-^í 

Db ■ habéis. /conocido. ■; ; ' ^^ '-'-'í 1!^'" 'V ^ ^'"^^'^Í^» 
''-<■ Salió con efecto a luz el día Jucvei^^-€c 

""libero dé 1791 con aniveísái aplauso v^ con asombro^ y 

admiración de todos. Era gu^to ver correr á los'íftd^- 

"■' bres por esas califes tras el Mérñíriír 'Peruano. Unos lo 

"^"leian , otros ÍO abrazaban ,; oifOs lo- deíétfeabán 1 y -éá^s 

: j^úmQ^ fyQron puntualmente lós^ que ; aí ññ"stf dé^a- 

"^'¿atoá- -sus rivales ' y : cetiíofés/ ;-: ''^ J^'f ''J:;^^ ^^ ' ¿^^^ 

? ^ 'í Oual Kávecüia ügpra ^ ^nipeKÉa^ ^t*s 



mfmmmmmmiffim 



^m 



^63. 

,J?iíeníos prósperos, y suaves abandona e! puerto , v sa- 
ie ai anchuroso mir , engolfándose mis y raas lison- 
r-jeada por Ja bonanza, por lo despejado de: h atmós- 
é-iera, por la claíidad de los orízontes. E! Piloto se con- 
sidera seguro, y se propone tocar el término feliz de 
,su ceirota, creyendo que los dias han de ser todos 
tpiñJes, que va seguro con su brúxula, y que los Scilas, 
cA^S.- Canbdis , las tormentas, no se hicieron para él. P¿- 
-10 3 pocas singladuras cambia todo lo risueño de e$e 
. agradable teatro : obscurécese la esfera , ciérrense los 
.ori?,ontes , brama el viento de repente, centellean las 
eAp-5,. encrespanse las ondas, y la infeliz navecilla em.- 
^^m'^n.Q jsec el juguete de los elementos : la confusión 
í'.íe, apodera de ios hombres: no se acierta la maniobra, 
,,J?i, el enfurecido. Aquilón permite con la violencia de 
?:&iJ\ empuje aferrar y asegurarse: cruxen los árboles 
quQ no caen, silvan los vientos en las xarciis : éntrase 
.£l mar por babor,' y sale por. estribord arrollando quanto 
-encuentra; y si las ondas fuesen capaces de creer , cree^ 
-T'ian que no habían . tropezado en cosa alguna : ellas 

^.espumean, y formando montes sobre montes de agua: 
elevan de improviso la nave hasta los cielos: de re- 
pente Ja baxan al abismo ; y los tristes navegantes pi- 

, ' ífen ya misericordia. Últimamente el buque es estrellad3 
' .f onua las rocas , y cada pobre escapa de la muene 

. 'co^mo puede. Por eso se dixo; 

En una noche obscura 

tempestuosa, 

todo es horror y susto, 

pena y congoja. 



■ ^ Jv 



Esta es Señores la verdadera imagen del Mercuriih 
Se agolpaban al principio los aplausos de los mas ilus-* 
tr^ verones; de ambos Reyacsj pero 'i poco tiempgr" 



■ — -:*.VXV^«>^- ^V ^'.>>í^y^"" 




,^. ¡ y qiiamos 

¿delante! Contra el orden, nsturál de las coísás , 'esla 
aJíriatuj-a quanto mas crecía en edad, tanto más disp'á- 
iraiabaVy^ esto consistía en que su Padre dexó; de sé- 
; ¿Uiríe , ó su Médico á quien fué . entregado pata '^a 
Vüracion' de sus delirios. Corno era tan travieso i, ' ei^i- 
.;¿istió-. un día con. él cierto Antagonista; Ise pHsié- 
^Xíén de azul y pro. Pasaron adelante, sus diablüraís:Fá 
^|íoco tJenipo fué insuitado por cierto - Critico á . la 
Aifieda , y se dixefon tantas insolencias recíprocas, qíSe 
¿fué necesario que el Superior Gobierno íneti^e el Monianté^ 
"y. Vos pusiese en paz ; fialtando poco para que laübipsejia 
y de San Quintin por el fbrrnidable ; jSartído^de tó'i^fíe 
':\ú deletreaban , , que sin discernir ^quten^ tenia razón , Se 
•.CíUTárcn á la .banda del susodicho Critico. ¡ Ved y^ 
bcausa tan Justa! ¡y qué prodigio intentarse di^ií^i^ 
'^rrotazosuí^a , contienda literaria ! ^ ^:r:^fp 

5i^: £1 Médico, y sw Piadre no^ bastean , ó no poiálalB 
labastecérlo xie pensamientos, discursos y rasgos ; y asi ;Sc 
'. jhizo' forzoso entregarlo , como quien dice, al brazo Sé^ 
glar resto es , fce preciso admitir todo género de cs^ 
■ ciritos , y esta fué su última pérdicioíí : , de eioqüenté 4 , 
[ ^trbliine , enérgica , y ameno cjue: era ,.^no i dar- 1« . 
jdionotono , rampante, difícil^ y estéril. Borrábanse) Jiáfei*. 
' chos de la subscripción V y óxálá se hubieran borrado 
casi todos , no nos hubiéramos Tisto, en Jas pelle je- 
rías á que hemos sido reducidos miiíhasíveces^ 

Ha sido tanta la droga 'qu« ha habido en este 
ramo, que por una especie de milagro^ ó ^para no ocur- 
rir tan/ arriba , á esfuerzos de la constancia desús au- 
tores, por efecto del sacrificio de su reposo f^ de su 
tiempo, y de sü peculio, ha podido vivir esta Criatii- 
' i?lJ^s tres años j^ rieses que ha "exisádo; enueste Mmh, 



"mmmmmm' 



'■^U.WtW.WU1WPiili HHWIWl> '. 



dr». No jxiedo explnyarrtifs-en este ' §m<:íil^. . de, sul^scr^v 
cum y sTií?^ trampas todo lo que y o, debiera* i 11 deco^- 
ny d<í ciertas pcíJüiias,y el peligra. ¿e la verdad, mari^' 
tiéncií asido -uñ velo " cada uno de su, extremo , que,^ 
oculra irái ' pcráonagcs , cu^ra prosopopeya 5^ caranvobís; 
se ásrvAií por ofendidos altamente, si ^e declarase que, 
eJJQs se han -?o[ lado años enteros de subscripción. Y estsi, 
^es h /iKr.sjxeda quQ dixc ai princlpto no había j^tpdti 
^1 "nuc^iiias cuernas. 

; :; A''77ar pairÍQtíco^ ilustración pública ^ fomenfA 

Sf\¡'i Lrtei^iiura ^ se íiícieron unas palabras de" moda:^ 
,qé¿-no falral>att ya ^hasta de la boca de las mugeres^ 
yrde' Jos anílmoí Palanganas. Se hubiera tenido por un 
Jí^lope e? ^pulpero que no hubiese deseado ver st? 
^ííjhíe e^^íitO' con letras de molde en la lista de se- 
íjeres Sutx^cjlptoies. HI grande , el chico , el blanca , el 
m^r^a , ' el - sabio , el ignorante , ei noble y el plebe- 
^o\ todos- aspiraban a la subscripción ; pero en llegan-^ 
áak los catorce reaks , Dios nos tenga de su santísi- 
.moi "Mano. Por otra, parte, la cara impresión, el asomi^ 
foroso consjsmo de papel sacndo al fiado , los salarios d? 
.santo ^anjpu!anie« sé absorvían mensualmente, no digo' 
. |os ^proventas mai cobrados dd Mercurio^ pero hasta 
la .-Caxa K'eai sí el Gobierno la hubiera franqueado, 
I)e este modo ios cálculos de los avaros que compiir 
taban Jas utilidades del Mercurio á docena de talegas 
^or año, han venido á frustrarí>^, pues muy lejos de 
esa«; gaaajicsas ,j antes ha tenido este Chiquillo un déficit 
anual' 03 mas de 300 pesos ¡ Petardo inaudito, inesp?,- 
xtido y sorprehendente , capaz de desmayar al Tostado,^ 
á los Conquistadores , y á las Academias ! Pero ech^;— 
aros^ un borrón , derramemos el tintero sobre este ar- 
íácuío , ¿ ignoren los presantes y futuros las anécdotas 
iie esta partd :de mi Pan_egírico. Pongámonos á llorar al 
Zampaniplus de bs Periódicas. iQuis. taliafando.,,^.. 



.oSík^ 




a^^|5és3r ^^é-l<i§-' forheiites .':y . p;íotecci¿-íi?: ^í»í .«•^^ieítvpfqí:^M^ 
dispensó ^ste, >Strpeli(>r^ Gobiei'np h^ista et -iHItima orSo-^ 



lüemo ÚQ sü vida ,rbastardeó á tal :exí:i«m€>^ quei^á&sáos,; 
afios á .esta 'párté''>ya- no^^io^*coGOc<áriá;uiSÍ'& .Madre ,^fe 

¡ Infeliz Mercurio mió !, lu, qik n^clíit^í pat^ 
gfóflá Y ornato del Perú; que íiO: abría* rm boca á 
tó-^riTícipios I sino para hablar mil dis€vfi:áaiia:i'; qa^ 
eras feítÜ , ani^íio y grato : tú qu$ ^rmaWpiIaftíciíálfjj 
da^ de tus Patriotas ^ -el ventajoso 'Cí5\ic©ptQj?ás , Ja í^^r*| 
íe, líjádsíiracion y^ envidia d^ ios Extjjíítig^o^í tbi^Ü 

^tri^ y-á lá Inmortáiidad,' Patrm r;:spy:lffmsH^Umip. 
^ítéttK^, dirae , ceñiste -áser^ mas chabs^iaimcijíjus^^^el^wG^í^ 
lió, nías frivolo y clí^jríaian qúed Set3£K^naíia>-C;áti?a^|; 
Vtó.-"--lo- ^iabe- Fadiáno?v'-me-'par€ceB^uiejilí^í:É:oigO! 
desde" esa Tuinbaí^^Vniíí--Í6^;-'Sabe:.sniqoi^í qUr y0.,;^^y,i^> 
áexa indkadd en los ■ ^párrafos ári;€cedtntes¿ ; 5;Me . llesa^- 
^rt^' de^ mspM^^^-^i'itít hicieron iiQbiarn;:mi!':;i.d§satín<^ 
fQuantás veces; me avergonzaba; yo; misn>oí ( y quaiit^: 
<^ize" matarme ! pero mrMedio3,,na€^ar|imabís deí^uait^j 
ifó^^hqnando tinas pítimas qtielfliftafbrmteeianv y ^fe 
iñabbn. Mi Padre^ mi buen Pádré;^ que pimde í^rloí{i#: 
& eloqüencia y buen gusto, aun enr sus,^ausencifts mf 
dirigía sus rasgos V con los q uales i: el , Público ^y ; ^i 
tomábamos aiueva energía v pero después:; que «st^s-f^/ 
litros ímuy pocos me abandcaiaron^vecai^m .ua, bjrpaJr|st^^ 
ri!0 que? lia causado el íasodio iinkséjrfi yy ini^ 
aniquilamiento. Suplico á Vm. Fairino miü , por : ^ ; 
amor que^ algún tiempo ^ni¿tuv®4 ^m^:. m me rási 
'inás mis huesos , y me dexe descasar ^ii: iat ^tuíiiid^ 
é& los'^ÍFapeks iQdefi«nt§s*' v--^si>pl: m mq(v^m& 






Pafécem?, Señores, que tcáho de" oíf estas- pa-, 
kbras á e-e pobre 'üjaiMO, cit^o cad^ívjr regamos C0|i^ 
nuenrss íág'imas. De^r^^t^a en paz hijo de setenta ?t'- 
c/ies c^wo t'/ Qí/rjo ííV Fíándss, 

- --- Cmel Viren o , '*.?-> .^^ 

fugitivo Eneas. 

Birtfibas te acompañe, '^.w».* 

'• allá te avengas. 

? f- \ Pero qué es lo que hablo ! f Y<í me desatínof ! 

,'¡¥o me mei'curizo ¡ La vehemencia del dolor me cnusa 
inil extravíos , haciéndome perder el hilo de mi historia. 
• • Volvamos pues á sus aventuras, y digamos ds 

uaa vez , que el mismo Superior Gobierno que tanta 
lOf protegía, hubo de suprimirle mas de un Papel ^ or- 
denando se reasumiesea de la parte y lugar en q^e s&, 
Üsallasen,' 

'«i i Diráse acaso que esos rasgos y esas ocutren- 

tós han sido las que lo han desacreditado ? t:io Se- 
ñores ; no son esos , ni han debido serlo : las rapsodias, 
'Jas simplezas que se han impreso , son la verdadera cau^ 
^á dé su- exterminio. Querer aumentar con venenos , # 
*con porquerías un cuerpo laetado y nutrido con sub^ 
Rancias delicadas y nobles, es un desatino que coniua- 
^^cnte tiene el éxito que ha tenido en mi Ahijado, 

Con semejante i^asto el- Mercurio se iba ani* 
iguUando : el pecho se le pegaba al pul mpn, y el estóma- 
go al espinazos Si hablaba, no se le .^ntendia; y esiP^- 
iíra lo mejor ^ poT que lo que negaba á entehdej:5lfe <^ 
>|^* naíuy desagradable. , ' v: 



^e concluirá en eíMerc^ sigf 



"ijt'-^ 



Kúm. 2>^o, 



Fol. ^ 



-*^"-Ki:Rdiite''í»ERüXN(>- % 






Í)t4f ^4: Í)E AGOStd r>E ití)^ 



V . 'i-r-í> '. ^'i ,si ;/iutj; 



:j3uj •&g3q- •5Í f ?:3VEir .Ht-i 'nsfeüp ule ,]r:)eíí: ■rifa -Y, fk-iisb 

E .^ "^^ laklnifeS ' xií^flstariGMÍ5 sé té^tiefón^áS' 

'íumas ,, en ks quaíes los " proíióstkos todos erarj* , 

fecales r'et piiísd*' estaba interriiitente, y la oíinai dé-*y 

fliasiado rubicunda : nú había dinero J^ara ém^reheh-' 

to; una curación irádicaL ' Se tenían e?¿celéíites rasgos >¿í 

ya de la Sociedad , ya remitidos ; $i¿ro no alcanzabátíPi 

los esfiíerzos de esta para poderlos imprimir. Todos ,% 

'f- cada uno dejos Socios , habían hecho suplementas ;# 

ínas faltaban las fuerzas en los diránder bs ^ y en elf 

enílrino ya jrio había siigieto. í Qué ansias mortales !% 

■^qctó arcebatos h ¡"güé, sintopes í ¡qué letargos ! Ddlii^ 

éí corazoií-al verlo padecer, y á mí me duele la bar- i 

^^^x íio taiiío de hablar , quanio de anunciaros que ef ^¿5 

Mercurio está ya con el ronquido. ¿ No habéis visto a 

j •- ^-'-— -ento' traspasado hasb; lor huesos, á 4"íeii%í; 



un 



nB han aprovechado ( por ; sus reincidencias ) los frascos^ í^ 
éí babeo, la <)libenze y. fas unciones ? Pues asi ni mas 
fii menos , estQ fenómeno de; los. Papeles , aunque al- ? ■ 
|üna vez se mejoraba, tornaba á sus desatinos , como ; 
ájuel á las Chnchümecas^ y volvían á postrarlo. Todo^ 
és confusión: no se atina con cosa que lo álívi¿: lar ^ 
páíídé¿ corre á buscarlo ásii lecho, y no se encuen- 
tran tinco manos die ^ papel en que ímpteir ' i^ifs pos-' 
ff|íÜéras palabras. ¡Asómbraos mortales , miéiitraá yo,* 
ésmsíttiB tóí¿ íeíbrtipne^ V adí^amo xni íóquda, y oí' 

G18 di- 



.cJs 



.mt^fi 



^^Xñ^hís l^ñms^ me dexan) que ya urge el bus- 
carle' Uíií,'|iírfs<^T;syltó:' '-que' ^l^y^YáeiM-^'^^''. ^^>fi^n\^^rm^p 



ya es tarde: ya se le traban las quíkadas y y "soIqp 
se trát;| de emregaífo 4 hs. pers€>nas á quienes , pertenece 
todo r¥ionhundo en' aqueHos terii'bíes insiantes" cíe los; 
gestos. Ya se acerca la Pelona, y sm^^^^^^^^^ «n Pe^ 

yiódico de tanta importancia , que hábia hecíio taiíto nü-^ 
¿b en áítrani^s; |iemisfeiios<i^^s^ xt-t 

COméndaciones y patrocinios quetíesfríita, asesta la' gua^ 
dafia, y sin decir ahí quedan las llaves, le pega uíi 
toacazQ -que Ip envia a .la ^ difunte^a» i Qu|. es esi<Í3^ . 
4eijore;^ ,vqjLie acaba ,4e. suceder ?^'Kq, no es cosa,;.^^e! 

■duleto creeiíoi pefo aí&QÜe yo ño lo; crea ,.. ello ees 4^^ 
^)Vglado' cierio , que er J/e/'CK/í/o'^áyá no'^ 
en fin esz Fen'ódico que tanto ' dinero ha costado, . tanr 
tos afanes y vigilias : y lo peor es , que hasta sus re- 
liquias van a perecer í Gomo ha muerto apestado , ó de 
í^'''ínú:r corii^^oso qual es la torpeza , ^;^ Juzgado de 
Fqlitia , habrá de, quemar sus,axuares ,-. y ^ quaritos frag- 
lientos han quedado. ¡Ah !, ¿ Qué dirá lá ;^ortc cjuando 
sepa que ef anióí patriótico, la ilustración pública ,' el 
fomento á la liiernrura acabaron con el Jí(íercurio síx 
lecomendado ? i Qué dixá el Superior' Gol^ieino quetan-f 
t^ empeño ha tomado , y tanta parte , há tenido erj sÜ 
c&siervación ? ¿ Qué dirá su padre en llegando á sij 
íioiicia el sacrjfkio del hijo de sus entrañas ? ¿Y que 
áírc yo de un suceso tan infausto IDiré que tamr- 
feieri murieron las coplas , de Calaínos, y maldita la falta 
<5ue han hecho; dlre que ycsotros ,, si , vosotros lo h?- 
Í3eis asesinado : ' yosotfos: : : : .: iba á nombraros! pero hó 
q'uiero perderme// Me ñí;esinarÍDÍ.v^ mi también sí ^^v 
yíera ía ligereza de áesciibíiros- por vuestro nombre, ,^o 
Í)ór "hiestras obras. Con vosotros hablo tontos de Capi- 
•S^::.M- -v^dmm-^Ml^. mi "- Polabí^- iguorarites -de 



mm 



qmtxn - suelas y hodlco: : , á vosotros digo, eruditos sin E, ■ 
tgh osados :cQríÍQ presumidos, que no co^oceijS : la 4lirr 
UÍidad de vuestrps „ discursos , lo chabanp de vuestro @s-> 
■^íó. Amor;propiOí:^pof qué eres tan universal? ¿;, y 
"porqué tienes raas ascendente sdbre los ignorantes, que- 
sobre. lo5 sabios? Este es un secreto que no conviene: 
revelar- ; perderíamos el tiempo , y . nadíi ayanzariamos., 
Redaos en' vuestra torpeza, ya que no sois^suceptib||5, 
de reforma. Quedaos todos á padecer km ofc?, quemij-, 
.,chos; de vosotros han padecido por sus producciones^ 
lía", en prosa , ya en' verso.--; / ''-^'-^^i^-- ^%,^'^Z 

"M a: : Si. vierais Señojes los papeles rernitidosqw| 
'San-auedado/eo, el. Archivo, de la Sociedad botados^,. der, 
^Baxo d^ la inesa, ó por los rihcones , entre el polm 
y la -basura, hallaríais octavas que pueden ser Ja 
octava maravilla de la indecencia : haüariais rasgos más, 
asquerosos que los rasgos de sangre- y podre que arj-o^ 
ja por la boca un tísico,; ó un llagado del pul moa i, 
fjbalíariaís blasfemias ^políticas , absurdos enormes, hal% 
■»íaís^í i":: pera aclonde, voy i,,dar , si para, enumerat 
ftanta' basoiia como hallaríais , y para que k digirieseis: 
.pieza por pieza, era menester un paladar , y un esto-- 
rmago tan; terribles xomo el de aquel ^ue coniia sin nau- 
'sea, xabon, manteca,. y v^las de sebo. Xéjps de tmoirof 
semejantes Papefes" y .^ui, Autores :; ,a)nozcámolíís. pg];| 
ponerles ojo al margen ;, riámonos de 'esos Escritores; ;| 
quienes el jetQcho llama Bombardas u huyamos de elípí^ 
no nos corrompan como ú ATercuríp: reneguémosle 
¿los , y ds SLi sqberHa : .olvidémobspara^ siempre.;j_ 
?^ ^ V, V. Y vos-^ tiiosa- de" la S^iduria- eii cuyo R<;yil^ 
no ha entrado el il^erc«r/oP^rK¿7n<?,por sus matas obras: 
vos Deidad adorable y prudentísin?a qiíe habéis tolerar 
do mil tabardillos V síii- decir esta hocaí es mia^ y qi^e 
estáis viendo "á estos mendrugos , con su ^caja.. tan s^rí^, 
que íparece que no han quebrado un platój^ ni hablado 



ppvdomá i lo5 que os han martirizada : perdénad á itÉós 
bárbaros, verdugos de vuestra j)afciencia y de ía\ Socfé-- 
dad , que I3 han , reducido al estrecho de ' imprimir ík 
producciones de aquellos , en defecto de las buenas : per- 
donadme á mi también , por lo desordenado de mi dís¿-, 
;cur50 , por los .diez mil defecios que efectiván^erit^ tié- 
Itté esta, mi Oración , que no he podido desempeiiarcoii 
lá dignidad que requería. 

Bien sabéis Deidad Soberana que aunque no he 
tenido el honor de pisar ios umbrales de vuestro san- 
grado Templo, os amo y reverencio, sin que me haya 
ocurrido jamas la osadía de introducirme en vuestro 
^alcázar de las ciencias, á tratar de ellas como mis otros 
ijéompaneVos, por quienes habéis sido guillotinada, y de 
Jos quales vengo hablando. Recibid en el seno ,de vues- 
"^tra piedad aquellos rasgos que justamente merecen es- 
:^ premio : proteged á sus autores , poniéndolos 1 ; cü- 
pi^fto de fanto Aristarco, que sis multiplican en razón 
^íáe los i?ecios gue sé reproducen. Y finalmente, dadnos 
á todos la Paz, gue se difunde cintré los' hombres, sieni- 
jpre que la sabiduría;, la ilustración, el mejor gusto , y 
'jjobre todo la moderación , llegan á ser el fruto de un 
'.estudio bien organizado, y de uiía política que afianza 
¿djidamemé los bienes de ésa misma JP^z. > - 

JE P J T A F í O 



^^^\0Wr. jiN, XA IOS A SfeÉU;X¥R Ai ^^W^ ^^^^ 

'^-fv;?:íi^ ■ ' cvrio Peruano, ' "' ?/ ...>, 



í^fíC''": 



S O N E T O. 



Etent^ P^sagf ^^ yV qw^^a^ yerto,, ^ 
Contemplando cl Cadáver que aqiií yace: 



mi 



' Y 'piréy jrí lfe<áo tremeSundo pláfce , ' í'^ 

Sábete que el ^Mercurio es el que ha múéridfi 
Llóralo con un ojo si eres tuerto, 
O con ambos, si en ambos humor nace i 
y si este llanto no te satisface, 1 

Mira como vivió, mira su acierro. '"^'f 

El fué mas hablador que un Papagayo , . ■■-V'^:' * 
Mas pronto eñ producir que una Madama^''" '^^^ 
Mas chabacano á veces que un Lacayo , 
Precipitado como Tequendama , 
Mas cansado que él canto de mi Galló; ■ 

Y al ñn niurió diciendo : Caca Mama, 



wi 



Segunda lista de los donjtifüs px)-^ 

lüntatios ^ara auxilio de los gastcfs de la jfre- 
sente,^ Guerr^, ^ 

Al cornado* 



mtif^^ 



KESÚMEN BE LA ANTERIOR. 22.iS8^4. 7.544. 



€.000. 



4.090. 






El Rk Pi Provincial y Conven- 
to de Santo Domingo de Lima ha 
enterado en Caxas seisinii pesos* ' 

El de San Agustín y su Co* 
lEunidad. 

El ü, P. Provincial y Religio- 
sos de la Ai erced , exhibió de :- ■ 
contado dos mil pesos. ;' - ; - ¿, .^.t^JC^^wf^fft.'*^ 

El P. Prefecto de la Religión cíe ^-'^¿'•J "^'^^^^ 
la Buena Muerte, ha ofrecido con- ' /. 

tíibüir anualmente quinientos pesos. 

^ Eí P. Prepósito de San Felipe, 
Néri, y su Congregación tnmó tn ¡ 

Caxas quinieatos pes6s. , 






kM%, 



500. 




El D. I). Saiumihd García de 
Aráwri, Tesorero: , de ía Santa Igle- 
sia de Arequipa M ofrecido Jos pro- 
í?iu:tos de dicha Dignidad durante 
ía guerra , y servir á sus expensas 
de , Capellán de qualquíer a expe- 
^^ón que- se haga erí este ReynQ 
eonrra los enemigos. 

II Venerable Dean y Cabildo de 
i%^3nta Iglesia de Truxiílo, enteró 
eri Caxas Eeaíes dos mil ciento cin- 
qüenta pesos. 

El D. D. Francisco de Borja Zu- 
rlia 9 Cura de Payta en aquel- Obis- 
pado, exfeibió cíe -Drjpntó 200 pé-- 



M cómalo* Ariaal. 



sos 



«•(■J-"»»*^'' 



. Eí Monasterio de Santa Teresa 
dcVGuzco h^ ofrecido por una vez* 
, Él llustríslmo 5'eñof Obispo de 
I 'iircqiiipa ofreció un iPéctoral de dia- 
mantes y esmeraldas , y contribuir 
aniialniente 400 fanegas^. de^ trigo y 
láiras tátítas aémáizi, según ée;éxpresó 
en la primera lista. Pero no babiéndo- 
se puntualizado en ella eí valor de di- 
fho Pectoral' que asciende á 744 ps. ni 
el mayor aumento de 142 ps. 7 rea- 
les eu que se J^s regulado dichas 
;* scmiílas sobre ios 2.800 en que añ- 
iles fueron computadas, se sacan aho- 
ya .arabas partida^. 

El Venerable Deán y Cabildo 
de la Santa Iglesia.de la .misma Ciu- 
dad exíiibíó de pronto doi mil pesos. 

El 



a. 15o, 



200, 



200. 



744. 142, 7, 



2000. 



- 1 1 



Al coatadc*. Atinal 



El Clero de la propia Ciudad y 

Suburbios ha exhfeído de contado 524 
pesos 4 reales y contribuir a aual- 
mente 1815 pesos. 

El Clero de las Doctrinas ía~ 
ráneas de la dicha Diócesi de Are- 
quipa ha exhibido de pronto J469 
pesos y coiKiibuir anualmente 1433« 

Las Religiones del mismo Obis- 
pado de Arequipa han contribuido 
decentado 705 pesos , y ofrecen aau- 
alniente 1012. '-"^-W,^:. 

iiJÍESÚMEN..:. 



;^f. 



521. 4' 



1469. 



705' 



:íMís 



'^u^' 



lot-sj; 



Al Cotitad^. 

Anual. ' 



42.678. \: 
12.246. '^ 






SIGVEM LOS DmJTiyOS TOmMTAKTm 

Al Gomado» Am^, 

RESUMEN DEL ANTERIOR. ia3.75«> M-^^^ 

El Señor Conde de la Conqms- ';: 

ta, Coronel del Regimiento de ca- 
ballería de la Princesa que guarne- 
ce la Ciudad de Santiago ds -Chile,:; y^ '' /^i^m 
ha ofrecido mantener todo- sti Re-: z^^' '*'''• ,. 

gimiento de los víveres necesarios 
para su subsistencia, siempre qiíe 
salga á campaña daraaie el tismpQ 
de la actttargueria^ _ ^tó .1 ,.u, 








„, ,, . Al contado. 

^1 taprtan retirado de "Milicias 
de TruxHIo Don Diego G&nosa ha -i 

ofrecido eí vésmario para 12 Mili* ,.. 
«iaittos, de casaca, chupa, y cal- <>o<'^q^ -^ 
zon de Paño de la tierra, 'y som^ ?rÁ uh c^-i 
prero con escarapela. -J rífih el sL .. í ,1 

Don Juan Vicente de Mendo-ij ( o.air'jrs gíí rcii»» 
■|rXapita4i retirado de las mismasi^^ tifidiimoa v ^¿¿^k 
Milicias de TruxiUo , ha ofrecido • ^^-'f*^ ■^-i' * 
otros 12 uniformes en los propios 
términos que el antecedente. 
;{ El Capitasi Pon Samigo Xime- 
inez se ha ofrecido para servir en 
la presente guerra sin sueldo , iiú 
gratificación alguna. 

. Don Juan TruxiUo Sargent» IL 
Mayor del Regimiento de cábatlfi-^í^ííi^ 
ría de Milicias de Chincha ha ofre- 
cido á S. M. 76,330 pesos que 
^e ípiedan á su fevor en ;Iá lla^ 
«íenda de Santa Rosa de Cai^^, 
«oéspués d0 téhsmáo el importe en 
que se le remató por las Tempo- 
t^idades , ó 1^ cantidad m qué se 
«UÍ3hi^e dicho Fundo. 

Sjs conk'nuarán lai DónMiiÑís. 



:*tCíj...vi¿Bjt)i^. 



^ £/ Mercurio ^< ^r«itf de hoy adelante en Ü 
Jienm de D. Joseph Calvo;» Calie de Bodegii^e^ 



V.ÍA 



f^\i {ilV-[iUV.y\^ 





MERCURIO PERUANO : 

DEL día 2S. de agosto DE 1734. 



PROSIGUEN LOS VTAGES DEL PADRE MI SIO^, 
aero Fray Narciso Girbal. 



^^ON tan interesantes á la Relislon, al Esradc^v y a'i 
iQda la Humanidad las noiidas del Uca]/aie^ Mudílagi^^ 
Chipurana ,: Mayro ^ y los demás rics ' 'píor 'doRde %h ] 
Misioneros ide Ócopa 'p^^siguen con exéniplar ccns'taí|^- 
cia exercirándo su apostólico ministerio, c|Víe nos coot-^ 
placemos siempre que se nos presenta ocasión de p'Sítí-í."'' 
cipar algunas al público. El Reyn© este , y; ^ Nación 
toda^ carecia hasta el , presente de nociones exactas de :ü. 
aquellos inmensos países. Ya la Smedad hü publicadib^' 
n3ii<;lias qiie con e\ Mapa de la Pampa del Sacramenfó 

^p^sman otros tantos rasgos apreciabíes ensuMerctqio 
(1). Ahora las coniinuamos tratando de dos pequeñal'j 
expediciones que el infatigable zelo del Padre Fray Nar- 
ci^g Girba] emprehendió por aquellos i mpenetr^iblés dé- . 
sí^itqs en ^ busca de Íí|. nación de los Capanahuas ^comof^ 

. H 18 ■ ' ■ tahi- 



( 1 ) Véanse las memorias pübjicadas eii los-' ■ 'Fon^^s-? 
IL IIL V. y, VI. ,del Mer cuno' Peruano <xéí'é\d-M- 
siones de Caxamar£¡uilla y Manaa^ "y las diíeréntes en--'^^ 
tradas que han hecho á la 'Montaña los Padres Misio- ■^ 
n^ros de Ocopa. Al mismo esclarecimiento, se- dirigen el '^'í- 
pi^ot/ecto de internación á los Andéíf publicado- en el To-^'"'^ 
mb I : la repcblacicn del ^ valle' de Vitoc .^nú-lY^yX 
y el Itinerario por el valle de Senta en el VI* 



27?. .A 

también para verificar ciertas especies importantes que- el 
Señor Don FraDciscd Keqüena Coronel de Ingenieros,^ 
y GüberíiaJor de Maynas le encargaba en la carta siguien-; 
té que puede servir de preliminar á esta corta relación.. 

K. P, Fratj Francisco Girbal t/ Barceló. 

Mi más estimado Padre y Señor: la salida del 
intérprete no se ha demorado mas tiempo que el qiie 
fué íiecesarlü para que viniese aquí á recibir mis órde-' 
?!es , y encargarse de algunos pocos víveres que po- 
drán ser útiks -a V. K. y sus compañeros en esc Pue^, 
blo ( especialmente la harina de yuca brava ) quando 
saiga á tratar con la*? naciones que están esparcidas por 
las bosques. El intérprete Antonio Ytana lleva lo que va 



expresado en la adjunta relación , y ie he dado la em- 
barcación San íg;nacio, mandándola calafatear de nuevo , 
de ja qual se puede servir V. R. todo el tiempo que 
guste , porque no hace falta aqui, püdiendo regresar los 
jbpgas que seráh Omaguas , 3/ Panos ^ en alguna balsa , 
ó. en otra^canoá de la Misión. _ 

Á Don Nicolás Cándame tengo mandado ^uc' 
en la laguna haga cargar la embarcación de toda la 
semilla de yuca brava ¿jue pueda sostener su buque; y 
sería muy oportuno para esas reducciones establecer se- 
m,énteras de ese fruto , pero con la precaución de que 
no se mezcle con la dulce ( pues así la planta como la raiz 
se equivoca mucho la una con la otra) para evitar las 
desgracias que acarrearían si se comiese inadvertidamente. 

En la entrada que va V. R. á emprehender á 
esas bárbaras Naciones que dan sepultura en sus vientres 
á los difuntos (costumbre inhumana que practican otras 
Naciones del Yapura^ desenterrando al año los cadáve- 
res para beber los huesos hechos polvos en sus chichas) 
puede hacer gran servicio al Rey examinando ese rio 

■ '■ ■ " ' cau- 




caudaloso que dice está inmediato, y que íia' de ser pre- 
cisameine q\ Yuvari, por el qual los PortiigiJ.sses tienea 
hechos varios exámenes dirigidos con ideas injustas, T y 
ambiciosas, no menos contrarias á las intenciones y dio- 
nidad de sus Monarcas, que á h propagación del ^ Evan- 
gelio* Conviene mucho al desempeño de mi comisión el 
saber todas las particularidades de él , y mucho, mas e! 
lograr, sin peí juicio deesas Misione?, el que un, par.de ' 

.soldados fíieran á riavegailo. V. R. me podrá insirui? 
si hay íuiiidad de hacerlo , de modo que ios Panos^ y, 

, demás Indios, amigos, no entren ea desconfianza ,. á Eijv 
de que no se malogre el fruto de su predicación por 
esta causa. Asegurado. V. R. de quanto estimo losader-. 
lantamientos de esas . reducciones, no dexe de man jarme 
quanto guste, ni tema molestarme, avisándome lo que í 
necesite; pues en todo lo que pueda contribuiré k'ms 
santos intentos con el mayor gusto y compiacencia, co- 
tnp asi mismo en lo que fiíere de: su s|ngwlar obsequie?; 

^ ^ Nuestro Señor guarde á V. R. para la felicidad ■ 

de esas naciones muchos años. Xeberos 4* de Diciem- 
bre de, 1792. 

^ Fraftcisco Resuena. -, ,v 

¡P. D. Repito á V. P. que el servicio del R;ey "S? 
inmesa mucho en aclarar el curso del rio r¿zx;.a/*/, que " 
nojia de estar muy distante dei LV.w¿z¿V, pues corren 
casi paralelos ; y asi rae- persuado á que eatrando. pot^ eLi 
no AUqifea nuQvameme descubierto^ luego :que se haya ''" 
navegado algunos dias, ha de estar cerca de su orilla orien- 
tal la margen del Ya-var:,, ' \ , ' f 
Esta Carra, que publicamos con gusto por m^ "^^ 

hace honor á quien la escribe , es una prueba relevanxe, ' 
■ asi de la actividad .y esfuerzos del Serior Resuena en : 

quanto Gobernador , como dé su zeló religioso erf promover "'^^ 

y 




y socorrer á nquenas M!5;íories,r y ' reducciones recíéíiíés,,. 
:; E;i : co'íise ]LÍencirj, pues , de -ambos desigíiias partió ., 
el; Padre íSíibai del Pueblo de Sarat/acu el -25 de F€- . 
bréro de 1793, acompailíado de siére bogas, ün íiiéstizp, ' 
y' el iníérpieie P¿?/7a' át que habla /el Seiior^ Requería, , 
y á la ■ media hora de navegación por el caño de San- : 
i,a Caialína (en cuyo máí gen está situado el Pueblo de 
Saraijucu) entraroii en las apacibles corrientes del í/ci?--. 
yalí 3 cuya oiilh derecha- anibaron diferentes yecesV^n 
"este tíia, para recoger -Cacao- que lo hay en grande abundan- 
cia, sin servir sino de pasto ó alimento á la infinidad -de 
Mbhos de varios colores que inundan aquelUs playas., 
Lfeo-ó la noclie , y tratando de arribar para pasapla con .^ 
menos incomodidad , advitieron- canddada en la orilla opíues- , 
ta. Atfavesaroii'el rio para reconocer si era gente a mi- 
ga ,■ y haliarori tres :' canoas de GesiÜes i? jnoJ: del .Mue- 
bló de Swayatu (\nt habían ' salido á pescar para -el 
' sustento -deCsi^ familias/ Récíbierorinos^ (dice el Padre 
Girbál)' con aquel: agrado que les es tan propio y natu- 
Tal, é mmediaiámente limpiaron con toda diligencia un 
sitio para poner en él . mi ca^riía,- diciéndomeí en su len- 
gua con semblante risueño : Nenu Numpapa husat/ ; afui 
dormirá' nuestFú Padre. Cenamos juntos alegremente, 
cfreciéndonos ellos sus Tortugas,, y Vacas marinas ,^ y 
nosotros de lo que llevábamos. A las tres de la maña- 
tia del 26 se despidieron los Panos regalándome ana 
excelente Tortuga como de tres arrobas ,^ y porción -^e 
■ Vaca malina. Los Caymánes al olor de esta -.^ se acercaron, 
; y nos rodearon de manera ^ué fué preciso válernps -^e 
las armas- de fuego. Estos cruentos enemigos si de ante- 
mano no í,e les espanta, saltan osadamente á las cano^ , 
y se llevan al primero que encuentran. Son muchos los. 
exempla^s de estas desgracias. ^ ^ ; 

Así con las debidas precaticf<3nes se hiaeron -a 
la vela el^ ^6 lu%)-^e^á%ó -«I- día.- Navegaron wms 
^ tres 



■/•■• . •- • ,•.-■' '■ •■• ' ■"!í8o.; 

s tres' hofás río á' 'teb,; é ínclinátidose un tanto > a la cfe- 

- Techa , dé' r-epeíite sé' hallaron en un mundo de ag-iia. ' Tal 

es h laguna ílámada ipot \os Indios S a hu aya ^ que quiere 

' decir lago de Tortugas ., por las muchas que en él se 

' crian. Éste el a uno de los objetos del Padre 'Girbal , 

' quien habiendo sabido por los Indios que había tai k- 

guna, dirigió desde luego su rumbo por ella, ere yeiida 

' encontrar algún rio que allí desaguase , ó algún éaííal 

: que se internare hasta las tierras que buscaba. Con és- 

í tas miras fué rodeando el lago en busca de alguna c]¡íie- 

' brada , ó caño que ios dirigiese acia los Capanahuas.' En 

:' efecto hallaron uno capaz de navegarse con canoas, pero 

' quedaron con c! desconsuelo de no poder penetrarlo pOr 

estar la laguna kimamente crecida, tocando hasta las ra- ' 
¿mas dé los árboles que la circundan. Por este motivo 
-■iio pudo tampoco el P. Girbal hacer concepto de la ¡ex- 
tensioii de dicho caño, ni hasta donde se interna. Básta- 
nos saber que lo hay , que no faltará tiempo paira feX-á- 
minarlo^ despacio , estando tan cerca'' de Saray^cUé''Ení 
^qüantó: á la extensión de la laguna^ hace juicio^ él Pa- . 
'í^cire Girbal que será dos tamos mayor que la de C?o- 
'^'€ama* ' , , ' ' ' _ \ 

En estas diligencias pasaron todo el día 2^,' y 

'■ antes' dé ponerse el sor salieron de la laguna, atráTe- 

• sando segunda vez úJJcayale^trí. busca de otro sitio para 

jiásar la noche , pues en aquellos parages es tan 'copio- 

" sa 1á inundación^ del rio que apenas se encuentra en sus 

,' ^ liberas donde afirmar el pie , ' ni lugar que no éste 

tan anegado, como cubierto de zancudos y- sabandijíis , 

^:^'especi3lméme én el véraiio. Llegó él dia 127, y á^sát el 

"' amanecer volvieron á la misma tarea de buscar Cacao 

J'íiasta el medio dia, en cuya hora dieron con empeño 

^ á nremo rio arriba para llegar á un Pueblo dé Co/í/^oj-, 

cisque ^én el primer vinge del Pádré Girbal, y á persüa- 

' ciones suyas, se ayeciridaron cerca dé v>¿H*ííy¿?c« en la par- 

;íi>te É)|)ue»ia' 4^ Sai^a*^ Giiald^a.**Aq^í e^feran Sacerdote (lue 

1«5 



'.r;. ,>iw/, .w'^jfmm''-^. 



los cuide, y los instruya en los misterios de nuestm 
santa :ReÍíg ion ; grada que no han conseguido hasta aho- 
ra, por ser pocos los operarios, y mucha la mies* • 
, : .Dos noches pasó eí Padre Girbai con los Cd-' 

.nibos obligado del mmenso aguacero que no cesaba en 
aquellos dias; y viendo anegado casi todo el sitio qí\q 
habiinban esros infelices , persuadióios á que buscasen Otro 
jiiejor eii las cercanías dé SjríZ^/acw, y en compañía de 

Jos F anos. Ellos rezelaron algún tanto por la mutua; 
descpníianza qm tienen entre sí los pueblos ó familias 

. de dj.ítintos nombres ; mas con todo, se conformaron, re- 
mitiéndose á lo que el Padre dispusiese de ellos. Con 
esto se despidió, y volviendo á entrar en las corrientes - 
á^Ucoí/ale ^y navegando el rio poco mas de media 
hora dieron con otro caño distante, como unas cinco 

. o seis leguas de la laguna Sahuaya ^ y casi al frente 

. ^e Saracayu,, ó Mama. Este caño por la excesiva cor- 
riente ^del rio formaba un inmenso rebalse, como de 
diez á doce leguas , y capaz ( dice el Padre Girbai ) 
de navegar por él un navio de Guerra. Como á las 

. J^<^ho leguas de navegación encontraron con la principal 
boca del ño Maquea que corre Nordeste Sürdueste re- 

, g-andp las tierras de los infieles Capanahuas ^Manahuas^ 

.. Sentú y otras varias naciones esparcidas por aquellas 

i dilatadas pampas. El objeto de nuestra expedición (dice 
cl I'adre Girbai ) era hacerles una visita para amistar- 

, nos con ellos , regalarlos, y prepararlos de éste modo á 
tecibir con agrado á nuestras personas, y después el santo 
Eyangelío. 

Todo el Convoy se componía de un barca 
y quatro canoas , cono esfuerzo para el caso de algu- 
na resistencia por parte de aquellas naciones; pero no 
había otro por eDíónces. Esta consideración acobardó' a 
loi Indios ^£?^ax antes de entrar por la boca del Ma- : 
quea ^ pues_ reflexionando sobre la debilidad de sus fuer- 
^^vy A^^ipído memoria entonces del agravio oue sus ' 

ma- 



282^ 

mayores habían hecho en otro tiempo á íes Cjpanakujíyf 
aprisionándoles muchos desús compañeros, tentiieron pa^^ 
sar adelante. Este rezelo era bien funJado, pues como-^ 
unos quarenta años antes habían hecho u-ia entrada los; 
Parioi- en tierra de los Capan.ihuas^ v se traxeron ma- 
chos prisioneros de aquella nocioii. De estos solamente,, 
vivían dos que víniwon pequeñitos, y acon-ipañaban -tti'' 
este viage. Eran ya, un Panos ^ como los demás co ni- ■ 
pñ ñeros, y así temieron igaalmente , pues en esibs na-*- ' 
cipnes ( Panos y Combos ) que no son anrropóiagas hay. 
la costumbre de hacer prisioneics, traherlos á sus tierras, 
y casarlos con mngeres de su familia para aumentar su ' 
Nación. Con esta política, que á ciertas luces no parece 
muy acertada, crece de contado su población, y a las dos : 
generaciones ya son todos uncvs. ' 

Condescendiendo, paes, el Padre Girbaí á sus te** ' 
jnores; conociendo ios pocos pieparativos paia su-defen- 
sa en caso de maque, y que no era prudeiícia arviesgár- 
se á entrar con una gente tímida muchas leguas adentro 
de la boca del Maquea^ tuvo á bien ao pasar adelan- 
te, y así continuaron navegando á la derecha del dicho 
rebalse, que se esparce con la misma extensión y pro- , 
fundidad, hasta que estrechándose dando una vuelta , y 
formando un perfecto medio círculo en que se gastan 
como diez y ocho horas de navegación, viene á dexar 
una península] entre él y el Uc ay al e.Co\-ño los Indios 
nunca habían estado en aquel parage, creyeron todos 
que el canal se unía con el rio por aquella parte, mas 
se hallaron burlados, por que el caño se pierde, y 
fenece como á doscientos pasos distante del Ucci- 
Jl/ale, En este conflicto tuvieron por mas acertado 
hacer varar ías canoas y el bote , y llevarlas arrastran- 
do todo aquel espacio de tierra, cuya faena con taq 
poca gente \ts duró hasta las diez de la noche del tres de 
Marzo ; y navegando después toda ella, fondearon el qua- 
trp por ia mañana en una xanchejía ú^Conthos^ que los 

acom«* 



%\í§ 




«^ 



^y 



'^'&í£ ^Cntalíncí;'- Entóíic^^ ' á' pérsuacióries' ^tniás'' - (^ciice ■ eí /P;' 
^''^^&WMÍ'J'f:yim7rpn'F:Tnas^y Conlbos una confexleradon có^o 

dé .hemiarias v' tociáJos tbiJos' en la "esperanza 'que les 
;d^r dé "prpcurdHes un 'Réligio5;o qué íos cuiclase , y en se- 
^ñ-ase ¿1 'cámlíio de" k salud eterna/ ^Ém|>Ie a ranse aquéllos 
'^tiías "erí Tüzir "üíigrahcle espacio- dé tierra para Iglesia, 
''líosplcro-; Qtiavíd ^j y habitaciones. Plantanios nuestra Criíz, 
-^'V 'dimos' 'á ■■aquel Uígar el i;i:tLÜ0-^de' ia. Vír|^éri del Pi|ari. 
' i^' Wanúa. ' ^Evacuadas ' estas ^precisas diligencias"^ mé 'dts- 
^ jjéii'de P'ún&s , j/ ■ConihciSY teándolos muy ' deseosoí? -tie 
'^-jTéner - en bi*eVe ' iin íveligloso , y yo llegué en pocas fe- 
'''l^ii:-'S-drai^átuy' éjQÚ^ refiriendo- á .mis compañeros «I- 
"Hacesó V^Coriyeniniós todos erí suplicar á nuestro Padre 
^íítiaTdiaá de^'Ocopa remidese otro Misionero que se én- 
^'¿árgase' de'' Ia'\dícha" nueva población derPilar ^ quedaj^i- 

'íó'fentrétantoéí Padre Pray Manuel Ochoa en visitar 
^~cm' la fréqüebda posible á aquellos infelices para pres- 
Jtáííes:; los auxilios qué e':íján süs^ ; necesidades. ■> --^ 
i;,- -oítíO: -: :^^ esta''^xp£d!rioh, y cárta^' -del Señor-- Requé- ■ 
-ílal^'tóultan vanas 'íioíieias que no teníamos. £a prieiera 
^'cr lá déla' .Nocióií -Úa^dmküa ^ ' cercana -al - Ucái/ak , ; 

'5j§e xome los ciíerpós dé' sus difuntos. La segunda q ti e. 
• My'- una laguna \\^m& -Sañúaya^dos tantos mayor que 
^láí 0' Cótamd^ y conríguíi ;'ki ütaj/ale. La tercera , 
; iqite iiay un Rió- Maquea navegable, que corre Nordeste 

Südtieste ., (2 ) y desemboca en un caño , ó canal es- 
v'paciósb que^ se imé con ■ el XJcayde, Estas ncRilones que 
■^' teríiaiiios,; sirven" no menos para ilustrar y rectiíi-. 
•i:2í¿" la geogíaííá de éstos paises, que para IfJscombinp- 

«ioms y resjultádbs qué pueda sacar el Gobierno en: 
---^ ■-;■-:■,■ ...y.-. ■ '.^ ;..._;: c ■■'■■-■'■■ - ■ ■ - ^' .' '- ■ ■■ ■, ■ aque-' ■' 



■ "'^2) Algo extraña parece esta dirección del Maquea^ fe' > 
'íf<3f '^^é' €^i>ííii:aRS€ facilniénteY diciendo- que -naca ppr-el ' 
;- SHr--ó^^^el- Lesie^' y^^tepués^-dá' -uria-viíelía^^pafa/^íiirafóíéa^* 
ti' Wájciie con QliumbQ al Sudoeste.- / 



5^4- 

aquellas distancias , espechl mente en qmnto á contener 

á los Portugueses que suben quando pueden por aquellos 
ríos y canales , á cautivar Indios Gentiles; impedimen- 
to grande para que nuestras Misiones florezcan. 

Xa otra expedición que así mismo emprehen- 
dió el Padre Girbal en busca de los Capanahuas ^ fué 
anterior á la referida, y la posponemos á aquella por 
contener menos particularidades , y mas quando tampo- 
co tuvo efecto casi por las mismas causas que la otra. 
Emprehendió este viage el dicho Padre en el invierno 
anterior con mayor número de gente, porque lo hizo; 
por tierra deSpfies de atravesar el Ucayale. Dts\Q los 
principios fueron rozando el terreno paso á paso por la 
intrincada maleza y espesura de árboles de aquella In- 
mensa Pampa. Así caminaron algunos dias ( no áict 
^quantos ) creyendo hallar mas inmediata á la nación que 
buscaban. En ésto íes sobrevino la hambie, mal irresis- 
tible, que les óbügó á cazar Monos y comer raices y 
yerbas de las mjifi conocidas por los Indios. Así lo iban 
pasando quando un accidente imprevisto le trastorna ál 
Padre Misionero todos sus proyectos. Subió uno de sus 
compañeros á un árbol muy alto tras de un Mono, y 
en alguna mala postura se vino abaxo, lastimándose en ^ 
tre las ramas, y dando con su cuerpo en tierra, los #- 
mas tuvieron este funesto accidente por mal agüero , y 
declararon al Padre que no podían ya pasar adeíante. 
El Padre considerando que la hambre sola era bastan- 
te razon^ para darles gUbto, condescendió á su demanda, 
y volviéndose por el mismo camino, y atravesando jel 
Vcayale en las canoas que dexaron á su otiíh, se res- 
tituyeron á SarayacuJ, Frustrada esta expedición «i>pre- 
hendió la segunda por otros rumbos, según hemos re- 
ferido arriba, y volvtidí á repetir tercera y quarta, en 
busca de los Capanahuas , y "del Rio Yavari con el 
ánimo generoso que brilla en su apostólico aeío par 
d bien de Jas Aim'ás ^ y del JEstadQ. 





fi ?'^m*h'iM m'^j?tiím 



'.iV,' 



• ( * '■ 



m 



■iik:. ^¿íOíJil i;ÍA £-5í.i:>í^q& f; ■ i^-/\): 






{"'T 






> aiu/fíif/ 



'rJi.íUC^J. 



mmg^ 




MERCURIO PERUANO 

DEL día 31. de agosto DE i754- 



KEGRESO DÉi: PADRE GlKBAI A LIMA. 



*-= 



J|OS pasos de este fiel operario evangélico son tari prc- 
ciosos, que no debemos ótíiitirningunovespedaíme 
aquellos que se di ligeriá nuestra mayor ilustración. A :. 
pocos dias de haber ilégado ^i Saraj/acu después de lafj 
expedieiotí referida por el lago de Bahuaya y úé^ 
Maquea^ enfermó peligrosamente dé modo que estuvíl. 
para rendir la vida. Salió una tarde a visitar el^ plaor-- ■ 
tío 4e canelos y otras sementeras de' la conversión ; y 
á' la vuelta para el Pueblo sintióse acometido de ur^a fie^. 
bre qitó por pumos se fué haciendo maligna , y le re-;, 
pítió con unos síntomas tan extraordinarios , que creyó, \^ 
yv-creyeron todos; haber ya llegado el término dé susdiáS. 
^uiso Dios mejorar sus horas , y, continuarle la vida ^^ 
pfer<5 \no pudiendo gon vaíecer , sintiéndose cada día ma^^ 
4efeiív y, persuadiéndose á que su salud no pódiaiestaj^ 
bíecerse en ' Manoa^ pí ser tampoco de alguna utíIidacT 
su persona en aquellos países ; déícrminó mudar te rnpé-^. 
rámentOv .bien fuese ^en _ los Mayna^ en Ctimhasa^ 6 erí 
Lima. Despidipse de sus hermanos , y de aquellos In^- 
dios, to'dos' derramaí^do ' lágrinías'; pero- consolándole eii 
^rta^ con 'la 'píalabVa que leí;' dfÓ de volver "á ellos' si 
Dios le cominiiase la vida. Car^adóY y mm su' 

Qiwa'f^e^píeheiKÍ^l uis'Wévo^ viag^ tápáz'e iolp d# 

x'iS ' acá- • 





acabar con la vida del hombre tilas "robusto/ Ña\^é^' ríÍiS''" 
absxG todo -el XJcaT/aie basta su . tmboeaíkuá en é\ Ma-^" 
7'anpn.- Jb,M esia coyuntura tuyo iiejrnpo,; y paciencia de, 
observar que desde Manoa o Saraj/cíctí ^ hasta ei di--' 
dio Muhañon . foí ina eí Jj€ai/.ale ccheniá y tres tornos , 
é vueltas en su dílaíada carrera, Obseryó también que eri 
la' mitad de ía confiuencb de este ríp se apaña un graa 
brazo de, ,él^ y á pocas leguas se extiende tanto que 
formando -una laguna inmensa ., hace orizéiiíe por aqtieííá' 
partfe. los Ibüícs dLxeron al Pacíre Glrbal ^ aiinquc con 
^Igl^jia. de'; con fianza , que, aquel cgño, canal ó brazo del 
JÍQ se interna par aquelía-páiiipa, hasta unirse «ion el'. 
Jfgramrt: en tierra de 'les Portiij^ueses que por allí su- " 
:bian;^l í7'<^í7j/^/é'. ííoió el Padre Gii bal que esto no lo ase-' 
guiQban con í€da firnieza, ni como, testigos de vista; : 
;pcro . si asi íliese es : por cierto ¡materia muy digna de ■ 
la:atenci(iH .deí iako gobierno, pue.s fáciímeríte podráít- 
-s|ibír ■ los Fóruigiie^es el C/cjzj/¿7/e arriba, y "pascar casi to-- 
-das las fronteras del Perú," asustando a aquellos JndióS"| 
€ inquietándqíos con sus piraterías. Yó me sospecho'' 
que el dicho brazos canal, ó lo que fuese, na llega á 
:tííiirse con el MaraBon.^ppv.^aquelhpcihé-, y en caso dé. 
'; unirse, i Jiede ser este :;^í .r^que, ilárnan rio Va^vari ^t . 
r c^iyó descubrimiento tanto anhela eí Señor Kequena ; ó ^ tal : 
vm el que IV'r. La Condamine llama Purits^ cuya situadoa ; 
.fecribe por estos parages. Eilo no esta averiguado hastía '. 
f aliora; pero esiamos en tiempo de averi^uarío, teniendo á lín 
: J^adre Qirbai, i sus dos compañeros los Padres Marqués 
:y: Dueñas, y áía cabeza de ellos eb infatigable Padre' 
Guardian de Ócopa J^ray; Manuel Sóbi evíela , que no 
yeparando eii incomodidades ni péíígrps , dirigen todos 
sus esfuerzos á quantó puede ser útil al séryicio de 
J)ios , y del Rey» Quizá en este último viage que ha 
¿mprefíciidido ¿i ííKÍie Giíbal evacuará esta dilig^ída 
f-t^i ■''""' •■'•.-••■■• : - ■ coa 



lET 



-'if'- 



2í 



con-. otTas .'muchas dé ^qtíe- va • encargado. Enir^^-' tanto 

izárnosle ' sus pasos. ■;■■ ," ■-■'K^''jr. 

Xkgo por fin á 0/7Zíi^^«^.r después ' ée' cat'o'f^:^ 

días de navegación por Gl Ucayale. Allí ló r€cibieróír 

y obsequiaron como correspondía á su carácter y ál' ini-' 

feliz estado de su sakd. Proveído por el Cura de agLiQÍfJ' 

Doctrina de algunas cosas necesarias.. eomo yucas, pláta^ 

lips y niazáto, surcaron el Marañon arriba, y ^^ 

cinco dias Ifegaron -al pueblo de San Kegis : - en ótróS 

nueve á Urarin as \ donÚQ deseanzaron dos dias enteros; 

y en otros tres a portaron - p or ñu á 1 a e mb ocad u ra del Hita" 

¿iap-a con el Marañan^ Navegaron dos horas por-aqiieÍ 

^rio' y entraron por la boca de otro llamado Alp-efíO'^ 

' corr el fin de conducirse, ' á Xeheros: m ' busca del ' %^ 

%¿or Gob^rnodor de Maym^. Con mucha ^ razí)n (: dice^ el 

Vüiie Cirbal 5 ie dieron losvsntiguos> á:; este no- el mrnr- 

' hrí'áQ' jíip^na ^'^pueS' en '-.^us jilieras; ñüvse :mcmná^-'(^ 

~ms& pequeño consuelo.: Ni se hai^a ecrsa .alguna qiíe.^^CO^ 

•^ ineF ^ ■ árbol-, iií. hoja ^;para defeide tóe- de ; :h^ Hü vía ,; niy á- 

' tio; efn que' poder sáícará tierra:: ■'len : qualc^üiera necési^ 

fliad,' por ser ■ todo un continuo lago aun-fá ' macha dis^ 

'Rancia de fas; orillas del rio* ■ v ^ ^ ^ i 

•::^ ■ , ' En quairo dias de- está-' íncóiTipda: navegaeiüii 

allegaron finalmente aí pueblo de^ ^^ijemr^ que ^dista 

'poco mas de media legua 'del :/íi/jfAk. No és íacil ex- 

ipiicar el entrañable amor con que el -Stñor Reqtiena, 

•:íy toda su familia recibieron al Padre; Girbal , y ^etjíoti- 

--^suelo que este Religioso hallp después de veinte, X;o<í^« 

^ias de un penoso viagé, en unos, vasos tan fírá^és 

como las catioas , que estuvieron a puntb;. de Vólcape 

nías de una vez , ya en una gran tormenta qtie sufVié- 

rcwí en el Maranon-^ ya por el tropiezo, da los grandes 

inadérbs que arrastra este caudaloso; rio. En todo, aíjírel 

ídiiátado-viage , no: encontraron mas gente? nL buques , 





fjue Knas'' can?>a«; 'cíe Panor del mísítio pi\eMo. dé' -Fá* 

i\ij/jcii que volvia;i á su tierra cfesJ^ San Regi's^ adonde 

acostumban venir á sus pequeños comercios. ó cambalaches. 

Contábanse 29 de^Julio quanjo liego el Padre 

á Xeheros donde permaneció quince dias regalado , y 

obsequiado por el Señor Requena, que alojó también á 

todos los Panos en una casa contigua á la suya. Quando 

en estos países distantes y solitarios se encuentran jdés 

amichos impensadamente, sienten un, placer que les dura p^r 

rmudios diis, sin agotarse Jamas . el asunto de sus con- 

. versaciones. Las del Señor Requena con el Padre Git- 

■*bal corrieron largamente sobre el mayor arreglo ^p 

• aquellas Misiones y gobierno de Maynas. Desea mucho 
;^ aquél caballero Gobernador que .el Colegio de Ocopa 
' establezca un Hospicio en Xe,beros para socorro y m^s 
„ pronta comunicación de los Misioneíos áúUcayale ^gX" 
r tensión de aquellas misiones en las cercanías de aqu^l 
' .gran rio , y también para el auxilio general de las^ <ie 
" j\íúi/nas. Dice también que para el mas expedito régi- 

.* inen de este Hospocio se podian fácilmente y á poca 

' cost^ construir dos -barcos , que armados en guerra 

'(como los hay en el Paraná) sirviesen de respeto .jen 

•^'' 'todas aquellas conversiones, y de freno contra qualquiera 

• mal intento de las -naciones bárbaras ,, estando siembre 
á la«; órdenes de aquel Gobernador. Estos barcos pasea- 

\ lian los nuevos establecimientos, los proveerían á tien^po 
' de lo necesaiio , tomarían lengua de lo que pasaba^-en 

• las naciones ' vecinas, se harían estas cada día mas .acce- 
' sibles á los nuestros, por la continua vista y trjato 

: con ellos; y finalmente mantendrían el respeto y , -su- 
bordinación en todo aquel dilatado pais. Esto no^ es 
fácil conseguirse -construyendo un fuerte, m dos: eftos 

• .-necesitan soldadas, que -son -aborTecido^ de aquella gente; 
TÚ tampoco lijedeíí mudíar$e-;<te u»a j¡^ti^,é^ «oti^- jí^os 

baí— 



rc^,4p.anJ3il-tc)do;,cxcíían y feme^tat^ el ítymer-. 

éjo , recípi:o£b ; y en ^e^tas . regiones pQcJran .; t'ambie^ 
jíapedir el clandestiiio que logran hacer con harta ñ^ 
,quend.i los Portugueses. Aun á las Misiories; dé C^-- 
¡(amiir quilla podían servirles de aüxijio por iV Huallaga^ 
;y .recibirlo mmaamente las de Ma}/ntLs.\Ouis muchá^ 
. conveniencias iria descubriendo eí tiempo con el er^tá-^ 
..lie de estos barcos v especialmente, agregándo^^ 

Ifto die M.aynas al virrey nato de, Zr/;2áváe ^<^^^^^^ 
li^AS prontos los socorros, y mas fácil la comuriicació'n 
-^líe desde 9m¿"¿<>, Todo quanto se dirija a cétiar^él 
:í^^eyno del Pera con el Víarahon^, Ucaj/ale^pos-p^ 
r jece de grande importancia. Unas ^ideas ílarnan á ótr'as. 
; ; jCon el ., tiempo se pusieran otros barcos M M^^^^l ótío^ 
'^^m'Síin . Miguel de las Combos, , otros éil la bócá ;;M 
¡J^aro.ó unión cojn el Apurimac ( sHpuestb; el réíítable- 
i ¿jcimiento de las misiones del cerro, de la ^al ) ; y,' ve 
■ ¿aquí ya . fácilmente entablada la jcomuríicacióii por a^ua 
^^ívlas Misiones, de Huarita^ Apolobambo:, ^ Xos Mqxqs^ 
r.'^^íSXA .Santa Cruz, y vlíf/z^wf , (^ón intervalo de in 
^¡K'fOf^Jpf ^3^35 de tierra. Esto Jlama naturalmente k ]la 
,v¿^9pertij,ra ás. un , camino , desde > ji^olob^mba al' C^zco 
(j i^que jmuchas veces se lia proyeqtadp , y nunca HeVado 
:i^,á, debido. efecto, sino por uno ,ú otro particular^.; i 
;^.4;psta de trabajos y fatigas^ • Tehiamos pues ¿xp^dfta la 
•¿jeomunkacion por aquel costado del feyho hasta el 'lotro 
- I Virrey nato. ¿ Y qxiien podrá después impedirla haStá 3ue- 
. - jnos-ay res , teniendo últimaniente abiertos' los CamiiiO§ por 
^^ -tierra desde. v5uí«íiíí. Crwz hasta los valles' , de ,.S¿f|?/«^í 
LTariJa y 5>;íí^? Si en.., continuación de estas' miras se 
• s .ponen otros barcos en lugares competentes del ' Fílco^ 
' . fí^o y 3errf}£Jo ^ ipew especiarni^ñte en este últlnm 

L.spi ígsti todo ij^yegado poi' .el Coronel J^on; %irian 
^-, i*, toí ¿eip* .i>Qdia ^pmerciar'se ' cóínodámente desde Jíií/i 





X:í^Mjí^ desde: el: RéyriQ de' Quito por el. Ñapo Tigre %. 
Fj^üazaY- í^'2"'íá ^ Biíenos^ayres. ; Qué perspectiva tan beíla 
preseíiíaEi 'estas. ídess. para la población:, navegación y .■ 
íomcrciü cónlos preciosos éiiinumerabiesfriitos de \2t-^ 
J^íonLafia: ¿ Qyando: llegará el tiempo en qtie se líeveti; 
estos niiesíra atención con preferencia al laboreo de Jas.; 
jíiinas? Quizá esiá reservado á las. grandes íucesr det, alto, 
iXefe qus n<is gobierna, á la int eligen cía.,. y eficacia del; 
'5eñor Rscjuena , ai selo apostólico ,clel Padre, Girbal ^y^, 
cié, su, íncompsrable Guardian , Padre Sobreviéía -él rear-.- 
\\7¡ú: todas estas^ empresas, asi como las han eomenzadaii 
"cóWf generoso empeño, y éxito feliz. 
■ -:''v'''„ En estos' paraísos ^ y';' oí ros- semejantes 'se^feinre-i 
tenían el Señor Gobernador con' el Padre' Misionera v 
. Cíirbdv quando He^o el; tiempo de la .despedida dé estev 
. algo restablecido ya de sos males. Baxándó' pues -poi- Ú 
j^íp^na^ y subiendo por ei Huallaga^ llegó .sin mayor 
taomodídadáO¿,'?z^¿i^^, donde s« mantuvo tr^s semanas; 
€3ún ánimo de regresar al . Ucat/ale si íograbá su entera 
. restablcciii) lento ; pero al rabo de este tiempo sintiéndose 
todavía débil y enfermo:, , determinó seguir hasta linilk 
^. Despidióse de síi.<; amados Í^j«oi- que dirigieron sq rtirrir 
' :'h'Q "^otú (^hipur ana k 5¿Tr¿zj/4rw, guiados por los Cum-^ 
i^izjoí' ; y d Padir(r 'continuó por el Huallaga haSta 
FM^'a>-gi'ande donde pensó hallar muías para conducirse 
..., á- Hüápuco. Halló burladas 'sus -esperanzas; vínose á pie 
\.hiS 30 I¿guas de aquel camino nuevaniente abierto pot 
1^ ^l^íétaña, en que se dasmayó tres veces, faltándole 
„ ía^ fuerzas. jQué pasos tan agradables al cíelo ! Siete dias 
^^ gastó en tst^ desconsolado viage de tierra, y el 27 de 
j:- Octubre llegó por fin á la ciudad de Huánuco , hablen^ 
do saíjdp de S^rayacu el 23 de Mayo. En aquel Hps- 
picip tomó por algunos diás los remedios ópo'künós al 
tostablC'Ci miento de su salud ; y habiendo logrado recu- 
perarla 



«Hi 



perarla en parte, se puso en ■camin<y para lima , .adoií?*^, 
de llegó el 9 de Diciembre de 1793, después de ;uíi\' 
viage de sqIs meses y medio. Aquí io vimo^ ■ toda--. 
vía con un semblante pálido, y decaído de fuerzas; pe-^ 
rp los ayres de esta capital íe fueron' favorahíesv Kes-: 
tablee fósc en el tiempo de su lesideiscisi eiT ella ^ y no?.' 
contribuiría poco para su pronto i-ecolJío-iíí nucvti eííi-:- 
presa á que le destinaron: -Eas grandeí? Afmas f;e::re^- 
nuevari y fort^alecen con ía sola im-ágen^de las-'^^ráii- 
dts acciones. Á una mera msinuadon (fef E:jjcmo. , Seáor : 
Virrey volvió' á empreliender el viage mas érigít>al'q-^e:,:. 
lia pensado ningún particular en estos parstsv Ertía^j 
minóse otra vez á Sara^^acur fm los 'Mai/nm'^ii^m^ sm^í' 
bir lirego desde aquel Pueblen pm d Ucai/aié^ 'F¿ich,U 
tea' y May pó- {h<ísm ^ú enibart adero- de :&<ter>'üléf«« 
cerca de Píízwj;:wv tegr^ando ée<;paes^ por^feá-niicQ?' á 
lima.' Esta grande empiesa: que M- costado tamos (íe^ 
bates erí otros tiempos, paií&ce: ptd^TQsexY^i^j-^ z&h 
fo desinteresada y verdaderamente apostóTico deF ^ Fadf^; 
Girbaí, que sin pedir tirí pes»- al Reaf Erarrov m á sts 
CológicK dé Ocopa^r siti terííor de fos €asHo/~ y C<i^ 
7?^f^¿^i,' emcííísfmosf' aí^rópófa^osív Ba puéíto^: ct}; pknía;^ 
fiado- en la Fíowdencia^ el destuBrimieiHo de-iiníf nueva 
yuta desde li rea a ':'Máhoa'y que será fa áclmiráck>n át 
íoéúSy y abrirá campo- á mil en^presas . poHtíca:s>.i.^ 
mercantiies. Esperárnoslo de vadea por Octubre ó N:ó4 
vlembre de este a^io^ con tri^mfos iiaas dignas que les. 
de Cesar y Mételo^ 






^tklúUMIlIgMiB 



wmf' 



5UJPlEMEKtO A LAS PtAN-fAS ÍXTKAÑA^ IN-' 

. ^^'í tioducid^s en "Lima desde el aiio d@ 1760. 



'W. 



'n-r^rcr??;.¡ 



^onium \rraculatum 
JLiguslicum levi^ticum , 
Daucus gingidíüm 
Athamanta cervaria" 
Fuñica siiuestris • 
Ciih'eum yminus 
Indigofem tinct'orid 
Ticus carica subatra 
Scarzonera- tormentosa 
^Uium porrum 
Salviü ofjicinalis , 
** -^TY^ andina \t^'%^mi 

, lí . ^^ *.. c^o^onche .. 

Dracocelalum canescetís 
J^ibarnüm mi ñus 
Mespilus amelancher 
Nicotiana pus Ha 



( Cicuta. 

( Apio de monte' 



{Gnn^^o ' a^ríb. 
(Cedreila óCidrotí" 
(Añil 
(Higuera zamba 

(>A)0 puerra'' 
( Salvia Real 



^,it^i,,\^marilis carnosa .^y,^^^. 
, ' G-ladioius segetalisí . " • 

Zizifora capitatík 

ÁíUfH falcaría 



'('S6co»cHá 



(Atnancae de vísosT 



>.'>? 



'■■ñ'i 




ERRATAS NOTABLES DE ESTE TOMO XI, 



Fág^ Lin. 

, A- 
íbi. 

24. 

27- 
SO. 

31- 

36. 

37- 
3«. 
%• 

109. 

158. 

181. 
265. 



Dice. 



6. 


pispado 


9- 


observardo 


32. 


de la 


20. 


Partido 


últ. 


d 


8. 


Cruzero 


1. 


demás 


IÍ2. 


enpuje 


8. 


apero 


24, 


maccecibles 


15, 


imperfecto pero 


26. 


bastantanie 


30. 


hacer 


23. 


su 


6. 


esta ^ 


8. 


canción 


7. 


Racini 


5- 


caramYobls 


24. 


quize 



Ikhe decin 

Obispaba 

observada 

de las 

PartiM 

de '■ 

Crucero 

además 

empuje 

kipercy 
inaccesihtes 
imperfectQ'-, pero 
bastante 
é ser 
sus 
este 
Caución 
Hacine 
Coramrvohii 
^uise 



h 



JMimttmtá 



- ^'K:'V ^='^' ' ''"^"*" 



iSf-, 



iNDÍCñ DR LAS MATERIAS QUE CONTIENE EL TO- 
sao XI* del Mcrcttrio Peruana , y á'nüntíén ^0 \ps J^C^' 
¿émk<t9 que Ja? g^cii^iero»^' '*'' on^^- 



t 



I í 



FoL 



^ Ntroduccion. Por Archtáamp, • - _ ]^" ^''''^'' 

Copia de la Dedicatoiia con que ofreció á ^. M. üií cümii^ 
piído Mapa de ia íntentíencia y Obispado de fruxíüó su 
'\^ üigoÍMnío Prcieclo «i ílimo* Señof Don Baításat Jayaie" 
' ' Matísnez Corapafion. . ' ■ 

Razüñ de la Carga que Conáuxo la Fragata de la Real 
Compañía de Filipinas, notndíada Nuesita ¿enóra dé' las'' 
Ñít^ves, del Pui'rto cid Cádiz' á esíe del Canao.'iPoí*' 

Poesía sobre ei actual lanieíríable estado de la Fíanciá, Se- ' 
minda. 

Real Orden sobr« el Bnnaf ivp para la impresión de las Flo- 
ras Americanas. ~ ' 

Ráícn de ío acuñado eo plata j wo en México ea el ano 
^e 1793- ' ;■■ 

Extracto d« ¡a rarga ose baxo ^e Registro condüxo lá Fra- 
gata de libre Comercio norabíada Naestta Señora del 
Carmen y San Vicenta Ferrcr ( aÜas ) la Galga , dei 
Puerto dei Caliao para eí de Cádi-J , con escala en el 
de GoayaqüiJ. Por Dofi Joseph Fgnacic Lequanda, 

Otro ídem de ia que ccndüso U íioKribrada ei Rey Cáeles 
( alíss ) la Sirena, tambiea de libre Comercio, del Piiér- 
■ '- to dsl Callao para el de* Sanísnderj con escala ea el de 
Guayaquil. ídem. 

Observaciones Meteorológicas deJ Mes de Abril. Per eí R.P. 
Francisco Romero de la Reügioq de Agonizantes. 

Tabla Astronótníta paca ei Mes de M&yo. Ídem. 

Descripción Corográfica del Partido de Porco y sus Dt^ctri- 
nas, ti a bajada y remitida por Don Francisco López. 

Cor.tiRilá á fok- 27. 33. 59. 6i. 7f. 8?- 91. y 99. 

Real CéJuia pata que en los Dominios é Islas Filipinas se 
cumpla ío resuelto con motivo de la queja del Gober- 
nador de Antoquía acerca de no haberle visitado et 
Obispo de Popayan qaando pasó por aquella Capital, k 

Extracto de la carga que baxo de Registro cenduxo la 

Fra- 



5. 

9* 



14. 



ÍÍ}Í. 

r?. 

17- 



2I< 



Jt-i ' 

■Mj^»gAta' - 4«i h. %*&l Arrf,sSf. nGmhtid^. Santa ■■^etf^m',.">^''%¿'' 
,5^í '! del Poefto del Qailao: fts«» ftl¡d% Cidk» jP!|^ Don ^osepB 
r» lgnaci0 Lequanda. « aj« 

^U|<|^ Ídem de la qí»e conduso ia nombrada Nacítra 8e§í»?a 

d^i Buen- suceso y San Juan (alias) la Concotdia , de - 
í Ídem á id?Es. 7<^cw. a^- 

0|to ídem de la que condiixp la de, la»Real CoittpaPíái de Fi- 

lm|na$ no.mbfjadar 1* Ffincesa, de idem á ídem., /«em. 3^^ 

Otro idein 4»^ la que CQnduxo el Ñavío nombrado S.Fran- - " 

cj^co ((te AsJ5 ( alias^) el Lavante, de ídem á ídem. Í¿?¿>Wj 40. 
ipQCnaá iniitalado la Galiada ó Francia Revuelta., Copiado, 4Ú 
, Cqncluye á fox. 49. i 

Sent¡^,ien|Q.s de la Christianísima. Reyna de Francia en 5u 
gri^^ion del Temple, después de la ínuerte de su Au- 
^ gusto JÉsfoso Lttit XVJ. R¿mitido, Í3. 

J^ipal Qfden en que sft declara que las IVladrc» d^ los Viu- 
dos sin hijos que entran á servir, y fallecen sín vol^ 
VíCT. 4 <í3sajse gpzcn d^l Monte-Pio Militar si hubiesen 
tenido graduación, ó empleo que les dé opción á dicho 

JSj^tiactD de la carga que conduxo^ la Fragata nombrada lia 
S^ín-tísiro?, Trinidad y I^uestra Seííora del Rpxario (alias) 
eji Nepmno, del Puerto del Cialíao. {lata el de, Cádiz. Por 
IQm f^seph. Igmcity. hequanda. ^5^4. 

©tro de ia que conduxo Ja de libre Cotncrcio nombrada San 
Felrpe (alias") la Rosa, del Puerto del Callao para el 
de QÍLÁn. Idfm., |^ 

Aviso al PábHco sobre el Periódico íhtítuTa dó Correo MeriW^» 

tü^-de Es^añ^,^ é Tndicu, ¥ót Archíiamo. 99» 

dbíservaciones Meteorológicas del Mes de Mayo. Bor e/' JE. 

^t Rrancisc^ Risrn^ro., , 'Jjigt^. 

.^?aecii»i<ntc§ noíabjes en; dicho Mes. ticnt, tbí. 

Tlí^bla Astronómica^ para el Mé^ de Junio, tctenu ibi* 

lífttaeto de la carga de la líragara Santa. Rosalía^ que pro- 
cedeiite; de Cbiíoft y. V^alparay so fondeó ert el Callao en 
$jí de Febrero dei present^; Fór X)b» Jf(M<?/^" lgrtaci« 

Garta PajstAraí que. con raotívo de la sacrítég^ muerte, dada- 
4;, Imjf Xyi. Rey. de Ffaiida,^éscribi6 Mbnsefior el Qh\t- 
. po djs i;a>Rpcbfla al C]«p y, Fielita de siií Dió«cc«{w 

C^atía^: á fójt. ii5¿ ras. «¿<> t ¡Ú^ 

Obser- 



OlSf^acíot, que pide U ^^í^-^ ^esep« *» ^^f'^^ 



.; - ¿"x/í'ff Romero. ^ •> v ■■ 'rK.w' . k», 

SvitDse éc Luoa áeJ n 4® Agosto de í794- J^-f '..::, '::f.^l^ 
i^b^ ¿d Com^iclo entre ei Cafe T 1» J^';"^"^^^^ pf^ - 
f "a importado en el año de '^r-| ^^ t^t 'i? 

KltrSrd^ la carga que co-nduío la Frtgata áe Íitíf« Oe- 

/Jfro" -■■'■■ ■'■' -'■•' í4,r*. 

Ensayó soBre íaí dfiai^s de ía mcíoaes de Éut^#, r éoine -i 
•'" las ventajas qae España poede pru¿nrafsé hqiüdándoias. 14^', 

Concluye á fox. i>5. ^, . _, , , ^-i. 

rntráctó de la eariía que o^ndoxo de ^^^^'^ y,^^- 

al Callao el Paquebot^ Sari Joacbí». Por Bm ■■■^*^p^- 
. finado Httquanda. . -% '54' 

memoria de las Plantas exíjañas q^e ,se cuftívatt en , Lim^ í^- 

introducidas en los úUímos tfeinta años hasía eí de Í7P4. 

p<fr í/ i^/. R. P. Vranasea Gm%al£^ L»gJán<s. ; io> 

Concluye a fos/i?,», ^ ^ . _^ . ■.^-- í,''^«r r^uL^v-: 
fjrtíacta de la carga que coriduro áe Guayafurf^ al CaWa© 
^,er I^aqiiebot /r«»Oííb; Por Üon $ossp.h Ignacid 1^-. 

Otro de- !a que Gonduso del Puerto dé ¥alpátsy«ó ai del- 

Callao la fragata tíombrada el Valdi'VURa. /siíw. _ rtS. 

líotíeía d& un libro naevo del Í^adíéle«tor> Jabí' a cto Isl- 

• doro de Celia , ^io Académico áe nuestra Sóemiai ie 

Amanteí deí Paff. \ . ^^^^ 

Real Cédula mandando insertar el fteaV T>ecret« que contie- 
ne en el cuetp.o^^ áe leyes- de España éíodia». tSr. 

Extracto de la c^^gí^ qw^ conduso la Fragaia Nuestra Se- 
fiora del fÍosa*ro>, del Puerto de la G«pceEH:iyr» al del 
Callao. l^át<I>(m Jpsipb Ig^se^io l^^tíd:^^^^^ i8ío 

Gtro de la que cóndaxo efí Páqaebbl Rosario de \m Fuer- - 

tos de Panaíwé^r Cíuayia^üíl Y Pa^y^a^ ai áet CaUao. 
. Tief». "" ': ■'-" ' "■ ' , ■ '°^=* 

Total de lo» navios? y deaiar etnbatcacfoiies-qifér ban entra' ^ 
. do de las Arnírie?* ecT la títMa. déíCíá^z^ en t^cs el ^ 

alio pasado áe r0íi^ V ^^ ,^/ ^^^" 

ll&rraífta qee íXTarnííesta tédásfi las^ptó dtf Aaíí%4es 

tae erj wr» semestre c^riá&'cÉsde't.* de Julio fif^sí^ 52 
die D^iembre de 175)$ y h»o c(Hídiicid#^ni^stíot-Niví©g 




t^mcedentes de e!ía á la Ptó de Cáák. ^^ 

Discurso que para el ctahlprir^í^H* v j^ ^ ^ , *^> 

»i>e.tae.on sr.b,e .J «pec«,, cultivo, eomercio y »,„oí„ j^ ''^• 

, ^"^^"' Caballero Gran Cru« &c. Jdefn «>-*'» 

Orar,,» ff ^K^" ^Í'"''' ^* Ca«afied* y Oliveada. 00/,/^^ ac^^ 
Afercun<> ?eruam pronunció sy Padíe de A^ua en e 
^i«mo Q^„j« ,„ g^^ ^ j ^^^ coBC^tido, Pac y« 
Uimetno Guarque. *^" ^: ^ 

Concluye á fox. aeíg, ■ .ao«* 

Segu^áí Lista de ios DonaiiVos voluntarios, para auxilio de 
It'S gastos de Ja presente Guerrt. atixiao de 

Pr0S.pen los ,vlag«3 del Padre Misionero JFray ^3^350 Gir ''^** 
fc»l, y «u regreso á Lima. "^ ^'^ 

Conclaye á fox. agj. ^7»« 

SsjpIemeDto á í^^ Plantan esmfíaa !ntrod«dda« en Lima 

507. ^ox el m- M., p, Wrctncueo Gmzshz Laguna. agu 








m.